CDR

Durante el día habéis tenido un debate sobre los CDR y las detenciones por rebelión y terrorismo. La calificación jurídica de estos asuntos me empieza a quedar grande, así que me alineo con el comentario de Kasfel: «Yo no sé si lo de los CDR es terrorismo o no lo es. Solo sé que están haciendo acciones ilegales, coartando la libertad de muchos, y exijo que se me/nos proteja/n. Si los que han detenido, han cometido o no delito, y de que tipo, lo decidirán, en su caso, los tribunales«.

Por otra parte, y en esto tiene razón Abraham, pese a mi desactualización en esta clase de delitos recuerdo perfectamente que en mi libro de Derecho Penal el terrorismo se encuadraba dentro de la clase de delitos «contra las bases de existencia del sistema«.

Hechas estas apreciaciones, supongo que habréis escuchado el audio. No difiere demasiado de algunos audios que hayáis podido escuchar otras veces o de algunos textos de los que sarcásticamente hemos comentado por aquí en estos años.

Pero… hay algo más.

En este audio se expone, claramente y sin ambages, la existencia de una organización que planifica: cortes en «Ponent», «La Jonquera», «Pirineus» i «Terres de l’Ebre»; «fer bullir l’olla perquè hi hagi molt moviment al carrer per poder justificar després la vaga general»; en Barcelona, varias acciones «repartidas por la ciudad»; tener repartidos a Mossos y Policía Nacional por toda Cataluña y que «no puguin«, lo cual entiendo se refiere a que no puedan controlar la situación si están divididos, pero esto puede ser una suposición mía; los cortes de la autopista «está todo preparado«; el martes, «que no sé si lo tienen bien preparado» es en «plan sabotaje«; «las vías del tren, creo que mercancías y algo de la fibra óptica«.

«Muchos decían de meternos en el aeropuerto«; «si podemos parar el Puerto sería brutal«: «dejamos sin avituallamiento las Islas Baleares«, hay muchas mercancías como «la SEAT«; y «Mercabarna…aquí ya jodemos a todo el mundo«.

Empecemos por lo más simple: pongamos que todo lo que hemos escuchado es el resumen de la reunión de un grupo de chiflados. ¿Hay alguien en el independentismo que haya calificado todo ese audio como conjunto impresentable de ideas? Alguien habrá, pero por lo que veo en nuestros digitales favoritos, la mayoría prefiere decir que «Jo soc CDR».

Compliquemos la reflexión: como tantos «Jo soc CDR» no pueden estar chiflados, pongamos que es un plan de gente cuerda. Y esa gente cuerda planea acciones conjuntas, globales y organizadas de sabotaje, cortar carreteras, las vías del tren, meterse en el aeropuerto (con división de opiniones según la disposición al sacrificio, por llevarse unos cuantos porrazos), parar el Puerto, dejar sin «avituallamiento» a las Baleares e, incluso, «joder a todo el mundo«. Para ser gente cuerda, habrá quien dirá que se trata de una panda de chiflados, pero ya os digo que no pueden ser tantos…

En resumen: que lo primero que debería reconocer cualquiera, prescindiendo de tipos penales, es que planear sabotajes y perjudicar a toda la población es inadmisible.  Pero, claro, los CDR son de los suyos, así que todo vale si es a favor de la causa secesionista.

CONCLUSIÓN: Te dejo sin «avituallamiento», pero como es «pacífico» pues es la risa padre ver cómo te mueres de hambre. Y no te atrevas a denunciarme, que ha sido un acto festivo.

nuevos antiguos
Notifícame
Juanmari
Guest
Juanmari

No sé si recordáis esto. https://www.google.es/amp/s/amp.20minutos.es/noticia/241642/0/letonia/encarcelados/banderas/
Es una muestra de que los códigos penales son intransferibles, tanto como sus contenidos, por eso esta cosa de las definiciones universales de terrorismo, mucho más para luchar contra un fenómeno tan elusivo como el terrorismo yihadista, suele dar lugar a legislaciones que cada país usa contra sus propios fantasmas, generalmente de una forma que no se pensó. También muestra que hacer algo que sabes que está mal puede llevarte ante un juez con consecuencias que no esperas. Dicho esto, terrorismo y rebelión me parece una pasada pero desde luego son acciones reprochables y estas cosas pueden pasar si haces cosas feas.

