«El golpe posmoderno. 15 lecciones para el futuro de la democracia», de Daniel Gascón

Hacía unos cuantos meses que no me compraba un libro sobre el procés. Sin querer resultar arrogante, las últimas lecturas me habían aportado matices o resaltaban algún aspecto sobre el que quizás no había prestado mucha atención, pero lo que se dice novedad, novedad, apenas había. Esto es fruto de haber vivido -como todos- los hechos en directo y al detalle, por lo que todas las narraciones confluyen en los mismos puntos. Por ejemplo, el recomendable «Empantanados», de Joan Coscubiela, contiene reflexiones muy interesantes. Ahora bien, en cuanto a los hechos, y a salvo de explicar algunas interioridades vividas personalmente, no aporta hechos clave: los vimos todos por igual.

Las entrevistas a Daniel Gascón que se publicaron la semana pasada en diversos medios sobre su libro «El golpe posmoderno. 15 lecciones para el futuro de la democracia» me decidieron a su adquisición. El libro es interesante, aunque si vivisteis y seguisteis los últimos años del ‘procés’ al detalle, os adelanto que obtendréis una muy acertada síntesis conceptual y no muchas novedades. Quiero decir con ello que el libro es bueno y que encontraréis exactamente los mismos temas y asuntos que hemos tratado en el blog estos años, con un enfoque similar. Con la diferencia de que Gascón evita escribir emocionalmente -que no quiere decir frío- para centrarse con precisión en las averías intelectuales del procés, lo cual, como bien sabemos, no ha sido óbice para su éxito.

Para haceros a la idea de la posición de Gascón, en la introducción habla de golpe posmoderno y, como también hemos hecho en el blog, recurre a la definición de Hans Kelsen («un golpe de Estado se produce cuando un orden legal es anulado y sustituido de forma ilegítima, es decir, de una manera no prescrita por el primer orden») para afirmar que eso mismo es «lo que ocurrió en el Parlament el 6 y el 7 de septiembre». Y, a continuación, también escribe: «Pero el golpe, o el intento, también ha sido ambiguo, no declaradamente violento, siempre negable. La forma de cruzar una línea roja es hacerlo muy despacio, de manera que no se sabe exactamente cuándo la has atravesado…». O sea, que encontraréis un punto de vista muy parecido al general del blog. (En resumen: que no me vengáis a buscar si luego os lo compráis y no encontráis nada sustancialmente nuevo).

El libro se estructura en quince breves capítulos y se lee con facilidad e interés, en una síntesis conceptual (las quince lecciones) de los hechos que hemos vivido y tantas veces comentado. Por mostrar algunas frases de los cuatro primeros capítulos, que aquí (no necesariamente yo mismo) se han escrito también en estos años:

  1. Capítulo 1: Cómo combinar lo viejo y lo nuevo. Pág.17: «Una sociedad diversa quedaba reducida a una cuestión binaria: el deseo de un pueblo y los que querían coartar su libertad.»
  2. Capítulo 2: Cómo se diseña una revolución. Pág.24: «Como muchos nacionalismos, el catalán parte de un relato victimista que refleja al mismo tiempo sentimientos de inferioridad y superioridad: somos un poco mejores que los demás pero nos tratan mucho peor que a ellos; somos una minoría perseguida pero a la vez somos la mayoría»
  3. Capítulo 3: La apuesta por el plebiscito. Pág.37 (sobre el 6 y 7 septiembre): «Por mucho que se hablara de principios democráticos, lo que hacía el secesionismo se parecía más a instaurar una dictadura soberana siguiendo la doctrina de Carl Schmitt».
  4. Capítulo 4: La independencia no es de izquierdas. Pág.50: «Para buena parte de la izquierda a la izquierda del PSOE (…) exige mucha voluntad entender el secesionismo como un movimiento progresista. Tampoco termina de ayudar el tono despectivo que este muestra a veces hacia los desfavorecidos de otras partes de España».
  5. Y una muestra adicional del capítulo 9 («El discreto encanto del supremacismo»), con la cita del inolvidable artículo de Jordi Cabré («Som millors«), apariciones de Toni Albà o Jordi Galves y su no menos inolvidable artículo sobre «el colectivo castellanohablante» de Cornellà, pasando por el ADN cultural catalán que nos hace «más germánicos y menos romanos» en palabras de Artur Mas.

