Dos libros interesantes: “El final del desconcierto” y “Escucha, Cataluña. Escucha, España”

Si llevo casi quince días sin escribir nada es porque apenas sucede nada de interés para el blog. Un tuit por aquí, una noticia tergiversada por allá y artículos de opinión de bajo nivel que únicamente son capaces de apelar a lo emocional para infundir ánimos al sector separatista. Así que, como sabéis, me compré unos cuantos libros y me he leído dos, que os comento brevemente por si os resulta de interés.

El primero, para mí el más interesante si tuviera que escoger uno solo, es el publicado por Antón Costas, “El final del desconcierto“. Costas analiza, a grandes rasgos, la situación en España producto de la crisis económica y uno de sus problemas principales: la desigualdad, la pobreza, la falta de recursos suficientes en muchos hogares y la urgente necesidad de un plan para superar esta gravísima cuestión.

Como tesis principal y básica que recorre la mayor parte del libro, el autor considera que el hecho de que tantas personas en España se hayan visto condenadas a la pobreza, apenas sin posibilidades de salir de ella, aderezado con recortes sociales que, en general, han sufrido los estratos sociales de menor capacidad económica y formativa, ha roto el “contrato social” en que se fundamentan algunos de los pilares básicos de una sociedad: la existencia de oportunidades para todos y que se procuren los medios para que la sociedad no “deje atrás” a quien necesite la ayuda y solidaridad. Si será marcado el tono progresista de Costas que hasta a Íñigo Errejón le ha gustado el libro.

Todo esto, por supuesto, sin renunciar al capitalismo como forma de organización del mercado, pero sujeto a mecanismos, límites y hasta la intervención del Estado, digamos que de forma “asociativa” con el sector privado, como forma de contribuir al desarrollo económico.

El libro abarca otros aspectos, como eficiencia, competitividad, tamaño de las empresas (insuficiente, a juicio de Costas), crecimiento económico y los ciclos a que se somete en España, los perjuicios de la austeridad o la “captura” del Ministerio de Fomento por determinadas empresas e intereses económicos, entre muchos otros. No obstante, en mi opinión, el aspecto más destacable es esta prioridad socioeconómica -no solo enfocada en las capas más necesitadas, pero sí con prioridad allí- que redunda en beneficio de toda la sociedad.

En definitiva, un libro constructivo que se lee con cierta facilidad, aunque no tanto como del tirón.

El segundo, “Escucha, Cataluña. Escucha, España“, cuyos autores son Josep Borrell, Francesc de Carreras, Juan-José López Burniol y Josep Piqué, sí se puede leer casi del tirón. Con la temática del ‘procés’, que nos sabemos de memoria, el camino está muy allanado para su lectura. De forma esquemática:

  • Josep Borrell. Con su estilo directo y enérgico, los argumentos de Borrell giran alrededor de las falsedades vendidas por el separatismo (el “límite” de contribución a la solidaridad interterritorial alemán, que si la entrada en la UE sería automática y además con los brazos abiertos, etc). En parte, resume algunos pasajes de “Las cuentas y los cuentos de la independencia“, que también comenté hace más de dos años.
  • Francesc de Carreras. Un interesante recorrido por los orígenes del nacionalismo catalán y su evolución al separatismo. No falta una mención específica a la espiral del silencio y cómo el nacionalismo ha conseguido que todo aquel quien no comulgue con sus bases esenciales pasa a ser de “los otros”: “…la estrategia nacionalista se cimentó, desde el primer momento, en un contraposición existencial: o eras catalanista o eras españolista, sin más opciones, lo cual significaba ser nacionalista catalán o bien nacionlista español (…) Toda crítica o discrepancia con el nacionalismo catalán era considerada un ataque a Cataluña, entendida como un todo. De ahí que a los no nacionalista se les denominara, habitualmente, anticatalanes“.
  • Juan-José López Burniol. La parte de López Burniol es interesante porque, aun estando de acuerdo en la parte final, esto es, ser contrario a la secesión, no coincido en parte (en parte, no en todo) con sus planteamientos. Por eso lo considero interesante: para leer opiniones coincidentes con la mía me puedo releer el blog y tan contento. ¿Dónde discrepo? López Burniol, por ejemplo, propone un “reconocimiento de la identidad nacional de Cataluña” o “competencias identitarias (lengua, enseñanza y cultura) exclusivas“. No me interesa ahora tanto un “¡oh, no! ¡no estoy de acuerdo!” o un “esto lo matizaría así o asá” sino destacar el hecho de que caben visiones, puntos de partida y desarrollos diferentes, que es de lo que se nutre una democracia plural. Como os digo, si los dos puntos que he reproducido no os gustan, precisamente por eso hay que leer a López Burniol. Como contrapeso a lo anterior, reproduzco otro pasaje del capítulo de López Burniol que, además, tiene bastante que ver con el trasfondo de los enlaces que algunos habéis puesto esta mañana: “Los independentistas sienten tal desdén por todo lo hispánico, por España y por el Estado que la articula jurídicamente, que muchos de ellos están convencidos o creen que lograr la independencia será cosa de nada, y que conseguirla y sostenerla depende tan solo del hecho de quererla”.
  • Josep Piqué. El ensayo de Piqué es más corto y quizás se nota un poco que no ha estado en la primera línea de opinión durante estos años, como sí lo han hecho los tres anteriores, lo cual no quiere decir que no sea de interés. Piqué remarca -también lo hacen Borrell y de Carreras- cómo se han manejado los recursos públicos, en especial los medios de comunicación, para realizar la “construcción nacional” y el uso instrumental de las instituciones al servicio del nacionalismo. Todo ello sin eludir las históricas responsabilidades del Gobierno central de turno derivadas del hecho de servirse de los nacionalistas como apoyo. Para acabar, una frase de Piqué, que también enlaza con la extraña composición de la realidad con que nos obsequia el separatismo cada día: “No hay mucho espacio para las teorías conspirativas, aunque, en Cataluña, existe todavía gente que cree que, todas las mañanas, hay una reunión en «Madrid», para qué puede hacerse para «fastidiar» a Cataluña. Es más, que casi no piensan en otra cosa. La frustración sería enorme si supieran la verdad, que es que la atención se centra en otros asuntos de mucha mayor envergadura“.

CONCLUSIÓN. Lecturas entretenidas y fáciles de leer (el libro de Costas requiere algo más de esfuerzo), con ánimo constructivo y de explicar la realidad desde puntos de vista razonables, aunque a algunos no les guste o, simplemente, discrepe, en todo o en parte. Así, seguiré evitando la lectura de artículos como este de Toni Soler, quien, para exponer su pensamiento, tiene que recurrir a argumentos cutre-nacionalistas como el “enemigo (literal, enemigo) común“: “Per tant, ara toca confrontar projectes, candidats i aliances, sense por, amb respecte i tenint clar quin és l’enemic comú“. Sabemos que el lenguaje no es inocente y Toni Soler -que si alguien le afea, dirá que “se le ha malinterpretado, que como os ponéis“- tampoco.

No es que sea una novedad. En realidad, el fragmento de Francesc de Carreras lo anticipa: si no votáis nacional-separatista, sois “el enemigo común“.

55 comentarios en “Dos libros interesantes: “El final del desconcierto” y “Escucha, Cataluña. Escucha, España”

  1. Yo, me temo, soy enemigo común de todos ellos.

    Soy enemigo de Cataluña, por lo que parece. Y eso que la elegí para vivir y aquí sigo, con mi familia.

    1. No solo eres enemigo. Eres de los malos, según se desprende de esta entrevista a Antoni Castellà en Vilaweb:
      —De qui és responsabilitat que només es complís una de les tres condicions?
      —És col·lectiva. No m’agrada gaire entrar-hi… En aquests últims cent anys, el catalanisme polític ha estat molt autocrític. Crec que podríem haver fet les coes més bé, però deixeu-m’ho dir així, nosaltres som els bons. Som els demòcrates, som els que estem a favor de la llibertat. S’ha fet tot allò que es podia fer, i no vull fer cap crítica.

  2. Gracias por las recomendaciones y los comentarios, Javier.

    La lectura sosegada es, sin duda, una de las víctimas colaterales de la atmósfera creada por la aceleración del procés desde principios de Septiembre: a mi se me acumulan sin parar las lecturas pendientes. No es mala idea retomar hábitos con libros actuales de ensayo que nos presenten visiones complementarias.

    De lo de Soler, destaco una frasecita en su línea: “[…] candidats que ensumen la sang, com Iceta i Arrimadas” … pues nada, ya lo sabéis votantes del enemigo común, son los candidatos-lobo que en las noches de luna llena recorren aullando las calles de la aterrorizada Catalunya-un-sol-poble…

    1. Me impuse algo de autodisciplina, en plan: “no pierdas más el tiempo con Vilaweb y similares; no intentes desentrañar algún tipo de razonamiento allí donde no lo hay”.
      A partir de esas premisas he sido capaz de leerme este par de libros.

