Archivo de la categoría: nacionalismo

El Manifiesto de los 500

Hace unos días, y en lo que parece una apresurada respuesta al Manifiesto «El Derecho, al servicio de las Libertades«, se ha hecho público un Manifiesto titulado «Manifest de juristes a favor del dret dels ciutadans i ciutadanes de Catalunya a celebrar un referèndum per decidir el futur polític de Catalunya«.

Firmado por juristas de reconocido prestigio, es un manifiesto por la secesión, que desliza muchos de los prejuicios y frases hechas del separatismo. Leeremos hasta la palabra «conflicto«, que sorprende un poco en un Manifiesto de carácter jurídico. Por otra parte, y siendo como es polémica la posibilidad de celebrar un referéndum, también me sorprende la profusión de argumentos autoevidentes que hacen supuesto de la cuestión. Dicho en términos menos jurídicos: dan por incontestable que se puede celebrar el referéndum, cuando eso todavía es objeto de discusión. (Y, por otra parte, ha sido varias veces resuelto por el TC en el sentido de que debe realizarse por la vía de la reforma constitucional. Y si no te gusta, busca otras vías o modos de lograrlo, pero no «porque sí»).

En fin, vamos al comentario del Manifiesto. Como es un poco largo, he intentado que mis comentarios sean relativamente breves si ello es posible. Tampoco se trata de montar una tesis y sí de destacar algunas cuestiones:

Seguir leyendo El Manifiesto de los 500

La permanente desmemoria de la marmota

Acabo de leer en EL PAIS el artículo firmado por Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, bajo el título: «Que gane el diálogo, que las urnas decidan» .

Una falsa oda a las supuestas bondades de un referéndum pactado, con frases como:

«(…)

En consecuencia, el escenario del referéndum acordado es el que desearíamos en Catalunya. (…)

Así las cosas, parece bastante indiscutible que la actitud del Gobierno catalán y del Parlament de Catalunya se asemeja a la posición escocesa (dialogar y acordar un referéndum), pero que la actitud del Gobierno español y las Cortes Generales no se parece en lo más mínimo a la del Gobierno y el Parlamento británicos (…)

Si se mantiene el rechazo frontal no es ninguna sorpresa que reiteremos que no vamos a renunciar a ejercer ese derecho. Vamos a hacer lo indecible para que los ciudadanos de Catalunya puedan votar en 2017, en un referéndum de autodeterminación. Estamos en esto por convicción y compromiso, rindiendo cuentas ante los electores«

¿Y por qué es una falsa oda al referéndum pactado? Pues por esto (gracias Juanmari, te me has adelantado) que se publicaba, también en EL PAÍS, el día 6 de septiembre de 2015, con el título «A los españoles«, firmado, entre otros, por Artur Mas, Oriol Junqueras, Raül Romeva o Carme Forcadell, con frases de este tipo:

«Catalunya es y va a seguir siendo una sociedad democrática, que respeta la voluntad de sus ciudadanos.

(…)

Pero que nadie se lleve a engaño. No hay vuelta atrás, ni Tribunal Constitucional que coarte la democracia, ni Gobiernos que soslayen la voluntad de los catalanes. Ellos van a decidir sin ningún género de dudas. Y tan democrático es volver a las andadas como recorrer un nuevo camino. Ante eso sólo cabe emplazar a todos los demócratas a ser consecuentes y asumir el mandato popular. De eso va el 27 de setiembre, de decidir si queremos forjar una Catalunya que se asemeje a Holanda o Suecia, que rija su destino con plena capacidad, o seguir por los mismos derroteros.

Se trata de decidir nuestra relación con el conjunto de España (…)«

El 27 de septiembre de 2015 votaron su autoplebiscito. El 6 de septiembre decían que ese día se votaría para decidir si se forjaba una Cataluña como Holanda (se supone que, como mínimo, tipo Wilders). Como todos sabemos, ese autoplebiscito lo perdieron. Y no aceptaron su autoderrota en su autoplebiscito. La marmota del Neveréndum no recuerda lo escrito en septiembre de 2015 y nos glosa los beneficios del referéndum, cuando hace año y medio el autoplebiscito era lo más cool.

