Como siempre, dando a entender lo que no es

Comentaba esta tarde Juanmari que él se había metido en la trinchera. Exactamente no es así, porque a continuación explicaba que “…no tengo ya ninguna empatía por el sufrimiento ajeno en esto del procés, demasiada mentira, fingimiento y ninguna empatía de vuelta“. No es una sensación única e individual y no es de extrañar, porque uno lee cualquier noticia al azar y obtiene lo de siempre: la manipulación, la tergiversación, dar a entender lo que no es o, directamente, la ignorancia.

Leamos la tontería del día. Así, al azar, he clicado una noticia en Nació Digital, con el título: “El parlament suís avisa que no s’extradirà Rovira per «motius polítics»“. Reconozco que soy un ignorante de la legislación suiza, pero que sea un Parlamento el que examine una extradición y adelante que no extraditará por “motivos políticos” (algo tan “novedoso” e “innovador” que lo incluyen legislaciones como la española; cómo os quedáis, ¿eh, eh?) me llama irresistiblemente al clic. Más que nada porque ¿un Parlamento decidiendo extradiciones? Esto es material para el antiguo blog Cita Falsa.

Os reproduzco toda la noticia, que es corta: “Suïssa rebutjarà l’extradició de la secretària general d’ERC, Marta Rovira, si està motivada per “motius purament polítics”, segons ha confirmat el comitè d’Afers Exteriors del Parlament suís, que va examinar el cas en una reunió aquest dimarts. Segons el document publicat després de la trobada dels parlamentaris, ja hi ha un “procés en marxa” per la petició d’extradició a Espanya de Rovira.

“El comitè d’Afers Exteriors ha examinat el cas de l’independentista catalana Marta Rovira, que ha trobat refugi a Suïssa després del seu processament per rebel·lió i sedició a Espanya, per uns delictes pels quals s’arrisca a 30 anys de presó”, assegura el document, que indica que el comitè “ha pres nota” de l’inici del procediment i del fet que “una extradició serà rebutjada si es confirma que la petició està motivada per motius purament polítics”.

De fet, el govern suís ja havia indicat en anteriors ocasions que sempre rebutja totes les peticions d’extradició motivades per causes polítiques.

Venga: directo, duro y a la cabeza. ¿Sabéis cuál es el documento al que se refiere Nació Digital y que extrañamente no enlaza? ¿Por qué será que no lo enlazan Elmon, Ara, ElNacional o Vilaweb?

Porque estaremos de acuerdo en que las menciones al “document publicat” dan a entender algo de cierta enjundia, ¿no? De mayor o menor extensión y con una argumentación más o menos elaborada, pero será algo dotado de empaque, ¿verdad?

Verdad que no, claro. Porque el “documento publicado” es… ¡¡¡una nota de prensa!!! En la que, por cierto, se incluyen unos cuantos temas más aparte del asunto Rovira. Todo lo que dice el “documento” es:

Enfin, la CPE-N a examiné le cas de l’indépendantiste catalane Marta Rovira, qui a trouvé refuge en Suisse à la suite de son inculpation pour rébellion et sédition en Espagne, des délits pour lesquels elle risque jusqu’à 30 ans de prison. La Commission a pris acte du fait qu’il s’agit d’une procédure en cours et qu’une extradition serait exclue s’il s’avérait que les poursuites étaient motivées par des considérations purement politiques.

Aaahhhh, que en una Comisión han hablado del asunto… Qué novedad. Impresionante. Parece -en realidad, es- que lo que ha pasado en Suiza ha sido lo que informaba esta otra noticia: “La diputada Sibel Arslan quiere saber cómo procederá el Gobierno suizo en caso de recibir una solicitud de extradición de España. Con ese fin, la representante de los Verdes quiere que el caso Rovira se trate en la reunión que tiene prevista para esta semana la Comisión de Política ExteriorEnlace externo (CPE) de la que es miembro.

