Archivos Mensuales: octubre 2018

Fabulaciones jurídicas

La capacidad de inventiva y fabulación del secesionismo durante estos últimos seis años ha sido incuestionable. Ha sido, también, uno de los muchos motivos de su fracaso, pues sus premisas axiomáticas se basaban en inventos y fabulaciones, como las dos que os traigo hoy.

La primera fabulación dice: “Llach ultima en una reunió a la Generalitat l’embrió de la futura Constitució catalana“. Es algo así como poner a Mario Vaquerizo al frente de la reforma de la Constitución: las risas las tenemos seguras, pero una arquitectura constitucional de empaque técnico, me parece que no mucho. ¿Y cómo se puede mejorar la noticia? Exacto. Dicen que entre los nombres para formar parte del Consejo Asesor -a presidir por Llach- que ha de dar lugar al llamado Foro Constituyente suenan como favoritos “…la periodista i advocada Beatriz Talegón i l’exdiputat dels comuns Albano Dante Fachin“. 

Leyendo esta primera fabulación, uno se pregunta a dónde habrá ido a parar la Constitución de Santi Vidal o la de Jordi Domingo, quien afirmaba que su Constitución interesaba a la Comisión de Venecia, pero que, bueno, quizás no se había puesto nadie en contacto oficialmente.

Hablando de Jordi Domingo. Segunda fabulación. En el ARA no debían tener nada bueno y ayer sacaban esto: “L’AMI medita marxar a la Catalunya Nord si la justícia talla el finançament“.

Aunque en el artículo no se explica muy bien, el tema es el siguiente: 1) Los municipios adheridos a la AMI están recibiendo muy mayoritariamente Sentencias en contra sobre el pago de la cuota a dicha “asociación”; 2) Para evitar tener que devolver esas cuotas ingresadas en la “asociación”, la astucia que se les ocurre a nuestros amigos separatistas, y explican abiertamente, consiste en constituir una asociación que cumpla las mismas funciones, pero en Francia; 3) De esa manera, la jurisdicción española no podría obligar a una asociación francesa a restituir las cuotas que se le pagaran indebidamente por Ayuntamientos separatistas.

Muy bien pensado. Genial. La Jugada Maestra nos la explica Jordi Domingo: ““Si la nova entitat canvia les seves finalitats no la podrien acusar de frau de llei, que és quan les empreses fan fallida i canvien simplement de nom per seguir amb la seva activitat”, anota l’advocat Jordi Domingo, que ressalta que “només la justícia francesa podria obligar a retornar els diners de les quotes perquè es regiria per la seva legislació”“.

Claro que… digo yo. Si el Ayuntamiento paga indebidamente, sabiendo y conociendo que el pago es indebido porque, entre otros motivos, pueden haber tenido ya alguna Sentencia que haya anulado pagos anteriores de cuotas, ¿vosotros creéis que la jurisdicción española puede alcanzar a los miembros de los Ayuntamientos que hayan prestado su consentimiento al pago de esas cuotas indebidas? Qué jugada maestra.

Sin meternos en cavilaciones muy profundas: quizás sí que es cierto, como afirma Jordi Domingo, que la justicia española no podría obligar a esa “AMI-Francesa” a devolver el dinero. Claro que tampoco hace falta que lo devuelva.

Solo con demostrar -cosa que el artículo explica muy bien, con todo lujo de detalles- que el Alcalde y sus concejales han formado parte de un sistema fraudulento para poder efectuar aportaciones con la misma intención y finalidad que las aportaciones para la AMI “catalana” que los Tribunales han anulado, nada más sencillo que incoar unas diligencias penales para averiguar si se puede haber cometido o no un delito de malversación. Total, solo podrían suponer de dos a seis años de prisión para quienes pagasen cuotas superiores a 4.000 € y de uno a dos años si la cuota fuese inferior a 4.000 €. Jugada Maestra.

CONCLUSIÓN. Con esta clase de fabulaciones, por supuesto que el secesionismo no puede aspirar a nada. Me refiero a nada aparte de unas risas.

Síntesis del 8 de octubre de 2017

El separatismo  suele evocar -con toda su carga emocional- fechas para instalarlas y fijarlas en el imaginario colectivo-identitario de su grupo. Cuanta más solemnidad y valor simbólico se le otorgue, mejor, tal y como hemos visto en fechas recientes, con desigual resultado.