Conclusión. Venga, circulen, que aquí no hay nada que ver. Bueno, sí: ¿dicen Puigdemont y Junqueras que el artículo de 6 de septiembre de 2015 era un engaño? Qué sorpresa. Si es que me lo ponen hasta por escrito, nada menos que en EL PAÍS, que el «voto de su vida» fue un engaño. Un voto para decidir la secesión si los partidos separatistas ganaban el autoplebiscito de normas desconocidas y por nadie aceptadas; un voto para un referéndum si no se imponían en ese autoplebiscito. Después se sorprenden de que esté en contra de la secesión y de un referéndum trucado.

Las proféticas palabras de Vicent Sanchis

Bajo las reacciones de la Sentencia del 9N y, en menor medida, el Dictamen de la Comisión de Venecia, hoy ha quedado en tercer plano el nombramiento de Vicent Sanchis como director de TV3. El posicionamiento político de Sanchis es indiscutible y nos demuestra, una vez más, lo cerca que estamos de Noruega – Dinamarca – Austria – Massachussets del Mediterráneo.

Lo más gracioso son estas proféticas palabras de Vicent Sanchis en un vídeo de hace cuatro años y medio: «Vicent Sanchis respon a: Com serà la premsa catalana en una Catalunya independent?«

Sanchis vaticina que si Cataluña llega a ser independiente, la prensa será más o menos igual que ahora, y que quizá habrá algunos cambios «pero menos de los que pensamos«. Profético. Tan pocos, que no hay ninguno, porque de momento el Régimen instala en los puestos directivos a todos sus declaradamente afines. Ejemplar: siguen su manual de estilo sin apartarse ni una coma.

Dejadme que sonría cuando recuerdo las críticas -absolutamente compartibles- sobre reparto de puestos por cuotas partidistas. Al menos, algunos se llevan las críticas. Porque, en otros sitios, la crítica brilla por su ausencia.

Conclusión. La meritocracia de Noruega – Dinamarca – Austria – Massachussets. Profético.

Edito, para añadir un enlace al artículo de Xavier Rius, quien evidentemente conoce del tema mucho más que yo.

Un comentario que es un artículo (por Alex)

Es conocida mi resistencia a aceptar colaboraciones, por muy de acuerdo que pueda llegar a estar con ellas, pero la práctica unanimidad suscitada por un comentario de Alex que vale tanto como un artículo, motiva que, excepcionalmente, lo recupere y no quede escondido en el Cementerio de los Comentarios Valiosos Olvidados, que en este blog son muchos.

Todo viene como contestación a este comentario de Viure Lliure:

«Però a veure, si us plau: digueu-me que teniu en contra del dret d’autodeterminació de parts d’un estat. És a dir, per exemple: us molesta intel·lectualment que en el referèndum escocès només votés Escòcia?
Feu un exercici de teoria pura, si us plau, no em sortiu per la tangent amb “històricament és una altra cosa” o ‘jo amb els altres països no m’hi fico”.
Jo parlo d’una comunitat en que dins seu en hi ha part d’una altra que vol separar-se’n. Diga’n Catalunya, Escocia o Baviera.

Doneu-me una raó, si us plau, per la qual una cosa així no s’ha de decidir votant. Clar, tampoc em serveix el “pq ho diu la constitució”.

Raons, per favor. Arguments«.

Y, a continuación, la respuesta de Alex, que ni entrecomillo ni nada. La reproduzco tal cual y solo he corregido la numeración, que se había desordenado con tantos puntos como ha detallado. A partir de aquí, el elogiadísimo comentario-artículo:

Seguir leyendo Un comentario que es un artículo (por Alex)

Los peligros de la cita (y las campañas propagandísticas)

Uno de los pasatiempos favoritos del secesionismo es encontrar cualquier cita, pasaje o anécdota que sirva, aparentemente, para sus fines. Con carácter especial, este separatismo infantil está concentrado en demostrar la superioridad que ostentamos los catalanes frente a los demás españoles. No obstante, el problema de las citas es que debe conocerse su contexto y, si es posible, la trayectoria entera del citado, no sea que te encuentres algún efecto indeseado.