CONCLUSIÓN. Estrictamente, nuestros digitales favoritos no han mentido. Estrictamente, nuestros digitales favoritos han dado a entender lo que no es: que el Parlamento suizo está examinando la extradición de Marta Rovira y que ya adelanta que como sea por motivos políticos, que no extradita. Lo que se suele llamar tergiversar, distorsionar o manipular. Si esto es con lo que convivimos cada día, por supuesto que al final uno opta por ignorar lo que escucha desde el secesionismo subvencionado: siempre está distorsionado, tergiversado o manipulado. No es trinchera, es autoprotección.

¡Ah!, si alguien conoce el “documento” que no enlazan nuestros digitales favoritos, adelante y que lo enlace. Ansioso estoy.

¡Ah!, una información que viene al caso sobre quién decide la extradición:

La Oficina Federal de Justicia decide sobre la extradición (art. 55, pár. 1, de la Ley federal
suiza sobre la asistencia judicial internacional en materia penal).
Sobre el carácter político de la infracción decide el Tribunal Penal Federal (art. 55, pár. 2, de la Ley federal suiza sobre la asistencia judicial internacional en materia penal).

Sí, ya sé que a los que no sois lectores de urgencia del blog esta información os sobra porque la dais por cierta (cosa que os agradezco), pero como me he embalado, acabo con un enlace a la Loi fédérale sur l’entraide internationale en matière pénale:

 Section 5 Décision d’extradition

 Art. 55 Autorités compétentes

1 Après avoir accordé un délai convenable pour se déterminer à la personne poursuivie et au tiers qui s’oppose à la remise des objets et valeurs saisis, l’office fédéral statue sur l’extradition ainsi que sur la remise.1

2 Si la personne poursuivie prétend l’être pour un délit politique ou si l’instruction laisse apparaître des raisons sérieuses de croire que l’acte revêt un caractère politique, la décision incombe à la cour des plaintes du Tribunal pénal fédéral.2 L’office fédéral envoie le dossier au tribunal avec sa proposition. La personne poursuivie a la possibilité de se prononcer.

Pues nada, ya sabéis: quien decide ahora es la Comisión de Política Exterior suiza. Palabrita de digital desinformante.

32 comentarios en “Como siempre, dando a entender lo que no es

  1. Bueno, es lo de siempre, en la línea de los catalanes quieren la independencia y Puigdemont ha ganado las elecciones. Tergirvesar, manipular y medias verdades. Por cierto, tengo el honor de tener a Puigdemont de vecino en mi barrio.

    1. Buenos días (aunque con 24 horas de retraso)… ¡Qué suerte que pongan un circo al lado de tu casa! 😀 😀

  2. De entrada, gracias Javier y a todos/as las participantes.

    Creo que en este blog se ha podido acotar que la evidente ausencia de autocrítica por parte del separatismo puede obedecer a un sistema de autodefensa para evitar una frustración.
    Cuando nos enfrentamos a un derrumbe de nuestros deseos, un discurso que alimente esa ilusión (perdida), es reconfortante y asegura la esperanza mientras que una aceptación de la realidad genera angustia (y cabreo).

    Vivo en Vila Olímpica, muy cerquita de Torre Mapfre, donde se halla el consulado alemán, y el día que se detuvo a Puigdemont veía pasar seguidores/as separatistas rabiosos.
    Una reacción así está asociada a sentimientos. Difícilmente podemos razonar con alguien que quiere o prefiere creer otra cosa, ya que sólo le interesa lo que quiere siente (a veces conviene que se de un baño de realidad).

    Podríamos pensar que los intereses y medios afines que rodean al separatismo, como toda endogamia de ideas, pueden estar impregnados de esa necesidad de ver la realidad como les gustaría que fuera y no como es, y narran e interpretan las noticias a través de ése filtro… Pero NO es así..

