Dos entrevistas y un artículo

Hoy es domingo (cuando publico se acerca el lunes), así que un poco de repaso a la prensa, de la que destaco esto:

1. Una entrevista. En realidad son dos, pero a la misma persona: Joaquim Nadal, quien fue alcalde de Girona por el PSC durante más de veinte años. Lo entrevistan en Diari de Girona y en el ARA. Dice cosas razonables, otras con las que uno no estará de acuerdo, etcétera. Destaco este fragmento -en DdG- sobre el revisionismo respecto a la Constitución y el franquismo que practican muchos que solo hablan de oídas o desde la ignorancia:

…el que faig també en el llibre és intentar desmuntar la perversió del llenguatge.

Per exemple?

«No va d´independència, va de democràcia». A veure: de què estem parlant? De quina democràcia? Perquè ara em diuen que la democràcia del 78 era franquisme. De quin franquisme parlem? Del franquisme sociològic que va impregnar part de la societat catalana? Dels candidats a les alcaldies de 1979, la majoria dels quals eren franquistes? De què estem parlant? Ara diuen que la Transició va ser una merda. Doncs no, la Transició va permetre una imatge tan gloriosa com la Pasionaria tornant a predicar al Congrés. Tot això va costar molt d´esforç, molta presó i molta tortura. Tu no pots dir ara que el franquisme perviu en totes les estructures de l´estat, perquè jo et puc preguntar: i en cap de les estructures de Catalu­nya? Home…“.

2.La segunda entrevista. A Sergi Sol, en el ARA, quien pasa por ser el “col·laborador més estret d’Oriol Junqueras“. Destaco este fragmento, en el que Sol explica algunas de las instrucciones o directrices de Junqueras desde prisión y una pregunta de esas que no dejan de sorprenderme:

I que res de llistes úniques.

Sí, ens diu: no ho feu, que fareu gran Cs. Veu que hem de rebaixar la tensió perquè ha notat una hostilitat, al seu poble fins i tot, que no havia vist mai. I diu: què hem fet malament perquè hi hagi una gent que se senti tan agredida? Tohom s’hauria de fer aquesta pregunta.

Lo más destacable, como de costumbre, en rojo. A ver: si una de las personas con mayores responsabilidades en todo lo que ha sucedido no es capaz de responderse “qué ha hecho mal” ni de averiguar las razones por las que tanta gente se sintió “tan agredida“, ratificamos, una vez más, el solipsismo del secesionismo, incapaz de captar lo que sucede a su alrededor más allá de sí mismo. Como casi siempre, lo que se ha escrito en el blog, sea en entradas o comentarios, se ve ratificado por las propias palabras y acciones del secesionismo.

3. El artículo. Bernat Dedeu, ahora en labores de Pepito Grillo tras su caída del caballo. Escribe un artículo sobre la entrevista del otro día a Marta Rovira  y su deslumbrante “No podemos explicar todo lo que hicimos porque tenemos compañeros en la cárcel” con el que, entiendo yo, Rovira expresa ser consciente de poder empeorar la situación procesal de quienes se enfrentarán a juicio, ampliando la descripción de las acciones indiciariamente delictivas. Dedeu escribe: ““Ja ho explicarem”, deia Rovira a Catalunya Ràdio, fent espetegar la llengua contra el paladar i amb la consciència ben tranquil·la de saber que això d’exigir mobilitzacions a un poble no requereix tractar-lo d’adult ni explicar-li quin és el teu nivell de responsabilitat. En el fons, els líders pretenen que la gent continuï trencant-se la cara per ells sense que aquest esforç requereixi cap exercici d’honestedat i transparència per part seva.

Años diciendo que el secesionismo se comporta de manera infantil y trata a sus seguidores como niños que, además se lo creen todo (“ho tenen tot pensat“, me repetían hace años), y ahora viene Dedeu a ratificarlo, como hará en próximos artículos con cualquier otra tontería que salga desde el secesionismo. Pero, ya sabéis, los que tenemos que “abrir los ojos” (como me dijeron no hace tanto) somos los que nunca nos hemos creído la palabrería del separatismo dominante.

CONCLUSIÓN. Las conclusiones están casi hechas -sin perjuicio de matices- hace tiempo.

Rebelión provisional

Como indiqué en un comentario pasado, me choca la seguridad con que algunos afirman que “aquí no ha pasado nada“, contra toda evidencia. Cuál deba ser, finalmente, la subsunción jurídica de los hechos a enjuiciar es tarea que le corresponderá al Tribunal Supremo, pero que aquí hay conductas a analizar porque presentan rasgos delictivos es poco discutible.

