El TSJC anula la adscripción obligatoria al Prusés™

Mientras el separatismo celebra la declaración de Carme Forcadell ante el TSJC como el día de la democracia, ese mismo TSJC, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, notificaba hoy mismo una Sentencia (enlace a noticia donde se puede descargar libremente la Sentencia; en otra noticia, te lleva a Scribd, cosa que me irrita un poquito) -no es firme, pues cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo- que anula una adhesión al Pacto por el Derecho a Decidir a causa de uno de los principales vicios del Prusés™, jamás reconocidos y siempre negados: la adscripción obligatoria.

El caso es el siguiente: cuatro Abogados del Colegio de Barcelona (ICAB) piden la nulidad del Acuerdo adoptado en fecha 14/10/2013 por el Consejo de los Ilustres Colegios de Abogados de Cataluña (CICAC), con el voto favorable del Ilustre Decano del Colegio de Abogados de Barcelona, de adhesión al “Pacto Nacional por el Derecho a Decidir”. Un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo desestima la demanda y, ahora, el TSJC estima el recurso de apelación y declara la nulidad del Acuerdo.

¿Dónde está la importancia del asunto? Lo más simple es ir al texto de la misma Sentencia: “Dado que la colegiación es obligatoria para quien quiera ejercer la abogacía, no deja otra opción a los colegiados que alinearse con la opción ideológica o política que el Colegio Profesional ha asumido junto con los compromisos que se asumen para hacerlo posible. No hay que olvidar que existen otros cauces previstos en la Constitución española, voluntarios y estrictamente privados, para poder asumir libremente un posicionamiento ideológico como lo son las asociaciones (art. 22 de la CE) o los partidos políticos (art. 23 de la CE).

En definitiva, no puede exigirse a nadie que asuma una ideología como condición para el ejercicio de una profesión. Hacerlo supone una vulneración a la libertad ideológica, de expresión y de asociación, libertades todas ellas indisolublemente unidas al pluralismo político que, como valor esencial de nuestro ordenamiento jurídico, propugna la Constitución española“.

Si esto, dicen, va de democracia, ya vemos en qué consiste esa “democracia” que propugnan: en la adscripción obligatoria al pensamiento de la facción más ruidosa. Por suerte, la Constitución Española todavía nos protege y, a los Abogados que no compartimos invenciones como el derecho a decidir u objetivos como la secesión, no nos obliga a adscribirnos ideológicamente a esa facción ruidosa. La Sentencia anula el acuerdo de adhesión al Pacto por el Derecho a Decidir porque es contrario al artículo 16.1 de la Constitución (libertad ideológica), 20.1 (libertad de expresión) y 22 (libertad de asociación). Una cascada de vulneraciones de derechos fundamentales para las que no recuerdo que los Colegiados fueran convocados a las urnas a ejercer su derecho a decidir por parte de quienes se adhirieron al derecho a decidir, si no fuera porque consideraban obligatoria la adscripción… y paro que me embalo.

Como la Sentencia no es firme, y en contra de lo afirmado por algunos medios apesebrados, el CICAC podría plantearse acudir igualmente el día 23 a la reunión convocada (con esto hay ríos de tinta jurídicos que ahora no vienen al caso), no tengo ni remota idea de qué hará. En mi apuesta mental, gana que sí irán, acogiéndose a tecnicismos jurídicos (esos que luego el separatismo echa en cara), como que la Sentencia no es firme o que formularán recurso de casación. Se trata de una mera especulación, no un vaticinio.

CONCLUSIÓN. Todo queda condicionado al hecho de que se interponga recurso o no contra la Sentencia y su hipotético resultado dentro de vete a saber cuánto tiempo. Lo que está claro es que el Prusés™ está generado por y para la adscripción obligatoria e incondicional a los principios fundamentales del movimiento secesionista. Por la mañana -y a lo largo de todo el día- hemos visto el ejemplo en vivo, a primera hora de la tarde los han anulado -en una pequeña parte- por escrito.

La mala noticia es que la adscripción obligatoria al Prusés™ sólo ha sido anulada para los Abogados. En todos los demás ámbitos, sigue vigente.

41 comentarios en “El TSJC anula la adscripción obligatoria al Prusés™

  1. Chapó!
    Frase para enmarcar: “no recuerdo que los Colegiados fueran convocados a las urnas a ejercer su derecho a decidir por parte de quienes se adhirieron al derecho a decidir”.

  2. Que los colegios y asociaciones profesionales hagan otra cosa que defender los intereses profesionales de sus asociados ya me toca las narices pero si son de colegiación obligatoria pues lo que dices en el post. Voy a ver si veo la sentencia apelada que no veo por dónde ha podido ir.

