Piensa mal y acertarás

Este breve artículo empieza como otras veces: ¿mis prejuicios me hacen pensar siempre mal de cualquier propuesta del secesionismo o, en cambio, pienso de forma acertada?

La reflexión viene a razón del ‘referéndum‘ de la última quincena de septiembre de 2017, que teóricamente sería el 17 o, en su caso, el día 24. Esta última fecha parece tener más ‘opciones’. La pregunta es automática: ¿qué campaña sería posible realizar en contra de la secesión el día 11 de septiembre? Obviamente, ninguna. Obviamente, la ‘campaña‘ estaría tocada por una significativa interferencia. Un referéndum ‘democrático’, con supuesta igualdad de oportunidades para todas las partes, en que se celebra durante la campaña una jornada de marcadísimo valor eufórico-simbólico para el secesionismo. Qué patinazo, President.

Es por eso que -y aquí viene lo de si pienso mal o acierto- que Puigdemont ya ha dicho “Si es pacta amb l’Estat, se’n podria endarrerir la data” (Si se pacta con el Estado, se podría atrasar la fecha). Bajo un supuesto talante pactista (a partir minuto 14:20 de la entrevista de Basté), subyace un vicio fundamental. Mira que Puigdemont disponía de fechas y, casualidad, tuvo que fijarse en finales de septiembre, de modo que la supuesta campaña coincidiría con la Diada. Dijo Puigdemont que el referéndum no podía ser “pels volts de la Diada” (en las cercanías de la Diada), refiriéndose al 10 de septiembre, porque no se cumpliría con los estándares internacionales. Una campaña coincidente con la Diada, ya me dirá qué cumpliría.

Piensa mal y acertarás.

24 comentarios en “Piensa mal y acertarás

  1. Pues igualico que las del 27S. Total que mas da sera otro butifarrendum o unas autonomicas “autoplebiscitarias.

  2. Yo tb me di cuenta durante la entrevista de esa falacia. De aquí a un año vista, hay 365 días. En esos 365 días, el presi se ha propuesto hacer un “referendum”, o lo que sea que se haya propuesto hacer, y “eso” no ha de caer “pels volts de la Diada”. Ha escogido, conscientemente, para intentar cumplir escrupulosamente con esa premisa, el 17 o el 24 de setiembre. Está por decidir cuál sería el ideal, entre esos 2.

    Ahora, veamos qué hubiese ocurrido si hubiése seleccionado un día al azar, dentro del próximo año. Seremos benévolos y partiremos de que la selección concienzuda finaliza seleccionando el 24 de setiembre. Bien, pues de 365 días, sólo hay 26 días que están tan o más cerca del 11 de setiembre que ese 24 de setiembre escogido por Puigdemont. Por lo tanto, de 365 días, hay 339 días mejores que el propuesto por el presi, si sólo se valora la distancia temporal hasta el 11 de setiembre.

    Esto viene a decir que si se dedicase a seleccionar fechas al azar para la celebración de lo que vaya a ser eso que el presi propone, en el 92% de esas elecciones escogería un día mejor que el que concienzudamente ha escogido. Hay que tener mala suerte…

    Esto sólo puede tener una explicación: durante la elección del día, debió asesorarse con nuestro experto en finanzas, Oriol Jonqueres, que también sabemos qué pié calza.

    Saludos.

  3. Es como el Ramadán en el mundo Islámico, ya se sabe que por esos días estarán algo enfadados y hambrientos, así que es bueno escoger esos días para hacer algo importante.

  4. Yo creo que los dirigentes separatistas están actuando de una forma muy inteligente; y lo digo en serio.
    No pueden dejar de ver que están en un callejón sin salida. Sin apoyo internacional (que han intentado, con un fracaso rotundo), sin vías legales transitables, sin que el Estado haya entrado al trapo de la provocación, y sin fuerza material viable (recuerdo un comentario que decía más o menos: “estoy esperando ese momento de la “desconexión” en que los Mossos vayan a decirle a la Guardía Civil y a la Policía que desde ahora ellos se hacen cargo de las aduanas y los aeropuertos”).
    Ante esta realidad, ¿qué opciones les caben? –O dar marcha atrás buscando alguna excusa para intentar salvar el tipo. –O lanzarse al abismo con una DUI en la que solo creen de palabra. –O mantener el discurso, la presión y los “faroles”, como si todo estuviera rodando bien.
    Obviamente están siguiendo la tercera opción, que es lo más inteligente. Las cosas afuera están muy revueltas y puede sonar la flauta de alguna manera imprevista cuando menos se piense.
    Por otra parte, mantener la situación es muy cómodo para ellos. Siguen manteniendo el poder, siguen gobernando sin oposición (el sueño de todo político), y siguen manteniendo abducidas a sus filas, gracias a sus medios afines bien subvencionados…
    El único problema es que tienen que estar constantemente inventando nuevas “ocurrencias” (ya necesariamente repetitivas) para mantener la inercia. Pero… mientras sigan teniendo los “medios afines” que crean su propio universo cerrado, y no les empiecen a sacar los colores demasiado desde sus propias filas (las otras no importan, son “el enemigo”), están en la gloria.
    (Creo que no he respetado la indicación de Javier de que el comentario no sea más largo que la entrada; pido disculpas)

