39 comentarios en “La perplejidad frente al diálogo

  1. Siempre ha sido igual. Esta gente llama diálogo a la imposición lisa y llana de sus aspiraciones.

    Creo recordar que el bueno de Voltaire solía decir que tal cosa solo era posible para el sultán de Turquía, apoyado en sus incondicionales mamelucos. Y Gasset anotaba que en tal caso, seguía dependiendo de la opinión de sus mamelucos, cosa nada banal.

    Necesitamos a Belanga más que nunca.

  2. Imagino, Javier, que no te importa que nos “enzarcemos en comentarios sin fin”; esa es una de las virtudes de tu blog: que provoca el debate.
    No obstante, antes de enzarzarnos, apunto que te has saltado (supongo que con toda intención) la segunda acepción:
    2. Obra literaria, en prosa o en verso, en que se finge una plática o controversia entre dos o más personajes.
    Y lo apunto para no descartar tampoco esta acepción; sobre todo por lo de “se finge”.

    1. Ya empezamos con los puntos en las íes… Sabía que saltarme la segunda acepción me traería problemas XD XD
      La aclaración venía a cuenta de que ‘os conozco’ (así, en general) y, con tanta precisión y matiz que a menudo se introduce en el debate de los comentarios, no me extrañaría que alguien me dijera algo del tipo: “oye, que el diálogo busca acuerdos, y un acuerdo con los separatistas es una concesión, etc”. Recuerdo que una vez Viure Lliure dijo que nos pasábamos con los matices. Algo de razón sí que tenía.
      O sea, que, para el caso de que al final se generen ochenta y tres comentarios, al menos esta vía de discusión sobre la primera, la segunda o la tercera acepción quede un poco delimitada.

  3. I bromes a banda, jo com a ciutadà demanaré als meus representats que l’únic diàleg giri entorn del referèndum.
    Abans d’acusar-me de taliban nazionalista, m’explico: el PP és qui va emmerdar tot el tema de l’estatut, qui ha coordinat les denúncies a la immersió lingüística, qui tira més de catalanofòbia per fer campanya estatal, etc.
    Ja hem pactat amb el PP, durant anys. Ha estat molt bé, ens hem divertit molt, però sabem que el cap del camí no passa del més modest autonomisme. No veig que hi hagi gran cosa a parlar, francament.

    1. A més del PP, jo demanaria explicacions al Govern: “El Govern enviarà a la comunitat internacional l’informe del CATN que constata el 27S com l’única via per consultar la ciutadania davant del “refús total” de l’Estat al procés“. Ho deia el Govern. Aquí sempre es troba una via: la que millor s’adapti al moment.

  4. Siempre he pensado (y he dicho, en ocasiones) que el secesionismo ha adoptado un camino que buscaba inevitablemente la confrontación. En otras palabras, ha pedido cosas (incluso presentándolas como lógicas y normales en cualquier país democrático, para más inri) a las que no podía haber otra respuesta que el no. Ha tenido la suerte añadida de que el PP, además del no que era obvio, se ha recreado en meter el dedo en el ojo y acumular desplantes, lo que ha servido de combustible al secesionismo. No me preguntéis por qué he hecho esto, porque no tengo ni idea, y hay que ser bastante lerdo para embarcarse en una guerra que no podían ganar. Pero lo han hecho.

    Aparte de eso, yo soy de los piensan que siempre hay que dialogar, y creo que hay cosas manifiestamente mejorables en nuestro estado autonómico, y que sería bueno hacerlo (con tendencia federal, aunque esto depende de la definición). Pero no abogo por realizar esas mejoras como contrapartida o concesión al secesionismo (el secesionista lo será siempre, le ofrezcas lo que le ofrezcas) sino porque serían lo mejor para todos. Ya sé que esta postura está muy desacreditada hoy en día, cuando parece que solo se puede ser secesionista o unionista (pero equiparando esto a posturas centralistas, o autonomistas a regañadientes), pero es la que he defendido siempre, y la que seguiré defendiendo, aunque no esté de moda.

    1. Sobre el párrafo 1. Estoy de acuerdo. En alguna ocasión he citado a Joaquín Tornos, que en el libro colectivo ¿Existe el derecho a decidir? dice que las “propuestas” de Mas parecen estar diseñadas deliberadamente para ser rechazadas.