Hay muchas frases, citas, artículos e ideas que encontraríamos en las entradas y comentarios del blog. Lo que sucede es que Gascón las pone en orden, las describe y aporta su reflexión, advirtiendo que la proximidad de los hechos no nos permite todavía valorar adecuadamente lo que ha sucedido («Todavía no podemos calcular con precisión la gravedad de los hechos, ni sabemos lo fácil -o posible- que será recomponer lo que se ha roto…»).

Como leéis, mucha novedad fáctica no hay y sí interiorización del modo en que se ha actuado por el separatismo para desbordarlo todo: la (i)legalidad, el abuso de lo emocional, la (pos)verdad y tantas otras estrategias diseñadas para derribar la democracia aduciendo que se actúa como un verdadero demócrata. El libro de Gascón resulta valioso como síntesis conceptual precisa del conjunto ideado y llevado a cabo por el separatismo.

CONCLUSIÓN. Lo que está claro es que, como también hemos repetido en muchísimas otras ocasiones, personas con ideas y enfoques distintos hemos percibido casi exactamente lo mismo durante estos años y llegado a conclusiones casi idénticas: un golpe posmoderno en que no se utiliza la violencia militar directa, sino un complejo mecanismo de venta de un producto manipulado desde varios frentes para llegar a ese mismo resultado (el golpe), por vías enmascaradas de un «pacificismo» que no ha sido  precisamente tan inocuo como lo venden.

nuevos antiguos
Notifícame
killerman
Guest
killerman

Interesante. ¿Has pensado en ordenar un poco el contenido del blog y escribir tu propio libro? No creo que sea en nada inferior al de muchos de los observadores del «prusés» (TM) con el beneficio de tu espíritu didáctico.

Quirze de Montpalau
Guest
Quirze de Montpalau

Gràcies per la ressenya. Tinc previst començar-lo demà.
Coincideixo plenament amb el que dius sobre altres llibres com el del Coscubiela, que cites, i el d’en Canal (A propósito de Kafka) que he acabat avui.

Alex
Guest
Alex

Interesante. Hoy justo pensaba que estamos en fase de recopilación, conclusiones y cierre. El libro de Gascón, con su afortunada definición de ‘Golpe posmoderno’ entra de lleno en la categoría.

En particular, creo que combina bien con la perspectiva de Guillem Martínez, que también está de tour presentando su síntesis. Son dos caras de una lectura muy crítica con el proceso, tratando siempre de evitar un repliegue nacionalista español. Las dos facetas son, como digo, bastante complementarias: al ‘golpe posmoderno’ de Gascón, Guillem Martínez contrapone otra faceta, la ‘Cosa propagandística’, que es lo que queda de un Golpe de Estado cuando le aplicas el corrector Ponseti y te fijas, fundamentalmente, en la ausencia de violencia. En cualquier caso, cuestión de matices…

Personalmente me interesa en particular la reflexión común a ambos sobre el punto 4 que citas aquí, Javier (el tema del nacionalismo y la inconsistencia intelectual del artefacto lo tengo más explotado): ‘el proceso no es de izquierdas’… Y es que justo ayer leía un artículo de Benet Salellas tratando (y en mi opinión fracasando miserablemente) de explicar críticamente la posición de la izquierda catalana teoricamente contestataria en su papel de legitimador necesario de esta barniz democrático y progresista que se le ha tratado de dar al invento…

Si interesa (en particular a ti, Lliure), podemos comentar el artículo de Salellas, y este asunto, que es jugoso.

Aquí Guillem Martínez:

http://www.lavanguardia.com/politica/20180609/444222032922/entrevista-guillem-martinez-proces-independentismo.html?facet=amp&__twitter_impression=true

Rescato en particular este fragmento,

P: En el prólogo de los acontecimientos de ‘57 días en Piolín’, que es ‘La gran ilusión’, trataba de tonto útil a la izquierda en el Procés. Tenía una opinión muy dura de la CUP y ERC.