    1. Suscribo tu comentario. Y perdono la longitud 😉
      Esta mañana mantenía una conversación en la que nos preguntábamos dónde había quedado el sentido crítico. Evidentemente, escondido tras el objetivo secesionista.
      Todavía no han entendido que criticar a ‘tu equipo’ no significas que no seas de ‘tu equipo’. Como esto se asemeja más a forofismo futbolero que a otra cosa, así van. Y así podemos resaltar, sin dificultades, sus contradicciones.
      Más o menos, la reacción de la caverna subvencionada es: “Oh, sí, ya sé que me están engañando… pero es que son los míos, así que me adhiero fervientemente como si lo hubiera pensado yo, con lo que, en realidad, no me están engañando”.
      Y, reconozcámoslo, es la reacción de una buena parte del secesionismo.

  5. Tres entradas pasando el algodón y parece que sale manchado. Les destiñe la democracia.

    1. No he ido a buscar el podcast, que me daba pereza, pero hay dos opciones:
      1) Está mal transcrito y quien ha redactado la noticia lo ha hecho mal.
      2) Turull es de Parets del Vallès (BCN) y yo soy de Girona (GI). Pese a mi nivel nativo de catalán, en teoría del catalán más catalán porque además tengo muchísimos contactos en todos los pueblos de alrededor, soy incapaz de descifrar la jerga pseudobarcelonesa con que se expresa Turull. Probablemente tiene algo de Klingon y eso me impide entenderlo.

    2. He escuchado el corte y Turull lo explica bastante mejor que la noticia. Ley corresponde al Parlamento. Decreto de convocatoria y ejecución del referéndum, Gobierno.

      1. Ok, lo normal. Es que uno ya no sabe qué pensar con tanta invención y tanto hacerlo bien. Gracias.

      2. Y ha ratificado lo que han explicado estos días:
        1) Ley de Transitoriedad Jurídica, aprobada a finales de julio, seguramente con una Ley de Referéndum dentro.
        2) Decreto de convocatoria del referéndum.
        Bueno, esto es la teoría. ¿Estoy teniendo un déja vu de 2014 o es un fallo en Matrix?

        1. Desde 2012 llevan así. Referéndum o referéndum ya lo decía Mas. No sé si les queda mucho crédito en la cadena de confianzas esa. Ahora, reconozco que estoy deseando ver la ley de transitoriedad jurídica, quiero ver cómo hacen lo de “de ley a ley”, la DUI, la ley de referéndum y tener a Marta Rovira de ponente todo a la vez, además de explicar por qué no hay elecciones inmediatamente. Tarea titánica.

  6. Otra. ¿alguien sabe si el PDECat ha tenido que cambiar los estatutos para que les registren? Sólo encuentro los antiguos y no veo ninguna referencia, solo se habla del cambio de nombre

      1. Acabo de encontrar una carta a los asociados donde dice que el preámbulo no se modifica y que si hay algún problema simplemente se retire http://www.partitdemocrata.cat/blog/2016/09/20/nota-sobre-la-inscripcio-del-partit/
        Lo raro es que parezca tan importante que los asociados voten si aceptan el nombre nuevo y no que voten la modificación o eliminación del preámbulo en el caso de que haya ocurrido. Creo que el preámbulo es mucho más importante, especialmente con el contenido de querer la independencia y no renunciar a la vía unilateral.

    1. Ramoneda…
      Detectando que el aire cambia de aroma y que el barco al que se subió con tanto ‘entusiasmo’ no boga tan veloz como creía…
      El artículo de Ramoneda no es desacertado (aunque no esté del todo de acuerdo con él), y bastante mejor este de Valentí Puig en EL PAIS con una frase fantástica: “… la ciudadanía, incluso la de voto catalanista, ha captado la desproporción inmensa entre la suposición de que el sueño independentista estaba a la vuelta de la esquina y la realidad cruel de los obstáculos que el secesionismo había negado y que estaban ahí desde el primer momento…“.
      Y bueno también el de Llàtzer Moix en La Vanguardia, “Lo que tiene la unilateralidad

  7. Buenisimo los dos que enlazas.

    El de Ramoneda tiene el valor de provenir de él mismo: apesebrado hasta el punto de encontrar algo bueno en que Puigdemont gane tiempo o salga reforzado…

    Pero para qué, por Dios, para qué se refuerza, para qué gana tiempo? Lo dicho: hay que estar muy apesebrado para encontrar algo bueno en que el tipo que te lleva a ninguna parte haya encontrado la manera de seguir llevándote…

    1. Espero, ansioso, las manifestaciones y muestras de solidaridad de Vicent Partal, la CUP y demás con Viktor Orban.

      1. Haciendo honor al título de la entrada. Hace dos días Anna Gabriel dice que no cabe fijar participación mínima en el referéndum, luego Puigdemont dice que sí que, por ejemplo, la participación del Brexit sería poca… Y hoy noticia destacada del vilaweb .

Los comentarios están cerrados.