El Campeonato de las Ocurrencias

Si no fuera por la inestimable colaboración de la caverna subvencionada, el Prusés™ tendría un alcance muy distinto. Dominados por la facción radical del independentismo (es decir, el separatismo), dan cobertura fáctica y argumental a la primera ocurrencia que llega a sus oídos, dándoles total credibilidad que transmiten a sus fieles lectores, oyentes y telespectadores.

La ocurrencia de esta noche, difundida a primera hora de la mañana, la de los carteles con la imagen de Franco, es de las que merecen ser recordadas por los siglos de los siglos. La lástima ha sido que se haya desvelado el “misterio” de la autoría unos minutos después de las nueve de la mañana. Si la intriga llega a durar hasta las diez, habríamos asistido a uno de los mayores borrados colectivos de tuits de la Historia, pero no ha dado tiempo. Aun así, resulta bastante instructivo escuchar cómo Jofre Llombart ha iniciado la tertulia de El Món a Rac1 (el programa matinal más escuchado en Cataluña) con este asunto.  Ha habido un momento en que el tema subía de voltaje con “un cartel de este tipo en Alemania sería delito”, la cosa estaba casi en su punto… y se ha desvelado la autoría. Como he escrito en algún comentario durante el día, el periodista (?) Llombart esperaba darse un baño de fascismo -ha tenido un breve momento de lucidez y, por un instante, ha expresado alguna tibia duda, pero le podía el baño de fascismo– y ha tenido que hacer un mutis Histórico, mientras Antonio Baños daba unas explicaciones que no se traga nadie, salvo fanáticos.

La lectura sobre esta ocurrencia -al margen de los que se la han tragado tal cual- es que, cuando vives en un mundo unánime y cerrado, te crees que todo el mundo va a reírse con eso que tanta gracia te hace. Es típico y tópico de mundos cerrados, como aquel en que viven los creadores (destaco comillas) de una idea que, ¡oh, sí, claro!, me han convencido de que hay que ir a votar al referéndum imaginario sin urnas y, además, votaré con una papeleta imaginaria en que ponga un texto que todavía no sé, ni ha sido publicado en el DOGC. Si será exitosa la ocurrencia, que han logrado que hasta la Fundación Francisco Franco se ría de ellos. Bravo por la ocurrencia.

La segunda ocurrencia del día. Esta no es menor que la anterior. Y, como decía, cuenta con la cobertura de un medio subvencionado, que hace pasar por normal uno de los mayores muchos disparates que genera este Campeonato, también conocido como Prusés™.

La publica ElMon.cat, bajo este título: “Els Mossos davant l’1-O: per què tot depèn de l’efectivitat de la llei del referèndum?“. Este titular no me dice nada, pero el subtítulo es portentoso: “Un informe de l’ANC afirma que els agents estarien blindats si la norma excloïa l’obligatorietat de complir la Constitució…“. Toda la frase merece ser resaltada con negrita: “Un informe de la ANC afirma que los agentes estarían blindados si la norma excluyera la obligatoriedad de cumplir la Constitución…”.

¿Cómo no se le había ocurrido a nadie antes? ¿Ni siquiera Carles Viver-Pi Sunyer, el cerebro jurídico de la secesión se lo ha planteado? ¿Tampoco Jordi Turull o Marta Rovira? ¿Ni siquiera cualquiera de los juristas de éxito de Twitter?

El informe que explica la noticia es un “informe” de la ANC de enero de este año cuyo ocurrente texto no pasa de la fantasía, pero que, como decía, no tendría eco si no fuera porque un periodista (?) nos lo resume como si fuera algo tangible. Lo tangible, respecto al subtítulo que destacaba, se resume así en el apartado de conclusiones del “informe”:

La conclusió bàsica que es desprèn de l’informe, és la necessitat de preveure en una llei del Parlament de Catalunya, de forma prèvia a la convocatòria i celebració del referèndum, o en altre cas incloure-ho en la Llei de Transitorietat Jurídica, amb el següent contingut mínim:

1.- Modificació de la Llei 10/1994, d’11 de juliol, de la Policia de la Generalitat,Mossos d’Esquadra, en el següent sentit:

a.- Suprimir d’entre els principis d’actuació, els següents:

  • Fer complir la constitució
  • L’obediència deguda no empara actes contraris a la Constitució

Si no a la Constitució en global, si alguns dels seus títols i articles. Aquesta supressió s’hauria de fer extensiva a la resta de funcionaris, empleats públics i autoritats de Catalunya“.

Una Modificación de la Ley para “suprimir el deber de los Mossos de hacer cumplir la Constitución“. Mmmm… Interesante… Siga, siga…Y si no es toda la Constitución, algunos de sus títulos y artículos“. Continúe, continúe, me asombra usted. “Y esto, extensivo para los demás funcionarios, empleados públicos y autoridades de Cataluña“. Por favor, qué bien pensado. “Y que los Mossos no dependan funcionalmente de Jueces, Tribunales y Fiscales. O, al menos, para lo relacionado con el referéndum“. Impresionante, desde luego que impresionante… Seguridad, por favor, acudan rápido… Seguridad, dense prisa, que el caso es grave…

Yo no quisiera desanimar a los ocurrentes y voluntariosos juristas de la ANC, ni mucho menos al periodista que nos resume tan ocurrente documento sin hacerse grandes preguntas, pero… se olvidaron algunas cosillas en su “informe”.

Antes de seguir, una reiteración: no considero que sepa más que otros que escriben u opinan; sin embargo, sí que empiezo a estar bastante convencido de que menos, no sé. Siempre, pero siempre, hay alguien que sabe más. Otra reiteración: de muchos temas jurídicos sobre los que escribo, a menudo sólo sé o recuerdo lo básico; el resto es tan simple como buscar la Ley y los artículos por donde más o menos sé que encontraré respuestas.

Venga. Intentaré simplificar un poco, porque un artículo de risa se acaba convirtiendo en algo un poco jurídico.

Resumido: la ocurrencia de la ANC “olvida” que, según el artículo Quinto de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que dice :

Son principios básicos de actuación de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad los siguientes:

1. Adecuación al ordenamiento jurídico, especialmente:

a) Ejercer su función con absoluto respeto a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.

b) Actuar, en el cumplimiento de sus funciones, con absoluta neutralidad política e imparcialidad y, en consecuencia, sin discriminación alguna por razón de raza, religión u opinión.

c) Actuar con integridad y dignidad. En particular, deberán abstenerse de todo acto de corrupción y oponerse a él resueltamente.

d) Sujetarse en su actuación profesional, a los principios de jerarquía y subordinación. En ningún caso, la obediencia debida podrá amparar órdenes que entrañen la ejecución de actos que manifiestamente constituyan delito o sean contrarios a la Constitución o a las Leyes.

e) Colaborar con la Administración de Justicia y auxiliarla en los términos establecidos en la Ley.