Recordemos algunos de los hechos, sin que la lista sea exhaustiva:

  1. Resolución 1/XI de 9 de noviembre de 2015: contigo empezó todo. Hace mucho tiempo, en alguna parte que no recuerdo, escribí que la aprobación de la resolución “sobre el inicio del proceso político en Cataluña como consecuencia de los resultados electorales del 27 de septiembre de 2015” había sido uno de los mayores errores jurídicos del separatismo. Gracias a esta resolución y su posterior declaración de nulidad, se facilitó enormemente que existiera una base para sucesivos incidentes de ejecución de sentencia y requerimientos -abiertamente ignorados y desobedecidos- del Tribunal Constitucional. Como brillantemente expone el escrito de acusación de Fiscalía, la resolución 1/XI es el “…punto de partida del permanente ataque a la legalidad democrática y constitucional que los acusados habían planificado y organizado“.
  2. La aprobación de dos leyes (19 y 20/2017, del Parlamento de Cataluña) abiertamente contrarias a la Constitución, derogatorias de todo el sistema constitucional. Por unas horas, las que mediaron entre la aprobación de la Ley 19/2017 y su suspensión por el TC, la Constitución fue invalidada -lo cual no quiere decir que se consiguiera, pese a resultar el objetivo declarado- en Cataluña como elemento cúspide del ordenamiento jurídico. Este es el desaguisado del artículo 3.2 de la Ley 19/2017: “2. Esta Ley establece un régimen jurídico excepcional dirigido a regular y garantizar el referéndum de autodeterminación de Cataluña. Prevalece jerárquicamente sobre todas las normas que puedan entrar en conflicto con la misma, en tanto que regula el ejercicio de un derecho fundamental e inalienable del pueblo de Cataluña.
  3. La convocatoria ilegal de un referéndum de secesión. El TC suspendió dicha convocatoria y, pese a ser público y notorio y requerir personalmente a los procesados, se continuó con la convocatoria.
  4. La celebración de una votación, en contravención de los requerimientos del TC, a fin de legitimar una secesión ilegal.
  5. La “proclamación” ficticia de unos resultados ficticios, lo cual dio lugar en fecha 10 de octubre a una declaración de independencia ficticia, pero con amenaza de tornarse real.
  6. La declaración ficticia de independencia del 27 de octubre de 2017. Formalismos como la falta de publicación en el DOGC no atemperan la realidad de una pseudodeclaración que se formuló con un evidente doble juego: si se hacía efectiva, sus promotores afirmarían que resultaba indiferente su publicación; si no se hacía efectiva, sus promotores afirmarían que la declaración era falsa. Sucede, sin embargo, que se trató de una declaración en ejecución de un plan conjunto para derogar por completo el orden constitucional. A tal efecto, no hay más que atender a las habituales declaraciones de los dirigentes secesionistas apelando al 27 de octubre, es decir, a la aspiración de hacer efectiva dicha declaración.

Ahora, vamos a revisar algunos de los elementos -en absoluto exhaustivos, pero sí significativos- que conforman la razón de la acusación y que deberán ser dilucidados en juicio, así como su valoración última:

a. ¿La secesión no se hizo efectiva porque el Gobierno de la Nación puso en marcha el artículo 155, como el mismo separatismo admite? Es decir: ¿el separatismo desistió de hacer efectiva la secesión porque la “coerción federal” del artículo 155 contenía tal potencia que desbarató la secesión unilateral? En tal caso, sin prejuzgar nada, he de decir que le están haciendo el juego a la acusación: si el 155 impide o hace desistir a los acusados de hacer efectiva la secesión, nos están diciendo que por supuesto se tenía la intención de tomar el control efectivo del territorio, pero que la acción del Gobierno abortó dicha toma. O sea, que el plan estaba en plena ejecución a falta de su cristalización final.

b. ¿Y cómo se toma el control del territorio cuando declaras unilateralmente la independencia? No sé, ¿desplazando mediante la fuerza a la autoridad hasta ese momento vigente? Como por las buenas no será -es unilateral- tendrá que ser por las malas; y, además, tendrás que imponer tu poder de coerción -el monopolio de la violencia- al conjunto de la población. Vaya, que si es de otra manera ya me informaréis. Es decir: ¿una secesión unilateral supone, en sí misma, el uso de la fuerza? El ejemplo clásico que manejábamos por aquí el año pasado: se presenta una pareja de Mossos en el aeropuerto y le dice muy educadamente a un Guardia Civil “apártese, que nos ponemos nosotros“; y el Guardia Civil, también con exquisita educación contesta “en absoluto, compañeros, no pienso retirarme“. Entonces, una de dos: o se entabla una absurda repetición infinita a ver quién se cansa antes o bien los Mossos intentan desplazar al agente de su lugar.