R: He de decir que he cambiado de opinión: ahora es mucho más dura. Se les ha llamado “pagafantas”. El Procés se ha anclado finalmente donde se tenía que haber anclado mucho antes si hubiera habido información, que es entre los populismos autoritarios nacionalistas europeos. Punto pelota. No hay más recorrido. Si hay otra opción de independencia progresista está fuera del Procés, y ahora mismo no escucho a nadie hablar de ella. Quien participa de todo esto, participa de un marco autoritario, derechista y nacionalista europeo. Muy afortunado, eh, y que se tendría que exportar. De hecho, Ciudadanos lo está exportando; el proyecto de Albert Rivera básicamente es una lectura del Procés, que costará más implantar en España por la propia naturaleza del país. Pero es fácil hacerlo, es fácil construir estas organizaciones peronistas y reducirlo todo a un discurso nacionalista con vocabulario de izquierdas y anclado en la derecha.

Tal cual.

Juanmari
Guest
Juanmari

Cuarenta años oyendo la misma mierda mientras mis preferencias se van convirtiendo en ilegítimas, inmorales y fascistas. Tener ideas propias y no (aquí va una grosería) te convierte en una molestia para la convivencia https://cdn27.hiberus.com/uploads/documentos/2018/06/11/_renovarelpactoconstitucional_701f574f.pdf

Alex
Guest
Alex

Lliure; supongo que el artículo que pedías es este:

http://www.elcritic.cat/blogs/sentitcritic/2018/06/07/critica-i-autocritica-republicana/

Como pincelada, y ya enganchándolo con mi anterior comentario, trata de buscar una línea, una simple palabra empática o de mero reconocimiento de existencia hacia la otra mitad de catalanes, los que no participaron del gran bautismo del Hombre Nuevo el 1-O… Lo dicho: fantasmas.

Por cierto, para ser un ejercicio crítico y de autocrítica, la manera de pasar de puntillas sobre el tema Torra es descarado… Continuamos con el rollo ilocutivo a toda máquina: a unos les basta con decir ‘seguiremos construyendo un proyecto no identitario’, pero Ciudadanos, claro, nos parece inmediata y naturalmente nacionalismo étnico y fachilla, aunque no sean precisamente ellos los que han azuzado, hasta ahora, el mostrenco del Pueblo-Uno.

Ya me dirás en todo caso si a ti te inspira algo…

Javier
Guest

La Sala Segunda del Tribunal Supremo «confirma» que está al servicio de los demás poderes del Estado (el Ejecutivo, la Corona, blablabla) y controlada a su albur y por eso confirma la condena a Urdangarín con una leve rebaja.
https://politica.elpais.com/politica/2018/06/12/actualidad/1528786328_480498.html

papitufo
Guest
papitufo

A la espera de las medidas del nuevo Gobierno, me siento como el crío que cierra los ojos y prepara la mejilla, cuando su madre/padre levanta la mano para sacudirle un guantazo. No sabe si será un amago o le caerá el tortazo.

Después de todo lo visto, leído y escuchado, ¿cómo puede haber todavía gente que crea que esto se solventa con unas cuantas concesiones? Fundamental:

1) Está más que demostrado que un porcentaje significativo de catalanes no quieren ningún tipo de encaje en España. Es absurdo insistir en que el ofrecimiento de nuevas competencias y/o más financiación hará que aparquen sus reivindicaciones. Y si lo hacen, sólo será en espera de una nueva oportunidad. Llevamos así 40 años.

2) Desde un sector de la izquierda progre se sigue simplificando el tema en una confrontación España-Cataluña, obviando que, al menos, la mitad de los catalanes no apoya las tesis nacionalistas.

3) Lo más grave. Estás incentivando el hecho de que lo mejor para sacar rédito es montar el pollo, cuanto más ruido, mejor. Me salto las leyes por el forro y le echo un pulso al Estado. Si sale bien, independencia; si sale mal, más competencias y dinero. Un win-win de manual. Hago un butrón en una sucursal del Santander, porque estoy en paro y no tengo subsidios para mantener a la familia. Si sale bien, me llevo 50€ millones; si sale mal que el Estado me indulte y me proporcione una vivienda y una pensión.

