Prusés, polarización, prejuicios y humor

Ahora que llevo unas semanas de nuevo en Twitter, compruebo que están prácticamente los mismos de hace seis meses, pero con posiciones todavía más polarizadas. Como escribió un lector habitual en un comentario, un día habrá que recomponer puentes; lo mismo me dijo un buen amigo por correo electrónico. Mal asunto. Aunque la entrada no trata algo tan grave, sí que es la antesala de todo ello.

Me refiero al poco humor con que se acogen las bromas y el humor en general sobre el tema. Y esto es aplicable a todos, sea cual sea su visión del tema. Incluso, afecta a un personaje como SuperCat – El Guardià del Procés, superhéroe independentista que tiene su origen en el panfleto directe.cat. Cuando lo descubrí no es que no me hiciera gracia, es que, como muchos otros, pensé: la frikada separatista del día (aunque hubo un diálogo que estuvo bien) y no le presté más caso, aunque me pareció bastante inofensivo y de poca calidad. Como he tenido ocasión de comprobar hoy, algo de prejuicio por mi parte (claro, un producto apadrinado por directe.cat, qué puedo esperar) y falta de sentido del humor por parte de muchos, al margen de su calidad artística.

Hoy he caído en el Twitter de SuperCat y me ha sorprendido leer cómo a más de un secesionista no le hacía ni pizca de gracia el personaje, aludiendo a la seriedad del prusés y, sobre todo, y de ahí el prejuicio, cómo quien lleva la cuenta de Twitter se esforzaba en explicar que no es más que humor, reírse un poco y ya está. Eso se lo explicaba a partidarios de la secesión. A los contrarios, les parece una patochada friki. Sin embargo, la cosa está tan polarizada que a veces nos tomamos demasiado en serio cuestiones que resultan absolutamente inofensivas. De hecho, creo que casi todo el mundo se toma en serio al personaje menos él mismo.

Conclusión. Por descontado, no voy a acabar el artículo sin algún comentario sobre el secesionismo y la lección aprendida: la autodenominada “revolució dels somriures” no existe. Secesionistas que ni siquiera entienden el humor creado desde su punto de vista; bueno, ni siquiera consideran oportuno que se haga humor. Contrarios a la secesión a los que el humor a lo bruto les parece ridículo porque viene desde el punto de vista secesionista, no porque sea bueno o malo. “Felicidades” a los “revolucionarios”.

4 comentarios en “Prusés, polarización, prejuicios y humor

  1. Épica, estética y ética. Lo han puesto fuera del alcance del humor. Últimamente detectaba una bajada del umbral de susceptibilidad, prácticamente cualquier cosa que decías se volvía en tu contra. Cosa de la que también me declaro culpable, por eso he reducido mi participación en foros a la mínima expresión. Estaba dando respuestas desproporcionadas a frases bien intencionadas por cogerlas siempre en su peor interpretación. Vulgarmente, se me había ido la olla, ya no podía poner distancia. Ni en las cuestiones más nimias.

    1. Cierto. Al final, uno se queda tanto con su propia versión que cualquier cosa parece mal. Y mira que uno intenta evitarlo.
      Lo de participar en foros ya no lo practico. Y Twitter… Hace seis meses ya era malo, pero ahora es peor.

    2. Dicho esto, a ver si en el mes de agosto me desperezo y preparo algo bueno bueno bueno cogiendo como base los artículos que tengo desperdigados de la nacionalidad y saco también algún material nuevo. Ya te contaré.

      1. Estupendo. Cada vez disfruto más con los aspectos abstractos, fríos y desapasionados, y menos con la trinchera. Además tú artículo sobre la nacionalidad es mi referencia en el tema. Nunca había pensado en ese aspecto .

Los comentarios están cerrados.