      1. Fiscalía: SEGUNDO.- Después del rechazo inicial del recurso por inadecuación del
        procedimiento, el Tribunal Superior de Justicia estimó adecuada la vía emprendida porque
        la firma de la resolución por parte de los Colegios de Abogados no implican un acto
        político o jurídico privado, sino un acto administrativo dictado al amparo de una sedicente
        potestad, y con las consecuencias previstas en su texto al asumir compromiso de colaborar
        en el estudio sobre la viabilidad de lo pretendido por el Parlamento, y en el auxilio que se
        presta para sortear los obstáculos que el Estado pueda oponer para impedirlo.

    1. Algo parecido ha sucedido en el colegio de ingenieros técnicos y en el de arquitectos técnicos, ambos se ha adscrito o han apoyado el “prusés” por decisión de la cúpula. Cúpula que en ocasiones ha tenido la desfachatez de optar a la candidatura de la junta de colegios de España o que ha convertido en franquista la junta colegial anterior.

      Es una desgracia que el nivel de apesebramiento sea tan elevado. Si en los colegios de Barcelona, que tiran de los de otras provincias catalanas, estamos así, no quiero ni pensar cómo serán los casos gerundenses o ilerdenses.

      Felicidades por el artículo, Javier. Nos das esperanza.

      1. Era un comentari irònic 😛 al final les minories, en el tema del procés, sempre s’imposen a base de sentència.

        1. Perdón, en algún momento de mi proceso de madurez he debido perder la capacidad de captar la ironía escrita porque no pillo una. 😩😩

          1. La ironia escrita exigeix d’un cert talent per plasmar-la degudament. No és pas culpa teva sinó meva, em temo 😦

    1. Igual no. Tal vez son sólo los que le han echado valor. A lo mejor, de hecho, si hacen un plebiscito en el colegio de abogados la cosa sale justita. Vete a saber… O quizás no; quizás los abogados son un gremio más independentista que, no sé, por decir algo los lampistas. En cualquier caso, a tenor de la participación del 9N, y los resultados del 27S, en algún sitio, ya no te digo una AMI, o una ANC, pero en una triste asociación ciclista, en algun mísero club de dardos, deben estar los restantes 5 millones del censo no-alineados. No crees?

      1. Perdón. Dije 5 millones no-alineados cuando evidentemente la cuenta es otra. Me refería a lo que queda del censo descontando los alrededor de 2 millones que se han posicionado claramente indepe.

      2. Me ha quedado críptico pero quería decir que en una sociedad dividida al 50% que en un colectivo de 24.000 solo 4 apoyen la postura contraria a la que tiene quien manda es para pensar que tanto silencio puede ser autocensura. Huele a espiral del silencio.

        1. Puede ser algo tan simple como cansancio y desidia ante provocaciones continuas.

      3. Seeeeempre arribem al mateix cap del camí. Referèndum per sortir d’aquesta agonia ja, si us plau!

    2. Viure Lliure, et recomano llegir un article de Siscu Baiges a El Triangle, en què descriu el bullying a què els membres independentistes d’una coral sotmeten els integrants no sobiranistes, i com aquests darrers tenen por de contradir-los. Llegeix-ho aquí.

      D’una manera més general, a Catalunya hi ha una histèria independentista que fa que les més diverses activitats s’hagin d’associar a la idea separatista; i el problema del camp constitucionalista és que no és histèric, no sent que té el deure patriòtic d’arrossegar gent a la causa. Fent un símil que potser empiparà alguns, però que crec que és acurat, els independentistes tenen el fervor de la secta, mentre que els partidaris del compliment de la llei només tenen al seu favor la racionalitat i el seny. I ja sabem que en política sovint guanya qui té més fanatisme, i no qui té més raó.

      1. Como prueba (una más) de lo que dices, este artículo de opinión en EL PUNT, sin firma, titulado “Un judici contra Catalunya
        1. No ha habido juicio.
        2. Contra “Cataluña”. Como todos sabemos Cataluña=sólo separatistas
        Esto solo con el titular. Sigo:
        3. “judici polític a què està sotmesa arran d’haver permès el debat polític sobre la independència a la cambra catalana”. Falso.
        4. “aquest atac a Forcadell ho és a tots els catalans”. Me muero de la risa. Forcadell=catalans. Los que no nos identificamos con Forcadell=nocatalans
        5. ” Millo, que havia de ser una de les cares del pretès diàleg, va afirmar que les mostres de suport a Forcadell no eren res més que una “apologia de la desobediència””. Por supuesto, tiene razón Millo.
        6. “com més avanci el procés, als demòcrates de veritat, els sectors propers al món dels comuns o els mateixos socialistes catalans, hauran de decidir de quin costat es posen“. Esta merece ir directamente al Museo del Totalitarismo-Fascismo, en letras bien grandes. Primero riamos de “com més avanci el procés”, que es un reconocimiento implícito de que no está “muy avanzado”. Segundo, la apelación a los “demócratas de verdad”, en que el separatismo ya se halla inserto por derecho de sangre, los comunes puede que sí y los socialistas (catalanes) están muy al límite. Tercero, el PP o C’s directamente están fuera de la definición de demócratas por el mero hecho de nacer. Si algún día se me escapa que no sé quién del PP es algo facha intolerante, recordadme esta frase y me trago lo que pueda haber escrito.