Cuanta mediocridad.

papitufo
Guest
papitufo

El ombligo del mundo:

Elsa Artadi ‘ha calificado la operación policial que hoy se ha llevado a cabo en la Consejería de Economía, CTTI de Mediapro en relación a la organización del 1-O como “una broma”, pues, según ha dicho, pretende tapar la sentencia del caso Nóos que afecta al cuñado del Rey, Iñaki Urdangarin’.

Que se mire todos los telediarios de todas las cadenas (bueno… con TV3 no me mojo). Si alguna no abre con la condena de Urdangarín, me empadrono en Vic y voto independencia.

Quirze de Montpalau
Guest
Quirze de Montpalau

Per airejar-nos i agafar forces, no hi ha com l’anàlisi sempre encertada d’en Quim Coll:
https://www.elperiodico.com/es/opinion/20180612/borrell-y-el-enfrentamiento-civil–por-joaquim-coll-6872025

Alex
Guest
Alex

Respecto al artículo que enlazas, y asumiendo que es cierto lo que dice, se ve que Guillem Martínez tenía razón en que Ciudadanos está exportando el modelo Gongo catalán para crear ese colectivismo asfixiante, con niveles olímpicos de infiltración, del que habla López Tena y que Guillem Martínez califica de Nacional Peronismo. Te das cuenta de por qué estamos los disidentes tan hasta el gorro? O sencillamente no reconoces el modus operandi?

Abraham Benyosef
Guest
Juanmari
Guest
Juanmari
Viure Lliure
Guest
Viure Lliure

Bé, la querella contra els vuit professors de la Seu ja està arxivada. Què en fem, d’això?
https://twitter.com/Albert_Rivera/status/990532056361914368?s=19

Juan
Guest
Juan

Glosas partalianas (II)

Introducción (a modo de justificación)
Cuando asumí el reto que me planteaban el comentarista veterano y el huésped del blog de glosar editoriales de Partal, una cierta precaución me llevó a poner límites al océano conceptual del editorialista: el compromiso lo reduje a un editorial por semana. Lo hice fiado en dos cuasi-certezas derivadas de la experiencia “prucesística” reciente: i) el ritmo de “acontecimientos históricos” (en la lectura de la realidad de los secesionistas) excede con mucho uno cada siete días; y ii) la prensa subvencionada nunca deja pasar una oportunidad de atacar al estado fascista español con argumentos débiles o retorcidos (y por tanto, susceptibles de ser ridiculizados con un esfuerzo menor). Lo que no podía esperar es que en la casposa, irredenta, paralizada, inmovilista y desprestigiada España, de pronto las noticias saltaran sin parar, ahogando en un frenesí de inmediatez la siempre necesaria actualidad del “prusés” y sus protagonistas. De golpe los periódicos del mundo mundial se han puesto a tratar de la moción de censura, del relevo del gobierno, de sentencias de una justicia aparentemente independiente (Oh Dios mío! Cómo puede ser!!!), de la condena al cuñado del jefe del Estado, de la dimisión de un ministro y la rápida resolución de la primera crisis del gobierno… y de remate la sustitución del seleccionador nacional de futbol justo al comienzo de un campeonato mundial (eso sí que es una noticia!).
Ante esta aceleración vertiginosa, la prensa prucesista anda como pollo sin cabeza. Cada día echaba un vistazo al editorial de Vilaweb para constatar cómo se intentaba vincular alguna de esas noticias con la cansina respuesta de la banda de los lacitos amarillos: difícil tarea. Ayer miércoles, por ejemplo, el gran Partal intentó vincular un registro más de las perversas fuerzas represivas (en su calidad de policía judicial, pequeño detalle sin importancia) con la estrategia gubernamental de cortina de humo para tapar lo de Urdangarín… la cosa quedaba bastante deslucida.

Finalmente, me decido a glosar de forma breve el editorial de hoy, resignado porque ni Puigdemont en la distancia, ni Presidentorra en la cercanía, pueden competir con la avalancha de exclusivas que llueven desde el país vecino. Qué cruz!

