El pequeño prusés de Ben y Holly

Después de algún artículo de reflexiones y argumentos con los que subrayo la complejidad de una secesión y las débiles bases sobre las que, en mi opinión, se asienta en el caso de Cataluña, siempre va bien un poco de relajación. Algunos estaréis familiarizados con canales como Boing o Clan, otros apenas sabéis que están sintonizados en vuestro televisor, pero me ha parecido divertido citar a Ben y Holly (personajes infantiles, duendes y hadas de tamaño diminuto) como manera de reír un poco, después de tener noticia de otro “hecho aislado” en la UAB. Como hecho en sí mismo, es poca cosa y ni siquiera lo voy a comentar porque se explica por sí solo; sin embargo, son ya tantos los “hechos aislados” que resulta incuestionable que una parte (más o menos radical) del secesionismo se cree que Cataluña es su particular casa pairal (tradúzcase por casa solariega, aunque no es del todo exacto; para el concepto que quiero expresar, en castellano diríamos que se creen que es su cortijo). Así que no es tan poca cosa. 

Lo del pequeño prusés viene que ni pintado, pues a menudo se demuestra que no ven más allá de sus cortas ideas, así que vamos allá con algunos conceptos del pequeño prusés:

  1. La Comunidad internacional. Desde 2012 vengo escuchando que la Comunidad internacional o Europa obligará al Gobierno de la Nación a convocar un referéndum. He logrado una imagen que explica la falta de éxito hasta la fecha: con un futuro Rey y un mago poniendo pals a les rodes, el éxito resultaba complicado. Una conspiración más en contra de la secesión.comunidad del anillo
  2. El Ejército. Todavía tiemblan las vacas del Ripollès cuando recuerdan un vuelo a baja altura de aviones del Ejército español, que anunciaban una próxima “invasión”, el establecimiento de la Ley Marcial y, gracias a ello, la automática secesión de Cataluña por la presión internacional. Supongo que el Ejército se basaba en el fallido plan de Macià y por eso enviaron un pelotón cuya posición actual se desconoce, ya que nadie pensó que en la montaña no hay cobertura. Os dejo la imagen del día que partieron del cuartel, sin que se tenga más noticia.soldadostoystory
  3. Plebiscito perdido o ganado, proclamación de independencia, declaración de independencia que no es lo mismo que proclamarla, elecciones constituyentes, ratificación de la Constitución catalana de independencia o no, según se mire, y referéndum unilateral de independencia (RUI) con legalidad catalana, expectante a uno vinculante pactado con el Estado, sin el cual igualmente se declarará -o proclamará- la independencia en 18 meses, o menos si se puede, o más, no vaya a ser que no se pueda, en cuyo caso se habrá hecho todo lo posible. Imposible de entender, lo sé. Y cuando lo explican, todavía se entiende menos. La imagen fácil, y además repetida, sería la de los hermanos Marx. Así que por una vez os voy a colgar una imagen mía, para que seáis conscientes de aquello a lo que me enfrento cuando preparo un artículo intentando desentrañar los misterios y piruetas conceptuales del secesionismo.

Conclusión. Jajaja. ¡Ah! Estos son Ben y Holly

benyholly

6 comentarios en “El pequeño prusés de Ben y Holly

  1. Y cada minuto que pasa va a peor… básicamente porque los escasos intentos a la desesperada por reanimat un proceso que lleva meses varado en el diván del psicoterapeuta (exactamente desde el momento en el que Más, a la contra de las más elementales evidencias, desencadenó la esquizofrenía clamando aquello de yes, we have won…) podrían ilustrarse con otras fotos, estas en blanco y negro, y un pelín más siniestras…

    1. Si expresara crudamente las sensaciones que me genera el asunto…
      Así que mejor expresar las risas que son capaces de generar.

      1. Dicho todo lo anterior: el post viene a cuento de que, aparte de las ganas de echarnos unas risas, el otro día gritaba yo en voz alta delante de la tele que, a causa de Internet y la inmediatez con que recibimos cualquier chorrada a través de los medios de comunicación, se magnifican situaciones insignificantes o ridículas. O sea, que hasta yo mismo en el blog a veces le puedo dar demasiada importancia a hechos que no la tienen o no la merecen. Así que nada mejor que desdramatizar, como hago de vez en cuando.
        [Si tenéis curiosidad de la razón por la que le gritaba a la tele: una de esas chorradas que “incendian Twitter” y que ¡hasta son debatidas en tertulias! cuando como mucho merecerían un minuto de atención y basta. No preciso el motivo, no sea que se me “incendie” el blog. Sinceramente, a veces uno echa en falta cuando sólo tenía acceso a 50 informaciones en lugar de 5.000 y escuchaba 100 opiniones y no 500.000.000].

  2. Espero que pase así a los libros de historia: lección 35/ El pequeño prusés de Ben y Holly.
    Genial post. Lo que me he reído.

    1. Bueno… Gracias… La foto del apartado del Ejército es con la que más me he reído. Aparte de la literalidad que desprende la foto, si encima sabes de qué peli se trata (presumo que la mayoría lo sabe) todavía te ríes más.

      1. La otra opción es proces al no res. Demasiado seria.
        Excelente noticia que el Ejército no sea una variable a considerar seriamente ni por Tardá. Hace 30 años hubiera llevado a mi familia a Irún. Junto a la frontera. Algo hemos cambiado.

Los comentarios están cerrados.