  3. Gracias por los comentarios Javier.
    Agradezco mucho, en particular, tu resumen del “Escucha, Cataluña. Escucha, España” que es un libro que figuraba en mi hoja de ruta libreril…
    Por trabajo he estado, estoy y estaré desgastando la vista en variopintos temas.Algunos áridos como la Cienciometría, otros apasionantes (para mí) como los Transposones y otros (abrumadoramente) técnicos como funcionamiento de Canales iónicos de menbrana por lo que agradezco tener un detallado resumen de potenciales libros de “desengrase”.

  4. Moltes gràcies per les recomanacions i, encara més, pel nivell de les ressenyes que en fas. Els tenia a la llista i ara ja tinc més raons per tenir-los en compte.

    Si no et fa res, aprofito per fer-hi un parell d’aportacions.

    Sobre la “cosa”, m’ha semblat més que recomanable el darrer d’en Jordi Amat, “La conjura de los irresponsables” (https://www.todostuslibros.com/libros/la-conjura-de-los-irresponsables_978-84-339-1618-1) en castellà, o “La confabulació dels irresponsables (https://www.todostuslibros.com/libros/la-confabulacio-dels-irresponsables_978-84-339-1617-4) en català. Més concís que el seu anterior “El llarg procés” però ben documentat, fa una, per mi, molt bona anàlisi de com s’ha arribat fins aquí.
    No comparteixo tot el que diu. Per mi, i no només en aquest llibe, Amat cau en la necessitat d’equilibrar les bestieses dels separatistes amb les perversions històriques de l’espanyolisme. Tot i això crec que paga la pena la seva ràpida lectura.

    La segona recomanació (crec que no l’he feta en aquest blog, si fos així, mil disculpes) no toca directament la cosa, però s’hi acosta: “Tres periodistas en la revolución de Asturias”, Cjaves Nogales, Díaz Fernández y Pla (https://www.todostuslibros.com/libros/tres-periodistas-en-la-revolucion-de-asturias_978-84-17007-06-5) (per cert, amb pròleg del prolífic Jordi Amat).
    Bona literatura periodística i lliçons per aprendre. A les pàgines 154 i 155, Pla explica la teoría del desbordament, amb pocs canvis de personatges i partits, ho podría haver escrit avui.

    1. Tota recomanació és acceptada.
      Precisamente, el llibre de l’Amat el vaig veure fa uns dies i me n’havia oblidat. És cert que té tendència a “equilibrar”, però tot i això la seva vàlua i rigor és indiscutible. Tampoc comparteixo tot el que diu, la qual cosa no li treu interès.
      Pel que fa al tema Astúries, no recordo que l’hagis mencionat. O potser sí; ara mateix no ho tinc present.

    2. No sé si és només impressió meva, Quirze, però crec que últimament, i a mesura que els separatistes han començat a ensenyar les urpes i, sobretot, que els “observadors imparcials” s’han anat documentant més, ja no és tan acusada la necessitat d'”equilibrar” les coses. Estic veient, d’un mes ençà, el fenomen inèdit de més i més comentaristes criticant els indepes, i només els indepes, com a responsables essencials del desastre. No dic que certa premsa progre o estrangera no es deixi endur encara per la temptació de repartir culpes a tort i a dret; però en les anàlisis serioses s’està decantant la conclusió ineluctable que el que ens ha dut fins aquí són les decisions concretes (i errònies) del Procés, no cap immobilisme de part de Rajoy ni l’article 155.

      1. Estava pensant com completar les teves reflexions quan he vist l’enllaç que en Juanmari ha penjat d’un article de l’Ignacio Molina.
        Com que penso que si algú diu el que tu vols dir, de manera més documents i més ben explicat, no cal que ho repeteixis, em remeto a aquest escrit.
        Dins d’aquest terç que assenyala l’article, hi ha aquest nucli dubtós que es reflecteix en els dubtes del PSC (només cal veure el ridícul d’ahir a Girona)

    1. Siguiendo con el asunto… Jurídicamente el tema parece claro.
      La manipulación y la ignorancia, deliberada o fingida, también.

