Archivo de la etiqueta: secesión

Libros: ¿Existe el derecho a decidir?

Aunque esto del separatismo me tiene un poco cansado, todavía no he dejado de leer algún que otro libro editado al calor del tema y que me ha podido parecer interesante. En este caso, se trata del titulado «¿Existe el derecho a decidir? Preguntas y respuestas sobre el proceso abierto en Cataluña». Coordinado por Eduard Sagarra Trias, Profesor de Derecho Internacional Público y Abogado, me convenció el hecho de que las firmas que contribuyen al conjunto del libro son perfectamente reconocibles -unas más, otras menos- para un jurista, y más todavía si ha seguido la opinión de algunos de ellos sobre la cuestión de la secesión.

El planteamiento general de los artículos es, evidentemente, desde una perspectiva jurídica y creo que es recomendable, para abordar su completa lectura, contar con algunos conocimientos previos sobre la materia. En otro caso, la mitad de los artículos pueden resultar algo densos, aburridos o hasta incomprensibles para un lector que no esté familiarizado con ese tipo de lenguaje. Esta observación no debe entenderse como una crítica negativa, sino como una cuestión objetiva: tratar temas jurídicos, por mucho que se intente rebajar la carga técnica, requiere lenguaje específico. Y, como todos sabemos, no siempre es posible eliminar los obstáculos.

Antes de exponer mi opinión sobre cada uno de los artículos, considero importante señalar que el libro me ha parecido desigual, y no por la calidad de los contenidos, sino porque no existe un hilo conductor que relacione entre sí los artículos, que quedan reducidos a meras individualidades sin conexión. En este sentido, y por comparar, en un libro aquí comentado como «¿Hay derecho?» es posible identificar una homogeneidad global e ideas centrales generales, cosa que aquí no sucede. Obviamente, ello es fruto de que se trata de verdad una obra colectiva, mientras que en el libro ahora comentado nos hallamos ante una suma de individualidades, de modo que el conjunto global se resiente. Dicho esto, vamos con el comentario de cada uno de los textos.

Seguir leyendo Libros: ¿Existe el derecho a decidir?

Oriol Junqueras, Salvados y las previsiones económicas futuras de una secesión

Ayer domingo vi casi completo el programa de Salvados, en que el protagonista era el líder de ERC, Oriol Junqueras, quien explicaba y debatía sus razones secesionistas con una familia andaluza, en un ambiente de suma corrección y respeto.

En una cuestión tan compleja, quien hizo una de las preguntas clave a Junqueras fue Jordi Évole, una vez se puso en cuestión por varios de los intervinientes qué sucedería si las cosas no fueran bien económicamente, ya que habitualmente se da por supuesto por los defensores de la secesión que, en cualquier caso, siempre iría bien. En ese momento, Évole formuló la pregunta de manera explícita y planteó a Junqueras la posibilidad de que la independencia tuviera consecuencias negativas para Cataluña -en especial en el plano económico- y si, en tal caso, aun sabiéndolo, continuaría apoyando la secesión.

La respuesta de Junqueras fue significativa sobre las bases en que se sustenta la secesión: como cree que eso no pasará, se niega a contemplar dicha opción, ya que le parece implanteable. El corte concreto lo tenéis a continuación, aunque la parte entera en que se habla de esta cuestión se formula aquí, a partir del minuto 4:00 aproximadamente.

Créditos: La Sexta – Salvados

A ver: convengamos en que nadie conoce el futuro. Convendremos, pues, en que no se puede saber con seguridad si la secesión será positiva o negativa en términos económicos. Convendremos en que existe una parte de economistas (y es algo que no necesariamente tiene que quedar circunscrito a economistas) que consideran que las consecuencias serán buenas y otra parte de economistas que consideran que serán malas, cada uno con sus bases de apoyo; incluso, hay quien defiende que las previsiones de unos y otros son matizables (como sostiene Francesc Trillas en el libro Economia d’una Espanya plurinacional, al hilo de la controversia entre José Vicente Rodríguez Mora y Pol Antràs sobre las consecuencias económicas de la secesión). Convendremos, también, en que ni unos ni otros pueden asegurar su acierto y que, por lo tanto, cada uno de ellos, como hipótesis al menos, aceptará la posibilidad de que puedan errar o que se pueda modular su postura -recordemos que se «predice» el futuro-. Y eso no quita que defiendan con fuerza sus conclusiones, sosteniendo que las suyas son las correctas.

Ante ello, negarse a contemplar la opción contraria -o matizada de forma significativa- a la tuya sobre un evento futuro incierto, como sostuvo Junqueras, es poco realista y la salida fácil, diría infantil, frente a los obstáculos: se niega su posible existencia y problema solucionado. Cuando se habla de ausencia de debate, de pensamiento acrítico (aunque unir estas dos palabras es una paradoja) o de que se vende un mundo feliz me refiero a hechos como el comentado: no me gusta, no vale. Inaceptable.

Y es que los razonamientos de la secesión son de este tipo:

– Posibilidad de que las consecuencias económicas sean negativas: Imposible.

– Posibilidad de salir de la Unión Europea: Imposible.

– Posibilidad de inexistencia de doble nacionalidad: Imposible.

Y lo dejo ya, porque la lista de imposibles se alarga demasiado. ¿De verdad esperan que pueda estar de acuerdo con esta línea de pensamiento en que se niega la posibilidad de que sus predicciones no se cumplan?

Una consulta sin fundamento y su (posible) encaje legal (II): Eliseo Aja

Tras la primera entrega, con la opinión de Joaquín Tornos, acerca de la falta de encaje del referéndum de secesión y sus posibles soluciones, hoy le toca el turno a Eliseo Aja. Catedrático de Derecho Constitucional, su nombre es familiar para cualquier estudiante de Derecho, ni que sea por el libro «Constituciones y períodos constituyentes (1808-1936)«, escrita junto con Jordi Solé Tura.

Sin más dilaciones, su tesis la encontramos en el Dictamen del Consell de Garanties Estatutàries sobre la Ley de Consultas (pág.124 y siguientes). Aja se pronunció en contra de la constitucionalidad de la Ley. A la vez, realizaba una propuesta de reforma legal, o solución que, a su entender, podría dar cobertura al referéndum de secesión. Por lo tanto, no es contrario al referéndum en sí, sino al modo en que se pretende llevar a cabo. Y entiende que los mecanismos a través de los que se podría alcanzar sería:

1. En primer lugar, propone una reforma (actualización, en los términos por él expresados) de la Ley Orgánica 18/1980, de referéndums, mediante la cual se precisaran términos y modalidades. En términos generales, igual que Joaquín Tornos.

2. La aprobación de la Ley Electoral catalana, que tras 35 años desde la aprobación del Estatuto de 1979 no ha llegado a ser promulgada, por razones de exclusiva responsabilidad del legislador catalán. Con esta Ley se podría establecer reglas específicas para referéndums, variaciones del cuerpo electoral o las garantías del proceso.

En consecuencia, estima que tanto el Estado como la Generalitat -responsabilidad de ambos- deberían aprobar o reformar las leyes necesarias para facilitar un marco jurídico adecuado.

Como en el caso de Tornos: ¿Han oído a secesionistas plantear o admitir alguno de estos marcos? No. Por descontado. La razón principal es que admitirlos implica llevar a cabo unos esfuerzos -políticos, de negociación, jurídicos, de explicación y argumentación- muy superiores a los del «Volem votar«.