        1. La opinión sin firma del Punt es realmente flipante. El Sleepy Hollow de los artículos… Va directo a mi galería de horrores.

        1. Disputar y ocupar el espacio público. Con sonrisas, globos y guirnaldas de colores. Intolerable para cualquier totalitario.

      2. Els vaig llegir ja fa dies i inclús vaig comentar-lo aquí al blog. Resum: aquesta mena d’entitats solen ser molt pro indepes (corals, castells, gegants, diables) i si un no se sent a gust pel motiu que sigui, el que hauria de fer és cercar-ne una més afí.
        Tanmateix, trobo que això no és aplicable a aquest cas concret, donada la naturalesa de la institució i la obligatorietat de pertinència per exercir professionalment.
        I aquí ja entraria a parlar sobre el col·legis professionals, però seria un offtopic innecessari. Això, i que em fa una mandra extrema.
        Essent com són ara les coses, no puc més que estar discurs amb l’escrit.

          1. Ans al contrari, és un honor.
            No m’ho tinguis en compte eh? Ja se sap que a dies hom s’aixeca amb ànims de dialogar de forma civilitzada i d’altres només vol veure cremar el món.

    3. Lliure, el problema no es la “mayoría silenciosa”. El problema es la MINORÍA RUIDOSA que se cree, ya no sólo mayoría, sino más demócrata, más culta, más trabajadora, más progresista, más avanzada y lo que es peor, con más legitimidad y derechos que los no separatistas. Ese es el problema.

      Saludos

        1. A l’estil separatista, de multiplicar per 50? O a l’estil dels estatistes, un individu igual a ú? XD

          1. Doncs ni l’un ni l’altre. Prefereixo comptar a l’estil unionista: els que voten sí són meus. I els que no voten, també. Que et sembla?

  3. Los ingenieros y los arquitectos también se comprometen a trabajar por la independencia en su ámbito profesional? Eso cómo se hace? Se diseña un edificio “independentísticamente” sostenible? En ese caso, los albañiles también han de estar a favor del Prusés?

    1. Vaya usted a saber. El año pasado, el discurso era que de ese modo entroncaban con su “activismo antifranquista” y blábláblá.

      Es todo tan ridículo, que me siento en un libro de Vizcaino Casas o en una película de Berlanga.

  4. Sobre el tema Forcadell, hoy este pavo está sencillamente brillante:

    https://mobile.twitter.com/sostresarticulo/status/810042537029304320

    Y lo siento Javier, pero para poner su prosa en perspectiva, voy a reenlazar again -en un tocala otra vez Sam, que decía Juanmari- esta joyita lírica que quedó colgada en el anterior post:

    http://m.ara.cat/politica/carme-forcadell-parlament-presidenta-TSJC-suport-popular-aixecat-cinc-mati_0_1706229463.html

    No me canso de leer un verso en particular: ‘al passeig Lluis Companys espera el poble…’. Y eran los que eran, colega. Ni menos, ni más. Hay que ser poeta (y probablemente tontolaba perdido) para extender la sinécdoque hasta estos límites. No hay duda: Diciembre es el mes más cruel…

  5. Soy arquitecto. El COAC, también hizo esto, del mismo modo. Nos sirve esta sentencia a los arquitectos o debemos demandar al COAC para solucionar este atropello? Gracias de antemano por vuestra ayuda jurídica

    1. ¡Hola!
      Pues, lamentablemente, creo que para pedir la nulidad del Acuerdo habría que llevarlo ante la Justicia. Si bien la razón jurídica es exactamente la misma, y por lo tanto los fundamentos son idénticos, entiendo que sería necesario recurrirlo.
      Te lo digo sin ser especialista en la jurisdicción contencioso-administrativa, pero los efectos de esta Sentencia (todavía no es firme, o sea que se puede recurrir; pero supongamos que no se recurre) creo que no se pueden extender al Acuerdo al que llegara el COAC, porque se trata de un Acuerdo distinto, aunque de inicio pueda asegurarse (si se sigue el criterio del TSJC) que es contrario al ordenamiento jurídico.
      Por otra parte, está el tema del plazo. En general, para recurrir el plazo es de dos meses desde que se dicte el Acto administrativo. Aquí, este “se dicte” sería desde la fecha del Acuerdo. Teóricamente, este Acuerdo debería ser notificado o, al menos, ser publicado en alguna parte, pero como todo esto se produce de una forma un tanto laxa, me parece dudoso que un Juzgado fuera muy exigente con el tema de la publicidad o notificaciones. Si me viniera un cliente, y a falta de estudiarlo, esta sería mi objeción básica. Ahora que seguro que con temas de esta clase hay casuística de todo tipo.
      En resumen: que no lo sé y además hay problemas con los plazos. Por aquí alguien sabrá algo de todo esto.
      ¡Saludos!

Los comentarios están cerrados.