    A veces al contrastar la noticia (vuelvo a repetir mi agradecimiento a Javier y colaboradores/as por vuestra labor) queda claro que la realidad es otra y que ha habido un proceso de censura y manipulación CONSCIENTE, es decir que alguien ha interpretado la noticia COMO ES y se ha preocupado en manipular esa noticia para que se ajuste fácilmente a una interpretación interesada según sus deseos.
    Y esto respecto a la máquina de propaganda… si añadimos que muchos políticos y refrentes separatistas (conscientes de esa manipulación interesada) se envuelvan en ése discurso (o postverdad) para justificar su inocencia o la de terceros es lo que hace tóxico al separatismo.

    1. Tu comentario me lleva a reflexionar nuevamente sobre la autoalimentación del separatismo. De los comentarios de Viure y reacciones que vemos, leemos y algunos vivís, parece que hay cerca de 2 millones de personas que están subidos en un carro y no están dispuestas a que nadie les frene. Como un coro, se indignan al unísono con unas cuestiones y desbordan la alegría con otras.

      ¿Realmente están dispuestas a ir al final, independientemente del tiempo invertido, de las circunstancias que se encuentren o del resultado definitivo? Esa persona que pasa por delante del consulado alemán y le dedica un comentario despectivo o un mal gesto, ¿lo haría en circunstancias normales o lo hace porque hay toda una maquinaria que se dedica a mantener el fuego encendido?

      Y de ahí pasamos al mantra de que el procés es un movimiento de abajo hacia arriba, que es el ‘pueblo’ el que empuja y alienta a sus líderes a mantener la lucha. Mi impresión, lo hemos hablado aquí un montón de veces, es que en realidad existe un coro de ‘pepitos grillo’ (diarios digitales, TV3, etc.) que con sus dosis diarias de victimismo (supuestos ataques de los órganos del Estado), incentivos (supuestos apoyos internacionales) y mensajes de pertenencia al grupo (el Pueblo es uno y actúa con una sola voz), no permiten que la gente corriente pase página y vuelva a las preocupaciones habituales (hipoteca, cesta de la compra, el precio de los suministros, etc.).

      Así como la ola de indignación del 15M dejó de ser noticia y la gente que acudía a manifestaciones, a asambleas ciudadanas y demás, volvió a su vida normal, en este caso un, en realidad, pequeño grupo, se encarga de impedir una evolución similar.

      Si me permitís una ‘micropercepción’, recuerdo el follón que montaron en Baleares con el tema del TIL. Bauzá pretendía introducir el trilingüismo en la educación con un 33% para cada uno de los idiomas (catalán, castellano e inglés). Independientemente de los problemas que podría generar la medida, debido fundamentalmente al nivel de inglés del profesorado para impartir sus asignaturas en ese idioma, el pollo que montaron los ‘soberanistas’, que aún son minoría en el electorado pero que tienen absolutamente copada la enseñanza (¿os suena?), fue descomunal. Pero la verdadera razón de sus movilizaciones no eran los problemas por introducir el inglés, sino la introducción de un 33% de castellano cuando en la mayoría de colegios públicos el castellano es marginal. Y claro, eso dificulta eixamplar la base. Pues bien, una conocida, con su carrera universitaria acabada y de entorno familiar no nacionalista, me comentó que a ella lo que no le parecía bien es que Bauzá quisiera acabar con el catalán. Ése era uno de los mensajes que el nacionalismo quería difundir, “vienen a por nosotros”.

      Conclusión, después de todo este rollo: un porcentaje muy significativo de la población no es capaz de razonarte cuáles son las supuestas consecuencias negativas de la aplicación del 155 o en qué cambiaría su vida si Cataluña fuera independiente. Se limitan a repetir los eslóganes que se difunden desde los altavoces mediáticos: “vienen a por nosotros, no queremos que nos gobiernen desde Madrid, todo será maravilloso cuando nos independicemos”. Pero, en realidad, sus vidas cotidianas no han cambiado un ápice ni antes, ni durante, ni después del ‘procés’.