Por supuesto, hablo de Pilar Rahola (edito: el origen de lo que cuento es, al parecer, Montse Candini, alcaldessa de Calella y diputada de Junts pel Sí), quien, además de una tabla «comparativa» entre «España» y «Cataluña» de lo más tronada, hoy retuiteaba esto con notable éxito:

orwell

El breve ensayo «Looking back…» fue escrito varios años después del archifamoso y conocido «Homenaje a Cataluña«, en que como todos sabemos (y si no, tampoco se acaba el mundo; es indiscutible la existencia de toneladas de conocimiento que ni siquiera imaginaré jamás) Orwell explica su experiencia transcurrida entre Barcelona a la espera de ser enviado al frente, el Frente de Aragón, su herida, el periodo de convalecencia y su retorno a Barcelona, incluyendo  las Jornadas o Sucesos de Mayo de 1937. Si en el texto citado Orwell distinguía entre periódicos «españoles» y «catalanes», lo dejo a la agudeza del lector y su conocimiento de la obra de Orwell. Para variar, me da igual (nominalmente, Orwell cita La Batalla y Adelante -vinculados con el POUM-, Solidaridad Obrera -anarquista-, la prensa del PSUC, periódicos comunistas como Frente Rojo -de Valencia-, Verdad y poca cosa más; el resto es todo genérico). El tema es la cita reproducida por Rahola.

Puestos a citar, no está de más conocer toda la obra del autor, no sea que desvele algún ramalazo nacionalista de superioridad. Como el de la página 105-106 de «Homenaje a Cataluña» (Debolsillo, 2011; traducción Miguel Temprano García):

Seguir leyendo Los peligros de la cita (y las campañas propagandísticas)

Cartas de la ONU (o no)

Cuando pienso en un Presidente que se informa de lo que pasa a través de los periódicos, la imagen automática es Carles Puigdemont. Retuiteador fiero de cualquier noticia, especialmente con titulares digamos posverdaderos. Esta clase de titulares, como todos sabemos, suelen contener información falsa, manipulada o tergiversada.

Veamos si este RT de hoy se corresponde (o no) con algún titular posverdadero. Categorizadlo como queráis.
krlspuigdemontrt

Un titular del diario ultranacionalista ElNacional que dice: «L’Operació Catalunya provoca rebuig i preocupació a l’ONU«. ¡Dios Santo! ¡Ahora sí! ¡Por fin lo han conseguido! O no.

Como bien sabemos, se trata de una carta (un poco rara: tonalidades distintas de escaneo; en la página segunda, arriba, leemos «PAGE 3»; la destinataria aparece en la parte inferior y no en la superior, como parecería normal. Lo dejo en que es rara. No parece falsa porque contiene referencias a informes muy fuera del alcance del separatismo posverdad) firmada por un Experto Independiente llamado Alfred-Maurice de Zayas, cuya definición según aparece en la web de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas con relación al concepto «Experto independiente sobre la promoción de un orden internacional democrático y equitativo«: «Un Experto Independiente es un mecanismo de Procedimiento Especial nombrado por el Consejo de Derechos Humanos para examinar e informar sobre un tema o cuestión específica de derechos humanos. La posición es a título honorario y el experto no forma parte del personal de las Naciones Unidas ni percibe un sueldo por su trabajo«.

Aaaahhhh… Ya veo. Lo de siempre. La ONU, dice la posverdad. O no. Un experto independiente que trabaja para la ONU, NO ES la ONU, como afirman los ultranacionalistas. Quizás, sólo quizás, se acercaría un poco más a la verdad titular como el diari ARA: «Un expert de l’ONU en drets humans, preocupat per l’operació Catalunya i per la manca de respecte a l’autodeterminació«.

CONCLUSIÓN. El Presidente que se informa a través de digitales ultranacionalistas en la era de la posverdad. Dejémonos de subterfugios. Que «la ONU» está preocupada (a través de una carta remitida por alguien que no forma parte de la ONU) o que el Alto Comisionado (Zeid Ra’ad Al Hussein) de Naciones Unidas por los Derechos Humanos «ha hecho llegar una carta de rechazo«, simplemente, no es verdad. Y eso se difunde. Retuit va, retuit viene: los límites de las costuras de la desinformación. Un nuevo concepto de democracia.

Las dificultades de la prensa con el francés de Canadá

Entre las muchas aportaciones que se quedan en los comentarios (en este caso, de Abraham y Juanmari), siempre vale la pena rescatar alguna de ellas, más que nada por ubicarlas en un formato que se pueda citar con facilidad.