            1. No lo tienen, pero están tan alejados de la realidad que es prácticamente imposible rebatirles.

        1. Al final, casi me mareo.
          De todos modos, en este aburridísimo tema de Sijena, la cuestión es bastante simple a estas alturas de diciembre de 2017: sentencia, ejecución provisional que se intenta desde hace más de dos años, con toda la oposición-desobediencia posible de la Generalitat, y listos.
          Todo lo demás, severas dificultades de comprensión.

          1. Por cierto: está por ver que realmente quepa recurso de casación, así que ya veremos lo que pasa.
            Por la cuantía, 49.855.000 pesetas, no da.
            Y por interés casacional, no lo veo, salvo que el Supremo haga alguna pirueta para admitirlo…
            Ahí lo dejo.
            [Nota para no expertos: supuestamente, contra la Sentencia de la Audiencia de Huesca dictada a finales de noviembre del tema de las piezas, cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Yo no lo veo muy claro porque los requisitos para la casación están estrictamente fijados por Ley y por unos criterios del Tribunal Supremo. Aunque la misma Sentencia de la Audiencia de Huesca dice que “pueden caber” recurso de casación (y extraordinario por infracción procesal), esta es una fórmula usada por muchas Audiencias que significa: “mire, usted presente el recurso y después que sea el Supremo quien lo admita o no a trámite; aunque la Ley dice que tenemos que revisar si se cumplen los requisitos, que lo haga el Supremo”. O sea: que la Generalitat o el MNAC pueden presentar recurso (o no) y, en ese caso, en primer lugar habría que pasar el filtro de admisiones del Tribunal Supremo, cosa bastante complicada. Veremos]

            1. Lo último sobre el lloriqueo. https://twitter.com/KRLS/status/940807965656961026?s=17
              https://www.vilaweb.cat/noticies/josep-giralt-museu-de-lleida-que-ens-tornin-les-peces-tal-com-nosaltres-les-teniem-sixena/
              Soldado: parece que no es militar sino civil haciendo el tonto en una jornada de puertas abiertas. El ejército ha abierto una investigación. He leído no sé qué de un delito de amenazas. Aha, con un tanque. Risas en el juzgado.
              El director del museo. En la misma entrevista da un montón de lecciones sobre conservación de arte sacro para terminar reconociendo que hay una pieza que dejaron en el obispado y, ahora mismo, no sabe dónde está. Es que ha habido obras y tal 🤗🤗

  5. Gracias por las recomendaciones Javier. Van a la lista de pendientes.
    (Y también a Quirze, especialmente por el de Tres periodistas en la revolución de Asturias.).

    En cuanto al lado oscuro estoy en fase de desintoxicación. ¡Son tan cansinos!. Que decir, por ejemplo, del twit de Puigdemont que sale en el enlace de El Pais que trae Fco. Javier. No hay palabras.

    Bueno, sí, ponerse a su nivel en decir “nonense”. Por ejemplo, según la encuesta de LV la suma del “bloque de la FakeDUI” da un 44,7% de los votos, mientras que el “bloque del 155” saca un 46,7% de votos. Si eso se cumple, ¿no hay un claro mandato democrático para aplicar el 155 Ad Aeternum? 😁

  6. Hoy escuché dos conversaciones en catalán en distintos bares con el mismo tema: que el ataque homofóbico del fisicoquímico de la UB era lo que los había terminado de decidir por Iceta. Se pegaron un tiro tal en el pie con ese descerebrado que hasta parece un ataque de falsa bandera.

      1. Y ya están poniendo excusas: “se ha votado que vaya a una comisión formada por técnicos y vecinos, que decidirá lo que proceda”

        1. No parece que tengan claro cuál es su bolsa de votantes y a quién pueden atraer y a quién no.

        1. Ese es precisamente el motivo de mi reserva en mi apoyo a Iceta. Logró reconducir el discurso del partido diciendo por primera vez que no son independentistas, abandonando por fin la ambigüedad maragalliana/montillesca. Pero no logró domeñar a los jerarcas regionales del partido, esos barones (y baronesas) que entran en pánico ante la perspectiva de cuestionar cualquier punto concreto de la agenda nacionalista, y que escrachan desde sus ayuntamientos a las familias que osan solicitar más castellano en la escuela para sus hijos. Estoy hablando de las Parlón, de las Marín, de los Ballart, que sea por complejo de charnegos o por no poder desembarazarse del llamado telúrico de la Cataluña profunda terminan peleándose entre sí por ser más papistas que el Papa estelado.

