Aburrido de la secesión

Las tragedias de estos días minimizan la importancia de todo el movimiento secesionista, cada vez más aburrido y parecido al día de la marmota.

La teatral e impostada situación -me refiero a los separatistas- que se vive estos días alcanza niveles impensables de ridículo. Como ya escribí hace unas semanas, la declaración unilateral de independencia encubierta quemó de golpe muchos puentes y naves. No sólo eso: ya nadie les toma en serio al observar la farsa que se llevan entre la CUP y JuntspelSí, acabe como acabe.

Escribiría más, pero está ya todo tan visto… ¡Ah, sí! Que ahora el Gobierno exigirá justificantes de todo. Los medios separatistas hablan de “intervención”, a ver si de ese modo logran encender a la gente. Ni así. Salvo los más radicales, cualquiera lo entiende: se controlará exhaustivamente el destino del dinero para asegurarse de que no se desvíe nada. Medidas normales de protección de un Estado frente a pretensiones ilícitas que buscan su destrucción. No hay gran cosa a discutir.

Como digo: aburrido.

¿Alguna lectura recomendable tipo ensayo, pensamiento, discursos, etc, no muy pesado ni denso? Ahora mismo estoy mirando en Amazon “El fin del nacionalismo”, que recoge discursos y escritos de Adenauer; y “El retorno de los chamanes” de Víctor Lapuente. Se admiten sugerencias, con un límite: 400 páginas máximo. No me propongáis “Causas de la Guerra de España” de Azaña, que ya lo tengo.

12 comentarios en “Aburrido de la secesión

    1. Leído. Qué bueno. Cuánto fundamento en tan poco espacio. Si esto lo lee un secesionista entra en pánico. O colapsa. A veces, me parece que sé algo. Leo a alguien con tantísimo conocimiento y veo que me faltan unas cuantas lecturas adicionales…
      Dicho esto, es verdad que aplicado al caso de Cataluña tiene la virtud de ser de 2007. Resulta preciso y acertado en todo, con finura quirúrgica: leer el capítulo dedicado al quién, o el del nombre de la cosa, constituye una gratificación intelectual enorme.

      1. No recuerdo de quién se dijo ni quién lo dijo pero se puede aplicar perfectamente a Ruiz Soroa: ha olvidado más de este tema (y de otros) de lo que yo nunca llegaré a saber. La amplitud de sus referencias, juristas, filósofos, politólogos, sociólogos… es impresionante. Puedes ocupar tranquilamente tu vida en leer los autores que cita y difícilmente se alcanzará su nivel de comprensión y profundidad. Todo ello con una coherencia y convencimiento muy alejado de las soluciones oportunistas y de las palabras vacías que, en mi opinión, se propugnan tanto.
        Cambiando de tercio hoy he leído al juez Vidal http://m.e-noticies.cat/politica/el-jutge-vidal-titlla-els-senadors-de-grup-dinutils-98720.html decir esto: El jutge Santiago Vidal vol ser senador per “anar i dir-los a la cara que no tenen vergonya i que la llei és adaptable a les circumstàncies socials”. “El primer que faré serà fer servir el meu dret a vetar qualsevol proposta per crear una llei orgànica que desplegui l’aplicació de l’article 155”, ha anunciat.
        Espero que salga elegido y le paguen bien.
        PD. Si hubiera sabido que el problema es de insomnio te habría recomendado http://m.planetadelibros.com/naciones-y-nacionalismo-desde-1780-libro-91139.html