c. Contraargumentación a los anteriores puntos 1 y 2: “es que, en realidad, nunca hubo intención de tomar el control del territorio ni hacer efectiva la secesión. A ver, repítamelo: “nunca hubo intención de tomar el control“. No, a mí no me lo repita, se lo repita a los dos millones de personas que dieron apoyo a la causa secesionista. Pero de forma abierta y sincera, sin engaños ni ambigüedades. Dígalo: “les engañamos“. Bueno, si es así, absolución directa de rebelión, conspiración para la rebelión o sedición. Lo que pasa es que la cosa está algo difícil para creérsela, porque no hay más que repasar un poco la hemeroteca y esta entrevista, entre muchísimos otros documentos, a Josep Rull en Vilaweb en octubre de 2016:

Treballeu perquè la Generalitat pugui controlar efectivament ports i aeroports l’endemà de la independència?
—Sí, efectivament. Controlar-ho tot. I aquesta feina és poc coneguda però hi destinem molts esforços i molt temps.“.

A ver: o era verdad que había un plan para hacer efectiva la secesión, plan que fue desbaratado por el 155, o Rull mentía con todo el descaro a unos dos millones de personas. Dejo escoger la versión que más guste al lector. La primera, conduce peligrosamente a alguno de los tipos penales por los que está acusado, precisamente, Rull; la segunda, conduce a eso de que los separatistas han sido vilmente engañados. La elección es libre.

d. Esto aparece en el escrito de acusación de Fiscalía: “…las autoridades de la Generalitat tenían preparado –para su aprobación inmediata- todo un paquete de normas que desarrollaban el nuevo marco jurídico de la República, el despliegue de las estructuras administrativas necesarias para el funcionamiento del nuevo estado, y un plan para garantizar que los Mossos d’Esquadra asumiesen la seguridad de todas las infraestructuras y el control efectivo de todo el territorio de la Comunidad Autónoma“. Evidentemente, carezco de elementos de prueba para afirmar que esto sea así y, en realidad, deberá ser demostrado en juicio.

Ahora bien, ahí va otra pregunta: en caso de que se demuestre lo que se dice en este párrafo, ¿significa que, efectivamente, existía un plan para tomar el control del territorio y, por lo tanto, desplazar a la autoridad hasta el momento vigente y sustituirla por otra, incluso ejerciendo el monopolio de la violencia como nuevo poder frente a la población? Y como reflexionaba antes: ¿era posible tomar el poder unilateralmente sin ejercicio de la fuerza?

Al respecto de este apartado, una noticia de El Confidencial: “El Govern tenía listos 41 decretos para invadir todas las competencias del Estado tras la DUI“.

e. Las declaraciones de independencia de 10 y 27 de octubre. Se ha afirmado que, total, eran declaraciones sin un verdadero poder real. Si esto es así, ¿por qué razón se llevan a cabo? ¿Cuál era el objetivo de expresar una supuesta mera voluntad o aspiración, sostenida -es un decir- por un reguero de actuaciones ilegales y abiertamente contrarias al ordenamiento jurídico? ¿No sería, acaso, la intención de esas declaraciones -junto con todos los hechos antecedentes- la de lograr una secesión por la vía de hecho, contando con la movilización de esa gente tras la que claramente se parapetaron las clases dirigentes? Porque, si no se parapetaron, ¿cómo es que ese movimiento “espontáneo” del 20 de septiembre de 2017 no se repitió el 27 de octubre de 2017? ¿No será, acaso, que los seguidores secesionistas se movían según les dictaban y lo que sucede es que ese día -155 mediante- no se les movilizó, pese a que muchos estaban esperando instrucciones vía Whatsapp o Telegram?