Se han olvidado también de que, según establece la Disposición Final Segunda de esta Ley Orgánica:

Segunda.

1. La Policía Autónoma de Cataluña se rige por su Estatuto de Autonomía y normas que lo desarrollen, respecto a las que la presente Ley tendrá carácter supletorio, de conformidad con el artículo 13.1 de aquél.

2. No obstante lo establecido en el número anterior, por su carácter general, serán de aplicación directa al régimen de la Policía Autónoma de Cataluña, los artículos 5, 6, 7 y 8 de esta Ley, y, en virtud de lo dispuesto respectivamente en los apartados 2.c), 7 y 4, del artículo 13 del Estatuto de Cataluña, los artículos 38, 43 y 46 de la misma.

(…)

O sea: ya pueden modificar la Ley 10/1994 todo lo que quieran, que como no deroguen la Ley Orgánica 2/1986 (pffffffff; así, con muchas efes), no sé cómo los Mossos dejarán de tener la obligación de protegerme de los juristas de la ANC… [Para quien no sepa de Leyes: la Ley Orgánica 2/1986 la dicta el Estado, que es quien tiene la competencia exclusiva de seguridad pública, sin perjuicio de la posibilidad de crear Policías Autonómicas, tal y como prevé el artículo 149.1.29 de la Constitución. En virtud de esa competencia exclusiva -simplifico un poco- se establece la aplicación directa de determinados artículos de contenido llamémosle “básico”. Ahora podríamos seguir con el bloque de constitucionalidad, pero entonces esto sería zzz…ZZZZ…ZZzzZZ..ZZ..]. ¡Ah, sí! Por Ley derogarán también el artículo 149.1.29 de la Constitución en la medida en que declara la competencia exclusiva del Estado en materia de Seguridad Pública. Cómo no había caído en ello… [Psst… psst.. Seguridad, están tardando mucho…]

Por cierto, sugiero también una modificación del artículo 4 de la Llei 10/1994, que dice así:

Previo a la toma de posesión, los miembros del Cuerpo de «Mossos d’Esquadra» jurarán o prometerán acatamiento a la Constitución, como norma fundamental del Estado, y al Estatuto de autonomía, como norma institucional básica de Cataluña.“.

Al menos, eximan a los Mossos de su juramento o promesa, no sea que, por una nimiedad legal, después alguien pueda recriminarles haber faltado a su palabra por un tecnicismo. También requieren reformas los artículos 3 y 68, aunque esto quizás excede el ámbito del informe de la ANC. Yo lo apunto, por si quieren tomar nota. De paso, el informante de la Generalitat que toma nota del contenido del blog y lo que escribimos, que sepa que le cedo gratuitamente la información. Eso sí, siempre que se cite la fuente.

CONCLUSIÓN. El Campeonato de las Ocurrencias (es la expresión culta; en lenguaje coloquial se llama Prusés™) ha puesto el nivel alto, muy alto. Sin embargo, los récords están para ser batidos, así que no albergo duda alguna de que pronto acaecerán nuevos hechos susceptibles de ocupar lugares destacados. Ocurrencias sólo posibles con medios de comunicación cuyo juicio crítico está anulado.

Negar la realidad como sistema

Hubo un tiempo en que escribía, y bastante a fondo, sobre cuestiones de Derecho. Por ejemplo, sobre las inconsistencias de mantener que una Cataluña independiente permanecería de forma automática, o accedería mediante procedimiento ad hoc, en la Unión Europea. Léase, por ejemplo, este artículo de 24 de abril de 2014, titulado “El informe nº6 del CATN y las supuestas vías de integración en la Unión Europea” (lo cité en una entrada del mes de octubre del año pasado, por si alguien recuerda vagamente haber leído algo parecido). Hay enlaces que no funcionan, pero los fundamentos del texto no han cambiado.

Esta clase de artículos ahora ya no son precisos porque el surgimiento de múltiples iniciativas y voces han impedido el avasallamiento con el que se quiso imponer el separatismo en el periodo 2012-2014. Recuerdo, en esta línea, una entrevista a Elisenda Paluzié lamentándose de que, al no haberse ejecutado la secesión de manera inmediata, los contrarios a la secesión habían tenido tiempo “de organizarse”, es decir, de oponerse. En definitiva, que se lamentaba de que, de una manera u otra, existan y se hayan difundido argumentos opuestos a la secesión o, directamente, que desmientan las mentiras del Prusés™.

La mentira por antonomasia del Prusés™ es aquella que dice que una Cataluña independiente sería miembro automático de la Unión Europea. Cuando salen noticias que desmienten esa mentira, la respuesta consiste en negar la realidad. Que lo haga un usuario cualquiera de Twitter, mira, bah.

Que lo haga Amadeu Altafaj acredita, una vez más, cómo el separatismo (rama radical del independentismo – secesionismo) es capaz de faltarse intelectualmente al respeto -y a sus seguidores- con tal de no admitir la realidad.

Si queréis seguir el hilo de Altafaj en Twitter. [Traducción jurada del primer tuit de Altafaj: “Sobre la respuesta de @JunckerEU. 1. Anoche salí de fiesta y vi a Monica Bellucci a cincuenta metros de distancia. No me dijo que no. Bien.“]

Ahora, leamos la respuesta de Juncker

La respuesta de la Comisión Prodi que se cita.

CONCLUSIÓN. Cuando no tienes argumentos, o te han pillado con las manos en la masa, el recurso clásico es negarlo todo. También vale sostener que “le he visto un matiz distinto, una ambigüedad“. Estos son los de la secesión mejor preparada de la historia (story, como escribía Alex) del mundo mundial. Evidente: una historieta sin fin.

Edito: Para quien ose escribir “no han escrito que Cataluña estaría fuera o sería expulsada“. Por favor, no confirme una escasa capacidad de comprensión lectora y razonamiento abstracto.

Una extraña forma de conseguir apoyos

Si a alguien le faltan argumentos -que no creo- para ignorar el Misterio de la Ley de las Cajitas, Antoni Bassas proporciona un párrafo entero en el diari ARA en su editorial: “La gent que no vol que es voti“.

Yo no es que haga demasiado caso a Bassas, y menos desde que, cuando los disturbios de Can Vies, dijo esto en TV3:

El vídeo (de hace tres años; cómo pasa el tiempo) es para ponerse en antecedentes del nivel del periodista, que dice que no tiene pruebas, pero por si acaso lanza la piedra.

Bien, volvamos a la pieza de Bassas, que es un incunable para el Museo de los Horrores del Prusés™.

