La imposición es el sistema: #quedesconvidART

La penúltima ocurrencia del separatismo ha sido la de iniciar una “campaña” dirigida a marcar desafectos a la independencia, llamada . Sí, la frase es dura. Y aún tienen suerte de que la campaña se les ha ocurrido a última hora, no la han difundido bien (cosa extraña) y han recibido un tremendo sopapo de Risto Mejide que recomiendo leer.

Resumen de la “brillante idea” pacífica, festiva, alegre y coaccionadora del secesionismo: gente conocida partidaria de la secesión invitan en Twitter, con ese hashtag y acompañando una ilustración, a famosos a participar en la manifestación de la Meridiana del 11 de septiembre. O sea: apúntate, que si no serás de los malos.

Sí, de los malos. Porque ¿qué hay de inocente en invitar públicamente a alguien a que desvele sus preferencias políticas? ¿Con qué derecho te arrogas que esa persona se tenga que posicionar? Da igual que diga que sí, que no o que ni siquiera se digne a contestar. Es una aberración que demuestra hasta qué punto no se respeta siquiera la libertad individual ni los derechos fundamentales. Ni es inocente, ni es pacífico, ni es festivo, ni mucho menos alegre: es una imposición.

Edito para confirmar que siguen “invitando” a unirse con entusiasmo a la causa.

2 comentarios en “La imposición es el sistema: #quedesconvidART

  1. Afortunadamente hay un buen número de independentistas a los que les parece una campaña muy desafortunada. Incluso alguno hace una crítica más fuerte. También hay a quien le parece estupenda claro.

    1. Estoy de acuerdo. Yo ya pienso siempre mal y creo que sacan la campaña sabiendo que puede ser polémica, a ver si la gente se cabrea. Y todo depende de la reacción de su público, en este caso fría. Un despropósito en toda regla (sniff, pobre 16.2 de la Constitución), del que si alguien se queja dirán que está hecha con buena intención (no me lo creo). Hoy, Karmele (!!!???) invita a Úrsula Corberó.

Los comentarios están cerrados.