Los milagros de la secesión

Tenía intención de descansar un poco de blog, por lo de siempre: poca sustancia que obliga a fijarse en elementos casi marginales, con lo que uno corre el riesgo de convertirse en un criticón exacerbado, que ve el pecado en todas partes. La entrevista de hoy a Germà Bel en EL PUNT me ha sacado, brevemente, del sopor. Comentaré apenas unas frases porque no da mucho de sí. Suficiente para comprobar que aquí todos sucumben ante el ídolo de la secesión.

Decía Bel, en julio de 2016, en una entrevista en Vilaweb: “Si es fa un RUI, serà un 9-N però patètic“. Y dice ahora, noviembre de 2016:La diferència amb el 9-N la marcarà el que passi l’endemà“. Si os leéis las entrevistas, los titulares son fidedignos a lo que transmite Bel. En cuatro meses, a Germà Bel le han convencido. Y eso que los mecanismos y elementos a disposición de los secesionistas eran los mismos en julio que en noviembre. Milagros operados por el ídolo de la secesión, sin duda.

Tampoco puedo obviar esta otra frase: “Una convenció internacional estableix que en un referèndum no acordat no hi ha una exigència de participació mínima, lògicament per combatre l’incentiu al boicot via abstenció“. Los habituales del blog, contened las risas. Los que no seáis habituales o no sepáis la razón de las risas: evidentemente, esa “convención internacional” no existe. Se trata de una particular versión manipulada y deformada de las recomendaciones, criterios o código de buenas prácticas de la Comisión de Venecia, que no vale la pena recordar otra vez (venga, recordemos: sólo con leer los puntos 2 y 3 de esta entrada sobre un artículo de Alberto López Basaguren es suficiente para hacerse una idea). Por manipulada y deformada. Para acabar, esta otra frase, que ‘justificaría’ no exigir una participación mínima: “A més, a Catalunya hi ha sempre una abstenció crònica, un 25% de població que no vota mai“. En fin.

Conclusión. El ídolo de la secesión permite los cambios más radicales sin necesidad de justificación ni argumentación. De la pantalla pasada, al referéndum. Del nuevo 9N patético a ‘lo que pase al día siguiente’. ¡Ah! La lectura que yo hago, en lo fundamental, de la entrevista a Germà Bel en Vilaweb también la hizo Jordi Graupera.

EDITO A LAS 21:00. Para añadir que la trayectoria profesional e intelectual de Germà Bel no parece de las que se dejan convencer por frases como “O referèndum, o referèndum”.

40 comentarios en “Los milagros de la secesión

  1. ¡¡Que casualidad¡¡ Hoy 25/11 el Papelín General del Régimen publica un libelo contra la inteligencia que se refiere a la cuestión planteada a G.B.
    El autor que nuestro estimado KiKu Sallés. Velailo:

    “El ardid jurídico para garantizar que una baja participación no invalide el referéndum
    • La referencia en la Ley de Transitoriedad al Código de Buenas Prácticas sobre Referendos de Venecia evita clarificar un “quórum” de votantes

    Quico Sallés, Parlament

    25/11/2016 00:06 | Actualizado a 25/11/2016 06:55
    Una de las preocupaciones más importantes de la arquitectura del referéndum es darle una pátina de legitimidad y legalidad a pesar de que la convocatoria sea unilateral para tener validez y reconocimiento internacional sea cual sea la participación del censo estipulado.
    Fuentes del Govern y de los grupos del Parlament proreferéndum aseguran a La Vanguardia que los arquitectos del referéndum quieren que sea claramente una aplicación “fáctica” de una orden de “autodeterminación del Parlament de Catalunya” con un resultado aceptado por la comunidad internacional. Por lo tanto, pretenden que la participación no sea un hándicap para obtener el aval que requiere un referendo de estas características, puesto que un quórum o participación mínima es una de los principales caballos de batalla de los contrarios a la consulta.
    Por ello, la Ley del Règim Jurídic Català, conocida en el argot como la ley de Transitoriedad Jurídica y que implica la Declaración de independencia de manera unilateral pero “condicionada” al resultado del referéndum, tendrá una referencia expresa al Código de Venecia de Buenas Prácticas sobre referendos adoptado por el Consejo de Europa en octubre de 2006, con la matriz en el Código de Venecia de Buenas Prácticas en Procesos Electorales de 2002.
    Precisamente, el punto 7 de esta convención internacional adoptada por el Consejo de Europa, recomienda “no estipular ningún porcentaje de participación o quórum” en un referendo. Una norma que se basa en un doble argumentario y que ayudaría a los favorables a la independencia a conseguir su objetivo electoral. No determinar este número de participantes haría que un resultado similar al del 9N avalaría proceder hacia la independencia de Catalunya.
    Por un lado, la convención establece que “no es recomendable estipular un quórum de participación mínima (umbral de representación, porcentaje mínimo) porque asemeja a los votantes que se abstienen a aquellos que votan contra la propuesta”.
    En segundo término, para este tratado internacional “un quórum de aprobación (aprobación por un mínimo porcentaje del registro electoral) supone el riesgo de provocar una situación política compleja, si el proyecto es apoyado por una mayoría simple menor al umbral de representación necesaria”.
    Dispuesto a negociar
    En cualquier caso, la utilización del Código de Buenas Prácticas sobre referendos dependerá del nivel de unilateralidad con que finalmente se realice un virtual referéndum de independencia en Catalunya. En este sentido, el president Carles Puigdemont, ya avisó en su última visita a Madrid que estaba dispuesto a “negociar sobre las condiciones del referéndum”. …….