    2. Sobre lo último: “…queda claro que la realidad es otra y que ha habido un proceso de censura y manipulación CONSCIENTE, es decir que alguien ha interpretado la noticia COMO ES y se ha preocupado en manipular esa noticia para que se ajuste fácilmente a una interpretación interesada según sus deseos”
      Entre el separatismo, el nivel de inteligencia es, más o menos, igual al de quien no apoya el separatismo. Al margen de que se puedan hacer bromas, comentarios irónicos y demás, la cosa es así. [Después están los que asocian separatismo con inteligencia, pero esos dejemos que coman aparte con su inteligencia]. Entonces… efectivamente, existe una manipulación CONSCIENTE de TODO. Tenemos tantos ejemplos que no los acabamos.
      Y constatado que se trata de un ejercicio muy divertido, a la par que inútil en tanto que por una parte SIGUEN con la manipulación y, por otra, SIGUEN creyendo, la opción que uno toma es la de ignorar cuanto digan o escriban (con excepciones como la de esta entrada).

  3. Me ha encantado, Javier, eso del “antiguo blog Cita Falsa” 🙂
    Se ve que no has perdido el tacto cirujano y vuelves momentáneamente por tus fueros.
    Aunque, y creo que en eso coincidimos todos los asiduos del blog, ha sido más que oportuna la transformación de “cita falsa” (por saturación de la realidad) en algo así como: “intento de racionalización, mediante el análisis crítico-jurídico-filosófico, de situaciones y hechos crecientemente insólitos y extravagantes”.

    1. Exacto.
      No es sencillo lo de intentar racionalizar. En palabras de Ortega “no sabemos lo que nos pasa, y eso es lo que nos pasa”

    2. Jeje. En esto del ‘procés’ creo que no queda casi nada de racional.
      Después de lanzar una DUI -que como bien dice Coscubiela (el gran ogro actual del separatismo) era la bomba atómica y, por tanto, ya no queda nada más- aún dicen que la república está al alcance, que el 1 de octubre fue un referéndum…
      Cuando esto se analice en los libros de Psiquiatría no sabrán ni cómo clasificarlo.

          1. Un artículo espectacular. Soler se está jugando que no le nombren “hijo predilecto”
            con frases como ésta:
            “[…] buida, ridícula, pedant i construïda només de cara a la galeria”

  4. Curiositats de la vida.

    Resulta que els separatistes es pasen mitja vida despotricant de la manca de separació de poders a l’estat espanyol i, tal com ens expliques en el post, ara es feliciten de que el parlament i el govern suís prenguin decisions estrictament judicials.

    “Consejos vendo…”

  5. Puse este comentario en una entrada anterior, pero como Javier me sugiere que lo traiga aquí, lo hago. En realidad era una contestación a un comentario de Candice, en el que repite el mantra del diálogo. Pero como la temática es más o menos la misma, sigue, por suerte viniendo a cuento.

    “¡Entonces reaccionar de manera política, por dios! ¡Diálogo!” dice Candice.

    Frase que se repite como un meme entre los separatistas. Sin embargo, cuando les preguntas sobre qué quieren dialogar, la respuesta suele ser el silencio.

    Notable, ¿verdad? ¿Porqué razón alguien que pide diálogo se hace el sueco en cuanto le pides que lo inicie? Porque sabe que sus planteos sólo caben como imposiciones. Como diálogo son inviables, y en el fondo lo saben.

    Y además, cómo es posible que alguien que ignora sistemáticamente al otro puede exigirle diálogo? Los separatistas se denominan a sí mismo “los catalanes”; cualquiera que no sea separatista no es catalán. Es una retórica tribal de antropología básica (hay muchos autores que refieren repetidos casos de tribus que se autodenominaban “los hombres”, en contraposición a otras tribus, que de esta manera quedaban relegados a una condición animal.

    Para dialogar se necesitan unas categorías y unos parámetros comunes como punto de partida. No puedes dialogar sobre políticas reproductivas con alguien que sostiene que el ser humano es ovíparo; hay allí una inviabilidad de partida.