Perpetuo Mogudo
Guest
Perpetuo Mogudo

Aunque sea un poco off-topic: alguno tiene la más leve idea de que haya planes de reforma del Código Penal para hacer frente a situaciones para las que claramente no tiene respuestas razonables o se presta a demasiadas interpretaciones, muchas de las cuales retuercen hasta límites increíbles el sentido común y la percepción de lo que es justo o no para el común de los mortales. Me refiero a que hay cuestiones de índole moral donde las leyes no pueden ser radicalmente contradictorias con lo que una sociedad percibe como moralmente justo. Además de perfilar, matizar y remozado figuras como el delito de rebelión o sedición, creo yo que deberían estar bien descritos, pensados y castigados otros como los de conspiración para X. Tampoco estaría mal que España pueda juzgar en rebeldía, y que un prófugo de la justicia no goce (cautelar y automáticamente) de ningún derecho político, y este temporalmente inhabilitado para el ejercicio de cualquier cargo público (en particular suspendido su sueldo). No creo que tales disposiciones legales pueda decirse que contravengan derechos fundamentales, y de haber existido otro gallo cantaría.

Viure Lliure
Guest
Viure Lliure

Aquesta mena d’idees corren de fa mesos. Jo les he exposat en aquest mateix blog.

Condemna? Cap ni una. Més aviat a mi em sembla que vosaltres us esteu muntant pel·lícules…En quina vaga general no s’ha tallat l’AP2 i l’AP7? No recordeu Mercabarna envolat de foc durant la vaga general europea? I la ocupació de l’aeroport dels controladors aeris?

Condemna? Per gent que planifica mobilitzacions en previsió d’una vaga general? Vosaltres que us penseu, que els piquets són els pares i que resulta que de cop i volta es troben sense parlar-ho desenes de persones a la Junquera amb rodes de camió sota el braç i comencen a calar-li foc?

Juanmari
Guest
Juanmari

Un par de artículos que ha colgado Miquel Roig. Parece que hay más gente que ve los mismos peligros que nosotros. https://global.handelsblatt.com/opinion/german-politicians-carles-puigdemont-barley-909071/amp?__twitter_impression=true
http://www.kas.de/spanien/es/publications/52041/

Quirze de Montpalau
Guest
Quirze de Montpalau

Com diu en Luis, ens prenen per imbecils.
Van donant voltes a les coses fins que sembli que no ha passat res més que una criaturada, total només s’ha fet veure que és carregaven la constitució i l’estatut, només s’ha fet veure que proclamen la independència, només s’ha fet veure que és paralitzava el país,…
Ara, tot el que diu aquesta senyora i que tots podem escoltar, no és res, només quatre idees per si un dia es fa una hipotètica vaga general…
Personalment n’estic fins els __ .
No sé quin tipus delictiu els pertoca, no sé si els jutges es passen o no, només sé que ens mereixem que algú els posi a ratlla i que deixin de fer-nos viure amb l’ai al cor.

Uno de tantos
Guest
Uno de tantos

“La Ventana de Overton es una teoría política que describe con escalofriante exactitud cómo se puede cambiar la percepción de la opinión pública para que las ideas que antes se consideraban descabelladas sean aceptadas a lo largo del tiempo.

En principio ningún tabú escaparía a la eficacia de esta técnica. Por consiguiente, se podría cambiar de modo radical la valoración que la sociedad tiene actualmente de la eutanasia, el incesto, el bestialismo, la pederastia o el canibalismo, por poner sólo unos cuantos ejemplos. Para ello no se aplicaría un lavado de cerebro directo, sino una serie de técnicas avanzadas, cuyo desarrollo pasaría inadvertido para la sociedad.” (*) (fin de la cita)

No hace mucho una de los que mandan en Arran justificaba la violencia, en esos días habían roto a martillazos las lunas del periódico digital Crónica Global.