      Sobre el párrafo 2. Hasta estos último años, mi interés por el tema territorial no pasaba de los periódicos y de lo que, inevitablemente y por razón de la profesión, un día u otro tocaba leer, ya fuera del TS o del TC.
      Ahora que mi “interés” ha aumentado: lees un poco a nivel académico, y todos o casi todos están de acuerdo en que son necesarias, e imprescindibles, reformas. Tampoco hay que ser académico: con el sentido común es suficiente.
      El enfoque, y la manera de hacerlo…ahí sí que, inevitablemente, habrá más dificultades. Para eso está el diálogo, claro.

      1. No he leído el libro de Joaquín Tornos, celebro coincidir con él, que fue profesor mío de Derecho Administrativo II cuando estudiaba la carrera, hace ya siglos …

  5. No creo que tengan claro qué quieren, mejor dicho, que todos quieran lo mismo. Así que un día sale Mas diciendo que no son bastantes, al siguiente no quieren diálogo… Una nota, en mi experiencia, el diálogo con nacionalistas siempre empieza más o menos así (para que les parezca diálogo). “La secretària general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha obert la porta a incloure el terme “nació” en la reforma de l’Estatut basc si això serveix perquè els nacionalistes vulguin seguir a Espanya: “Si, per als nacionalistes, que el terme nació s’incorpori a l’Estatut els serveix perquè continuïn en un projecte comú que és Espanya, benvingut sigui”. (Idoia Mendía PSE-EE). Quiero decir, a los no nacionalistas con una cultura real, frente a la idealidad de la nación cultural, nos van a “integrar” en aras de la paz social. Y pasa con todos los nacionalismos españoles que he conocido. Por cierto, Franco incluido.

    1. Pues agárrate con este titular de una entrevista a Mundó (no tengo ganas de escribir una entrada) en Catalunya Ràdio: “Mundó consideraria “una mala decisió” que l’estiu separés la llei de transitorietat i el referèndum
      En alguna parte leí (creo que EL PERIÓDICO) que se planteaban convocar el referéndum con quince o diez días de antelación. Si lo ligamos con lo que dice Mundó: 1) Aprueban la LTJ en julio… 2) Se suspende por el TC. 3) ¿Convocan el referéndum? ¿o ya tienen excusa victimista para no convocarlo? ¿O hacen como que lo convocan? 4) Ya dejo de elucubrar
      Cómo están las cabezas, madre mía.

      1. Cuanto más dura, más se infantiliza. Empieza a dar vergüenza ajena, leer hoy a Puigdemont, Homs, escuchar a Vidal (la inquisición, se ha referido a la inquisición en el senado)… Es deprimente. Son de primero de primaria. Siempre he tenido gran respeto por los políticos pero cualquier día me veo diciendo lo de “dónde trabajarían estos en la privada”. Lo ponen muy difícil.

        1. Aquí siempre se ha vendido que estamos a un nivel superior, que los políticos catalanes sí que valen, no como los de ‘más allá del Ebro’.
          En la privada… un despacho lejos del Director General, que para algo habrían entrado en la empresa por enchufe, y que no molesten.

  6. Creo que estamos en la fase de “preacojone” y los ejemplos que pones son buena prueba de ello. Me explico:
    El nacionalismo -enfermedad infantil del doctrinarismo liberal burgués- ha sido cosa de “derechas”. “La derecha” en España ha sabido domesticar a la izquierda y ésta ha renunciado al internacionalismo para caer en el catetismo nacionalista y prácticamente desaparecer fagocitada por el populismo. Este, el populismo, pesca en todo tipo de caladeros para construir al “pueblo” al que ha de salvar y se ha embarcado en la milonga del “derecho a decidir” y memeces por el estilo. Su éxito es evidente y aunque el soberanismo populista es instrumental ha encontrado en él una mina para crecer hasta el punto que sumados populistas y restos de izquierda apesebrada han desequilibrado la correlación de fuerzas y puede hablarse que el nacionalismo-soberanismo-independentismo-y-no-la-de-merimee es mayoría en ese pantanoso territorio y, obviamente, la derecha se ha asustado.
    La derecha en Cataluña tiene un enemigo claro y evidente: la ciudadanía catalana y se inventó lo de la confrontación entre élites -periferia vs. Mesetarios- para evitar que esa ciudadanía le “montase el pollo” ante tanto “recorte” y explotación, pero todo apunta a que se les ha ido de las manos y por ello llaman a sus colegas de clase -la burguesía mesetaria- para que les saque del atolladero ya que a) Nunca pretendieron la independencia, b) siempre buscaron privilegios económicos c) necesitan a los “poderes fácticos” hispano “pa por si acaso” d) Han sostenido se los abanderados del diálogo y ahora se asustan y esgrimen el caso de “Garbancito” Homs para hablar de dificultades, y d) no tienen una Belén Esteban y Pilarín no da la talla. En resumen “ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio” ¡¡Unos pardillos¡¡
    Salud y República