    En el caso del diálogo político sólo puede tratar sobre el orden administrativo y legal del estado -y todas sus derivadas, entre ellas las económicas y las culturales-, un estado cuya concepción y definición moderna es jurídica.
    El independentismo está sustentado sobre una cosmovisión romántica y premoderna de estado, en donde la definción del mismo no es jurídica, sino atávica: los ciudadanos pertenecen o no al mismo por derechos de sangre, no por un contrato social. Se pertenece o no se pertenece según lo que se crea-sienta identitariamente (y la identidad, en esta concepción, es un efluvio telúrico que te impregna, no es una condición que tu eliges.) Y si reniegas de ella, eres un traidor.
    Y como la identidad emana del territorio, pues mal vamos, porque si territorializas una ideología tienes, pues… lo que vemos hoy en Cataluña. Es una forma contemporánea de pensamiento mágico-religioso, con todos los elementos clásicos de las teocracias.
    En otras palabras, un ser humano ovíparo. No hay manera de argumentar ni razonar con una teocracia.
    El creyente de una teocracia cree sinceramente que su creencia y su causa es intrínsecamente justa, incluso si necesita ciertas dosis de violencia para implantarse, porque la causa está en un plano muy superior a estos detalles. No puede concebir que su creencia no es la única verdad, y por eso solo puede ignorar al que no cree: el no creyente no puede existir. Por eso no entiende que se le acuse de violencia cuando quiere conculcar los derechos de los demás, en su concepción la idea de que los infieles tienen derechos equivalentes es algo muy poco claro.

    En todo caso caben destacar dos actitudes. La primera es la del cínico profesional (habitualmente el político) que sabe perfectamente que no hay diálogo posible, y aún así insiste por pura estrategia política para la galería; y la del creyente, que sí cree que hay un diálogo que le están negando, porque no es consciente de que lo que está defendiendo es la condición de ovíparo del ser humano -y esto es por pura y dura incultura-.

    Para no extenderme demasiado, ¿tú serías capaz de expresar de modo claro sobre qué quieren dialogar los separatistas?

    Muchas gracias.

      1. Excelente comentario. Los creyentes ovíparos se reconocen entre si gracias a un símbolo: el lacito amarillo. Los que no lo llevamos somos los infieles (además de carceleros, colonos y opresores… en una palabra: fascistas)

    1. Excelente comentario que me recuerda un par de tópicos que hicieron fortuna en los momentos álgidos del conflicto vasco: las “soluciones imaginativas” y “se puede hablar de todo en ausencia de violencia”.

      Lo de las “soluciones imaginativas” se usaba en contraposición a las actuaciones policiales y legales, de igual forma que se usan las soluciones políticas en contraposición a la “judilización”. Nunca fui capaz de encontrar una sola propuesta concreta de los promotores de tan imaginativa solución. Por contra, parece que la apuesta policial y legal sirvio para alguna cosa (mientras escribo esta nota oigo por la radio los últimos bufidos de los asesinos).

      Lo de que se puede hablar de todo en ausencia de violencia, a lo que no tengo ninguna objeción, se retuerce (como con tantas otras cosas) para sostener que cuando no hay violencia tampoco se satisfacen las demandas separatistas.
      Como si hablar quisiera decir aceptar. No entienden ( o sí entienden y disimulan) que hablar quiere decir que cualquier opción política puede ser expuesta y debatida en la sociedad pero que no ésto no da ninguna patente para saltarse leyes y procedimientos para satisfacer a los que amenacen con la violencia.

      No entienden (o no quieren entender) que un sistema democrático permite defender cualquier cosa pero que las decisiones políticas se toman de acuerdo a las leyes y procedimientos establecidos.

      1. Ahora en vez de “soluciones imaginativas” se dice “hacer política” pero es la misma bobada. Siempre consiste en ceder y, a veces, ni se puede ni se debe.