El párrafo de Bassas, que contiene una de las mayores concentraciones de insultos  por letra cuadrada jamás leídas:

En efecte, a Catalunya hi ha molta gent que no és que vulgui votar que ‘no’, sinó que no vol votar. Que només votaria ‘no’ si l’estat espanyol li digués “Pots votar ‘no’ perquè jo, Estat, autoritzo el referèndum”. Persones que necessiten allò que deien abans del bons del Tresor: “Con la garantía del Estado”. Persones que per por de l’Estat, per por de quedar-se en minoria en la Catalunya independent, per convenciment, per segles de supeditació mental no conceben cap altra font de legitimitat que el que digui el govern espanyol, encara que des de fa 40 anys els hagin dit que la sobirania nacional els correspon a elles, com a part del poble espanyol. Gent que no vol votar. Que té un bloqueig a acceptar que el 48% dels seus veïns vulguin la independència. Els del ‘sí’ esperen el referèndum amb alegria, gairebé com un alliberament (amb por de perdre, només, però amb l’alegria de celebrar-lo), i donat el cas, molts del ‘no’ l’esperen amb aprensió, amb angúnia. D’això va tota la política comunicativa del govern espanyol i els partits que li fan costat: de convertir l’1-O en un assumpte brut i delictiu, de deslegitimar-lo.

Si un tipo como Bassas escribe semejante cúmulo de despropósitos, insultando por doquier a todo el que se opone a SU referéndum, cómo no será por debajo. Porque Bassas crea opinión, aunque sea a base de basura intelectual.

Veamos los doce menosprecios de Bassas en un solo párrafo:

  1. Dice Bassas que NO quiero votar. ¿Perdón? Uno que no se ha enterado que lo que NO voy a votar es SU referéndum, especialmente montado para que salga solo UN resultado. Como diría aquel: si hay que votar se vota, pero para votar lo que TÚ quieres, como TÚ quieres y con TUS reglas (que el día de mañana no te aplicarás, como demuestra la creación de una Ley excepcional)… tan tonto no soy.
  2. Que votaría (y además, NO) sólo si me lo dice el Estado. La debilidad intelectual de Bassas, y estamos únicamente en el segundo punto, se sitúa a la altura de los que en redes sociales usan lindezas como “colonos” y necedades parecidas.
  3. Personas que necesitan “la garantía del Estado” para votar. Bravo, Bassas, llamando idiotas a quienes se oponen al referéndum. No solo eso, sino que dices que se oponen porque se lo manda “el Estado”. Rozando el Premio Nobel.
  4. Personas que tienen “miedo del Estado”. A ver, Bassas, ¿miedo? ¿Pero miedo a qué? ¿A que el Estado me aniquile? ¿A que el Estado me ponga una cruz? ¿Qué clase de miedo? Terminología exactamente igual a la que usa Puigdemont, del tipo “nos harán de todo”, que funciona con gente adoctrinada, eso no lo dudo. Pero si te preguntas “¿miedo a qué?”, la inexistente base intelectual de Bassas cae todavía más abajo por increíble que parezca.
  5. Por miedo a quedarse en minoría en la Cataluña independiente. Mira, eso nunca lo había pensado, pero ya que Bassas lo verbaliza, ahora mismo me estoy empezando a acojXXXX.
  6. Por convencimiento. Este es evidente: con los múltiples argumentos que soy capaz de esgrimir, bastante más fundados que los de Bassas, no tengo problema alguno en reconocer que estoy persuadido de que SU referéndum a mí no me concierne. Ahora bien, me parece que Bassas sostiene que digo no al butifarréndum, simplemente, porque no. Pues felicidades; no me has convencido.
  7. Por siglos de supeditación mental. Aquí solo le ha faltado incluir las palabras ‘esclavos’ y ‘colonos’.
  8. No conciben otra fuente de legitimidad que lo que diga el Gobierno español. Venga, Bassas, deja de hacer el ridículo. Hasta a mí me empieza a dar pena.
  9. Gente que no quiere votar. Aquí, echo en falta la palabra ‘franquistas’.
  10. Que están bloqueados porque el 48% de sus vecinos quiere la secesión. ¿El 48%? ¿Está seguro, Don Bassas? Qué mal se nos dan las matemáticas en Cataluña, porque el 47,8% de los votos del 27S no se corresponden con el 48% del censo electoral, Don Bassas. Y ese bloqueo, ¿de qué clase es? ¿Que soy de un intelecto tan débil que no tengo la mínima capacidad de entender las razones (no los insultos, las razones) de que alguien defienda la secesión? Ahhhh, vaaaleeee. Que soy mú tonto y no lo puedo entender… Claaaaro.
  11. Los del ‘no’ esperan el referéndum con aprensión, angustia. Primera pregunta: ¿Qué referéndum? ¿Lo de las cajitas? Porque he leído en este mismo artículo que, al parecer, Bassas se toma muy en serio la representación teatral del otro día.
  12. De eso va la política comunicativa del Gobierno, de convertir el 1-O en un asunto sucio y delictivo, deslegitimarlo. Desde mi perspectiva no hace falta deslegitimarlo, porque de legítimo no tiene nada. Desde la base y desde hace años. Y más todavía si nos fijamos en el método autoritario con el que se quiere imponer.

CONCLUSIÓN. Con estos “argumentos“, Bassas acaba su pieza escribiendo que “es extraño no querer ser consultado“. Hombre, si es que no hace falta “consultarme”. Ni siquiera lo merezco, he quedado completamente persuadido de ello.

Un párrafo, doce insultos. Extraña forma de conseguir apoyos para TU butifarréndum.

Nunca agradeceré lo suficiente todo este material que los “primeros” espadas del separatismo proporcionan. No obstante, tampoco es novedad: siempre lo han pensado. La novedad es que lo expongan de esta manera, que no busca siquiera atraer a los contrarios al butifarréndum. Lo que se busca es polarizar, todavía más si cabe, a sus adoctrinadas huestes, que luego repetirán, como loritos acríticos, los doce “mandamientos” de Bassas.

¿Se puede hacer trampas uno solo?

Entretenido en leer los comentarios que están arrasando el blog (tenéis casi todos un WARNING por comentariorrea) y los patéticos insultos a los Comunes, que suelen contener un concepto del tipo “sois los enemigos de Cataluña”, ha caído en mi pantalla -no sé quién la ha dado a retuit- otro artículo de Josep Costa.

En este caso, de opinión, no jurídico, titulado “Es pot impedir el referèndum amb només 52 diputats?“. Creo que vale la pena, ya que estáis tan aficionados a inundar de comentarios el blog, examinar esa opinión, que opina sobre los fundamentos de la Ley Inexistente.

Escribí que resulta inevitable referirse a la Ley Inexistente, por mucho que ello implique, paradójicamente, aceptar su existencia. Sin embargo, en tanto que inexistente, el comentario solo puede ser de opinión -pues se trata de un mero ejercicio de especulación, un artificio creado para llamar la atención- y no jurídico, que es lo que pasaría si el texto fuera una realidad. ¿Y qué dice Costa? Apenas comentaré un par de párrafos, porque cuando se contraponen opiniones sucede como últimamente en el blog (nuevo Warning, por si alguien se despista): discusiones inacabables en las que uno hasta acaba perdiendo el hilo.

