Reseña de libros: «Adiós Cataluña: Las reglas del juego: 62 puntos para que Cataluña se independice»

En primer lugar, y a modo de justificación previa. El título de este libro con el que me topé en Amazon, «Adiós Cataluña: Las reglas del juego: 62 puntos para que Cataluña se independice» no tiene nada de especial ni tiene por qué generar esta introducción justificativa. No sucede lo mismo si observamos que el autor firma con el seudónimo de Español Cabreado, lo que a más de uno le hará exclamar ¡qué tipo de libros lees y comentas! Un prejuicio creado por un seudónimo discutible, que se supera gracias a Amazon y la vista previa del libro, más que suficiente como para arriesgarse a gastar los 2,68 € de la versión Kindle. Esta posibilidad, que da la opción de leer las primeras páginas de los libros en que se halla disponible y que supongo muchos usaréis en especial cuando dudáis comprar o no un libro electrónico (total, por tres, cuatro y hasta cinco euros no es una tragedia que te compres un libro malo; si son más caros, ya me suelo mirar el formato físico, porque el digital no me gusta demasiado), me convenció para adquirirlo.

La introducción desvanece las dudas sobre el tono en que está escrito: el autor -que dice ser de Madrid, lo cual nos podemos creer o no; carezco de motivos para dudarlo- explica el hartazgo ante el separatismo y sus típicas excusas cuando se les pide respuestas concretas, del tipo «ya se verá» o «habrá un acuerdo político». Por eso, se plantea exponer los costes de secesión y los puntos que a su entender deberían quedar fijados con carácter previo a todo intento de secesión, desde una perspectiva que intenta ser objetiva en la medida de lo posible. Por supuesto, el autor no puede escapar a su propio posicionamiento -contrario a las falsedades (¡La Haya! ¡La Haya!) e inexactitudes que intenta colar el independentismo, perspectiva que comparto-, si bien prescinde de apriorismos e ideas preconcebidas. El que espere una descalificación continua, no la encontrará. Un criterio, sí que lo verá. A continuación, lo explico un poco más.

La introducción es muy clara al señalar lo que pretende: «Establezcamos claramente las reglas, y después podremos hablar de si es o no cierto que los catalanes quieren o no independizarse». Algo a lo que en este blog le vengo dando vueltas en algunos temas y que el autor, Español Cabreado (sic), también hace. El valor del libro reside en que la mayoría de los 62 puntos que se señalan vienen acompañados de referencias y aparato crítico de soporte. Como se ha indicado antes, no se trata de meras opiniones, sino que el criterio que se expone viene acompañado de una argumentación fundada. Así, y con distinto valor, a lo largo del libro, que se lee en apenas un par de horas, nos encontramos con hasta ciento cincuenta y ocho notas de referencia, con fuentes citadas, entre otras, como EL PAÍS, El Mundo, Hayderecho.com, eldiario.es, e-noticies, nabarralde (y una conferencia de Héctor López Bofill), IESE o, incluso, hasta Xavier Sala i Martín.

El criterio que expone gustará o no, y habrá quien considere que lo que dice puede tener otra lectura. No lo niega, pero el valor reside en exponer un criterio. Por supuesto, incluso aun compartiendo buena parte de la perspectiva inicial del autor, hay puntos en los que coincido y otros en los que no tanto, faltaría más. Aunque la cuestión, a mi entender, no es esa. La cuestión es que me ha parecido interesante comprobar cómo -y alejándose de una visión estrictamente académica, o de dictar Sentencia- con sentido común se explicitan aquellas cuestiones que el secesionismo no quiere afrontar de cara y que, quizás, convendría obligarle a hacer.

En este sentido, el autor es muy claro sobre su criterio respecto de la pertenencia o no en la Unión Europea, Organismos internacionales o la nacionalidad. De hecho, no dice nada que no se haya visto antes en este blog: si no has pedido ingresar en un club, es difícil que entres allí automáticamente. O, si te vas de un país, parece lógico que rompas el vínculo de nacionalidad con él. Aspectos que analiza con diferentes argumentos y, como digo, soporte. Hay otros capítulos en que incide mucho en las cuestiones económicas y los efectos de la extranjerización, y tengo que decir que los efectos que describe pueden ser muy duros. La tentación separatista siempre es la de descalificar este tipo de visiones; mi opinión es que si resulta posible no debe descartarse siempre que tenga un apoyo sólido, por duro que resulte: lo típico que el independentismo suele negar. Por último, también hay capítulos o puntos en que quizás no existe tanta enjundia y como él mismo reconoce se trata de meras especulaciones, pero bueno, seguro que en algunos de mis artículos existen imprecisiones y, eso siempre, afirmaciones discutibles y alguna que otra especulación, inevitable en esta materia.

En definitiva, creo que lo importante es que se abra camino la argumentación contra la suposición fantástica de que la secesión sólo comporta beneficios, cuando en realidad, y por mucho que se quiera negar, abre una vía irreversible que puede significar unos costes enormes. Al menos, que no se diga que no se advirtió. ¿Es esto discurso del miedo? No. Es informar de las consecuencias que pueden tener las acciones que se pretenden.

Conclusión. El seudónimo del autor tira un poco para atrás, pero el libro es bastante bueno dentro del objetivo que se marca a sí mismo. Escrito de una manera muy limpia y comprensible, bien editado -a veces encuentras libros algo caros bastante mal editados- y sin prejuicios, pretende que se clarifique, sin ocultaciones, los costes que podría conllevar una secesión, extremo sistemáticamente negado por el independentismo.

«Adiós Cataluña: Las reglas del juego: 62 puntos para que Cataluña se independice», de Español Cabreado (seudónimo). 2,68 € en versión Kindle en Amazon.