Editorial del Jueves 14 de Junio de 2018, titulado: Sánchez: la regeneració s’enganxa els dits tot just començar.

Arranca fuerte: “Ahir es va saber que el ministre de Cultura i Esports, Màxim Huerta, havia defraudat la Hisenda espanyola i havia estat condemnat i tot” Ostras! vaya sorpresa!, en España se condena a gente por otras cosas que no son las de la represión infinita a la democrática Catalunya. Qué cosas… Sigue con: “és innegable que hi ha dues sentències judicials fermes que estableixen que el ministre va defraudar a la Hisenda espanyola” Aquí sí que no entiendo nada. Si España=caca, entonces defraudar a Hacienda debe ser un mérito democrático, de luchador infatigable contra la opresión…. como se ha hecho siempre en CiU y otros nidos de patriotas… no entiendo nada… y para mi que Partal tampoco encuentra bien la manera de atacar a un gobierno que reacciona con rapidez al saberse el caso gracias a la prensa. Por suerte el siguiente párrafo lo aclara un poco: “Sorprèn molt […] que ningú no sabés que això havia passat […]. Hi ha un procés, el de vetar un candidat, que se segueix en qualsevol país. Consisteix a estudiar-ne els antecedents fins al més mínim detall, precisament per a evitar problemes d’aquesta magnitud”. Aaaaah! Vaaaale! entendido: hay que estudiar bien los antecedentes, como Mas hizo con Puigdemont, y éste con Presidentorra… lo típico en “qualsevol país” serio como Catalunya, no como la perversa Turquía=España. Partal se frota las manos: “Un cap de govern feble, al capdavant d’un govern feble i sotragat al primer minut. Això promet”. Vamos, que la independencia (ahora sí que sí!) la tenim a tocar…
Atentos ahora al giro argumental, brillante como siempre: “Sánchez ha fet un govern pensant que havia guanyat unes eleccions que no ha guanyat i que tenia les mans lliures per a posar-hi qui volgués. I això és un greu error que […] pagarà molt car. […] si Sánchez hagués fet un govern pensant i comptant amb la complicitat dels partits que van donar el vot per a foragitar Rajoy, la cosa seria diferent i segurament no hauria comès d’entrada tants errors com ara nomenar gent com Borrell (amb un passat també fosc amb la Hisenda espanyola, per cert), Grande-Marlaska i Huerta”. Ahi lo tenemos: tiemba Borrell! tu oscuro pasado con Hacienda te pasará cuentas en breve… y de paso, también que caiga también ese juez que han puesto en Interior. Jaque mate.
Terminamos: “aquest govern espanyol seria feble […] la prova ha arribat ben de pressa i amb una contundència inusitada. Perquè voler-lo disculpar […] dient que la diferència és que amb un govern del PP Huerta no hauria dimitit, són ganes d’aferrar-se a alguna cosa” (destaco con admiración que ha logrado colocar la palabra “contundència”… y no era fácil…).

Por si os habéis perdido, os hago un resumen de cómo lo veo: Nuevo gobierno español débil = PSOE es lo mismo que PP = no cambia nada, y nosotros seguimos a lo nuestro.

ZZZZZZ, ZZZZZZZ, ZZZZZZ

Coda: si esto sigue así, pido permiso a la autoridad del Blog para espaciar mis comentarios a uno a la quincena, o al mes… a este ritmo, nos llegará el nuevo 155 sin apenas jornadas históricas en la República: TODO lo interesante pasa en la casposa España…

Quirze de Montpalau
Guest
Quirze de Montpalau

Javier, em sembla que l’antispam del blog no em deixa penjar una entrevista a l’Albert Soler.
Si et sembla bé, pots mirar de desbloquejar-ho?

Quirze de Montpalau
Guest
Quirze de Montpalau
Juan
Guest
Juan

Una interesante (y lúcida, como siempre) reflexión de Félix Ovejero:

https://elpais.com/elpais/2018/06/14/opinion/1528995353_800772.html

Marc Sanz
Guest
Marc Sanz