Veamos, pues, estas breves notas:

1. La majoria independentista no es disposa a fer la independència. El que s’ha anunciat és un referèndum sobre la independència. Si fa no fa, la diferència és la mateixa que entre proposar i decidir. (…)  De fet, la modificació de l’Estatut requereix 2/3 dels diputats, però la ratificació en referèndum posterior es fa per majoria simple.“.

Qué queréis que os diga. Teniendo en cuenta que la Ley Inexistente establece un mandato imperativo a los Diputados para hacer efectiva la secesión (art.4) en caso de que en las cajitas (hay que ver lo mal que encajan algunos las bromitas; eso sí, cuando alguien dice que España es autoritaria hay que reírle la gracia y darle la razón) haya más votos a favor de una opción que no sé cuál es porque no he visto la Ley ni el Decreto, cualquiera podría opinar que la propia pregunta de la encuesta implica una proclamación encubierta, a la vez que condicionada, de la secesión. Opino, ¿eh?, no es jurídico porque la Ley de las Cajitas no existe.

Es decir: con la formulación de la pregunta y el anuncio de que la respuesta es vinculante, los diputados ya están modificando el Estatuto de Cataluña. O sea: 71 (+1) diputados formularán una pregunta susceptible de modificar el Estatuto de Cataluña; su electorado (destaco el “su”) les da el O.K. y…¡voilà!, Estatut modificado sin mayoría de dos tercios.

2. Como esto de los dos tercios lleva por la calle de la amargura al secesionismo, Costa sigue opinando. Insisto, no es jurídico, es opinión. En su opinión (parte final del artículo), sobre este asunto dice: “No es pot pretendre que havent desnaturalitzat l’Estatut sencer, amb una sentència que entre d’altres coses diu que moltes de les seues previsions no són vinculants per a l’Estat, l’article que requereix 2/3 per modificar-lo sigui sagrat. Després d’això, la legitimitat democràtica de l’Estatut és més que dubtosa. És més, si no és vinculant per a l’Estat, en justa reciprocitat tampoc ho pot ser per al poble que ja no el reconeix com a propi. Si no és apte per fixar límits al poder de l’Estat, menys ho hauria de ser per limitar el poder del poble.

Parece ser que el Estatut ha sido derogado o que no está vigente, en todo o solo para lo que interesa.

Es curioso, porque yo opino que, además del marco que proporciona un Estatuto de Autonomía en el conjunto de la organización territorial de España, un Estatuto también proporciona una serie de reglas de organización interna en Cataluña. La organización de “los catalanes”.

Costa opina que ese pacto con el conjunto de España está muy erosionado o roto, lo cual me parece perfecto, nada a decir. Sin embargo, opino, no nos dice nada de cómo está el conjunto del pacto en Cataluña, entre los mismos catalanes. ¡Ah, sí! Que 71 (+1) diputados son “el pueblo”. Y como son “el pueblo” (hay 52 que no lo son y los 11 restantes, ya veremos) pueden interpretar y aplicar las reglas del Estatut a su antojo, según les convenga, incluso contra los demás catalanes. Para eso, los 71 (+1) diputados son “el pueblo” y actúan sin límites. Cómo se va a ver constreñido “el pueblo” por un límite que considera que no le vincula, dentro del catálogo de decisiones excepcionales que piensa tomar, si es soberano. Acabáramos. Quedan derogados los artículos 222 y 223 del Estatuto de Autonomía, que para eso son “el pueblo” en circunstancias excepcionales. Bueno, uno puede opinar que sí y otro puede opinar que no.

CONCLUSIÓN. ¡Oh!, claro que cada uno puede opinar lo que le venga en gana. Hasta puede crearse los argumentos que mejor se ajusten a su opinión. Faltaría más. El problema viene cuando alguien cree que esa opinión es unidireccional, es decir, funciona en una sola dirección, la tuya. Y para que te funcione, te basas en decisiones excepcionales que te otorgas a ti mismo, sin habilitación previa, que te permiten saltarte los límites.

En fin. Es solo opinión.

Un apunte sobre la Ley de las Cajitas (siempre confié en Podemos; desde pequeñito estaba convencido de que un día harían una gran aportación), que no tiene nada que ver.

Disposición Final de la Ley de las Cajitas: “Primera.- Les normes de dret local, autonòmic i estatal vigents a Catalunya en el moment de l’aprovació d’aquesta Llei es continuen aplicant en tot allò que no la contravinguin. També es continuen aplicant, d’acord amb aquesta Llei, les normes de dret de la Unió Europea, el dret internacional general i els tractats internacionals“.

Si fuera el examinador, le pondría un CERO. Pero no un cero cualquiera, no. Un CERO histórico, para que así pase a la Historia del Prusés™ y el fragmento sea conservado para la posteridad. Si os preguntan cuándo se extinguió de la faz de la Tierra el principio de jerarquía normativa (art.9.3 Constitución), podéis contestar: “En la Disposición Final de la Ley de las Cajitas. Disposición Final que, por otra parte, se parece mucho a una derogación bastante clara de la Constitución, o sea, que sí se ‘está haciendo la independencia’ aunque no se diga explícitamente. Que ese es un vicio del separatismo: si no se dice explícitamente, algunos no lo entienden o simulan no entender. Además, con esa derogación del principio de jerarquía normativa, Marta Rovira nos fulminaría con su argumento estrella: ‘la Ley es inimpugnable’. Jaque mate“.

Ahora sí que acabo. Contribuyo activamente al WARNING (tercer y último aviso) con este artículo de Félix de Azúa: “Superiores“. Moderación, por favor.

Hablar de lo que no existe

Como la Ley del Butifarréndum no existe, no vale la pena hablar de ella, pese a que, al escribir que no existe, acepte que puede que exista.

Antes de entrar sobre esa cuestión inicial, sí que me interesa hacer alguna mención a la frustración detectada entre el separatismo publicado (en especial, contra los Comunes; sin que falten las clásicas apelaciones los “traidores”), a consecuencia de la reacción entre displicente, de falta de adhesión, indiferente y de rechifla generada por la “presentación” de la Ley-Inexistente Con-la-Que-Se-Dice-Querer-Celebrar-un-Referéndum. Buena parte del separatismo no lo quiere entender (o no lo entiende), pero si no has logrado un consenso interno (es decir, en Cataluña; y resalto las comillas de “interno” para destacar el repelús de la etiqueta), cómo demonios vas a obtener el beneplácito “externo”. Que José Antonio Zarzalejos sea capaz de entenderlo, captarlo y explicarlo mucho mejor que la mayoría de los separatistas adoctrinados (ahora entro sobre esto) es una buena muestra de la ignorancia que gobierna en ese separatismo al que me refiero.