Al respecto, y sobre las movilizaciones, hoy me he topado con un documento interesantísmo sobre su espontaneidad. Me refiero al 20 de septiembre. Es una pieza escrita por Pere Cardús, a quien el consenso del blog le atribuye una fiabilidad… una fiabilidad… digamos la fiabilidad que le atribuimos es unánime. El 20 de septiembre de 2017, Cardús escribió esta espléndida crónica con valiosísimos pasajes: “(…) Les entitats sobiranistes feien una crida a la mobilització. Ja hi havia força gent que s’havia plantat davant la seu del departament, a la Rambla de Catalunya, a Barcelona. (…)  Alguns manifestants tallaven la Via Laietana. Uns altres, seguint la crida de Jordi Sànchez (ANC), tallaven la Gran Via de les Corts Catalanes. (…) Diuen i corre que Jové i dos detinguts més del Departament d’Economia no són a l’edifici, que han estat detinguts en un altre lloc i que els volen dur al seu despatx per a poder escorcollar-lo. Aquesta és l’ordre del jutge que ha autoritzat el cop. Amb aquesta informació, la multitud es conjura: ‘No els deixarem passar i no podran sortir d’aquí.’“. Oh, vaya, qué casualidad, la crónica de Cardús coincide con la famosa noticia -al menos, en el blog- firmada por Oriol March ese mismo día: “Els manifestants bloquejaran la Guàrdia Civil si s’endú papers d’Economia“.

CONCLUSIÓN. Obviamente, el asunto es muchísimo más complejo que unos cuantos párrafos y varias preguntas; por muchas vueltas que se le dé no resolveremos nada. Lo mejor, sin duda, es el punto o letra c, que da bastante juego y sintetiza muy bien lo vivido: tragedia o farsa para lo que, provisionalmente, está calificado como rebelión frente a unos que “no hicieron nada”, pero tenían planes de “hacerlo todo”.

En cualquier caso, lo vivido en los meses de septiembre y octubre de 2017 fue mucho peor de lo que es capaz de transmitir un escrito de calificación provisional, sea un delito, otro o ninguno.

Fabulaciones jurídicas

La capacidad de inventiva y fabulación del secesionismo durante estos últimos seis años ha sido incuestionable. Ha sido, también, uno de los muchos motivos de su fracaso, pues sus premisas axiomáticas se basaban en inventos y fabulaciones, como las dos que os traigo hoy.

La primera fabulación dice: “Llach ultima en una reunió a la Generalitat l’embrió de la futura Constitució catalana“. Es algo así como poner a Mario Vaquerizo al frente de la reforma de la Constitución: las risas las tenemos seguras, pero una arquitectura constitucional de empaque técnico, me parece que no mucho. ¿Y cómo se puede mejorar la noticia? Exacto. Dicen que entre los nombres para formar parte del Consejo Asesor -a presidir por Llach- que ha de dar lugar al llamado Foro Constituyente suenan como favoritos “…la periodista i advocada Beatriz Talegón i l’exdiputat dels comuns Albano Dante Fachin“. 

Leyendo esta primera fabulación, uno se pregunta a dónde habrá ido a parar la Constitución de Santi Vidal o la de Jordi Domingo, quien afirmaba que su Constitución interesaba a la Comisión de Venecia, pero que, bueno, quizás no se había puesto nadie en contacto oficialmente.

Hablando de Jordi Domingo. Segunda fabulación. En el ARA no debían tener nada bueno y ayer sacaban esto: “L’AMI medita marxar a la Catalunya Nord si la justícia talla el finançament“.

Aunque en el artículo no se explica muy bien, el tema es el siguiente: 1) Los municipios adheridos a la AMI están recibiendo muy mayoritariamente Sentencias en contra sobre el pago de la cuota a dicha “asociación”; 2) Para evitar tener que devolver esas cuotas ingresadas en la “asociación”, la astucia que se les ocurre a nuestros amigos separatistas, y explican abiertamente, consiste en constituir una asociación que cumpla las mismas funciones, pero en Francia; 3) De esa manera, la jurisdicción española no podría obligar a una asociación francesa a restituir las cuotas que se le pagaran indebidamente por Ayuntamientos separatistas.

Muy bien pensado. Genial. La Jugada Maestra nos la explica Jordi Domingo: ““Si la nova entitat canvia les seves finalitats no la podrien acusar de frau de llei, que és quan les empreses fan fallida i canvien simplement de nom per seguir amb la seva activitat”, anota l’advocat Jordi Domingo, que ressalta que “només la justícia francesa podria obligar a retornar els diners de les quotes perquè es regiria per la seva legislació”“.

Claro que… digo yo. Si el Ayuntamiento paga indebidamente, sabiendo y conociendo que el pago es indebido porque, entre otros motivos, pueden haber tenido ya alguna Sentencia que haya anulado pagos anteriores de cuotas, ¿vosotros creéis que la jurisdicción española puede alcanzar a los miembros de los Ayuntamientos que hayan prestado su consentimiento al pago de esas cuotas indebidas? Qué jugada maestra.