    “Ponerse la venda antes de recibir la pedrada” se llama esa simplona argucia.

      1. Se creen que se puede hacer con el resto del mundo lo mismo que hacen con el “Estado”. Y no, las lecciones morales son para la catequesis, no para las relaciones internacionales.

  2. Pues para mi gusto el artículo de Graupera, más allá de señalar las contradicciones de Bel, que son P1, es una pura birria. Bueno, como todo lo que le he leído.

    Con un poco menos de (re)sentimiento -concretamente ‘ontologico’, por seguir su hilo- de nación, tal vez la comunidad política catalana no estaría fifty-fifty dividida, y a lo mejor, sólo a lo mejor, encontrábamos la manera de hacer que la cesión de parte de nuestra soberanía implicase, en lugar de dominación, fraternidad, o algo que se le pareciera.

    Demasiada épica del derecho a la autodeterminación, me parece a mí…

        1. Y la periodista Krystyna Schreiber, habitual en todas estas jaranas separatistas.
          Confirmado: toman a los partidarios de la secesión por tontos.

    1. Jo l’adoro, al Graupera. I més enllà dels seus escrits… És un paio que em cau simpàtic per la veu, com parla, etc.
      La conversa que té amb Albert Rivera a rac1 després del famós “me tengo que partir la cara para hablar castellano en Catalunya” és per enregistrar i emmarcar.

      1. Yo desde que leí su artículo ‘La batalla universal’ lo tengo en mi lista negra. Justo debajo del homúnculo de Sostres, Bernat Dedeu. Los dos me parece que firman cheques que no pueden pagar.

        1. Acabo de llegir-me l’article (no l’havia vist, encara) i m’ha agradat força.

          De fet, quan diu “Tots dos grups coincideixen que els favorables a l’autodeterminació de Catalunya som irracionals, provincians i tancats de ment, mentre que ells són racionals, oberts i tenen horitzó d’universalitat.” em va recordar a quan fa escassament un parell de setmanes algú em va comentar aquí al blog: “Veo que Viure está llegando ya al límite de sus contradicciones.
          La verdad es que resultaba soprendente que un separatista se moviera en los márgenes de cierta racionalidad”. Val a dir que també afegia “y creo que todos nos hemos felicitado por ello”, però en fi… ja ens entenem.

  3. Parece haber una fuerte correlación entre los cambios de opinión y la publicación de un libro.

  4. Yo no recuerdo nunca que Quico Sallés haya investigado mínimamente un tema; no es ese tipo de periodista. Pero en este caso debería tener una voz interior que le diga que la cosa no puede ser tan sencilla como que exista un reglamento internacional para referéndums y, oh sorpresa, sea lo que le conviene al separatismo. Vamos, que algo debería sospechar. Pero es más cómodo ser taquígrafo de los indepes.