        1. Me sorprende lo mucho que podemos llegar a coincidir: esta mañana repasaba un poco las citas y bibliografía explícitamente manejada por Ruiz Soroa en el panfleto (y a saber tú la que no menciona), y he llegado a la conclusión de que nunca seré capaz de leerme todo lo que se ha leído ni de comprender, en absoluto, lo que él es capaz. Me he deprimido un poco. Sniff…
          Por lo demás:
          1. Vidal. También espero que nos dé más tardes de gloria. Está muy mal de lo suyo, lo que sea que tenga. Hasta en su “equipo” creo que se dan cuenta de que algo no va bien porque ya ni lo sacan en la prensa separatista. Pero, claro, tienen que pagarle el favor de haberse hecho el mártir. En ERC están componiendo unas candidaturas muy locas, con Gabriel Rufián por un lado y Vidal por el otro.
          2. Hobsbawm. Lo tengo por aquí tirado a medio leer desde hace año y medio. Me aburría un poco, lo confieso.
          3. Los separatistas. Están cayendo tan bajo que hasta se contraprograman: se manifiestan por un lado y presentan candidaturas por otro, a la vez que están presentes en manifestaciones que demuestran el desacuerdo con el modo en que se están llevando las cosas por esas mismas candidaturas. Concretamente, he visto a Carles Puigdemont, alcalde Convergente de Girona y presidente de la AMI, en la manifestación de la ANC. De locos. Y como están perdiendo el empuje emocional, más de uno empieza a abrir los ojos, ni que sea solamente para quedar desencantado.

        2. Y por cierto, sobre el tema del nacionalismo, esta mañana he llegado un poco por casualidad (o sea, Google, y rebuscando la bibliografía de Ruiz Soroa), hasta aquí: http://cgge.aag.org/NationalIdentity1e/ConceptualFramework_Oct09esp/ConceptualFramework_Oct09esp_print.html
          Sólo le he echado un un vistazo rápido al contenido del artículo y las explicaciones que se dan, aunque parecen un buen punto de inicio para quien no esté muy familiarizado con el asunto. La relación bibliográfica parece solvente o, al menos, reconozco unos cuantos títulos que normalmente te encuentras citados o mencionados (Gellner, Ignatieff, Billig, Renan por supuesto…) y otros que ni idea.
          La AAG es la Asociación de Geógrafos Americanos. Ya puedo decir de Vidal, pero yo tampoco estoy muy bien de lo mío. :-DDDDD

  1. Qué sea y qué no sea una nación nunca me ha parecido una parte relevante del problema del nacionalismo, algo he leído pero es un concepto tan problemático que vale para la metafísica pero difícilmente es operativo para llegar a acuerdos, soluciones o, simplemente, hacer un análisis con capacidad predictiva. Está en la cabeza más que en la realidad. Me preocupan el paso de “somos nación” (o pueblo o similar) a “como nación tenemos derecho a” y también la homogeneización de la pluralidad que supone el “somos nación” (o construcción nacional ) con la consecuente merma de la libertad y déficit moral que conlleva.
    No te preocupes porque todavía estás en el estándar de lecturas, pronto pasarás a la filosofía de la democracia, seguramente por Henri Peña-Ruiz, y luego a las críticas post estructuralistas al Estado. A esas alturas podrás cambiar las fronteras con un simple parpadeo 😉

    1. Bueno, he tenido ya tentaciones de pasarme a la filosofía del Derecho, pero recordé que en la Facultad no entendía nada de nada, aunque sí me quedaron grabados unos cuantos nombres: Rawls, Dworkin, Hart, Bentham, Norberto Bobbio… Lo que digo: contaban cosas súper-raras que si las vuelvo a leer probablemente me sigan pareciendo incomprensibles.
      Cuando me dan ínfulas de este tipo recuerdo una frase de “El árbol de la ciencia”, de Pío Baroja: el intelectualismo es estéril. Entonces, me bajo del mundo de las ideas y me leo alguna novela que me quite la tontería.

      1. Vale, ahora me empieza a preocupar a mi tanta coincidencia. Novela negra y mi frase de El árbol de la ciencia es “Todos los conductores de hombres han sido prometedores de Paraísos”

        1. No te preocupes. Aparte de leerlos esta noche, ayer me pedí El esencialismo democrático, y ya me ha llegado. No me pude resistir, aunque de momento prescindo de los “monumentos” teóricos.

Los comentarios están cerrados.