Actos de fe

En numerosas ocasiones se ha comentado en el blog que buena parte de quienes apoyan la secesión asumen sin crítica alguna las consignas del separatismo [definición simple de separatismo: corriente radical y extremista del secesionismo, que es la actualmente dominante en Cataluña en el discurso público. Esto no significa que el separatismo refleje con fidelidad el pensamiento mayoritario secesionista; sin embargo, es una evidencia que esta corriente se ha apropiado por completo del discurso externo].

El separatismo es dirigido por las élites, entendiendo como élites a quienes tienen una cierta proyección o relevancia pública, y exige actos de fe, como se comprueba con la simple lectura de periódicos o escuchando la radio.

Ayer, 18 de agosto, en ELPUNT entrevistaban a Jofre Llombart, periodista y subdirector del programa “El món a RAC1” (y también columnista cada quince días en el mismo diario). Activo en favor del separatismo, en ocasiones se cruza en mi Twitter con ocurrencias como la siguiente, del 10 de agosto:

adoctrinamiento

La típica cuestión del adoctrinamiento que tanto hace rabiar al separatismo o, con mayor precisión, la habitual acusación de absoluta falta de crítica con que se asumen tantos y tan absurdos planteamientos por el separatismo (recordemos: corriente radical y extremista del secesionismo), que exigen acto de fe y no el libre pensamiento al que alude Llombart. Al menos, eso es lo que, por ejemplo, mantengo yo y con su tuit niega Llombart.

Como siempre la cosa tiene su gracia cuando a Llombart, en la entrevista en EL PUNT (una semana después de su tuit) le inquieren lo siguiente y su respuesta es como sigue:

acte de fe

Traduzco:

No se sabe casi nada de lo que está haciendo el gobierno para avanzar hacia la desconexión, ¿esto es porque no se está haciendo nada o porque ahora sabe llevarlo en secreto?

Tengo clarísimo que lo está haciendo todo. Que no se sepa no quiere decir que no se esté haciendo. Por cosas que sé, y que no puedo decir, sé que se está controlando todo hasta el último detalle: qué pasará el día D a la hora H; está todo previsto. Se está haciendo mucho y con discreción.

¡Tiene mérito!

Cuando te lo explican te piden discreción, porque la mano del TC es muy larga

Antes de comentar nada por mi parte, incluiré una fotografía que me hicieron tras leer estos dos párrafos, justo después del tuit anterior de Llombart.

cara-sorprendida

Llombart, azote de las injustas acusaciones del adoctrinamiento, paladín del libre pensamiento, ¡me pide un acto de fe para sumarme a la causa del separatismo!

¿Qué hay mejor para la sana crítica y el libre pensamiento que el secretismo y la ocultación? Y que no falte una genérica mención al archienemigo. Llombart, pues, asume que todo aquel que apoya la causa separatista tiene que estar dispuesto a prestar una confianza ciega a las élites. O sea, algo que roza el adoctrinamiento. Por cierto, lo de “me lo han contado, pero no puedo decir nada; tranquilos, que está todo preparado” está ya muy gastado y es muy viejo.

Por último: también tiene su gracia que Llombart sea periodista y no revele lo que, supuestamente, sabe (como tantos otros “periodistas”, que no son sino correa de transmisión de unas determinadas directrices). ¿Esta es la opinión pública que se quiere crear en Cataluña? Querrán la independencia de Cataluña, pero información independiente bien poca.

 

nuevos antiguos
Notifícame
Viure Lliure
Guest
Viure Lliure

Jo li compro el discurs. O m’agradaria comprar-li. “I want to believe”, vaja.
Entenc perfectament que si hi ha un pla que sigui mínimament viable ha d’exigir un efecte sorpresa, un cop de força sense volta enrere (pràcticament un cop d’estat) i suports externs.
Ja veiem que l’estat actua com ha de fer-ho: totes les iniciatives del Parlament les van tombant. Perfecte, previsible i normal. Res a dir. D’aquí el paràgraf anterior.
Crec que està tot tan preparat com diu Llombart? Els antecedents em fan dubtar-ho. O tot és una conxorxa perfectament coordinada (les discussions entre els partits indepes, els acataments del constitucional, les declaracions passades de volta, etc) o el que diu Llombart és política ficció dura. Peeeeeeerò l’esperança és l’últim que es perd.
Tampoc us penseu que els indepes estem amb els nervis a flor de pell, sense dormir, esperant les consignes del messies.
Si arriba l’hora ja mirarem d’estar a l’alçada. I sinó… Tal dia farà un dany i d’aquí vint ho tornarem a provar més bé i amb més força 🙂

Juanmari
Guest
Juanmari

El SSTC (Servicio secreto del Tribunal Constitucional) es justamente famoso por estar infiltrado en todos los niveles de la administración pública. Pseudoperiodismo. De chiste.

Joan
Guest
Joan

Y otro motivo para no tomarlo demasiado a broma es que casi siempre los “actos de fe” han llevado por su propio peso a los “autos de fe”.
Por cierto, Javier, veo que estableces diferencias entre “secesionismo” y “separatismo” que a mí se me escapan. Me gustaría conocer tu criterio; si tienes tiempo y ganas, claro, que es pura curiosidad.

Joan
Guest
Joan

Gracias, Javier. Me queda perfectamente claro tu criterio.
Para mí, “secesionismo” y “separatismo” son conceptualmente sinónimos . Secesionismo desde un uso más político-jurídico, y separatismo en un uso más coloquial.
Entiendo que tú haces una diferencia más pragmática y utilizas “separatismo” para distinguir las peculiaridades, argumentos y comportamientos prácticos que caracterizan a nuestro folclórico secesionismo catalán. Me parece una buena distinción que enriquece la precisión; y, desde ahora, la comparto.