    2. Un poco en esta línea, la carta de Junqueras hoy en el Ara, perfecto corolario a toda la política propagandística indepe. Sin excepción…

      https://m.ara.cat/opinio/oriol-junqueras-vam-fer-un-referendum_0_1999600271.html

      1) el derecho a la autodeterminación es un derecho humano fundamental . Así, a troche y moche…

      2) inocencia absoluta: en la escala que va de la desobediencia a la rebelión, siempre susceptible de discusión, el separatismo se coloca a sí mismo, con la humildad que le caracteriza, entre Bambi y la madre Teresa de Calcuta…

      3) demócrata universal: todo referéndum es una victoria de la democracia… Claro, y los días 6 y 7 de septiembre una cumbre absoluta del parlamentarismo. Y el ajuste a las recomendaciones de la Comisión de Venecia respecto a las condiciones de homologación de referéndums, todo un ejemplo de garantías. Y vuestras leyes de transición la antesala de Shangri-La. Gracias…

      4) lección de civismo: acaparar el espacio público sin descanso durante un lustro a costa de mis vecinos (por ejemplo, colgando mi bandera de los ayuntamientos y las glorietas y descolgando las suyas mientras les acuso entre líneas de colonos y/o fachillas) es el rasgo característico de espíritus habermasianos…

      4) violencia. O yo estoy flipando o el referéndum del 1 de octubre tenía dos posible objetivos: a) desafiar al Estado al límite para legitimarse de cara a una DUI apoyándose en una mitad de Cataluña para imponerse sobre la otra, o b) desafiar al Estado al límite para forzarle a una negociación ventajosa. En cualquier caso, ‘desafiar al límite’… Vaya por delante que soy hipercrítico con la intervención policial de aquel día. Pero, sinceramente, el rollo lacrimógeno y la victimología full time por parte de los organizadores me sobra. Yo estaba aquel día y, junto a la indignación estupefacta y dolorosísima de la gente corriente, también vi la sonrisa digna del príncipe de maquiavelo de Anna Gabriel. No estaría de más afinar un poco el relato en honor de la verdad…

      5) este párrafo: ‘la mateixa Europa que es mostra freda, distant o clarament contrària a la independència de Catalunya ha posat en entredit els delictes que ens atribueixen i sosté que no hi ha rebel·lió perquè no hi ha violència. De fet, el que avui està en qüestió a l’estat espanyol és l’existència d’una democràcia sana, el que està en qüestió és la separació de poders’. Hay tanta lógica de tuiter, tanta exageración, tergiversación, tropismo, metonimia, proyección, y conclusión sacada finalmente de la chistera, que no hay por donde cogerlo. La esencia misma del populismo. Con esta frivolidad se ha construido el sueño. Esto es impropio de un movimiento que se considera a sí mismo adulto. En su desarrollo está la respuesta a la desafección que señala en las primeras dos frases. No te entienden porque no te lo mereces…

      y 6) diálogo. Decir que quieres dialogar sin estar dispuesto a discutir la soberanía que te has autoconcedido, que es precisamente el fondo de la cuestión, el tema mismo de discusión, porque (sic) la consideras un ‘derecho humano fundamental’ y punto, es no querer dialogar, sobretodo cuando del otro lado se te interpone otra soberanía que se presume con tantos derechos como la tuya misma. Así se va derechito al estado de excepción… que, por otro lado, y por más que resulte imposible reconocerlo más allá del brindis democrático de boquilla, era a donde se dirigía desde el principio toda aquella retórica de la ‘volunta de UN Pueblo’, ‘impareibols’, ‘pantalla pasada’, ‘adeu Espanya’, ‘desbordamiento democrático’, ‘tenemos prisa’ y ‘o secesión o secesión’: al momento schimittiano en el que la soberanía se dirime, no como resultado de una negociación, sino como la prerrogativa de aquel que toma los mandos en el momento de la decisión definitiva…

      En suma: es indudable que el Estado ha sido llevado al límite y ha mostrado, y está mostrando sus costuras y sus límites, que son siempre, supongo, las de la democracia misma. En eso estoy de acuerdo, en gran parte, con el relato secesionista…

      Ahora bien, ¿qué hay de lo vuestro, chavales? ¿Para cuándo nos bajamos de la burra de esa arrogancia medio supremacista, el complejo de mártir ad náusea y el narcisismo de la bondad absoluta y empezamos a aceptarnos también un poco en el espejo de los demás?