    1. Me has hecho recordar estas palabras de José Álvarez Junco en la introducción de “Dioses útiles”:
      Repudio el esencialismo o el primordialismo si ello consiste en creer que todos los humanos han nacido y vivido siempre insertos en naciones, entes naturales poseedores de unos rasgos que se hunden en la noche de los tiempos. Francamente, incluso me resulta difícil pensar que alguien que haya reflexionado seriamente sobre el tema siga creyendo tal cosa. Las naciones son construcciones históricas, de naturaleza contingente; y son sistemas de creencias y de adhesión emocional que surten efectos políticos de los que se benefician ciertas élites locales. Esto, me parece, lo comparte hoy la mayoría de los científicos sociales y ésa es mi posición, que llamaría historicista o onstructivista. Pero no me considero un «modernista» estricto, si tal término significa creer que la vinculación emocional de los individuos con las naciones es un fenómeno exclusivo de los dos últimos siglos. Antes, mucho antes, existieron «naciones», como intento explicar en el primer capítulo. Pero no eran identidades colectivas a las que se atribuía soberanía sobre un territorio. Esto último, y sólo esto último, es la clave del nacionalismo moderno. E incluso este nacionalismo se ha alimentado de tradiciones e identidades culturales procedentes de épocas anteriores.

  7. Dialogar con el monólogo separatista es tarea imposible…o se les da la razón y se comulga con sus ruedas de molino o eres….(colocar aquí el calificativo que se quiera de los ya conocidos p.e: facha, intolerante, chorizo español, etc, etc..).

    Por cierto, mucho ánimo y fuerza.

  8. Savater dijo una vez que a Rajoy se le acusaba de inmovilista pero que cuando se moviera (si tal cosa ocurría) le iban a sacudir igual al grito de “no era esto, no era esto”. Por lo que leo tenía razón y tú también la tienes porque los políticos de la CUP y JxSi están más ofendidos con la posibilidad remota de diálogo que con el resto del listado de agravios. Nota off topic (inevitable) si no has leído a Partal no te pierdas en qué ha quedado la mayoría. En la cuenta de la vieja.

    1. A Partal habría que darle el premio “Moral de la tropa”, por sus ímprobos esfuerzos argumentales.
      Tendré que recuperar otro de mis artículos a medias: Francesco Palermo, profesor (o Catedrático) de Constitucional, en una de las jornadas organizadas por Diplocat, hablando de la banalidad de la mayoría.

    2. Lo que es post-veritat es plantear un plebiscito, contar de antemano a CSQEP como no, y cuando luego no salen las cuentas, decir que son no saben/no contestan y seguir to’palante…

      1. Luego hay otro concepto, así como muy moderno también, wikiality, que hace referencia a la creación de verdades por consenso, aunque contravengan los hechos más elementales, y que podría ayudar a Partal a entender algunas sinuosidades del proceso tales como que la gente llegue a creer que una alcaldesa es detenida por colgar una estelada en un Ayuntamiento… y de ahí a Francu.

        1. Por tanto, sí se ha producido la desconexión. Pero no de España, sino de la realidad.

      2. Se trata de un nuevo concepto: las post-matemáticas fruto del post-periodismo.
        Después ya viene la post-realidad que apunta killerman, como esta de Junqueras: “També li han preguntat per les últimes enquestes, que mantenen la tònica del 27-S que el suport a la independència no supera els 50% dels vots. “Donat que les enquestes han fallat molt últimament a tot el món, votem i sortim de dubtes sobre aquesta qüestió. I si el resultat no és el que volem ho respectarem, com sempre hem fet. El dubte és si els altres respectaran si la majoria diu que sí a la independència“.
        Porque:
        1) Si se votó el 27S y obtuvieron mayoría blablabla, ¿para qué votar de nuevo?
        2) “Respectarem el resultat”. ¿Seguro? No lo parece.
        3) Zzzz…Zzz…Zz…

    3. En una valoración seria del artículo de Partal, si ello es posible, la reflexión es una que tantas veces hemos repetido: en qué poca consideración se tiene a sí mismo el separatismo, que aspira a una secesión con el apoyo de dos millones de personas, en un censo de cinco millones y medio. ¿Qué bases de #nuevopaís quieren crear? Es muy muy lamentable.