    1. Taquígrafo y hagiógrafo:
      – Raül Romeva ha tenido una agenda apretadísima esta semana (¿?)
      – Romeva ha reunido en Barcelona todo el ‘foreign office’ catalán (¿¿?? ¿qué fue de la normalización lingüística?)
      – para acabar de pulir la estrategia internacional durante el 2017 (¿estraqué?)
      – Romeva, hombre de organización sueca y acostumbrado a jugar en equipo (¿qué es la organización sueca? ¿por qué no finlandesa, de la que tenemos pruebas con Romeva de protagonista?)
      – ha avivado todo el aparato diplomático y paradiplomático catalán (o sea, estaba aletargado; y todo lo que empieza por para- da bastante repelús)
      – en tan sólo dos días ha reunido el Consell de la Diplomàcia Pública de Catalunya, la potente Comisión Interdepartamental de Acció Exterior i Relacions amb la UE así como todo el cuerpo diplomático oficial (ritmo trepidante; ni en la privada)
      – reestructurar la estrategia internacional (¿pero no se trataba de pulir?)
      – Romeva ha celebrado dos importantes cónclaves (veamos)
      – ha mantenido una densa reunión con la Comisión Interdepartamental de Acció Exterior i Relacions amb la UE (densa)
      – para coordinar con todos los departamentos del Govern la estrategia internacional a seguir en el próximo año (un lío de estrategia si hay que pulirla, reestructurarla y coordinarla, ¿no?)
      – el encuentro ha servido para fortalecer la internacionalización de departamentos que cojean en este objetivo (o sea, que no chuta)
      – los delegados han tomado nota de la nueva estrategia del Govern de cara a la comunidad internacional (o sea: pulir, reestructurar, coordinar y explicar la nueva estrategia; yo ya me he perdido)
      – pero sin olvidar la hoja de ruta originaria que desde el pasado mes de enero explicaban en las cancillerías internacionales (¿pero no acabas de escribir que hay nueva estrategia?)
      Y, efectivamente, así con todo.

      1. Realmente lo de Quico Sallés en ese artículo supuestamente informativo, es vomitivo. Hay que retrotraerse a escritos laudatorios a Franco para encontrar tanta obsecuencia, tanto baboseo, y tanto lenguaje forzado para hinchar el perro y sacar de donde no hay.
        ¿Cómo consiguen vender toda esta mercancía podrida para consumo interno? Realmente son unos ases de la propaganda.

        1. Lo de Quico Sallés es así en cada artículo que escribe. Entre alabanza y alabanza, es posible que escriba alguna verdad, irremisiblemente escondida bajo tanto superlativo.

          1. El nivel de vendida de los medios catalanes es tan estratosferico que debería hacer arrugar la nariz a cualquiera que piense que esto va ni remotamente de democracia. Ahora, como la cuestión es que ‘ellos’ tienen sus medios, y ‘nosotros’ los nuestros, pues a tragarse el Mundo Deportivo y los editoriales de Partal hasta que aguante la maquinaria. Está bien, siempre y cuando uno se baje de la burra de la supremacia moral y reconozca que esto es un partido en el fango…

      2. ¿Hay algun sitio donde pueda ver esa nueva “Hoja de Ruta” donde me imagino que ya aparecera las nuevas “Elecciones Constituyentes” de Septiembre de 2017?, ¿O se trata de otro nuevo artificio teorico de los que luego no hay ni base escrita para que no les a acarreen problemas legales?.

        1. Bueno, que lo pongan por escrito tampoco asegura nada. De la noche a la mañana crean otro y asunto arreglado.

  5. Leo una noticia en el Ara sobre los cambios que se aceptan en la nueva Gramàtica de la Llengua Catalana, y veo que dan estos ejemplos “tomados al azar” de subordinada introducida por preposición: “L’Estat manté la seva oposició a que votin”; “Tinc dret a que l’Estat em parli en la meva llengua”. ¿Hay algún espacio de su vida en que estos patriotas no hagan Procés?

    1. Cualquier chorrada es buena para confirmar que no son nada más que nacionalistas. Qué pena y qué desperdicio.

    2. No, no lo hay. Todo lo que no pueden absorber lo contaminan. Fútbol, excursiones, conciertos, idiomas, la cocina (he leído hoy un artículo sobre cocina catalana que…) Son inaguantables, al final, te adaptas, te rebelas o te vas. O una combinación. Se apropian de las cosas que quieres, usas o admiras y las ponen al servicio de la construcción nacional hasta dejarlas irreconocibles.

      1. He leído el artículo de cocina catalana. Oda al nacionalismo más cutre, si ello es posible.
        No sabía yo que las alcachofas dan identidad y hablan catalán, son plurales, abiertas e integradoras.
        Antes me gustaba leer su artículo semanal en el suplemento de Diari de Girona los domingos, pese a que siempre la forma de cocinar cualquier cosa en Cataluña era superior al resto del mundo y muy especialmente otras zonas de España. Dejé de leer porque, como en este artículo, la contaminación nacionalista es insoportable, como muy gráficamente explicas.

      2. El asunto viene de atrás. La crème brûlée, llamada crema catalana. La “volte di quarto” italiana, rebautizada volta catalana. En Tokio, un restaurante regentado por un catalán ofrece la fideua con la etiqueta de “paella catalana”. El proceso de rapiña de la cultura valenciana por parte de los nacionalistas catalanes bien merece capítulo propio.

