Demasiadas anécdotas

Una de las categorías desarrolladas en el blog, normalmente relegada a los comentarios,  ha sido la de las micropercepciones, esos sucesos puntuales con base a los que resulta aventurado crear argumentos generales. A veces porque no se puede generalizar, a veces porque la prudencia nos impide generalizar, pese a lo evidente.

Muchas anécdotas. Demasiadas anécdotas como para pensar que nuestras “micropercepciones” son simples hechos aislados, como el que explica Isabel Llauger en uno de los blogs de La Vanguardia, con el título “La anécdota del traidor“. Por prudencia, Llauger también escribe: “Quizás sea solo una anécdota…“.

El brillante estilo con que maneja la reproducción de la palabra “Traidor” -una conversación involuntariamente escuchada, en la que esa infamia se dirige hacia Joan Manuel Serrat- y la tensión que genera en su breve relato me convence de que no estamos ante anécdotas, porque acumulamos demasiadas:

“Sentados ya en un pequeño restaurante asiático recomendado y con ganas de disfrutar del placer de la compañía y de la incorporación de la benjamina de la familia, que siempre aporta alegría y positivismo, no podemos evitar que la conversación ajena de la inmediata mesa vecina se nos haga presente durante toda la comida.

“Traidor”. La cercanía, virulencia y el tono acusador de la contigua comensal de voz invasora nos convierte en oyentes forzosos. “Traidor” capitanea con contundencia y vehemencia el discurso cercano y se mete, sin que queramos ni podamos impedirlo, en nuestra plácida comida de este domingo de abril. “Traidor” sobresale una y otra vez en la charla vecina y se esgrime el indigno vocablo en varias ocasiones con total impunidad y gratuidad asignándosela a Joan Manuel Serrat.

“- Traidor. Canta al Mediterráneo pero él ya no es catalán. Que se vaya a Madrid. Aquí no le queremos ni a él ni a la gente que piensa como él”.

Quizás sea solo una anécdota pero plana entre nosotros una sensación de incredulidad y estupor ante la infamia de la que somos testigos involuntarios. Una nueva incredulidad que se suma a las que, desde hace meses, van llenando un saco de bajezas, canalladas ruindades y mentiras aceptadas, sin fisuras, por demasiados individuos.

Brutal.

Suscribo el cierre de Llauger:

¡Qué triste, lamentable y miserable querer pertenecer a una tierra dónde solo los afines ideológicamente sean tus conciudadanos!

Espero que esa nación excluyente, xenófoba, arcaica y fascista que buscan algunos  no sea nunca ni la mía ni la de los míos.

CONCLUSIÓN. Demasiadas anécdotas para pensar que son solo eso, anécdotas.

16 comentarios en “Demasiadas anécdotas

  1. Per desgràcia, no són anècdotes.

    I, el que és pitjor, no volen, o potser no poden, reconèixer el que mal que han fet i que segueixen fent.

    I, a més, per no aconseguir res…

  2. Molta gent queixant-se de que se li digui fatxa, traïdor i se li faci boicot… I poca gent que li digui fatxa, traïdor i li faci boicot.

    Sou un mirall del procés. Acollonant.

    1. Quants són pocs?
      I molts?

      Algun dia tornareu a llegir el que dieu i us farà vergonya

      1. Per això us fico els tuits de Soto Ivars enlloc de dir-ho jo, pq porteu un biaix a sobre que si algun dia salteu per tocar de peus a terra us fotreu una santa nata que haurem de recollir-vos amb pinces.

        Quants són molts? no ho sé, en base a quina mesura. Prenem com a referència el número de gent que desitja bombes al camp nou, per exemple?

    2. No crec que siguem un mirall del procés. A veure, Soto Ivars diu que “quasi ningú” titlla el Serrat de fatxa, però aquest “quasi” és subjectiu.

      En canvi, jo puc afirmar objectivament que Fernández Díaz mai va dir “te lo afina la fiscalía” (Viure Lliure corrent a googlejar en estat de shock).

      També puc afirmar que hi ha un únic testimoni verbal (sense enregistrament ni cap prova sòlida) de “una firmita contra los catalanes”.

      ¿I l'”a por ellos”? Ho va dir una persona a Huelva, i no es referia a “a por todos los catalanes”, sinó “a por los golpistas”.