          Frente a eso hay líderes con un discurso muy sólido y seguro, como Salvador Illa o Àngel Ros (aunque ahora patinó con lo de Sijena), que tienen las ideas claras y no sienten que le deban pedir perdón a nadie por hacer política catalana exenta de nacionalismo. Está por verse si se pueden aglutinar alrededor de la figura de Iceta y empezar a transformar el PSC de un partido subordinado a esa entidad inconcreta y nociva llamada catalanismo político a una formación socialdemócrata que respete la pluralidad del país y se oponga a invisibilizar a la mayoría castellanoparlante de Cataluña.

          1. Tal vez sea bueno un pequeño correctivo, en forma de irrelevancia electoral, para que comprendan que hay una amplia rama de propuestas que los ciudadanos apoyamos o al menos aceptamos, y un pequeño grupo de propuestas que detestamos cordialmente.

            1. Ignacio Molina en el artículo que aporta Juanmari: “Si Iceta quiere de verdad convertirse en el referente de los consensos entre las diferentes Cataluñas, ha de comprender las frustraciones de los dos polos. Debe, en suma, pensar menos en los centenares de antiguos dirigentes del PSC que hoy prefieren opciones nacionalistas y hacerlo más en los centenares de miles de antiguos votantes que ahora apoyan a Ciudadanos.”

  7. Lo que dice de Carreras en su parte del libro: para que no les llamen anticatalanes, pues a tragar con lo que sea.

  8. Pues yo, Javier (muy buenas tardes después de tanto tiempo sin participar, aunque os leo todos los días), qué quieres que te diga…Prescindiría sin más de la lectura de las aportaciones del notario López Burniol (el título del libro seguro que es cosa suya, aunque puedo equivocarme). Su trayectoria política y, por tanto, también intelectual es errática. Está a todas, según va conviniendo. Abominó de la política en plena redacción del Estatuto del 2006, pero más tarde, junto a Antich,fue el corredactor del editorial conjunto de la prensa catalana bramando contra la famosa sentencia del TC. Cercano al PSC, según dicen, su formación navarra (de la que doy fé hace gala constantemente), foralista y carlistona, no le abandona. No pongo en duda que no quiera dejar de ser español: lo que afirmo es que quiere ser español de primera categoría. Esa formación navarra, foralista y carlistona le lleva constantemente a defender, en sus diversas variantes, la idea de privilegio como solución a los males de Cataluña. Evidentemente, el problema siempre es de España. En fín…como gran parte de los que forman parte de su entorno intelectual (y son muchos en Cataluña, camuflados bajo variopintas vestes) tiene una incapacidad, yo diría que congénita para entender qué significa el artículo primero de la Declaración de 1789 y el principio de igualdad ante la ley. ¿Competencias identitarias? Hombre, por favor! !Otra vez con lo mismo!

  9. Una entrevista a López Tena

    http://ctxt.es/es/20171213/Politica/16689/lopez-tena-independencia-cataluña-referendum-proces-puigdemont-mas.htm

    Como es habitual (aunque tratándose de un personaje así, no deja de sorprender), hay bastante lucidez en sus análisis de lo que pasó en los momentos clave. Sus predicciones pueden estar equivocadas en mucho o en poco, pero al menos parten de una interpretación racionalmente coherente de los hechos narrados, y no de los delirios habituales del procesismo.

    Por poner un ejemplo de las anteojeras de la clase política secesionista, hoy los dos participantes (Turull y Ernest Maragall) del debate en la SER, simplemente han bordado el mensaje victimista-ofendido, una vez más:

    http://politica.e-noticies.cat/turull-iceta-albiol-i-arrimadas-no-son-democrates-114541.html

    1. Elecciones ilegítimas, oponentes antidemócratas, el demonio haciendo el censo y el dios del caos hace el recuento electoral. Más o menos así van de momento.

        1. En cuanto los dejan sueltos, sin los comisarios políticos que controlan lo que hay que evitar decir, aflora la natural raíz antiespañola de que se nutre todo esto. Por mucho que se esfuercen en disimular, siempre sale a flote.

        2. Este artículo me parece brutal y a la vez encaja perfectamente con la tesis de que estos separatistas profesan un fe extremadamente sectaria. Son tan fanáticos que venderían a sus hijos para conseguir su objetivo. Recordemos aquel padre el 1-O que expuso a su hijo pequeño para que la GC le pegara y así poder tener la imagen brutal con la que defender su causa. Estos científicos son iguales. No importa las mentiras brutales y ofensa si pueden contribuir a conseguir su objetivo. Son la anti-civilizacion.