En la última entrada sobre Tajani, decía que uno de los vicios más arraigados del secesionismo consiste en negar la realidad. O inventarla. O darle una interpretación como mínimo imaginativa, por no decir directamente falsa. Escoja el lector su apreciación sobre tema que hoy nos ocupa: «El extraño caso de la interpelación de una diputada nacionalista en el Parlamento canadiense, derivada del juicio de esta semana pasada por la organización del 9N, y su respuesta convertida por la prensa afecta en una advertencia de Canadá a España«.

La prensa ultranacionalista titulaba cosas como: «El Canadà pica el crostó a l’Estat pel judici contra el 9-N» (ElNacional), «Canadà renya Espanya pels judicis contra Mas i Forcadell» (ElMon) o «El govern canadenc farà un advertiment a Espanya pels judicis contra Mas i Forcadell» (Vilaweb). Otro faro informativo como Nació Digital titulaba: «Canadà recordarà a l’Estat que respecti els drets humans, en relació als judicis de Mas i Forcadell«

Leemos en Vilaweb: «El govern federal canadenc farà saber al govern espanyol que els drets democràtics han de ser respectats arreu del món, en relació als judicis contra Artur Mas i Carme Forcadell. Ho va dir ahir, al parlament d’Otawa, el secretari parlamentari del ministre d’Afers Estrangers canadenc, Matt DeCourcey, en resposta a la pregunta de la diputada del Bloc Québécois Monique Pauzé.«

O en ElNacional: «…la diputada del Bloc Québécois ha emplaçat el seu govern a advertir a Espanya que «és inacceptable aquest procés polític per haver permès que els catalans tinguin dret a l’autodeterminació». I l’executiu canadenc té clar que així ho farà.«

Por último, ElMon: «El govern del Canadà recordarà al govern espanyol que «tots els drets humans han de ser respectats en tots els casos i sense excepció»«.

La idea está clara, ¿no? Canadá «da un toque«, «riñe» o «hará una advertencia«. Literal de los titulares. Y en los textos se dice que el gobierno canadiense «hará saber«, «tiene claro que» advertirá, o que «recordará» que los derechos humanos deben ser respetados o que no se puede aceptar este juicio político.

Bueno, bueno, bueno. Un intachable país democrático como Canadá (que tendrá sus virtudes y sus defectos, como en todas partes) censurando a España, para jolgorio y alegría separatista, que observa con fruición cómo se avecina un comunicado oficial, vigoroso y rotundo, condenando que en España los Tribunales de Justicia sigan los procedimientos legales y juzguen a los acusados conforme a todas las garantías legales de aplicación.

Por descontado, el sr.Matt De Courcey (que fue quien respondió a la diputada nacionalista) no dijo que tal cosa vaya a suceder. Yo lo achaco a que el separatismo catalán está acostumbrado a escuchar el francés de Francia, lo cual ha provocado una mala interpretación por la prensa del Régimen. Porque algunos hasta han incluido el vídeo (yo también, no quiero ser menos), y a mí me parece que la conclusión tiene que ser una de estas tres:

  1. No han visto el vídeo.
  2. Lo han visto y no lo han entendido bien (me inclino por esta opción, así que habrá que mejorar el nivel y entrenarse con el francés).
  3. Mienten deliberadamente (impensable, nunca ha sucedido con el separatismo).

Seguir leyendo Las dificultades de la prensa con el francés de Canadá

Antonio Tajani, el archienemigo

Una de las cosas que más sonrisas me (nos) ha producido tradicionalmente en Cita Falsa, ha sido observar cómo el separatismo mediático ha ensalzado al primero que pasa por la esquina mostrando sus simpatías con las peticiones secesionistas. Normalmente, se trata de personas absolutamente desconocidas, o que quizás son conocidas, pero en su región y carentes de influencia a efectos de la pulsión secesionista.