Los separatistas del parlamento regional se han negado a condenar los altercados violentos que han tenido lugar en las calles catalanas los últimos días a raíz de la detención de Puigdemont.

Ayer mismo JxCat, ERC y la CUP han anunciado este martes que preparan una propuesta de resolución para que el pleno del Parlament “se solidarice con los CDR y denuncie la persecución judicial” contra este movimiento.

Se han producido y producen actos de violencia por parte de los golpistas separatistas, y a la vez, están intentando legitimar, con las palabras, la violencia, además de la impunidad, es decir un escenario de ventana de Overton.

Hace poco me decían que una de cada cinco personas tienen problemas psiquiátricos en mayor o menor medida, no tranquiliza aunque podría explicar parte del disparate que estamos viviendo.

(*) https://laverdadofende.blog/2018/03/13/la-terrible-ventana-de-overton-como-legalizar-cualquier-cosa-r-luis-segura/

Juanmari
Guest
Juanmari

Habrá que leer pero, de un primer vistazo, que el tribunal que es el último garante de derechos fundamentales empiece a hablar de «trasfondo histórico» no me convence demasiado. Por algún motivo está en Estrasburgo http://noticias.juridicas.com/actualidad/jurisprudencia/12872-el-tedh-no-ve-violacion-en-la-libertad-de-expresion-de-un-bloguero-que-fue-condenado-por-subir-una-foto-de-himmel-y-una-esvastica-en-alemania/

Fco. Javier
Guest
Fco. Javier

Hola todos/as,

por lo que he leído, creo que esto de los CDR es como una «chiquillada» mas del separatismo.
Pero NO en el concepto de «travesura» sino en el de actitud infantil muy próxima a la rabieta. Algo del tipo: «Pues como no aceptan la forma en que queremos imponer nuestras ideas vamos estar fastidiando».
Dada esta actitud previa, entiendo que participar y/o sugerir ideas en esta forma de activismo politico no requiera mucha empatía, ni autocrítica, ni sentido común, ni capacidad de medir consecuencias, ni conocimiento de la ley.
Esto podría explicar las declaraciones.

Curioso
Guest
Curioso

Los que tenemos alguna edad recordamos la «operación galaxia», preparativos para un golpe de estado que fueron justificados»como una simple charla de café». Tejero, por ejemplo, fue uno de los partícipes de esa «charla de café». Ahora las acciones y los mensajes de los CDR (Colla de Rucs) se intentan justificar como meros «excesos puntuales» en el marco de una protesta pacífica. Que los CDR carezcan, hoy por hoy, de capacidad para realizar una coacción y un sabotaje efectivo, no quiere decir que no aspiren a ello.De hecho es su objetivo y los mensajes difundidos lo prueban.

Viure Lliure
Guest
Viure Lliure

Abans que continueu comprant el relat de el Mundo, ABC, Crónica Global i Ciutadans (amb unterriblement irrespondable Albert Rivera parlant de comandos) deixeu-me que us expliqui una cosa.
Els CDR tenen per objectiu principal mantenir un clima d’exccepcionalitat. I m’explico: els moviments polítics i judicials de l’estat des del 155 tenien l’objectiu de tancar el tema amb la major rapidesa possible. Però la cosa no funciona, Puigdemont se’n va i la formació de govern es bloqueja. I no es bloqueja pel compromís del CDC (em nego a dir-los pdcat) i ERC, que ja s’ha vist que apiren els primers a fer-li el llit a Puigdemont i els segons a mantenir un perfil baix i anar de la mà amb comuns i PSC, sinó per la pressió que reben de la ciutadania i dels seus votants, que no accepten cap de les dues coses.

Imagineu que hauria passat si tots els dirigents fossin a la pressó i la societat indepe no estigués mobilitzada. Segurament ara hi hauria algun independent al govern d’un tripartit amb l’abstaenció de C’s o de CDC. Imagino que els mitjans (excepte TV3 i els digitals) haurien abandonat el tema excepte pels temes judicials més rellevants i aquí pau i després glòria.