      1. “Decir que quieres dialogar sin estar dispuesto a discutir la soberanía que te has autoconcedido, que es precisamente el fondo de la cuestión, el tema mismo de discusión, porque (sic) la consideras un ‘derecho humano fundamental’ y punto, es no querer dialogar, sobretodo cuando del otro lado se te interpone otra soberanía que se presume con tantos derechos como la tuya misma.”

        Has expresado con enorme claridad lo que trataba de exponer en mi comentario anterior. El matiz que quería darle, era acerca de la motivación que lleva a sostener esa autoatribución de sujeto soberano, porque aquí está el quid de la cuestión cuando hablas con los creyentes.

        Y digo “creyentes” porque sin duda su discurso está estructurado como tal, precisamente para evitar ser cuestionado. Y algo que se estructura para evitar ser cuestionado, lo es precisamente para hacer inviable el diálogo.

        El romanticismo nacionalista parte de un axioma “irrebatible”, que es que la soberanía territorial es un derecho de sangre. Solo puede ser, entonces, disputado desde otro nacionalismo de sangre: y esa otra pretensión sólo puede entenderse como una invasión, porque una vez establecido que el derecho de sangre es “nuestro”, el otro sólo puede ser un invasor que pretende colonizarnos.
        (en todo caso, es importante hacer una matización: en el caso catalán el iuris sanguinis es impuro, tú puedes ser catalán también si te conviertes al cuerpo doctrinario).

        Partiendo de premisas como esas, la comprensión de qué es y como funciona una democracia moderna es muy difícil de asimilar. Todo el tiempo hablo con catalanistas con una confusión descomunal acerca de lo que es democrático y lo que no lo es, para no hablar del funcionamiento del estado, la economía o las ideologías políticas.

        Hay por delante una enorme tarea educativa. En la sociedad catalana hay un enorme déficit de educación cívica.

  6. Este artículo de Manuel Arias Maldonado viene que ni al pelo a la entrada, no a la acostumbrada desinformación procesista sino al principio. https://amp.elmundo.es/opinion/2018/04/20/5ad89315ca4741fa5b8b45b3.html?__twitter_impression=true
    Sí que empatizo con el sufrimiento procesista ajeno porque no me es ajeno, es decir ya me importa un pimiento el procesismo y sus cuitas pero me identifico con los no procesistas cuyas preferencias han sido sistemáticamente ignoradas salvo para usarlas como moneda de cambio para contentar y calmar a quien mete más ruido y monta más follón. Otro motivo para esta ligera sociopatía sectorial son las trolas, constantes y resistentes a cualquier refutación, que se extienden incluso hasta instrumentalizar el dolor y los temores que realmente sí puedan existir, por ejemplo, hay cientos de procesistas llorando constantemente por Puigdemont, los exiliados y encarcelados, miles de niños preguntando por ellos, genocidios culturales, miedo al fusilamiento, etc. Un crescendo que es común a todos los que son incapaces de soportar la frustración y quieren casito (aunque la cursilería, ahora tan común, sí que es un rasgo original, a veces tan exagerada que ya no distingo la parodia de la “realidad”). Es decir, si me dices “quiero votar en un referéndum de independencia”, te escucho (escuchaba) pero si me dices “quieren acabar con los catalanes” entiendo que lo que necesitas es una lección, una lección de vida y una lección de democracia, que se imparte igual que a los niños cuando patalean: ignorando sus demandas hasta que se calmen. Aprende a pedir las cosas cómo se debe y aprende a aceptar no obtenerlas. Hablo, no como español que ve la “sagrada unidad de la patria amenazada” sino como vasco que también sufre y padece una hegemonía nacionalista de mentiras y victimismo, fue esa cercanía emocional con los catalanes ignorados la que hizo que me metiera hace años en este procés y la que me mantiene en él. Para finalizar, daros las gracias a todos por vuestra nueva y, supongo, segura contribución a las arcas del gobierno vasco disfrazada de nueva oportunidad a la política.