        Y sigue, y sigue… Cucurull es un síntoma.

        1. ¿Cuánto tiempo hasta que los tradicionales chinchulines que me enseñó a asar mi abuela pasen a ser budells a la catalana? Y a Borges ya lo doy por perdido: con ese apellido no cabe duda que nació en Les Garrigues. Los rasgos del dialecto leridano en su prosa mal traducida del catalán así lo confirman.

          Voy a tener que suscribirme a la newsletter de Jordi Bilbeny para mantenerme actualizado sobre estas trascendentes cuestiones.

        2. Dos ejemplos muy tontos, que es el nivel al que rebaja todo el nacionalismo.
          La excelente gamba de Palamós, por lo que tengo entendido es más o menos la misma desde esa zona hasta la costa de Almería. Y ya puestos, los ultragourmets dirán que mejor la gamba de Denia. Particularmente, si es buena, qué más da. Y, todavía más particularmente, si consumo la de Palamós y no la de Denia será por la sencilla razón de que la de Palamós es la que llega al lado de casa.
          Segundo ejemplo tonto. Las anchoas de L’Escala… Bueno, preguntemos a un profesional del ramo de la hostelería… Apuesto a que un 95% dirá que… ejem… que como la anchoa del Cantábrico… ¿Y significa eso que la de L’Escala no es buena? Dios mío, qué debates.
          ¿Hay que estar como niños pequeños, en plan “lo de mi casa es mejor”?
          Qué desperdicio de inteligencia es el nacionalismo. Y de tiempo.

          1. Hombre, la gamba de Palamós vive en más o menos las mismas condiciones que la de Almería, el mar Mediterráneo es poco profundo y relativamente cálido (poco oxigenado).

            La anchoa de L’Escala sí que vive en unas condiciones diferentes a las de la anchoa del Cantábrico. El Cantábrico es más frío (por tanto, contiene más oxígeno) y más rico en alimento, el boquerón atlántico es más grande que el boquerón mediterráneo. Así que estos peces son diferentes, sobre todo si se consumen frescos y no en conserva. Si resultan tan diferentes como para notarlo en una cata a ciegas, no lo tengo claro.

              1. No lo había leido. Impresionante, absolutamente impresionante. Liga también con el estudio sobre genética catalana de la UPF http://cognoms.upf.edu/resultats/

                Precisamente la cocina es algo que viaja fatal, que está muy ligado al territorio y a sus productos. No existe esa cocina de los “Paises Catalanes”, por más que lo afirme. No creo que en Olot tengan mucha idea de lo que és una pelicana o una borreta, igual que en Penáguila no tienen ni idea de lo que son los fesols.

                Para un valenciano, Casas de Alcanar es el extremo norte de Cataluña en que todavía se sabe hacer una paella, con sus bajoques y garrofons y con el arroz todavía suelto.

                  1. Entonces es tierra de fesols, que son bien buenos. Y de buen embutido. 😀

    3. Los tentáculos del régimen son infinitos, tal dictablanda. Si tuvieran control del ejercito a esto se le llamaría dictadura.

      1. Algo (o bastante) de régimen adoctrinador sí que hay: apenas con diferencia de un día he detectado por lo menos tres artículos periodísticos de medios afines diciendo que la Comisión de Venecia no exige quórums de participación ni de aprobación. A ver si logran que en cualquier conversación lo repitan como loritos.

        1. Una cuestión que me indigna especialmente, por mi ideología afín, es que la izquierda española (de la catalana no espero nada) no abra la boca para criticar semejante abuso de poder y de derechos de los ciudadanos.

  6. Es que el pruces es una religión con todos los elementos típicos de la religión cristiana-catolica de la que bebe. No sólo hace milagros el pruces de la Secesión. También promete el paraíso y los feligreses tienen mucha, pero que mucha FE.

  7. En mi ya obsesiva búsqueda de la pregunta de Tremosa, Urtasun, Maragall y Terricabras a la Comisión del día 4-11-2016 que era esta https://mobile.twitter.com/ramontremosa/status/794604390053269504 me encuentro (recién puesta en la web) con esta otra (se descarga) http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-%2f%2fEP%2f%2fNONSGML%2bWQ%2bP-2016-008355%2b0%2bDOC%2bWORD%2bV0%2f%2fES firmada por Terricabras y Tremosa, también del día 4, con temática idéntica aunque cambia el regidor. Esto ya es personal.

Los comentarios están cerrados.