Sin meternos en cavilaciones muy profundas: quizás sí que es cierto, como afirma Jordi Domingo, que la justicia española no podría obligar a esa “AMI-Francesa” a devolver el dinero. Claro que tampoco hace falta que lo devuelva.

Solo con demostrar -cosa que el artículo explica muy bien, con todo lujo de detalles- que el Alcalde y sus concejales han formado parte de un sistema fraudulento para poder efectuar aportaciones con la misma intención y finalidad que las aportaciones para la AMI “catalana” que los Tribunales han anulado, nada más sencillo que incoar unas diligencias penales para averiguar si se puede haber cometido o no un delito de malversación. Total, solo podrían suponer de dos a seis años de prisión para quienes pagasen cuotas superiores a 4.000 € y de uno a dos años si la cuota fuese inferior a 4.000 €. Jugada Maestra.

CONCLUSIÓN. Con esta clase de fabulaciones, por supuesto que el secesionismo no puede aspirar a nada. Me refiero a nada aparte de unas risas.

Síntesis del 8 de octubre de 2017

El separatismo  suele evocar -con toda su carga emocional- fechas para instalarlas y fijarlas en el imaginario colectivo-identitario de su grupo. Cuanta más solemnidad y valor simbólico se le otorgue, mejor, tal y como hemos visto en fechas recientes, con desigual resultado.

Así que hoy recordaré la fecha del 8 de octubre de 2017, pero no con los ojos humedecidos y el corazón henchido de orgullo , sino como un resumen de lo acontecido. Porque la fecha fue significativa ese día, pero hoy, para mí, ahí está y punto. Nada de “emociones a flor de piel” ni retóricas sentimentaloides al uso. Algo de racionalización de lo que supuso -en gran parte, ya comentado en su día- y poco más:

  1. La manifestación tuvo la gran virtud de aunar pensamientos diversos y, a la vez, la oposición al separatismo unilateral que pretendía pasar por encima de sus conciudadanos. Una gran diversidad unida. Frente a la uniformidad y homogeneidad que exhiben las manifestaciones secesionistas, la diversidad y variedad, de vestuario y de ideas.
  2. La exteriorización -una vez más- por el separatismo de lo mal que encaja el pensamiento contrario, de manera que quien no lo hace no es reconocido como conciudadano. O es extranjero o es ultraderecha.  Si no recordáis bien este fragmento, os remito a la entrada del 9 de octubre resumiendo la manifestación a la que fui. EN concreto: Rahola decía que los manifestantes eran “turistas”; Llach, “buitres”; Rufián, que no eran catalanes; Tardà, que vendría gente de todas partes buscando “brega”; Toni Soler que los manifestantes por la noche se iban; y, por último, Mireia Boya escribía que se manifestaba la “extrema derecha fascista“. En resumen: un ejemplo muy claro de lo que representa el secesionismo, su afán totalitario y su proyecto excluyente.
  3. Hablando de proyectos excluyentes. Un dato al que también aludió el separatismo -los anteriores son buenos ejemplos- era el de la gente que había venido “de fuera” (quien hubiera tenido a bien venir desde Madrid, Zaragoza, Cuenca o cualquier punto de la geografía española), como si fuera un delito o algo parecido. Por fortuna, el proyecto de quienes nos oponemos a la secesión es inclusivo y ni se nos pasa por la cabeza tildar “de fuera” a nuestros conciudadanos, ni proyectamos considerarlos extranjeros. Y esta es la última lectura de la manifestación: la propuesta del secesionismo consiste en la reducción de la sociedad a la tribu. Frente a ello, una parte de la sociedad -con todo lo que hay por mejorar- se quiere a sí misma con los mismo derechos para todos, a la vez que diversa, frente a la uniformidad y homogeneidad que preconiza el separatismo.

CONCLUSIÓN. Unos hacen cadenas humanas para exacerbar la emoción, otros preferimos racionalizar los hechos, abstraerlos y sacar conclusiones.

Cómo leer más allá de los titulares

El tema de hoy trata sobre la decisión del TEDH de inadmitir la demanda formulada por Montserrat Aumatell, miembro de la Sindicatura Electoral de Tarragona. La  resolución inadmite la demanda por estar “manifiestamente mal fundada“, pero determinada prensa secesionista (por ejemplo, nuestro preferido Vilaweb) y alguna primera espada del secesionismo destacaba muy especialmente que la demandante no había agotado las vías de recurso, con lo que se daba a entender que este era el motivo de inadmisión.