      I tanmateix, aquelles frases falses o anecdòtiques es fan servir per demonitzar devastadorament la pèrfida Espanya des del separatisme, dia sí i dia també.

        1. “Eso la Fiscalía… ah… En fin”. Això és el que diu. Emsigut anganyats, tio.

          “A por ellos”: gent privada, a l’autobús no se’n sap el context, clarament es refereix als colpistes i no als catalans.

          ¿On són les proves de “una firmita contra los catalanes”?

  3. Resulta curioso cuando menos que para criticar a Serrat sólo sean cuatro gatos y para imponer su voluntad digan que son mayoría…

  4. A ver si nos centramos. ¿Qué no atendemos lo suficiente a Barrio Sésamo? Dentro-Fuera. Cerca-Lejos. No es tan difícil:

    República catalana = buena. Monarquía (absoluta+fascista) española = mala.
    Secesionistas = cuanta dignidad. Unionistas = fascismo en estado puro (desde los tiempos del Almirante Cervera).

    Si alguien duda, que rece tres padresnuestros y lea un editorial de Partal al azar. El de hoy es precioso, se titula “la massacre”.

    https://www.vilaweb.cat/noticies/la-massacre-editorial-vicent-partal/

    … venga, un “tastet”:
    “A Aiguaviva van fer servir gasos lacrimògens mentre cridaven ‘¡Viva España!’”
    Oh my Gosh! que crueldad! me refiero a lo de gritar vivas al estado opresor mientras los pacíficos demócratas tosen y buscan aire en un intento desesperado para proteger las urnas profanadas por los esbirros “…com bèsties descontrolades” (sic)

    ((De verdad que no entiendo que todavía no se hayan enviado cascos azules después del 1 de Octubre. De hecho lo de bombardear Siria en represalia por un ataquito con gases y unos pocos muertos sólo demuestra que Trump, May y Macron no han acabado de entender dónde están las amenazas “reales” a las democracias occidentales… tendrían que bombardear las casas cuarteles de la GC y las comisarías de la PN, antes de que vuelvan al grito de “A por ellos!” y nos rompan los dedos uno a uno, como acostumbran hacer…))

    1. No se olvide usted de lo de manosear los senos de las féminas, que hay que incluir el acoso sexual entre las infamias de la Guardia Civil y de la Policía Nacional.

  5. Si no recuerdo mal hace tiempo que dije que: yo ya me había metido en la trinchera a aguantar lo que cayera y que el estado de derecho iba a crujir y la mayoría de nosotros miraría hacia otro lado. Además, antes leía El nacional pero ahora sólo leo el vilaweb así que por mi la comparación vale. Reconozco, también, que no tengo ya ninguna empatía por el sufrimiento ajeno en esto del procés, demasiada mentira, fingimiento y ninguna empatía de vuelta. Afortunadamente no soy político ni tengo mando en plaza.

  6. Lo de Serrat ya lo cantaban Els Catarres allá por 2011: Decía el tipo que se enamoraba de la Jennifer: “…jo que penso que en Serrat sempre ha estat un traïdor, al meu cotxe només sona Lluïs Llach..”. Y claro, en 2017/18, el hijo y nieto de franquistas (éstos, auténticos) se está “forrando”:

    https://cronicaglobal.elespanol.com/vida/lluis-llach-se-forra-proces-estaca_134999_102.html

    Micropercepciones. Ayer estuve por la Tractoria profunda y en una reunión profesional, un empresario de la zona comenta que gracias al “famoso 155” se han aprobado unas inversiones en el municipio que llevaban tiempo bloqueadas. Yo pongo cara de póker para no delatarme como tabarnés recalcitrante, e ipso facto salta otro asistente en plan “seguro que lo han hecho porque como estaban paradas…vamos a firmarlas para llevarles la contraria”. O sea, que aunque sea un beneficio, seguro que lo han hecho por j….r. Es lo que hay.

    Para los partatólogos. No hace falta que vayáis a Vilaweb:
    “…porteu un biaix a sobre que si algun dia salteu per tocar de peus a terra us fotreu una santa nata que haurem de recollir-vos amb pinces / Veig que aquí alguns ja heu passat de llarg qualsevol límit racional i ja no responeu ni als vostres sentits…”

    P.D. Ando liado, pero aunque tarde, intento leer el blog. Javier, el post ¿Acaso cabe otra visión?…¡sublime!

Los comentarios están cerrados.