      1. A mi me gusta que dé por hecho que el único problema sería el Estado y no los catalanes que no apoyen la independencia en su hipotético (léase fantasioso) referéndum. Esos callar y obedecer. Da por hecho que aún hay esperanza de convertirlos en buenos demócratas.

        1. Partal no es más que uno de muchos ejemplos -para los que compartimos la onda general del blog, de los más visibles- del pensamiento acrítico con que se afronta todo el prusés, por definición excluyente de quien no comulga con sus tesis. Excluyente en el sentido “como si no existieran”.
          Una muestra más de la miopía, este enlace, que me ha llegado vía Twitter, en Critic, que dice aspirar a una cierta distancia intelectual. Resumen: el autor dice que, llegados a noviembre de 2016, le ha abierto los ojos la entrevista a Andrew Dowling en ELPUNT (que no descubría la pólvora ni nada nuevo), o el magisterio de Jordi Amat (un tipo muy inteligente, muy mesurado, con libros interesantísimos como “El llarg procés”) o… ejem… perdón… Francesc-Marc Álvaro.
          A algunos les convendría más atender a lo que escribe Xavier Rius. Y valorarlo sin prejuicios.

          1. ¿En qué momento decir esas obviedades ha dejado de convertir al autor en botifler y en el que pone palos en las ruedas para ser autocrítica? Me he perdido la transición.
            Ahora, este párrafo es oro puro
            “Malgrat els grans esforços d’internacionalització del cas català i la intel·ligent i perspicaç feina de la diplomàcia catalana, la realitat és que a dia d’avui cap estat està interessat en canviar el mapa d’una Europa que té problemes molt greus dins les seves fronteres. “

            1. Justo la frase destacada por la cuenta de Twitter que ha desencadenado mi interés XD
              Y sobre el artículo: iba a decir algo inconveniente, así que huelga comentarios.

    1. ME RIN-DO. Un señuelo de distracción…
      No había leído ni visto nada tan audaz desde La Jungla 3 y Jeremy Irons despistando a toda la ciudad de Nueva York.
      “Oriol dice”. Genial.

      1. O son perfectamente tontos y cuentan su gran jugada secreta, o son absolutamente tontos y se han inventado el astuto truco de “el señuelo del señuelo” para así despistar a la abogacia del Estado.
        Como todos sus grandes planes secretos sean así, me parece que nos vamos a divertir mucho.

        1. Yo es que empiezo a imaginar escenas con el Superintendente Vicente, el Profesor Bacterio y Mortadelo y Filemón.

        2. Van a hacer una partida legal para procesos electorales. Ya. No necesitan hacer nada más. Lo del señuelo y demás son chorradas de autobombo. A estos les ponía yo un interventor cabezón y se iban a enterar.

          1. Cuentan con que nadie lo hará. Rajoy tiene muy asumida su política de Don Tancredo. Y de momento, le va bien: el separatismo está resultando un toro manso que ni siquiera se le acerca.

            1. Pero es un toro al fin y al cabo. Y el hecho de que el separatismo por momentos parezca manso o este en decaída (opinión que no comparto totalmente) no va a hacer desaparecer de la noche a la mañana simplemente porque si, aunque aquí pongamos en evidencia algunos ejemplos especialmente ridículos del proceso en sí.

              El hecho de que –por momentos- el “pruses” parezca no llevar a ninguna parte no debe hacernos olvidar que hay un colectivo detrás que tiene claro dónde quiere llegar, aunque no sepa muy bien el cómo, o –lo que para mí se me antoja más grave- no se haya parado a profundizar en las consecuencias reales del día después. En definitiva, creo que el toro está fuera del redil y no va a volver tranquilamente adentro salvo que sinceramente el porpio toro lo crea así. Y parece que esta convencido de seguir andando aunque no sepa el camino:

              http://www.elnacional.cat/es/politica/cup-govern-proceso-constituyente_122550_102.html

Los comentarios están cerrados.