Aquí és on entren els CDRs: agrupacions de barri o municipals que recorden a la societat, i als partits (sobretot els indepes), que aqui de normalitat la justa i que això no s’acaba. I en aquest punt hi participa tota classe de gent: per experiència pròpia us diré que he vist àvies de 70 anys penjant cintes grogues als arbres un diumenge a les 8 del matí, per exemple. I gent d’entre 40 i 60 anys fent marxa lenta per una autovia. I gent jove, i més de JERC i Arran, tallant carreteres i carrers.

El que heu sentit representa una part del que són els CDR, i en un moment molt concret en el context d’una possible vaga general. Sento desil·lusionar-vos: no hi ha cap societat secreta que estigui planejant un cop d’estat. Tampoc hi ha un objectiu clar que dugui a la negociació. L’únic objectiu, a cada barri i municipi, és fer veure que el joc continua, i que no permetrem que amb els nostres vots es formi un govern titella. I cada llaç que veieu penjat, i cada carrer tallat, envien aquest missatge. No a vosaltres, que també, sinó a qui tingui temptacions de sortir d’aquest escenari després d’un sopar amb Rubalcaba o amb Iglesias.

O restituació del govern legítim (o el que més s’hi assembli) o bloqueig i eleccions. Serà el nou govern qui s’encarregui de dirigir les accions polítiques que portin, espero, a una negociació.

I us animo a que no deixeu que us venguin la moto. Us demano, us imploro, que dediqueu UNA HORA de la vostra vida a participar en la propera reunió del CDR que us caigui més proper. Normalment s’anuncien a twitter, i sinó segur que coneixeu algú que sabrà indicar-vos on i quan anar… solen fer-se un cop per setmana, al vespre. No us costa res (una hora o dos, però qui no les ha llençat en una mala pel·lícula al cinema?) i us ajudarà a veure la increïble manipulació a que us veieu sotmesos quan us parlen de black block, de comandos, de kale borroka i no sé quantes estupideses més.

Sigueu curiosos, sigueu dignes de l’esperit inicial d’aquest blog i contrasteu.

Fco. Javier
Guest
Fco. Javier

Sigo pensando que si esta forma de activismo lo que pretende es crear una tensión social para que no se cierre el tema a la mayor celeridad posible, sigo si ver mucha diferencia con la actitud de un niño/a frustrado/a porque se le ha dicho que no a un capricho y genera «tensión» reclamando machaconamente lo que quería (con mayor o menor grado de pataleta).

Admitamos que este tipo de reuniones fueran carentes de una coordinación global, algo que dudo, y respondieran únicamente a un proceso emergente y asambleario (de hecho, puede serlo, para la obtención de ideas y acciones locales). No se necesita un grupo coordinador si la mayoría de sus participantes son gente «adoctrinada».

A este nivel, su propia forma de desarrollo y estructura, genera un entorno donde lo que se imponen son las ideas que responden a la «psique» global, se refuerzan lo sentimientos y lo que quiere creer la mayoría antes de abrir un debate sobre lo que es…
Y los parroquianos/as del blog ya conocemos cómo la propaganda separatista condiciona (y manipula) a sus seguidores…

El objetivo final es tratar de obstaculizar la celeridad de un proceso judicial, pero el proceso judicial que pretenden obstaculizar viene gatillado por una acción ilegal (y un propósito igualmente ilegal).
Una buena amiga psiquiatra me cuenta que ella interpreta los CDR como la negativa de muchos activistas a reconocer que esto se ha acabado, una suerte de actividad que les permite alimentar su ilusión porque es terriblemente frustrante para ellos admitir que se han equivocado.
Esta amiga siempre recuerda que el separatismo perdió toda la dignidad que tenía el 6 y 7 de Septiembre. Fue uno de sus mas grandes y graves errores.

