Archivo de la etiqueta: vicent partal

¿Voluntarios? Parece que no sabe ni de lo que escribe (by Partal)

Cuando acusas a los demás de no tener ni idea de lo que hablan tienes que estar seguro, pero que muy seguro, al menos en cuestiones de Derecho. Tiene que tratarse de un error garrafal, indiscutible. Para eso, contamos con uno de los mejores juristas de Cataluña, que es como decir del mundo mundial, que, evidentemente, es Vicent Partal, guía e hilo conductor de no pocas entradas y comentarios en este blog. Todo un gurú que nos ha inspirado en multitud de ocasiones. Sabréis, por ejemplo, que es capaz de analizar la respuesta de la Comisión de Venecia y ser enlazado por el mismísmo President Puigdemont en Twitter, así que está todo dicho.

Hoy firmaba (nótese el pasado imperfecto) un editorial titulado “Voluntaris? No saben ni de què parlen” (“¿Voluntarios? No saben ni de lo que hablan”), en el que sostenía que ni Inés Arrimadas ni, por extensión, cualquiera que haya criticado la figura anunciada -de forma confusa, como se verá, y luego parece que medio enmendada, aunque tampoco me queda claro- de la bolsa de “voluntarios” tiene ni la más mínima idea de lo que habla. Por eso, el titular “Voluntaris? No saben ni de què parlen“.

Ahora, veamos qué firmaba Partal a eso de las 08:30 de la mañana, más o menos. Se trata de una captura de pantalla de mi móvil.

Esta era la redacción ORIGINAL que FIRMABA Vicent Partal, en la que claramente dice el Presidente de una mesa electoral es un ciudadano escogido, del que “Cada ayuntamiento determina cómo lo escoge, pero es una práctica bastante habitual crear una bolsa de personal voluntario, incluso de desocupados, que quieren participar“. O sea, que los Presidentes salen de la bolsa de personal voluntario.

Gracias, Partal, por firmar un editorial en el que demuestras tus dotes de jurista, celebradas por el President Puigdemont. Ahora, por favor, incluso aquellos a los que os causa alergia cualquier texto legal, leed el artículo 26 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, con su redacción en vigor desde el 30 de enero de 2011 (con leer las negritas, basta):

Artículo veintiséis

1. La formación de las Mesas compete a los Ayuntamientos, bajo la supervisión de las Juntas Electorales de Zona.

2. El Presidente y los vocales de cada Mesa son designados por sorteo público entre la totalidad de las personas incluidas en la lista de electores de la Mesa correspondiente, que sepan leer y escribir y sean menores de setenta años, si bien a partir de los sesenta y cinco años podrán manifestar su renuncia en el plazo de siete días. El Presidente deberá tener el título de Bachiller o el de Formación Profesional de segundo Grado, o subsidiariamente el de Graduado Escolar o equivalente.

3. Se procede de la misma forma al nombramiento de dos suplentes para cada uno de los miembros de la Mesa.

4. Los sorteos arriba mencionados se realizaran entre los días vigésimo quinto y vigésimo noveno posteriores a la convocatoria.

Supongo que estaréis extasiados ante el hecho de comprobar que, tras acusar a media humanidad de no tener ni idea de lo que habla, Partal demuestra ser el que menos sabe de todos. Porque si hablas y no tienes ni idea, mal; estoy de acuerdo. Pero ¡¡que acuses a los demás de no tener ni idea, publiques un editorial, pontifiques y encima acredites que no sabes nada es lo máximo!! Así que, para elegir Presidentes de Mesa, cada Ayuntamiento determina la manera como se hace y no es nada raro que salgan de bolsas de voluntarios. ¡¡Rayos!! Juraría que la Ley dice que salen de un sorteo público entre todos los electores de la Mesa correspondiente.

Como es indudable que Partal no tenía ni idea de lo que escribía ni sobre lo que escribía, alguien ha tenido la delicadeza de llamarlo por teléfono y mandarle un mail, no fuera cosa que alguien diga que no tiene ni idea, ni sabe nada de nada.