    1. Sin ánimo de desarrollar nada, pero Arias acierta completamente en todo. Especialmente su último párrafo. No por el reparto futuro de poder entre “bloques”. Sino en la existencia de bloques.
      Esa división o fractura social que el secesionismo niega que exista. Porque como no vamos a tiros o porque no le retiro el saludo a nadie, no hay fractura. Simplones hasta el final.
      Sobre lo último de tu comentario: qué suerte tienes, toda la casa forrada con billetes de 500, que no sabéis ya ni dónde meterlos.
      Qué vergüenza. Qué indignidad. Qué gentuza.

      1. Juanmari: gracias por el enlace, una lectura muy recomendable. Y gracias también por el análisis y tu confesión de parte. Se agradece de verdad que este tema no quede sólo en una disputa entre secesionistas y no-secesionistas habitantes del noreste peninsular.
        En la línea de micropercepciones, la insólita proliferación de banderas españolas por TODA la geografía española durante la etapa crítica de septiembre-octubre, me parece que reflejaba exactamente esa sensación que como vasco describes a la perfección: una respuesta de aprecio hacia una estructura estatal que, a pesar de sus disfunciones y carencias, al menos garantiza que las mentiras y el victimismo-a-calzón-quitado no se van a imponer sobre los derechos individuales de ningún compatriota, por muchos falsos derechos colectivos que se quieran esgrimir. Lo mismo decía en otras palabras el Rey en su discurso del 3 de Octubre: “… les digo que no están solos, ni lo estarán; que tienen todo el apoyo y la solidaridad del resto de los españoles, y la garantía absoluta de nuestro Estado de Derecho en la defensa de su libertad y de sus derechos.”

        Tema aparte es el de la financiación asimétrica de los territorios forales. Seguramente el nacionalismo catalán pragmático está asistiendo con sudores fríos a lo que se puede derivar de esa apertura de esa caja de Pandora. El previsible apoyo en trágala de la minoría parlamentaria vasca hacia los presupuestos indica que ya han entrado en modo “control de daños”, porque el ascenso de Ciudadanos ha hecho saltar todas las alarmas…

    1. Normalmente escribo eso de que partidarios y contrarios a la secesión son más o menos igual de listos y de tontos.
      En lo de listos, quizás está igualado. En lo de tontos, cada vez la cosa se decanta más para un lado: “El Parlament britànic rebutja que Rússia fomentés l’independentisme“.
      ¿El Parlamento británico? ¿Un informe “del Parlamento británico”? ¿Lo escriben en serio?
      Esto lo dejo porque en el ARA no les llega la luz para un par de clics:
      https://www.parliament.uk/mps-lords-and-offices/offices/commons/scrutinyunit/written-submissions/
      https://www.parliament.uk/get-involved/have-your-say/take-part-in-committee-inquiries/commons-witness-guide/
      Hay que tener poca vergüenza. Pero, bueno, esto es el pan de cada día.

      1. Matizo ligeramente. Más que “tontos”, lo mismo es que pretenden pasarse de “listos”
        Lo decía antes un comentario de Fco. Javier

        “[…]alguien ha interpretado la noticia COMO ES y se ha preocupado en manipular esa noticia para que se ajuste fácilmente a una interpretación interesada según sus deseos.”

        Pues eso…

        1. Estoy de acuerdo con Juan. Mi percepción es que mucha gente se está haciendo la tonta. Es lo que decía Gasset, en su mayor parte asistimos a una impostura plenamente consciente.

          En mi círculo personal, conozco a dos separatistas que son más inteligentes que yo (lo evidencian sus estudios y, sobre todo, su éxito profesional). Están en el tema separatista por tema tacticista (forzar “negociación” con Madrid, lo llaman… para mi es chantaje, en negociación se produce un intercambio entre las partes) pero no se si a estas alturas siguen teniendo algún resto de objetividad o se han obsesionado con la idea.

Los comentarios están cerrados.