Viure Lliure
Guest
Viure Lliure
Joan
Guest
Joan

Soberbio el Albert Soler, como siempre. Aunque imagino que sus convecinos, y los no, ya lo habréis leído, no me resisto a poner el enlace. Una delicia:
http://www.diaridegirona.cat/opinio/2018/04/10/preparem-trenca/906433.html

Quirze de Montpalau
Guest
Quirze de Montpalau

Molt clarificadors els darrers escrits de Viure Lliure. A la meva manera d’entendre, defineix molt bé les alternatives polítiques que s’ofereixen avui des del separatisme: la resistència petit-qui-peti o la traïció dels venuts a l’autonomisme.
No estic d’acord amb ell en que per entendre què són els CDR haguem d’assistir a una de les seves trobades. Home, jo no li desitjaria tan de mal com per suggerir-li que assistís a una trobada de Societat Civil Catalana o a una xerrada d’en Ramón de España. Ho passaria malament ell i, en cas d’estar identificat com a separatista, condicionaria la trobada. Això mateix ens passaria, segurament, si nosaltres haguéssim d’anar a una trobada dels CDR, ho passaríem malament i faríem estar molt incòmodes a gran part dels assistents. Entre altres coses perquè, especialment els que residim en pobles o ciutats petites, ens coneixem tots i no ens cal una sessió de psicodrama per saber com pensem molts de nosaltres.
Per això mateix estic molt d’acord en que es tracta de gent molt normal i, fins i tot, una majoria de “bona gent”. De gent d’aquella que està més sensibilitzada pel que passa al seu voltant i que, molt sincerament, pateix pels que estan a la presó. Amb molts d’ells vaig compartir lluites i afanys fa un piló d’anys, (avui no podem compartir ni un trist cafè, un altre de les grans millores en la vida diària que ens ha proporcionat el procés, compte, no dic que sigui culpa seva, almenys un 50% és culpa meva, però no deixa de ser una conseqüència del procés) i a molts d’ells els passa el que comenta l’amiga psiquiatra d’en Fco Javier:
“Una buena amiga psiquiatra me cuenta que ella interpreta los CDR como la negativa de muchos activistas a reconocer que esto se ha acabado, una suerte de actividad que les permite alimentar su ilusión porque es terriblemente frustrante para ellos admitir que se han equivocado”
I el que per mi encara és pitjor (o millor, depèn de com es miri), per molts d’ells el procés ja ha estat una manera de sublimar les revolucions pendents de la nostra joventut. Coneguts que en èpoques passades havien donat mostres un fort anti-nacionalisme avui llueixen llaços grocs que quasi els fan anar de tort i de bracet amb els hereus de molts dels que ens denunciaven per fer actes en favor de la cultura catalana i ens titllaven de rojo-separatistes.
I tot això fa bons als CDR? Com bé diu Viure Lliure això és part d’una estratègia de resistència de no donar treva i anar fent bullir l’olla però això, amb tots els respectes, no porta enlloc. Mantenir el caliu viu necessita que s’hi vagi posant llenya i cada vegada n’hi ha menys i de pitjor qualitat. Cada vegada que es pronuncia la paraula traïdor és com ruixar amb una manguera una bona pila de troncs secs. S’hi pot posar benzina o alcohol per provocar una foguerada, com tan bé explica la noia de Viladecans en l’il•lustratiu àudio, però compte que la foguerada et pot cremar. Segurament que és excessiu qualificar-ho de terrorisme, però tampoc es poden tancar els ulls i deixar-ho en una criaturada. Tota aquesta suma d’emocions i de possibles frustracions és terreny abonat perquè, de manera conscient o inconscient, vagi quedant en mans dels més radicals i acabi malament.
En definitiva, per mi, el problema està en que avui no hi ha cap possibilitat de negociació amb l’Estat (i conscientment parlo d’Estat, en majúscules). La tardor passada es va passar el Rubicó i es va engegar la màquina de l’Estat amb totes les seves virtuts i tots els seus defectes, però també amb tota la seva força que, agradi o no, és molt superior a la de qualsevol moviment per molt de masses que pugui ser. I no ens enganyem, aquesta reacció no és exclusiva de l’Estat espanyol hereu del franquisme com els agrada dir i repetir a massa gent, és la reacció de qualsevol estat de qualsevol racó de món. I, sense la intervenció d’un altre estat disposat a posar sobre la taula una força superior, això no hi ha qui ho pari.
Entenc l’estratègia d’en Puigdemont i de la resta dels que han fugit de la justícia espanyola. Si em trobés en el mateix cas, potser jo també faria el mateix, però aquesta em sembla a mi que és la pitjor estratègia pel bé dels que intentem sobreviure en aquest país i, fins i tot, pel bé d’aquest projecte polític, que ja no comparteixo però que puc entendre, que se n’ha dit catalanisme. Només des de l’acceptació de la realitat es poden assentar les bases d’un projecte amb futur, seguir volent fer entrar el clau per la cabota acostuma acabar amb els dits aixafats.
Una darrera cosa, fa uns dies Viure Lliure enumerava tots els defectes d’Espanya que li justificaven el desig de fugir-ne cames ajudeu-me. Segur que els participants en aquest blog estaríem d’acord en el 90% de les coses que voldria millorar, la diferència és que la gran majoria dels que participem en aquest blog sabem que aquests defectes son del nostre país, que si no ens agraden el que hem de fer no és fugir-ne sinó treballar per canviar-ho i, sobre tot, que no ens considerem superiors a ningú.