Por si alguien lee esto y no lo entiende, le pondré un ejemplo (no me gustan nada los ejemplos porque presuponen la incapacidad del lector para entender; por eso los argumentarios de la ANC y demás entidades separatistas están llenos de ejemplos y símiles): como si un diputado por Burgos se solidariza con la causa independentista del Tíbet. Seguro que los medios tibetanos (catalanes) celebran la solidaridad del diputado de Burgos (de donde sea). Ahora decidme, sin mirar la web del Congreso, un diputado de Burgos. Eso celebran nuestros apesebrados favoritos. [No dudo que alguno de los lectores del blog lo sabrá. Incluso si un lector de Burgos cae por aquí, los sabe. O quizás tiene que consultar y dirá: ¡ah, sí!]

Junto a esa realidad paralela, existe otra que se produce simultáneamente: negar la realidad. No digamos ya cuando no gusta. Entonces, el protagonista se convierte en archienemigo, como Antonio Tajani, presidente del EuroParlamento. Las recientes declaraciones de Tajani en la COPE, diciendo que una declaración unilateral de independencia (golpe de Estado, si nos atenemos al full de ruta) nunca será reconocida a nivel europeo fueron recibidas en silencio. Como se ha visto con Rajoy y ha repetido que «las reglas constitucionales españolas son también reglas para Europa«, en medios como el ARA (en algunos, creo que ni sale la noticia; en otros, la encuentras ya enterrada) ya no han podido ocultar por más tiempo la posición de Tajani, que tampoco es que sea una novedad.

Con todo, el que ha ganado de largo es el diario ultranacionalista Elnacional, con esta bonita dedicatoria a Tajani

elnacional

Después, estos medios son los que dicen no sé qué de mesetarios, no sé qué de no sé cuántos. La realidad es que son ultranacionalistas totalitarios que no aceptan una posición contraria a sus tesis. Hay una palabra que cada día me gusta más aplicar al prusés™ que es chifladura y cualquier palabra con esa raíz. [Por supuesto, es aplicable a quien se hace merecedor de esa palabra y no en general, salvo pruebas colectivas e incontestables. A mí me han sugerido que la concentración del pasado lunes, dado que no tenía nada de espontánea y sí de teatro, merecería entrar allí. Yo he dicho que no, pero entonces me han hecho notar que hoy, día que se acababa EL JUICIO, apenas ha ido nadie a apoyar a los mártires de LA CAUSA. He tenido dudas, así que lo dejo al juicio unilateral íntimo, individual e independiente del lector].

CONCLUSIÓN. Volvamos al tema. Si el presidente del Parlamento Europeo es un archienemigo, y eso que vive lejos de Cataluña, qué seremos los demás que no compartimos la idea secesionista y vivimos justo al lado.

Las sonrisas del Prusés Chiflado™. Dicen que son demócratas y que no son nacionalistas. En fin.

Una historia de miedo

Si algo está recogiendo en las últimas semanas el secesionismo, son calificativos bastante duros como totalitarismo, autoritarismo, fascismo o antidemocrático. No provienen de perfiles anónimos cutres en Twitter, ni de voces conocidas por su extremismo, sino de personas normalmente moderadas en sus juicios de valor como, por ejemplo, Lluís Bassets. Sirva como ejemplo el reciente artículo «Si no es legal, no es democrático«, en que por lo menos se tilda al movimiento de antidemocrático y rozando lo autoritario.

Algo de todo lo anterior es aplicable al caso de la familia de Balaguer, que estos días ha vuelto a la actualidad, tras conocerse la sugerencia del Síndic de Greuges efectuada al Departamento correspondiente para que «… abra un expediente informativo para aclarar si el personal del centro educativo o la administración educativa facilitó la información a los medios que permitió la identificación de los alumnos y, en su caso, que se adopten medidas para asegurar en adelante el derecho a la intimidad los alumnos«. El trámite que ha seguido el expediente del Síndic, con dos reiteraciones de petición de información incluidaslo podéis ver aquí.

resoluciosindic

Hasta este punto, yo había sido mero seguidor pasivo del asunto. Hasta hoy, en que leo este titular: «Ensenyament nega haver filtrat les dades de la família dels alumnes de Balaguer que va demanar més classes en castellà» [Enseñanza niega haber filtrado los datos de la familia de los alumnos de Balaguer que pidió más clases en castellano]. La noticia sigue y, citando fuentes del Departamento, se asegura que «Ni el director del CEIP Gaspar de Portolà de Balaguer, ni desde los servicios territoriales de Enseñanza en Lleida, ni desde el mismo Departamento se filtró el nombre de la familia que había pedido más horas de castellano para sus dos hijos en este centro el año 2015«.