Así que hoy recordaré la fecha del 8 de octubre de 2017, pero no con los ojos humedecidos y el corazón henchido de orgullo , sino como un resumen de lo acontecido. Porque la fecha fue significativa ese día, pero hoy, para mí, ahí está y punto. Nada de “emociones a flor de piel” ni retóricas sentimentaloides al uso. Algo de racionalización de lo que supuso -en gran parte, ya comentado en su día- y poco más:

  1. La manifestación tuvo la gran virtud de aunar pensamientos diversos y, a la vez, la oposición al separatismo unilateral que pretendía pasar por encima de sus conciudadanos. Una gran diversidad unida. Frente a la uniformidad y homogeneidad que exhiben las manifestaciones secesionistas, la diversidad y variedad, de vestuario y de ideas.
  2. La exteriorización -una vez más- por el separatismo de lo mal que encaja el pensamiento contrario, de manera que quien no lo hace no es reconocido como conciudadano. O es extranjero o es ultraderecha.  Si no recordáis bien este fragmento, os remito a la entrada del 9 de octubre resumiendo la manifestación a la que fui. EN concreto: Rahola decía que los manifestantes eran “turistas”; Llach, “buitres”; Rufián, que no eran catalanes; Tardà, que vendría gente de todas partes buscando “brega”; Toni Soler que los manifestantes por la noche se iban; y, por último, Mireia Boya escribía que se manifestaba la “extrema derecha fascista“. En resumen: un ejemplo muy claro de lo que representa el secesionismo, su afán totalitario y su proyecto excluyente.
  3. Hablando de proyectos excluyentes. Un dato al que también aludió el separatismo -los anteriores son buenos ejemplos- era el de la gente que había venido “de fuera” (quien hubiera tenido a bien venir desde Madrid, Zaragoza, Cuenca o cualquier punto de la geografía española), como si fuera un delito o algo parecido. Por fortuna, el proyecto de quienes nos oponemos a la secesión es inclusivo y ni se nos pasa por la cabeza tildar “de fuera” a nuestros conciudadanos, ni proyectamos considerarlos extranjeros. Y esta es la última lectura de la manifestación: la propuesta del secesionismo consiste en la reducción de la sociedad a la tribu. Frente a ello, una parte de la sociedad -con todo lo que hay por mejorar- se quiere a sí misma con los mismo derechos para todos, a la vez que diversa, frente a la uniformidad y homogeneidad que preconiza el separatismo.

CONCLUSIÓN. Unos hacen cadenas humanas para exacerbar la emoción, otros preferimos racionalizar los hechos, abstraerlos y sacar conclusiones.

Cómo leer más allá de los titulares

El tema de hoy trata sobre la decisión del TEDH de inadmitir la demanda formulada por Montserrat Aumatell, miembro de la Sindicatura Electoral de Tarragona. La  resolución inadmite la demanda por estar “manifiestamente mal fundada“, pero determinada prensa secesionista (por ejemplo, nuestro preferido Vilaweb) y alguna primera espada del secesionismo destacaba muy especialmente que la demandante no había agotado las vías de recurso, con lo que se daba a entender que este era el motivo de inadmisión.

Sobre primeras espadas, este tuit es especialmente valioso, porque prometo que le hago caso y he hecho lo que propone: leer más allá de los titulares.

¿Y cómo se lee más allá de los titulares? Pues acudiendo a la versión española (no oficial) y la versión francesa (oficial) de la resolución de inadmisión.

Versión española (no oficial):

1. Agotamiento de las vías de recurso internas
45. El Tribunal destaca, en primer lugar, que, a diferencia de la demandante, los demás
miembros de las oficinas electorales -tanto los que pertenecen a la sindicatura electoral central como los que pertenecen a las sindicaturas de demarcación territoriales- interpusieron un recurso de súplica contra el auto del Tribunal Constitucional de 20 de septiembre de 2017, por el que se impusieron las multas. Por un auto del Tribunal Constitucional de 14 de noviembre de 2017, todos ellos recibieron una respuesta detallada a todas sus quejas. El mismo auto levantó las multas impuestas.

46. Sin embargo, además de que la demandante alega que no fue notificada personalmente del auto de 20 de septiembre y que, por consiguiente, no pudo presentar alegaciones en su contra, el Tribunal no considera necesario seguir examinando la cuestión relativa al agotamiento de todos los recursos de la demandante, en la medida en que ésta se enfrenta a otro motivo de inadmisibilidad“.

Para quien juzgue que la versión española pueda no ser fidedigna, aquí la versión francesa:46. Cependant, outre le fait que la requérante allègue ne pas avoir été personnellement notifiée de la décision du 20 septembre et, par conséquent, ne pas avoir pu présenter des allégations à son encontre, la Cour n’estime pas nécessaire de se pencher plus en avant sur la question relative à l’épuisement des voies de recours par la requérante, dans la mesure où la requête se heurte à un autre motif d’irrecevabilité.