Sobre el adoctrinamiento, leía esta mañana a Josep Ramoneda, quien afirma en EL PAIS que: “L’independentisme és un projecte d’ampli espectre social, lluny del mite del nacionalisme com a recurs ideològic de la burgesia…” [El independentismo es un proyecto de amplio espectro social, lejos del mito del nacionalismo como recurso ideológico de la burguesía…]. Interesante apreciación, si no fuera porque Vilaweb (y otros medios) publica que: “L’ANC i Òmnium despleguen l’estelada més gran del món a Sant Cugat“. Nada  de nacionalismo; nada de recursos ideológicos. Risas aseguradas. Y eso que, según Ramoneda, no me entero.

Sigue leyendo Hablar de lo que no existe

Lo que no existe

Dice un latinajo de esos cuyas palabras no recuerdo que “lo que no está en los autos, no está en el mundo“. Quiere decir que, si una prueba (un documento, el testimonio de una persona determinada) no está dentro del procedimiento, es lo mismo que si no existiera. O sea, que si te guardas el documento clave en tu carpeta y no lo aportas al proceso, no vale para nada.

Es lo que sucede con la Ley del Fraude, digo, del Referéndum, que unos señores dicen que la tienen elaborada, pero no la presentan en el lugar competente, que sería el Registro General del Parlamento de Cataluña. Pues si no está allí, no existe. Si no existe, lo de hoy ha sido lo mismo que dar largas para ganar tiempo, técnica que a veces uno tiene que usar cuando se le ha retrasado algún trabajo.

El que opine igual que yo, bien, y el que no, pues también; cada uno se engaña en esta vida como quiere. Unos, a base de alcohol (causa y solución de todos los problemas); otros, a base de Prusés™.

Esa técnica consistente en presentar un (supuesto) texto legal en el Parlamento (una sala anexa) y no al Parlamento (Pleno) es más propia de un cómic de Superlópez que de la “dignidad” que se autoatribuye Junqueras.

Como la Ley no existe y, por otra parte, no es más que un compendio de atentados a la Constitución, el Estatut, la Ley y la democracia, apenas vale la pena comentarla.

Si acaso, que el día que la aprueben, sólo con impugnar la Sindicatura Electoral, el entramado se cae. Se necesitan dos tercios y lo aprobarán con mayoría absoluta. Hasta eso me da igual. Lo que me ha llamado poderosamente la atención ha sido la presentación de Marta Rovira -a quien alguien debería plantearse revisar su Licenciatura en Derecho- cuando ha dicho eso de que la Sindicatura dará “más garantías”, que será el no-va-más de las garantías.

Dice el artículo 19 de la Ley Imaginaria: “La Sindicatura Electoral de Catalunya és un òrgan permanent integrat per cinc vocals, juristes o politòlegs de prestigi experts en processos electorals nomenats pel Parlament de Catalunya per majoria absoluta a proposta dels partits…

Traducción: La Sindicatura es controlada por la mayoría absoluta dominante, o sea, nosotros, JuntspelSí + CUP. JA-JA-JA, la neutralidad al poder. Madre mía con los repartos de cuotas PP-PSOE.

Veamos, por otra parte, qué dice la maléfica LOREG, en su artículo 9, sobre la Junta Electoral Central:

1. La Junta Electoral Central es un órgano permanente y está compuesta por:

a) Ocho Vocales Magistrados del Tribunal Supremo, designados mediante insaculación por el Consejo General del Poder Judicial.

b) Cinco Vocales Catedráticos de Derecho o de Ciencias Políticas y de Sociología, en activo, designados a propuesta conjunta de los partidos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores con representación en el Congreso de los Diputados.

O sea, que la intromisión de los partidos llega hasta 5 de los 13 vocales y, por tanto, en franca minoría.

CONCLUSIÓN. No sé qué he oído de MÁS democracia. Perdonad, pero es la risa. A mediodía, tras ver que el asunto solo ocupaba la segunda noticia del TN Migdia, he escrito que el separatismo va de farol. Que aprobarán la Ley y armarán todo el lío que puedan. Si vas en serio, no te ríes de tu propio Parlamento, en el que dices que reside la soberanía. Ni redactas leyes de tal manera (artículo 2) que te impediría superar las pruebas de acceso a la Universidad.

Una Ley que no existe, una atención que no merece. Lo que no está en el Registro de entrada del Parlament, no está en el mundo.

[A veces, va bien comentar el tema Prusés™ con alguien que lo sigue sin demasiado interés: “¿Cómo dices? ¿Que no lo han presentado a Registro? ¿Que sólo lo han explicado? Esto no hay quien lo entienda”]

EDITO: Si hubiera redactado esta entrada más en serio, habría escrito algo parecido a este editorial de EL PAÍS. De todos modos, creo que la mayoría de conceptos desgranados por EL PAÍS se hallan también en mi entrada.

Asuntos varios

Mientras espero, anhelante, el acto del 4 de julio, me decido a abrir esta entrada, más que nada por empezar de nuevo con los comentarios diversos que surgen a diario. La anterior entrada ya acumula noventa y se vuelve una maraña.

Antes de comentar otras cosas, sí que diré que el acto del 4 de julio, en el que según la prensa se explicarán “los detalles” del referéndum, es otra autoburla al URNIOnismo (recordad este neologismo, que usaré de vez en cuando). Tanto hablar de la soberanía del Parlament de Catalunya y resulta que, al parecer, será presentado en un teatro (me ahorro el chiste fácil) por el Govern de la Generalitat, previa cita “informal” a los demás grupos parlamentarios. ¿Pero no iba a ser una iniciativa parlamentaria como máxima expresión de la soberanía y no sé cuántas cosas más? Si es que el urnionismo toma el pelo un día sí y otro también. No nos ahorraremos, ese cuatro de julio, las referencias a los Estados Unidos de América, ni a Carl Schmitt, uy, perdón, quería decir a Alexis de Tocqueville [risas enlatadas, please]. Ya llegará.

Asuntos varios, que por otra parte han sido enlazados estos días, pero merecen una “atención” especial:

La coreografía de la ANC. Ha trascendido su importancia capital y no ha pasado desapercibido. Tanto es así que mi columnista local preferido, Albert Soler, ha centrado su atención en el tema con este sesudo artículo: “Danseu, maleïts“. Sospecho que a Soler no le darán nunca la capitanía del Ministerio de Propaganda. Tampoco la espera, me temo.