Venga, sigamos el método Cita Falsa. Adelanto que no puedo probar quién filtró nombres. Ni siquiera si se hizo públicamente. No está nada claro (que se hicieran públicos), así que no diré nada. Que se dieron datos suficientes como para identificar de quién se trataba, de esto me parece que hay pistas para que cada uno llegue a conclusiones. Evidentemente, uno que viviera en Mataró no podría identificar a los menores o la familia. Pero si vivía en Balaguer y su hijo o hijos coincidían con el curso de los niños, la cosa estaba más fácil. Basta con que uno solo sea capaz de realizar la identificación. Lo demás ya viene automático.

Seguir leyendo Una historia de miedo

El delirio que nos conduce a ‘1984’

Entre los muchos disparates que todavía genera el asunto Vidal y, ahora mismo, el butifarréndum, creo que merece la pena destacar unas cuantas frases o ideas, a cual más delirante:

  • El contenido de las conferencias ha sido filtrado por el CNI”. Esta merece premio mayor a la enajenación y pérdida de facultades. Vídeos públicos, colgados por los organizadores, y… han sido filtrados por el CNI.
  • El momento elegido para difundir la noticia”. ¿Momento? ¿Qué momento? ¿Qué significa “el momento elegido”? Ya os lo digo: una frase hueca para insinuar que se trata de una conspiración judeo-masónica-rojo-separatista. Efectivamente, separatista. Porque esto del «momento», no es por nada, lo dicen cada vez que se mueve algo, lo que sea, contra el separatismo.
  • Ni el Gobierno de la Generalitat ni Junqueras sabían nada”. Si es verdad, premio a la incompetencia. Como no es verdad, doble incompetencia y, además, mentira.
  • Si la Generalitat ha robado mis datos fiscales, me da igual porque entonces ya están en poder de quien quiero”. Esto lo dice quien se cree demócrata, cuando en realidad -y no lo sabe- lo que están apoyando no es solamente la práctica delictiva, sino el autoritarismo y la dictadura. ¿Por qué? Bueno, es que no es tan difícil: ¡¡¡nadie tiene que robar tus datos!!! Se empieza por aquí, se acaba en el régimen totalitario, aceptado por la masa. Si hoy aceptas que el Gobierno delinca en tu cara con tus datos ¿cómo vas a protestar el próximo día, si ya lo aceptaste? Y se dicen demócratas.

Claro que el premio a la chifladura del día se lo lleva este artículo del ARA firmado por David Miró, titulado Objectiu: passar d’autonomia a colònia, compendio de la enfermiza obsesión de algunos. Reproduzco algunos pasajes, de los que el entrecomillado a veces es literal y a veces refleja el concepto:

  • Fijar el 27 de septiembre de 2015 como fecha de elecciones fue inteligente, para que la Diada funcionase como un motor de propulsión del voto separatista”. Después dirán no sé qué de una democracia y una sociedad madura. El autor empieza bien: el prusés como mecanismo emocional y no racional. Gracias, porque es exactamente lo que este blog y la mayoría de sus participantes mantiene.
  • El 9 de noviembre de 2014 coincidía con el vigesimoquinto aniversario de la caída del Muro de Berlín”. ¿De verdad alguien se fijó en ese supuesto simbolismo? Apuesto a que si retrocedemos en los últimos mil años de Historia podemos encontrar en cada día una fecha simbólica para lo que nos interese.
  • Se trata de convertir la fecha en un catalizador, un triunfo”. O sea, como los separatistas sois idiotas (cosa que yo no creo, aunque una notable masa siga lo que le dicen sin el más mínimo criterio; al parecer Miró, sí, y supongo que tiene pruebas de ello) os vamos a fijar los hitos en fechas señaladas para que seáis capaces de identificarlas y no las olvidéis. Dejemos de lado el concepto, pensar y la reflexión: una fecha en rojo en el calendario, que al parecer es lo único que entienden los adoradores del separatismo, según sus gurús. Si esto es nivel intelectual, que baje Ortega y Gasset y lo vea.
  • Por eso, para que funcione, es imprescindible que la fecha no se conozca con antelación” (se refiere al butifarréndum). Lo clásico de cualquier régimen deseoso de hurtar información a los ciudadanos, que se verán con la única opción de aceptar lo que sus gobernantes les dicten. Ya sabéis: sí o sí, que el totalitarismo no acepta más opción. Un movimiento que renuncia a saber es un movimiento reñido con la democracia. Eso es lo que defiende Miró: le parece bien no saber. Y le parece todavía mejor que YO no sepa. Vaya, cualquiera diría que se trata de una maquinación ilegal.
  • El Gobierno recupera la iniciativa y la capacidad de sorprender al enemigo”. Como también es conocido, quienes no compartimos el ideal separatista somos enemigos. Sin tapujos. Hace tiempo que el separatismo dice eso tan infantil de que está en contra del “Estado español” (ese cáncer, en palabras del Diputado Lluís Llach) y no de los españoles, como si el Estado español tuviera existencia y vida por sí mismo y existiera al margen de los españoles. Imaginad si un diputado de Valladolid dijera que está en contra de la Comunidad Autónoma de Cataluña y no de los catalanes. En realidad, el separatismo no necesita siquiera a un diputado. Con que lo diga el anónimo tonto de turno en Twitter con veinte seguidores ya tiene suficiente.
  • No hay nada que ponga más nervioso al Estado que no saber por dónde vendrá el próximo golpe”. Por descontado que aquí se trama un golpe y no otra cosa, como asegura Miró.
  • Un calculado chup-chup sobre cuándo se tiene que hacer pública la fecha”. Como dijo Neus Munté, el referéndum está al servicio de la estrategia. Así pues, no se trata de democracia, se trata de la manipulación de una serie de mecanismos al servicio del golpe.
  • La realidad de un territorio que se rebela contra el marco jurídico español”. La típica mentira nacionalista, que se cree su propia palabrería. Setanta y dos diputados, que representan el 48% de los votos emitidos y el 36% del censo electoral, son “el territorio”. Sólo le falta escribir que se alza “como un solo hombre” y completa la teoría de corte totalitario.

  • La impugnación de las leyes aprobadas por el Parlament ya no servirá porque se habrá creado una legalidad alternativa”. Esta clase de frases refleja hasta dónde uno está dispuesto a creerse sus propias mentiras y vivir en ellas. Explique el señor Miró cómo se deroga (entre muchas otras cosas) el Estatut de Catalunya con 72 diputados, que es una ley aprobada por el Parlament. La respuesta correcta es: en su imaginación.

  • Si el artículo os parece delirante, falta la traca final, en que Miró especula con una ¿intervención? de la autonomía. Si sucediera que la autonomía fuera ¿intervenida?, según Miró ello escenificaría que «… el autogobierno de Cataluña es una simple concesión del Estado y no un derecho inalienable de los catalanes«. Aparte de la incontestable falta de desarrollo conceptual de la frase, Miró todavía no ha explicado dónde está el derecho «inalienable» a derogar el Estatut saltándose el propio Estatut por parte de diputados que representan un exiguo 36% del censo electoral. Y cuando habla del derecho «inalienable» al autogobierno de los «catalanes«, sería de agradecer que no me meta en su «equipo» que se salta a la torera los más elementales principios de la democracia, como se ha reseguido de forma sencillísima a lo largo del presente análisis de texto.
  • Acaba el texto con una frase que no es más tonta porque el articulista no la ha pensado: «…Cataluña pasará a ser a ojos de todo el mundo una colonia. Y, por lo tanto, a tener derecho a la autodeterminación«. O sea, que si no se ¿interviene? la autonomía, Cataluña no es una colonia ni tiene derecho de autodeterminación, ¿no? Oh, gracias, Miró, por la clave que has facilitado al mundo. Qué astucia, por favor. Cómo nadie se ha dado cuenta. Pues nada, no se ¿interviene? la autonomía y ya está, todo arreglado. No se puede hacer y el plan secreto de Miró se hunde. Qué cosas. Qué nivel.

CONCLUSIÓN. Por supuesto que el Prusés™ es un delirio. El problema es que está en manos de quienes quieren llevarlo adelante. Y, encima, cuentan con el apoyo de gente como Miró.

En Amazon se habrá agotado el libro «1984». En Cataluña, cada día nos aproximamos más a la implantación de ese 1984 o «V de Vendetta».