Sobre primeras espadas, este tuit es especialmente valioso, porque prometo que le hago caso y he hecho lo que propone: leer más allá de los titulares.

¿Y cómo se lee más allá de los titulares? Pues acudiendo a la versión española (no oficial) y la versión francesa (oficial) de la resolución de inadmisión.

Versión española (no oficial):

1. Agotamiento de las vías de recurso internas
45. El Tribunal destaca, en primer lugar, que, a diferencia de la demandante, los demás
miembros de las oficinas electorales -tanto los que pertenecen a la sindicatura electoral central como los que pertenecen a las sindicaturas de demarcación territoriales- interpusieron un recurso de súplica contra el auto del Tribunal Constitucional de 20 de septiembre de 2017, por el que se impusieron las multas. Por un auto del Tribunal Constitucional de 14 de noviembre de 2017, todos ellos recibieron una respuesta detallada a todas sus quejas. El mismo auto levantó las multas impuestas.

46. Sin embargo, además de que la demandante alega que no fue notificada personalmente del auto de 20 de septiembre y que, por consiguiente, no pudo presentar alegaciones en su contra, el Tribunal no considera necesario seguir examinando la cuestión relativa al agotamiento de todos los recursos de la demandante, en la medida en que ésta se enfrenta a otro motivo de inadmisibilidad“.

Para quien juzgue que la versión española pueda no ser fidedigna, aquí la versión francesa:46. Cependant, outre le fait que la requérante allègue ne pas avoir été personnellement notifiée de la décision du 20 septembre et, par conséquent, ne pas avoir pu présenter des allégations à son encontre, la Cour n’estime pas nécessaire de se pencher plus en avant sur la question relative à l’épuisement des voies de recours par la requérante, dans la mesure où la requête se heurte à un autre motif d’irrecevabilité.

Lo explicaré lo más sencillo que pueda para quien no pase de los titulares. El Tribunal está razonando lo siguiente: “Mire, aunque usted no fuera notificada y, en consecuencia, nos creyésemos que usted agotó las vías de recurso -porque si no le notificaron no había posibilidad de recurso-, aun así, su demanda puede y debe ser inadmitida por otras razones. Así que ni siquiera nos vamos a permitir el lujo de inadmitirle la demanda por una importante cuestión formal, sino que vamos a valorar razones de fondo“. O sea, aún más claro por si no sabéis leer titulares: la demanda EN ABSOLUTO se inadmite por no haber agotado las vías de recurso. El Tribunal no examina a fondo esa cuestión porque hay otras que CLARAMENTE conducen a la inadmisión. Todavía más claro: para que no se pueda decir que la inadmisión es cuestionable (¿se habían agotado o no las vías internas de recurso?) el Tribunal  aparca este tema y se concentra en aspectos, además de corte sustantivo, que fundamentan la inadmisión.

CONCLUSIÓN. Cuánta razón. Lees más allá de los titulares y resulta que cuando alguien escribe “Porque no ha agotado las vías judiciales en España” descubres que no se leyó la resolución dictada en el asunto 70219/17. O eso, o no la entendió.

Así que ya sabéis, amiguitos, la próxima vez que aconsejéis leer más allá de los titulares, al menos leed la resolución a la que os referís.

1 de octubre de 2018

La jornada de ayer empezó gris y acabó divertida.

El color gris se inició con el corte de las vías del AVE. Seguridad insuficiente para impedir que un grupo más o menos numeroso lograse cortar la circulación del tren. Una acción previsible -y seguro prevista- que se llevó a cabo bajo la tolerancia de las autoridades (in)competentes, o sea, la Generalitat. Cortes de autopistas y calles fueron tolerados, de nuevo bajo la aquiescencia de las autoridades (in)competentes.

Brechas de seguridad. En el edificio central de servicios de la Generalitat en Girona, un grupo ocupó el edificio y fue capaz de llegar hasta las plantas superiores para descolgar la bandera española. Una brecha que pone de manifiesto la ausencia de seguridad en el edificio ante ocupaciones de grupos incontrolados. Porque “seguro” que el edificio está bien defendido (la Comisaría de Mossos se halla en la parte posterior), pero parece que cualquiera puede entrar. O eso, o la connivencia de las autoridades (in)competentes, que dejan campar a sus anchas a su carne de cañón.