La adhesión ideológica de los medios de comunicación. Estoy a la espera de que la web del Parlament acabe de publicar entera toda la tramitación parlamentaria de la Moción 141/XI, sobre las subvenciones públicas a los medios de comunicación privados. El título de la moción es bastante explícito. Solo me faltó escuchar ayer a Basté decir que, según las fuentes de JxSí que había contactado, las subvenciones estaban protegidas por la Ley, garantizadas exactamente igual, y que el texto sólo planteaba un “todo o nada” con la publicidad institucional. Me esperaré a leer todo completo y emitir opinión. Que a Basté le parezca bien -no dijo nada en contra- ese “todo o nada” de adhesión, aparte de aceptar las explicaciones que le dieron, sin formularse él mismo pregunta alguna, por favor, hasta dónde se degradan algunos. ¿Qué será lo siguiente? Quizá, algo al estilo filipino: “El Congreso de Filipinas aprueba una ley que obliga a cantar el himno y a hacerlo «con fervor»

La antología del disparate. Escuchar a Germà Bel en este acto de Vilaweb resume cómo en Cataluña existe un grupo que busca destruir la democracia. Escuchar a un diputado del Parlamento de Cataluña, repito, DIPUTADO, decir “No necessito saber la Llei de Transitorietat Jurídica” (minuto 37:35) es la culminación máxima de la muerte de todos y cada uno de los principios de una democracia parlamentaria. Un diputado que protesta porque el público “quiere saber” confirma los extremos totales hacia los que pretenden dirigir a quienes desperdiciamos nuestra vida sin abrazar el separatismo. Por cierto, tampoco está de más recordar que Bel fue otro de los que dijeron que en 18 meses se iba o que “Si es fa un RUI, serà un 9-N però patètic“.

CONCLUSIÓN. El “nou país” es todo un ejemplo mundial: preparan coreografía para que, al unísono y fervientemente, sea bailada por el pueblo, que es uno y solo uno, siempre con los medios bajo control y, cómo no, aplicando en secreto leyes secretas que sólo conocerán las élites, que para eso son los que mandan y hay que confiar en ellos. Uno, con sus pobres fundamentos de derecho constitucional, piensa que eso se parece bastante a una dictadura de carácter autoritario o, incluso, totalitario. Qué poco sé, porque por ahí dicen que se trata de verdadera democracia.

Por si no habéis tenido suficiente. Dice Partal que: “VilaWeb sempre ha practicat un periodisme rigorós molt pròxim al que representaven els vells diaris de paper“.

EDITO. Esas formas de expresión tan pobretonas: “Damos miedo y más que daremos”.

¿El germen del mal o un chiste fácil?

Dudaba sobre cómo titular la entrada, si “El germen del mal” o “Un chiste fácil”, así que lo dejo en interrogante. Todo viene a cuento de la “noticia”, si es que merece ser “noticia”, que destacaba Salvador Cot, conocido profesional del periodismo en Twitter. La razón de que me haya decidido a comentar la “noticia” tonta del día (gracias otra vez, Juanmari) proviene de que un profesional como Cot destaque que “ATENCIÓ! La cadena exclou els vins catalans de les seves ofertes. Només Rioja, Ribera, Castellà-Lleó…

Como es sabido, los catalanes somos tan diferentes que nos merecemos las ofertas que a nosotros nos apetecen, no las que el distribuidor considere oportunas. Si, de paso, nos hacemos las víctimas e insinuamos que Carrefour nos tiene manía por catalanes, que es lo que hace Cot (un profesional, repito; no un troll de Twitter o, en general, de Internet), matamos dos pájaros de un tiro.

La noticia a la que enlaza Cot destaca que, en el catálogo de los 20 vinos de oferta de Carrefour “ ni un de sol correspon a una DO catalana, malgrat que el catàleg es distribueix a les bústies dels catalans i les orfertes només són vàlides en punts de venda de Catalunya, tal i com s’indica en el catàleg. “. O sea: si vendes en Cataluña, te mando que nos hagas ofertas de productos catalanes. Porque yo te lo digo.  Esto, destacado y retuiteado por un tipo supuestamente de mente abierta (?) como Salvador Cot.

Pero es que, ay amiguitos, las tonterías tienen las patas muy cortas. Porque… ¿qué dirán los de Huesca, que no tienen ni el Enate o Viñas del Vero más baratos de oferta en Carrefour? ¿Y los de Zaragoza, que tienen que lidiar -al igual que los de Huesca- con el mismo catálogo de vinos que en los supermercados Carrefour catalanes? Oh, demonios, aquí tenéis el catálogo de folletos vigentes de Carrefour; podéis elegir tienda. Yo he mirado Huesca y Zaragoza y no he encontrado ofertas de vinos aragoneses. En cambio, tienen los mismos vinos que los discriminadísimos catalanes.

Quizás será eso, que molestan las ofertas por ser iguales a las de los demás ciudadanos españoles. Claro, ya he encontrado la respuesta: los hay que son distintos y quieren un trato distinto. Unas ofertas de 3×2 distintas. Les falta decir que, por favor, también sean ofertas superiores. Huy, no, que eso ya lo ha dicho alguien hoy.

Mirad. Folleto aplicable a Huesca (al menos, el 26/06/2017). Página 39. Nada de la DO Somontano. Ni Campo de Borja, ni Cariñena o Calatayud. Ni siquiera Vino de la Tierra de Aragón. Qué trauma. Si es que los aragoneses no pintan nada.

A continuación, el folleto aplicable a Badalona (y a buena parte de los centros catalanes), página 39. (Al menos, a fecha 26/06/2017). ¡¡¡Cuántas diferencias!!! Llevo todo el día estudiando, no he hecho nada más y… ¡¡¡parecen los mismos vinos que los de las tiendas de Aragón!!! Hasta ahí podíamos llegar, claro.

CONCLUSIÓN. La utilidad de la entrada de hoy no es la de comprobar que los vinos de oferta de Carrefour son los mismos en todas partes (y cambiará en algunas tiendas en que el catálogo de productos sea más pequeño o, yo qué sé, en Gran Canaria; pero me temo que el surtido es el mismo y no hay vino canario alguno. Otros que están discriminados. Como siga mirando folletos, quizás descubro que en Madrid tampoco hay ofertas 3×2 de vinos madrileños).

La utilidad proviene de comprobar cómo profesionales de largo recorrido (mejores o peores, es otra cuestión) se suben con el mayor descaro a la corriente denigratoria, a esa que cultiva la diferencia, la superioridad y, a la vez, el victimismo más infantil, de tan tonto que parece mentira que pueda ser verdad. Sí, debería haber titulado que esto es “El germen del mal“, por truculento que suene. ¿O, acaso, contienen otra idea esa abyecta noticia y el tuit que la difunde?

Edito: podía haber hecho “chistes fáciles” con la noticia, pero no me apetecía.

Edito de nuevo: para remarcar la frase “Els descomptes només són per a vins espanyols” y remarcar, otra vez, lo abyecto de la noticia y el tuit.

Entre el rigor y la propaganda

Esta mañana leía el artículo de Araceli Mangas (Catedrática de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales), que publica El Mundo, titulado “Guardiola por el mundo“. Como ya he repetido otras veces, no es necesario reproducir o comentar algunos de los fragmentos de artículos bien fundados, porque doy por supuesto que a estas alturas de 2017, cualquiera medianamente bien informado es capaz de asimilar -mejor o peor, pero capaz- estas piezas de explicación y divulgación de corte jurídico.