Por eso, veamos cómo se lee ahora mismo el párrafo que he tenido la suerte de capturar y comparad la “corrección” (que destaco con negritas): “A l’estat espanyol –ahir ho explicava en detall Guillem Clapés– la màxima autoritat en qualsevol mesa electoral és el president, que sempre és un ciutadà escollit per sorteig, com ho són també els vocals i els suplents. A banda hi ha el representant de l’administració electoral, que és la persona que recull les dades i trasllada els resultats als secretaris dels ajuntaments, que els envien a les juntes electorals. Aquests representants són voluntaris i cada ajuntament determina com els tria. Per sobre del president, dels membres de la mesa i del representant de l’administració electoral, que no són funcionaris, només hi ha la junta electoral per a resoldre conflictes. I aquesta junta també és un organisme que es crea de manera concreta en cada votació i que normalment tampoc no inclou funcionaris.

¡¡Otra vez mil rayos!! ¿Pero no salía el Presidente según el sistema que determinase cada Ayuntamiento, incluso de bolsas de voluntarios? ¡¡Diantres!! Resulta que el “representante de la Administración” apenas tiene otra función más que la de transmitir los datos del escrutinio y no tiene nada que ver con la Mesa Electoral. Menudo patinazo, Partal, que no es un error (todos los cometemos), sino que parece que no sabe de lo que escribe. [Nota: por los datos que he podido recopilar, Partal ha “corregido” el editorial aproximadamente a mediodía, mucho antes de esta entrada]

CONCLUSIÓN. A veces, por aquí se ha cuestionado si lo que escribe Partal es tan influyente o tiene tanta importancia como la que le damos. Hombre, desde el momento en que Puigdemont, el político que conozco más parecido a Trump (por lo poderoso, no creáis que lo considero parecido por sus pintorescos tuits), ensalza sus análisis sobre la Comisión de Venecia, sin duda que debe prestársele prioridad máxima. Si es para verificar que no sabe ni de lo que escribe, todavía más.

Fijaos si será importante, que otro gran gurú intelectual del Prusés™ tuitea los editoriales de Partal. El mísmísimo Lluís Llach

Acabo. No puedo olvidarme de uno de los mayores entusiastas de Partal, el President Puigdemont. Según esta noticia de la CCMA, cuando Puigdemont anunció la bolsa de voluntarios, dijo esto: “Obrirem una borsa perquè els treballadors que ho vulguin, funcionaris o no, es puguin apuntar perquè el govern els acrediti com a agents electorals, que en el referèndum, com en totes les convocatòries electorals precedents, són els que han de donar la garantia del procés electoral.”

Rayos, centellas y demonios (así, sin exclamaciones). Dice el artículo 98.2 LOREG (siento tanto texto legal, de verdad): “2. Se expedirá asimismo una copia del acta de escrutinio a la persona designada por la Administración para recibirla, y a los solos efectos de facilitar la información provisional sobre los resultados de la elección que ha de proporcionar el Gobierno“.

Mi pregunta es: ¿qué “garantía” del proceso electoral da una persona cuya función principal es la de “transmitir al Centro de Tratamiento de Datos el resultado del escrutinio (recuento de los votos) provisional en la Mesa electoral“? (link con información básica).

Debe ser este calor infernal, que me hace pensar que quizás alguien no sabe ni de lo que habla.

CONCLUSIÓN 2. Como todo el mundo sabe, los enemigos del pueblo somos los que transmitimos información falsa, manipulada o tergiversada. Anda, tira, anda tira p’alante.

EDITO: Quizás esto provoca que desaparezca, pero el texto original del artículo de Partal se puede leer en racocatala. Tiene hora de las 10:23, posterior al tuit de Partal de las 8:25.

Edito otra vez: Como de costumbre, me había olvidado de dar las gracias a Juanmari por el apunte matutino. Snif.