Victimismo a raudales. Ayer, ante la Subdelegación del Gobierno en Girona había unos diecinueve o veinte furgones de Mossos. No tardaron en oírse los plañidos victimistas al uso: “si somos gente pacífica, por qué nos ponen tantos furgones“. La respuesta es clara (me la leyeron de alguna red social): hubo una confusión, porque los furgones los tenían que haber puesto en la estación del AVE y el edificio de la Generalitat, pero a esa hora los mandaron a tomar café.

La diversión empezó por la tarde-noche. Algunos grupos desbocados (de naturaleza parecida a los del AVE y los de la brecha de seguridad) intentaron asaltar el Parlamento de Cataluña. Lo del asalto no lo digo yo, ni Libertad Digital, lo dice El Nacional: “Els Mossos dissolen els manifestants que intentaven assaltar el Parlament“. En secuencia ya conocida, las cabezas pensantes secesionistas (Puigdemont, Talegón, Cardús, etc) expresaban simultáneamente que los encapuchados “no eran de los suyos” o que se trataba de “infiltrados“, es decir, la clásica consigna para los menos avisados, que seguro que cuela. [Hace unos días lo recordaba: infiltrados en Can Vies; en el atentado de Las Ramblas; también el día 3 de octubre con Basté anunciando en antena que llegaban noticias de que por la tarde habría grupos que se infiltrarían para crear incidentes; infiltrados el otro día en la contramanifestación para impedir una manifestación, etcétera. La clásica receta totalitaria para crear un imaginario “enemigo del pueblo“]

CONCLUSIÓN. ¿Y cómo se llega hasta aquí? Pues con razonamientos como los del Editorial del ARA: “Ningú va dir que això fos ràpid ni fàcil…“. No lo pongo en letra dorada porque no se leería bien en pantalla, pero sí que lo repito de color rojo: “Ningú va dir que això fos ràpid ni fàcil…“.  Nadie lo dijo, qué va.

Un breve resumen

1. Crónica del ARA, que empieza con el titular: “Els Mossos reprimeixen el boicot independentista a la policia espanyola“. A continuación, algunos fragmentos de la pieza.

  • “…contenint amb contundència l’avanç dels milers d’independentistes que pretenien impedir que la manifestació convocada per l’associació de policies espanyols Jusapol al centre de Barcelona es portés a terme amb normalitat
  • “…els manifestants buscaven trobar-se amb la manifestació de Jusapol …”
  • “…es van produir escenes de violència, exercida per alguns independentistes, que van insultar i van agredir -amb gots de plàstic, líquids, empentes i alguna puntada de peu- petits grups de manifestants de Jusapol”

2. Editorial de un digital cualquiera, partidario de la libertad de expresión y manifestación siempre que sea única y exclusivamente de su signo político. “La manifestació de Jusapol era una provocació política  (…) Aquesta manifestació no s’hauria d’haver permès.

CONCLUSIÓN. El objetivo consiste en implantar un régimen totalit, perdón, democrático, dicen.

Todo vuelve

Otra entrada para poner a cero los comentarios y para recordar que el separatismo es una fuente continua de muestra de desconocimiento y olvido.

Hoy me he cruzado con este profético tuit de mi (nuestro) buen amigo @toppertorpe, en línea parecida a un comentario que dejó Juanmari relativo a asuntos que por aquí ya hemos debatido y aclarado hace años.

La clarividencia de @toppertorpe se ha quedado corta.

Hace un rato acabo de leer una impactante noticia en ElNacional, uno de tantos medios reñidos con el rigor y la verdad: “L’ONU insta l’Estat a extradir o jutjar els “responsables” dels crims del franquisme“. Si os leéis la noticia, en realidad lo que ha sucedido es que Fabián Salvioli, Relator especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, de visita en Madrid, ha efectuado unas declaraciones por las que, en resumen, ha expresado que deberían juzgarse los crímenes del franquismo. Repito para los despistados que caen a veces por aquí y no entienden nada: lo ha dicho el relator especial, no “la ONU”.

Que ha sido el Relator Especial y no “la ONU” nos lo explican, por ejemplo, La Vanguardia o Público. Especialmente interesante la entrevista en Público en la que, para más inri, Salvioli dice: “No, no estoy en visita oficial. Vine invitado por el intergrupo de Memoria Histórica para dar una conferencia y ya está.“. Repito de nuevo para los despistados, no acostumbrados a frases tan complejas: “NO, NO ESTOY EN VISITA OFICIAL”.