Únicamente vale la pena resaltar, una vez más, la diferencia entre el rigor (Araceli Mangas) y la propaganda (Ferran Armengol, en este artículo de Elnacional, titulado “No hay federación sin autodeterminación“). De Armengol, quien es incluso profesor asociado de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales en la UB, en otras ocasiones se ha puesto de manifiesto su ausencia de, digamos, exactitud o rigor.

Leyendo esto de Mangas -lo había detectado cuando leí el artículo de Armengol, pero no es lo mismo que lo escriba yo a que lo escriba Mangas-, queda de nuevo claro que, incluso admitiendo simplificaciones inevitables, existe una clara diferencia entre el fundamento y la propaganda.

Sobre la pretensión de convocar un referéndum de secesión en Baviera, en virtud de un recurso de amparo presentado ante el TC alemán, Mangas escribe algo sabido desde hace tiempo: “El Tribunal Constitucional alemán fue muy tajante y no admitió ni a trámite la petición de secesión“.

En cambio, para Armengol -y, con ello, todo su público- sucedió otra cosa: “Respecto a otros estados federales, hay que recordar el pronunciamiento del Tribunal Constitucional alemán, declarándose incompetente para juzgar la posibilidad de un referéndum de autodeterminación en Baviera…“.

Para quien no sea jurista, quizás la diferencia entre “no admitir a trámite” y “declararse incompetente” sea irrelevante. Para el jurista mínimamente avisado, la diferencia es similar a confundir una rodilla con un codo. Si no te admiten a trámite, en términos generales significa que tu pretensión no cumple siquiera los requisitos suficientes para que un Tribunal la examine. Si el Tribunal “se declara incompetente”, significa que ese Tribunal considera que no es el que debe juzgar tu pretensión y que le corresponde a otro. El TC alemán no dijo, que yo sepa, que la pretensión que le fue presentada debía formularse ante otro Tribunal o que no podía enjuiciar la pretensión porque le correspondía a un Ente Superior inaprehensible, existente desde la noche de los tiempos, lo cual vetaba toda posibilidad a que el mundo de los mortales tenga competencia alguna a juzgar una pretensión secesionista. Pues bien, parece que Armengol entendió eso. O, como siempre, no lo entendió de esta manera, pero así se lo explica a sus lectores.

CONCLUSIÓN. Esto es el ‘prusés’. No obstante lo cual, y supongo que para escándalo de los muchos Francesc Serés que pueblan el ‘prusés’ (véanse los comentarios finales de la última entrada), esta noche pienso beber cava y comer coca de Sant Joan en la Costa Brava, lugar de concentración por antonomasia de los oprimidos

Las fuentes de Vilaweb

Aparte de grandes juristas, en Vilaweb también son grandes investigadores. De los que no citan fuentes y se marcan el tanto de la investigación. Hoy se vanagloriaban de impugnar la validez de la Constitución, amparándose en que fue votada con un “censo falseado“. No irregular o con fallos, no. Falseado. Para eso, se valen de diversos datos que han ido encontrando por ahí y han publicado un artículo en que sostienen que “VilaWeb ha cercat les dades originals que demostren aquestes greus irregularitats…“. Periodismo de investigación, que probablemente estará entre esos candidatos al Pulitzer… que se caen cuando alguien verifica que han copiado vilmente  se han inspirado demasiado en fuentes que no citan.

Mirad, es que hoy ni siquiera voy a discutir muchos de los datos, que parecen sustancialmente ciertos a la vez que cualitativamente manipulados. Será más entretenido.

La exposición de Vilaweb empieza así:

“1. El govern espanyol va alterar el cens amb un simple decret tres setmanes abans del referèndum, quan ja s’havia convocat“.

A) A continuación, se lee este párrafo:

El referèndum sobre la constitució espanyola es va fer el 1978. L’any abans, el 1977, hi havia hagut les eleccions a les corts. En aquelles eleccions només van poder votar els més grans de vint-i-un any i va tenir un cens de 23.583.762 electors. Un dels canvis que preveia la nova constitució era la rebaixa de la majoria d’edat a divuit anys.

¡Oh! ¡Qué casualidad más casual! La estructura se parece bastante a la de este artículo publicado en El Confidencial el día 4 de mayo (autor, José María Astorkia Hualde) y que también podemos leer en la web de Instituto Dym:

En su dimensión cuantitativa, diremos que en las primeras generales de 1977 solo pudieron votar los que tenían 21 años cumplidos (23.583.762 electores), o sea el 65,6% de la población de entonces (36 millones de habitantes, sin apenas extranjeros residentes en nuestro país). Las Cortes constituyentes elegidas, cuya tarea primordial fue redactar el texto de la Constitución, incluyeron dentro del proyecto constitucional rebajar la mayoría de edad a los 18 años.

Bueno, si se trata de explicaciones técnicas o descriptivas, no hay nada de extraño en que existan similitudes, incluso me atrevería a decir que a veces resulta inevitable que esas explicaciones sean idénticas, así que es mi mala fe legendaria la que me hace ver párrafos parecidos.

B) Como este otro:

El referèndum sobre la constitució es va convocar amb un reial decret en el BOE del 6 de novembre de 1978 i s’establí que es faria el 6 de desembre d’aquell mateix any. Però, sorprenentment, al BOE del 16 de novembre, deu dies després, es publicà un decret llei del govern (RD 33-1978) que dictaminava que la majoria d’edat començaria a divuit anys. El parlament no va participar en absolut en aquesta decisió, que va entrar en vigor el mateix dia i, per tant, va alterar el cens electoral en plena campanya.

Curiosamente, el Gobierno de Suárez, una vez publicado en el BOE el 6 de noviembre de 1978 el RD de convocatoria del referéndum de la Constitución, fijado para el 6 de diciembre, publicó en el BOE el 16 de noviembre, 10 días más tarde, un decreto ley (RD 33-1978) cuyo Art. 1 decía: “La mayoría de edad empieza para todos los españoles a los dieciocho años cumplidos”, anticipándose así tres semanas antes del referéndum al Art. 12 de la Constitución, que consagraría la mayoría de edad a los 18 años. Este decreto casi desapercibido y sin duda políticamente oportunista (trataba de compensar con el voto más joven el hipotético rechazo de aquellos electores de más edad nostálgicos del franquismo), considerado por algunos una chapuza, planteó insuperables problemas técnicos, ya que disponía que entraría en vigor el mismo día de su publicación

Sí, estamos igual: ¿qué hay de raro en estas similitudes si explican datos y hechos históricos objetivos?

C) No sé, no sé, aquí qué os parece:

“La mesura encara és més greu pel fet que tècnicament va causar un caos administratiu. Si el cens original ja era poc fiable, el fet que s’hi incorporessin precipitadament tots els ciutadans de divuit, dinou i vint anys el va fer impracticable. En dues setmanes i sense informàtica a l’abast, es va haver de modificar el cens i confeccionar les llistes de més de seixanta mil col·legis electorals sense deixar temps per a les correccions ni les comprovacions que s’han d’exigir en un procés com aquest. La tasca va recaure, a més, sobre els ajuntaments, que en aquell moment encara eren franquistes.

