Las virtudes del Manifiesto

El Manifiesto (no hace falta dar más datos, nadie puede confundirlo con el Manifiesto Comunista) se ha convertido en una vara de medir bastante buena porque las medias tintas son claramente interpretables, lo cual constituye toda una virtud.

Esto es lo que pasa con Neus Munté. Hoy le han preguntado en rueda de prensa por el Manifiesto. Ha manifestado su “respeto” (bien desde su cargo institucional), que en todo caso el debate sobre la lengua correspondería al proceso constituyente (ay, que no te atreves a posicionarte y creo que vas en la línea de la página Elclauer) y que la lengua castellana tendrá reconocimiento y garantía de uso (no, no se ha posicionado). El resumen de e-noticies es fiel a la realidad. ¿Qué problema tiene Munté para referirse al bilingüismo o el monolingüismo? ¿Cree que levantará polémica lo que diga? ¿No la levanta el apoyo al inexistente derecho a decidir? ¿Ni que ella crea en su mundo interior que puede “hacer” la independencia? De hecho, ¿no está “haciendo” la independencia? ¿Pues por qué no la explica? Note el lector que Munté no ha tenido valor para salir con la respuesta más sencilla, como era remitirse al programa de Junts pel Sí. No sé, para mí que ese punto no la convence. Serán imaginaciones mías.

Como digo: toda una virtud del Manifiesto para saber “lo que de verdad piensan y a veces dicen“. Si te parece una tontería, lo dices claramente como Tardà. O como Ramoneda en este artículo.

Por cierto, ya sé que una cita de Hobsbawm  (Naciones y Nacionalismo) es un recurso barato y lo intento evitar, no siempre con éxito: “En todo caso, en el fondo del nacionalismo de la lengua hay problemas de poder, categoría, política e ideología y no de comunicación y cultura“. Más claro, ni el agua.

13 comentarios en “Las virtudes del Manifiesto

  1. Según he leído, dicho por firmantes y simpatizantes del manifiesto, hacemos una lectura que solo se explica desde una mentalidad de sumisión al imperialismo lingüístico español. Por mucho que haya independentistas que compartan esa interpretación. Se están retratando.

    1. Sí, también lo he leído en varios artículos. Que le estamos dando la interpretación de algo que no dice explícitamente. Será que en su época no existía el comentario de texto.
      Ya lo hemos visto tantas veces: tiran el pedrusco apuntando a la cabeza y luego dicen que era un granito de arena casi invisible que ha rozado la espalda. Quisquillosos que somos.
      Cambiando de tema: ayer dos Mossos (portavoces de Sindicatos, o cargo similar) les pegaron un soberano repaso en Catalunya Ràdio (en el programa L’Oracle) a unos periodistas que, con base a los infantiles argumentos que se desarrollan por aquí para justificar sus ocurrencias, pretendían que los Mossos desobedezcan órdenes de la Audiencia Nacional y todo ese rollo. Todo viene de que Benet Salellas dijo que el Conseller puede dar órdenes y directrices políticas para no atender los requerimientos de la AN que, siguiendo la cadena de mando, tendrían que cumplir todos los Mossos. La inapelable respuesta fue que el concepto de “obediencia debida” acabó en los juicios de Nüremberg (después alguno lloraba porque le habían citado Nüremberg, hasta allí llega su ignorancia), o también les dijeron que la propuesta de la CUP era más propia de un Estado fascista que de un Estado de Derecho. Y los periodistas -tertulianos, como si no oyesen nada.
      Por aquí se plantean barbaridades con una naturalidad que es para asustarse.

      1. Te agradezco el ratito de estupor que he pasado. Sinceramente. Salvador Cot y Jordi Borrás. Los mossos llevan contestando lo mismo desde 2012. A lo mejor alguno debiera pasar los psicotécnicos que hacen en los mossos.

  2. Justo Javier estaba haciendo un comentario a la simploneria de Bassas… Je je. ‘Qualsevol debat que plantegi una millora de l’estatus del català es una ofensa’. Qué tío! Brilliant! No, Bassas, no qualsevol… A penas la basura xenófoba disfrazada de ciencia. Quédate con los comentarios: Txebi) ‘100% d’acord’. Isabel C.) (después de una serie de interpretaciones sobre políticas migratorias, franquismo, etc…) ‘atacar el Koiné es atacar una parte de les víctimes del genocidi cultural’… Uf, si que anem fort.

    1. Añado a tu lista el de Frances Canosa también en ARA, el del McGuffin. No he entendido casi nada -por una mezcla de incompetencia mía, que es muy lírico y me pierdo, y de esfuerzo deliberado de Canosa porque se entienda lo menos posible, muy en la línea Koiné de tirar la piedra y esconder la mano, de decir entre líneas algo para después, cuando empieza a apestar, negarlo arguyendo que no está escrito- pero me da que va de lo mismo que el de Bassas al final: alimentar la idea de que el problema del manifiesto no es de planteamientos, es decir, errores propios, sino del hecho de que haya un españolismo totalitario que no permite existir a lo catalán… Y eso.

      1. El de Sanchis es directamente indecente. Miraré el rabioso editorial del País al que se refiere, y si toca, lo comentaré… pero así a bote pronto, esgrimir una serie de puntos, pedir que la gente levante la mano, y mandar a los que no estén de acuerdo a suscribirse ‘ en el extranjero’ es feo, feo. Luego hay mosqueo cuando alguien denuncia ‘elementos’ turbios en este tipo de nacionalismo…

      2. Y Cuyàs pues bueno… consecuente con el hecho de seguir viviendo en el franquismo exige que venga a alguien desde Madrid a decir claramente y en castellano lo que la colla Koiné no se ha atrevido, por exceso de prudencia, a decir. No hay nada que hacer en este caso. Si tal mandarle a Marty Mcfly en el Delorean a que lo traiga de vuelta al presente, y de paso que se baje hasta el siglo XIX y recoja a la tropa Koiné.

      3. Y una última, volviendo directamente al contenido del manifiesto y enlazándolo con el punto 3) que transcribe Sanchís, y también con multitud de comentarios que he leído estos días en diversos foros…

        En qué momento el hecho de ser bilingüe ha pasado a convertirse en un motivo de lamentación? ‘Bilingüización forzosa’? No sé, pero a mí está llamada al ‘derecho libre y soberano a elegir hablar sólo la lengua autóctona’ me parece muy poco atractiva, por más que se plantee en el marco del multiculturalismo y el polilingüismo de fantasía…

        1. Dominar dos idiomas como mecanismo de empobrecimiento cultural y personal… Es de locos.
          Cada vez queda más claro su objetivo y el pequeño mundo en el que viven. Qué pena.

    2. ¿Qué me dices de este comentario?:
      “Totalment d’acord.
      El fanatisme no és bo per a res.”
      De acuerdo con un artículo fanático al 100% en que ser un fanático no es bueno.
      Voy a leer a Canosa, que si lo he hecho no me acuerdo.

      1. Ese comentario es ya lo máximo. No lo he metido porque me parecía cruel… dado que cómo resulta obvio no lo ha entendido.

  3. Una vez más defendiendo lo indefendible. Ahora, grande MANUEL CUYÀS comprando en el trapero la prensa (así en general) de 1983, repasándola minuciosamente, página por página, durante horas, hasta encontrar las declaraciones de Calvo-Sotelo. Y luego se le olvida poner la referencia. Corrijo, sí ha puesto referencia: “Ho van publicar els diaris que ara s’exclamen, però es veu que no ho recorden.”

Los comentarios están cerrados.