Lo explicaré lo más sencillo que pueda para quien no pase de los titulares. El Tribunal está razonando lo siguiente: “Mire, aunque usted no fuera notificada y, en consecuencia, nos creyésemos que usted agotó las vías de recurso -porque si no le notificaron no había posibilidad de recurso-, aun así, su demanda puede y debe ser inadmitida por otras razones. Así que ni siquiera nos vamos a permitir el lujo de inadmitirle la demanda por una importante cuestión formal, sino que vamos a valorar razones de fondo“. O sea, aún más claro por si no sabéis leer titulares: la demanda EN ABSOLUTO se inadmite por no haber agotado las vías de recurso. El Tribunal no examina a fondo esa cuestión porque hay otras que CLARAMENTE conducen a la inadmisión. Todavía más claro: para que no se pueda decir que la inadmisión es cuestionable (¿se habían agotado o no las vías internas de recurso?) el Tribunal  aparca este tema y se concentra en aspectos, además de corte sustantivo, que fundamentan la inadmisión.

CONCLUSIÓN. Cuánta razón. Lees más allá de los titulares y resulta que cuando alguien escribe “Porque no ha agotado las vías judiciales en España” descubres que no se leyó la resolución dictada en el asunto 70219/17. O eso, o no la entendió.

Así que ya sabéis, amiguitos, la próxima vez que aconsejéis leer más allá de los titulares, al menos leed la resolución a la que os referís.

1 de octubre de 2018

La jornada de ayer empezó gris y acabó divertida.

El color gris se inició con el corte de las vías del AVE. Seguridad insuficiente para impedir que un grupo más o menos numeroso lograse cortar la circulación del tren. Una acción previsible -y seguro prevista- que se llevó a cabo bajo la tolerancia de las autoridades (in)competentes, o sea, la Generalitat. Cortes de autopistas y calles fueron tolerados, de nuevo bajo la aquiescencia de las autoridades (in)competentes.

Brechas de seguridad. En el edificio central de servicios de la Generalitat en Girona, un grupo ocupó el edificio y fue capaz de llegar hasta las plantas superiores para descolgar la bandera española. Una brecha que pone de manifiesto la ausencia de seguridad en el edificio ante ocupaciones de grupos incontrolados. Porque “seguro” que el edificio está bien defendido (la Comisaría de Mossos se halla en la parte posterior), pero parece que cualquiera puede entrar. O eso, o la connivencia de las autoridades (in)competentes, que dejan campar a sus anchas a su carne de cañón.

Victimismo a raudales. Ayer, ante la Subdelegación del Gobierno en Girona había unos diecinueve o veinte furgones de Mossos. No tardaron en oírse los plañidos victimistas al uso: “si somos gente pacífica, por qué nos ponen tantos furgones“. La respuesta es clara (me la leyeron de alguna red social): hubo una confusión, porque los furgones los tenían que haber puesto en la estación del AVE y el edificio de la Generalitat, pero a esa hora los mandaron a tomar café.

La diversión empezó por la tarde-noche. Algunos grupos desbocados (de naturaleza parecida a los del AVE y los de la brecha de seguridad) intentaron asaltar el Parlamento de Cataluña. Lo del asalto no lo digo yo, ni Libertad Digital, lo dice El Nacional: “Els Mossos dissolen els manifestants que intentaven assaltar el Parlament“. En secuencia ya conocida, las cabezas pensantes secesionistas (Puigdemont, Talegón, Cardús, etc) expresaban simultáneamente que los encapuchados “no eran de los suyos” o que se trataba de “infiltrados“, es decir, la clásica consigna para los menos avisados, que seguro que cuela. [Hace unos días lo recordaba: infiltrados en Can Vies; en el atentado de Las Ramblas; también el día 3 de octubre con Basté anunciando en antena que llegaban noticias de que por la tarde habría grupos que se infiltrarían para crear incidentes; infiltrados el otro día en la contramanifestación para impedir una manifestación, etcétera. La clásica receta totalitaria para crear un imaginario “enemigo del pueblo“]

CONCLUSIÓN. ¿Y cómo se llega hasta aquí? Pues con razonamientos como los del Editorial del ARA: “Ningú va dir que això fos ràpid ni fàcil…“. No lo pongo en letra dorada porque no se leería bien en pantalla, pero sí que lo repito de color rojo: “Ningú va dir que això fos ràpid ni fàcil…“.  Nadie lo dijo, qué va.