Actualizar las listas del censo electoral de las generales de 1977, incluyendo la franja de nuevos electores de 18, 19 y 20 años, y confeccionar las listas de las 60.093 mesas electorales previstas en tan solo dos semanas y en una época en que la informática estaba ausente era tarea prácticamente imposible para el INE (la confección global del censo electoral está a cargo de este organismo, aunque muchos creen aún que es responsabilidad del Ministerio del Interior). Cerrado deprisa y corriendo el nuevo censo, de los 23,6 millones de electores de las generales de junio de 1977 se pasó a un censo de 26,6 millones de electores convocados para votar en el referéndum constitucional de diciembre de 1978. Es decir, un crecimiento en año y medio de tres millones de electores más, cifra relativamente poco fiable aunque se añadiese una nueva cohorte de electores jóvenes, dadas la condiciones técnicas, administrativas y logísticas y las urgencias con las que se elaboró el nuevo censo electoral ampliado. Además, el número de mesas de votación pasó de 46.000 a 60.000. La tarea práctica de ampliación de las listas electorales recayó esencialmente sobre los ayuntamientos, administraciones por entonces arcaicas y que además eran instituciones aún predemocráticas

Lo he marcado en rojo. Es, como lo diría… ¿muy parecido? ¿Y la última frase, que es calcada, donde apenas cambia “predemocráticas” por “franquistes”? (Sobre todo, que no falte Franco, que también influyó en el censo electoral).

D) La parte, digamos, manipulada o tergiversada. No cabe duda de que, hasta aquí, en el artículo de Vilaweb se desliza algo parecido al fraude o la manipulación del referéndum. Ya que se habían inspirado tanto en el artículo antes enlazado, podrían haber reproducido lo siguiente: “En suma, sin que hagamos alusión ninguna a la existencia de fraudes electorales en materia censal (algo muy típico de países tercermundistas con democracias incipientes), lo que sí aparece de forma más o menos clara es que los primeros censos electorales de la Transición en España fueron técnicamente imperfectos y arrojaron listas censales generalmente hinchadas (en las que se daban dobles inscripciones o figuraban muchos ciudadanos fallecidos). Fueron años de rodaje de la maquinaria electoral.

Es una pena que esta parte del artículo se la hayan saltado, como sucede también la frase final: “La avanzada elaboración del censo electoral de nuestro país es hoy un referente a nivel internacional.

E) Hasta aquí, apenas estamos a la mitad del artículo de Vilaweb. Veamos el resto de su “relato original” y averiguación con datos “originales”. Eso lo vemos en el apartado 2.

F) “2. Pocs dies abans de la votació, l’Institut d’Estatística espanyol (INE), responsable del cens, adverteix que el cens és mal fet i que hi ha més d’un milió de persones apuntades en dos llocs diferents.

Impresionante labor de investigación de Vilaweb, que recupera la nota del INE, de la que publica… ¿solo un fragmento?

A continuación, el fragmento de la nota del INE que publica Vilaweb (por cierto, el texto parece auténtico; ya he dicho que eso no lo discuto, aunque las fuentes son escasísimas y no del todo contrastables) y que hasta parece un fragmento del original, ¿no?

Fuente de la imagen: Vilaweb… o no.

¡Ostras!, pensaréis algunos. Acabo de infringir los derechos de Propiedad Intelectual de Vilaweb, al reproducir una imagen de su web, una nota del INE que sólo ellos han sido capaces de encontrar y reproducir. Qué fallo, qué error. Evidentemente, si se tratara de una imagen exclusiva y original de Vilaweb, quizás. Pero…. la realidad es la que veis a continuación, que es una captura… de un artículo que Vilaweb no cita. Qué memoria tan quebradiza, oiga.

Sí, amiguitos. El estudio de las fuentes originales por el formidable equipo de investigación de Vilaweb no es más que el vil fusilamiento , uy, perdón, rectifico, una inspiración casual e inadvertidamente parecida (con sus correspondientes dosis de manipulación) a este artículo titulado “RESULTADOS Y ABSTENCIÓN EN EL REFERENDUM ESPAÑOL DE 1978“, firmado por José Ignacio Cases, publicado en Revista de estudios políticos, ISSN 0048-7694, Nº 6, 1978, págs. 175-204 (enlace Dialnet). (En este caso, página 186)

Y aquí lo dejo, que es muy aburrido contrastar lo que publica Vilaweb, sin citar las fuentes de las que copia, uy, perdón otra vez, toma sus datos para pasarlos por el tamiz correspondiente. El tamiz de la credulidad absoluta de sus lectores.

CONCLUSIÓN. Bah, para qué sacar conclusiones del Washington Post.

Una última. Después de reseguir el artículo de José María Astorkia (DYM Politics, el primero), en un momento determinado se comenta que el censo de las generales de 1982 ya ofrecía bastantes buenas dosis de consistencia. ¿Razones?

Esto dice Vilaweb:
…només es pot explicar si es té en compte que els nous ajuntaments democràtics havien esporgat el padró de votants falsos.

Esto dice Astorkia:
…obedeció a una depuración de los errores detectados en las anteriores listas, tarea que fue emprendida por los nuevos ayuntamientos democráticos elegidos en abril de 1979“.

Periodismo de calidad. Tanta calidad, que son capaces de tomar el artículo de Astorkia y “mejorarlo” con su cosecha propia.

Qué buenas, las fuentes de Vilaweb, que hasta  contienen datos objetivos, probablemente por azar.

Lástima que se olviden de citarlas.

Y lástima también que añadan valoraciones subjetivas que sus fuentes no incluyen. A ver si será que nos inspiramos en lo que nos interesa y trufamos de calificativos todo lo demás…

He leído que Partal escribía no sé qué de legitimidad. Con que cite las fuentes, uno se da por satisfecho. Y si puede darnos datos contrastables, pues mejor todavía.

EDITO: Para añadir que todos los datos de los textos enlazados precisan de verificación, contraste y contextualización. Ni los he verificado ni comprobado. Es suficiente con advertir de la tarea de “redefinición” que se realiza en Vilaweb.

Por ejemplo: la nota del INE. No me parece que sea falsa, pero no he encontrado otras fuentes ni datos que corroboren su existencia ni el texto.

Otro ejemplo: la aprobación de la mayoría de edad a los 18. ¿Puedo valorar el contexto de esa medida y su alcance en ese momento? Pues con los datos ahora mismo a mi alcance, no.

O sea, muy pocos datos -en definitiva, aislados y puntuales- para tanto artículo.

EDITO DE NUEVO: Si las irregularidades hubieran sido tan escandalosas como se dice, me parece extraña tan poca documentación sobre el supuesto asunto. Fuentes, fuentes, que aquí faltan fuentes. ¿Solo dos artículos? Son muy pocos. Si puede ser, sin recurrir a la teoría de la conspiración o al “pacto de silencio”.