    1. Supongo que les estamos refrescando la memoria de lo que vivieron. No hay muertos, pero las empresas más importantes han emigrado.

  10. Titulares de El Nacional ahora mismo: “Romeva crida a guanyar el 21-D per combatre ‘la bèstia del franquisme'”; “Joan-Lluís Lluís, guanya el Sant Jordi amb una venjança pòstuma contra Franco”. Si es que hay días que tengo terror de abrir la puerta de casa y encontrarme al Dictador en el salón.

    1. Es curioso: viven en Francoland y, pese a ello, pueden insultar libremente a todos los que no pensamos como desearían, nadie les saca de su casa de paseo a las tres de la mañana y un largo etcétera. Gentuza.

    1. Ciertamente, Marc, la explicación es tentadora:. “Sus deseos los impone por encima de todo y si tienes pareja, el egocentrismo de la persona que está siendo tratada, crea un gran conflicto”.
      Si lo traspasamos a lo colectivo, es un retrato exacto del “prusés”.

  11. Beatriz Talegón ha escrito un artículo sobre el 155. De verdad que merece la pena leerlo porque te ríes un rato. Es un despropósito de principio a fin. Una perla “El artículo, respecto al requerimiento, dice literalmente “en el caso de no ser atendido”. Repito: “no ser atendido”. No se dice nada parecido a “ser atendido de manera poco comprensible”, ni “ser atendido de manera confusa”. No. Sencillamente habla del hecho de no recibir respuesta por parte del Presidente de la Comunidad en concreto, o sea, Puigdemont. Es evidente que el MHP contestó. Otra cosa es que no quedó claro lo que quiso decir, y por eso se le pidió que se explicase unos días después. Pero hacerlo, lo hizo. Y por lo tanto, no habría motivo para considerar que se cumple lo que determina el 155.”
    Se cree que “atender” se refiere a estar atento y responder en este contexto xD. Abogada txo, en su bio pone abogada. https://elobrero.es/opinion/item/7610-la-otra-parte-del-155.html

    1. Se acabó el grifo del dinero para Julian Assange y se encontraron con Beatriz, supongo que, además, gratis. Lo que se llama un chollo para el cachondeo: “El precepto no es abierto, no deja al albur de la interpretación su posible aplicación”. No es abierto. No. Qué va. Mejorando a “Pancho Sánchez”.
      Mejor leer a mi amigo Monguilod en La Vanguardia: “Presos políticos y prisión provisional“. En especial, los tres últimos párrafos sobre la prisión provisional.

      1. Molt bon article.
        Per cert, segurament mal informat, jo sempre havia ubicat a en Monguilod en línea separatista, estava equivocat o és l’excepció raonable d’aquest món?

      2. Definitivamente en los últimos años la gente (o los traductores/correctores automáticos, vaya uno a saber) ha perdido por completo la capacidad de distinguir entre “porque”, “por que” “por qué” y “porqué”. Salvo ese detalle, me parece muy convincente el artículo de Monguilod, pero yo iría más allá: las prisiones provisionales sí me parecen justificadas. Si Junqueras no estuviera en el talego estaría con toda seguridad tramando la siguiente fase del golpe de Estado, entre otras cosas creando un clima insostenible en la campaña electoral. A mí me parece un riesgo muy real, y todavía mayor en el caso de extremistas más fanáticos aún como Forn o los Jordis.

      3. Más razón que un santo. En mi entorno hace tiempo que es una corriente difusa pero cada vez más la leo y la oigo más. Como si el problema de usar con ligereza la prisión provisional fuera de ayer.

    1. A la espera de las expertas palabras de Javier, quisiera hacer una observación.
      Creo que, efectivamente, pueden recoger las actas por poderes, pero con lo que tendrán dificultades será en participar en los plenos y, por tanto, votar la mesa del Parlamento y, eventualmente, la elección de presidente.
      Los que están en prisión podrán solicitar un permiso especial, del que hay precedentes en el País Vasco, pero que será difícil que les permitan atender a todas las convocatorias.
      Los que lo tendrán imposible serán los fugados, ya que si no vienen, con lo cual serán detenidos, no hay forma de que puedan participar.
      Teniendo en cuenta que la cosa irá de pocos votos, no sé si podrán dar este lujo.

Los comentarios están cerrados.