Aproximación al asunto Otegi (I)

Enmarañado en redactar sin excesivo tecnicismo (cosa apenas posible), dejo aquí una pregunta que le formula un periodista muy bien informado a Iñigo Iruin en su rueda de prensa explicando el recurso que se ha formulado (o formulará, no sé si está presentado) en defensa de los intereses de Otegi. La rueda de prensa completa está en Youtube, y yo he entresacado la parte que va del minuto 31:05 a 34:33. [Nota: ya sé que esto excede el objeto del blog. Sin embargo, me parece un tema interesante. Ya dejé pasar el asunto De Gea – Muniain, con el que nunca podré demostrar que “yo ya dije” que se archivaría el asunto frente a los dos futbolistas -si es que había asunto- o que ni siquiera serían llamados a declarar, como para dejar este sin tratar]

En mi opinión, aunque en última instancia será el TC quien decida, la clave está en la pregunta del periodista y en la insuficiente respuesta de Iruin, que es por donde se tambalea todo el entramado victimista que acompaña a Otegi. De político, el tema no tiene nada y sí mucho de jurídico: la inacción del abogado o abogados de Otegi ante la liquidación de condena.

Simplifico al máximo e intentaré publicar mañana el artículo entero. Los que seáis abogados o del mundo del Derecho lo captaréis enseguida. Los que no lo seáis y no lo captéis, ya digo que intentaré sacar algo que, inevitablemente será algo técnico. Bien, el punto clave de la cuestión es la pregunta del periodista y su respuesta: no se recurrió la liquidación de condena (realizada nada menos que en 2013; no os confundáis con las referencias de Iruin a un Auto de enero 2016, en que se discutía una cuestión distinta) y, con ello, se aceptó que la privación del derecho de sufragio pasivo se alargaría hasta 2021. Ya os advierto de que estoy simplificando y que el TC podría fallar a favor de Otegi (yo lo veo muy difícil, porque Otegi no agotó todos los recursos ni vías que en Derecho le asistían, pero esto nunca se sabe). Os dejo el vídeo y recalco muy especialmente que el periodista le pregunta si la liquidación de condena de 2013 se podía recurrir, e Iruin reconoce que “era recurrible”. Entonces, pregunto yo, ¿por qué no se recurrió? Ay, queridos lectores, apoyéis la secesión o no, al menos que no os escondan información relevante. Y un sobresaliente para el periodista que, por una vez, pregunta extremadamente bien.