Pues bien, tamaño nivel de complejidad, amiguitos, hace que ese dechado de virtudes llamado ElNacional titule: “L’ONU insta l’Estat a extradir o jutjar els “responsables” dels crims del franquisme“. Ese periodismo riguroso capitaneado por Vilaweb (al parecer, se basa en la prestigiosísima agencia de noticias llamada ACN): “L’ONU insta l’estat espanyol a extradir els responsables dels crims del franquisme o jutjar-los“. No olvidemos al no menos insigne Nació Digital: “L’ONU insta l’Estat a extradir o jutjar els responsables dels crims del franquisme“.

El ARA ha sido un poco más comedido:  “L’ONU recomana a Espanya jutjar els crims del franquisme“. Me ha sorprendido un poco ver que la noticia se basa en referencia de Europa Press y he buscado un poco. Sorpresa: “Relator de la ONU insta al Gobierno a ir más allá de exhumar a Franco y exige juzgar a franquistas“.

Bien. Está claro que no ha sido la ONU, pese a que nuestros diarios de desinformación favoritos digan lo contrario.

Ahora, lo de “todo vuelve. Los habituales del blog ya lo sabéis y si no lo sabéis es porque se os ha olvidado. Sí. “Relator Especial”. Qué es un “Relator Especial”. Nada mejor que ir a una página en que se explique. Es una lástima que no se indique de forma completa en la del Relator sobre la promoción de la verdad y tengamos que recurrir a la sección del Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión.

Si es que lo explica muy claro: “El Relator Especial es un experto independiente nombrado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para examinar e informar sobre la situación del país o a un determinado tema de derechos humanos. Esta posición es honorario y el experto no es personal de las Naciones Unidas ni pagado por su trabajo. Los Relatores Especiales son parte de los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos.“. Una definición sustancialmente igual, aquí.

Con Alfred de Zayas lo aprendimos todo en esta entrada de principios del año pasado. Todo vuelve y no nos la cuelan. Al lector medio secesionista parece que sí. Un día tras otro, la misma trola y vuelta a empezar. Qué ojo, @toppertorpe.

CONCLUSIÓN. A saber cuántos retuits habrá logrado (ni me preocupo en recopilarlo) la noticia de que “la ONU” ha instado a no sé qué, por obra y gracia de nuestros medios desinformantes favoritos. Ojalá editoriales de urgencia de José Antich o Vicent Partal sobre el rigor periodístico y la verdad, ese gran misterio en el universo informativo secesionista.

La propaganda y TV3

Hoy tiro de archivo y de entradas muy antiguas del blog, que vienen al caso de la innegable función propagandística de TV3. Para quien le haya pasado por alto en los comentarios de la anterior entrada, marcasanz nos dejaba el enlace a una brillante recopilación sobre la materia.

Yo me he acordado de una entrada del blog de enero de 2014, muy al principio, titulada “Lídia Heredia: la cita falsa del topall del dèficit fiscal a Alemanya“. Os resumo por si os da pereza (que la da; además, algunos enlaces ya no funcionan): Heredia le pregunta a Ángel De la Fuente sobre un pretendido límite del 4% del déficit fiscal de los Länder alemanes. El economista le dice que no existe y Heredia insiste, hasta que de la Fuente dice que eso se lo ha inventado alguien y sospecha que en Barcelona.

Esto sucedía el 31 de enero de 2014 y, como explicaba en la entrada, Joaquim Coll ya había escrito en marzo de 2012 que se trataba de una mentira deliberada. Y, pese al transcurso de dos años y la buena información que siempre nos da la Teletres, Lídia Heredia se mostraba como una de las muchas correas de transmisión propagandísticas del secesionismo, esa lluvia continua de desinformación y agravios.

Si os habéis leído mi entrada de 2014, os sorprenderá porque no cito una fuente (tipo economista con datos) que haya dedicado un artículo a desmentir lo del 4%. Supongo que debe ser porque en esas fechas, como señalaba en mi entrada, para cualquiera medianamente informado se trataba de una mentira que había caído.

Vale. Estáis insistiendo con mi falta de rigor por no citar una fuente. Pesaditos. Os daré una fuente inatacable. Repito: inatacable. Os tengo dicho que si rebusco en el blog, le saco más chismes que Doraemon.

Fuente inatacable. Elisenda Paluzié. Actual presidenta de la ANC. El Punt Avui de 27/06/2014. Artículo “Compte amb els arguments“. Escribía la autora: “Per començar, cal evitar que circulin afirmacions directament falses, com la que s’ha difós repetidament de l’existència a Alemanya d’un límit del 4% del PIB de dèficit fiscal dels länder. “.

Le dediqué una pequeña entrada, por lo insólito, al día siguiente.

CONCLUSIÓN. ¿Propaganda? Cada día.