No puc estar-me d’acabar amb Espriu. No per conegut deixa de ser oportú:

«Oh, que cansat estic de la meva
covarda, vella, tan salvatge terra,
i com m’agradaria allunyar-me’n,
nord enllà,
on diuen que la gent és neta
i noble, culta, rica, lliure,
desvetllada i feliç!
Aleshores, a la congregació, els germans dirien
desaprovant: “Com l’ocell que deixa el niu,
així l’home que se’n va del seu indret”,
mentre jo, ja ben lluny, em riuria
de la llei i de l’antiga saviesa
d’aquest meu àrid poble.
Però no he de seguir mai el meu somni
I em quedaré aquí fins a la mort.

Car sóc també molt covard i salvatge
i estimo a més amb un
desesperat dolor
aquesta meva pobra, bruta, trista, dissortada pàtria.»

(Gràcies i disculpes Javier per l’extensió d’aquest escrit)

Miguel
Guest
Miguel

Hace unos años asistí a un seminario en el centro de Estudios Políticos y Constitucionales en Madrid (era el 2013 y por aquel entonces vivía allí, como he hecho, por otra parte, casi la mitad de mi vida) cuyo nombre era «Secesión y democracia: una perspectiva canadiense». El invitado de honor era Stéphane Dion, quebequés no nacionalista y liberal, Más o menos para que se pueda situar al personaje. Un par de días antes del seminario nos enviaron, a los que nos habíamos apuntado, un texto que resumía lo que iba a ser su intervención. Lo acabo de buscar y lo he estado leyendo. Más que por otra cosa por la mención a las leyes de claridad que ha hecho Juanmari en su conversación con Viure. Y ya en lo que era la conclusión he encontrado un pasaje que me ha parecido pertinente:

«El ideal democrático alienta a todos los ciudadanos de un país a ser leales entre sí, más allá de las consideraciones de lengua, raza, religión o pertenencia regional. En cambio, la secesión pide a los ciudadanos que rompan este lazo de solidaridad que los une y que procedan así, casi siempre, sobre la base de pertenencias específicas a una lengua o a una etnia. La secesión es un ejercicio, raro e inusitado en la democracia, por el que se elige a los conciudadanos que se desea conservar y los que se desea convertir en extranjeros.

Una filosofía de la democracia basada en la lógica de la secesión no podría funcionar, ya que incitaría a los grupos a separarse en vez de entenderse y acercarse. La secesión automática impediría a la democracia absorber las tensiones propias de las diferencias. El reconocimiento del derecho a la secesión cuando se solicite invitaría a la ruptura desde el momento en el que se planteen las primeras dificultades, según divergencias que podrían crearse en función de atributos colectivos, como la religión, la lengua o la etnia.

Ello no significa que un Estado democrático debe rechazar cualquier solicitud secesionista que se produzca en él. Ante la voluntad clara de secesión, el Estado puede llegar a la conclusión de que aceptar dicha secesión es la solución menos mala. Pero un gobierno democrático tiene la obligación de asegurarse de que esta voluntad de secesión sea verdaderamente clara, que no contenga ninguna ambigüedad y que se proceda a ella no de manera unilateral, sino conforme al derecho y con ánimo de justicia para todos».