Textos autoparódicos

Con este bendito sopor que produce el anteriormente conocido como ‘procés’, a veces me olvido de cambiar de entrada, ya un poco inane de contenido. Hasta agradezco estos pequeños silencios que se producen en el blog, signo de lo poco que genera. Normal, por otra parte, si en verdad se trataba de un ‘procés simbólico’.

Lo bueno de todo esto es que ganamos en tiempo y distancia con lo vivido. Valoramos lo leído con mayor profundidad y situamos algunos asuntos que en su momento parecieron importantes como nimios, anecdóticos. En cambio, otros cobran mayor importancia. Y otros, no se olvidan. Como los textos de Salvador Cardús, que en su día comentábamos hasta la extenuación para remarcar todas sus contradicciones y ahora son una autoparodia que no necesita demasiados comentarios.

Esto es de hoy mismo, en el ARA, del texto “Presoners de la confusió“, que cierra de este modo: “ÉS ARA QUE tenir el cap clar, mantenir la lucidesa, llegir entre línies o mantenir un prudent escepticisme davant les afirmacions contundents [el resaltado en rojo y negrita es mío] o les especulacions informatives, és condició no tan sols de supervivència, sinó de victòria final.

Apenas ocho palabras resaltadas para una entrada. Suficiente.

Ahora, los textos inolvidables (y autoparódicos) de Cardús, que todos recordaréis porque los he citado varias veces:

1. Caldrà molta veritat, de 12.09.2017: “TERCERAMENT, és recomanable anar alerta amb les invitacions a la desconfiança. No es pot insinuar que molts líders de l’independentisme no creuen en la unilateralitat, si no se’ls desemmascara. Ni es pot dir que al procés només hi ha gestos –hi ha quatre dirigents a punt de judici, una mesa del Parlament amenaçada d’inhabilitació, pactes valents i un treball ingent i discret de preparació de la desconnexió jurídica per estalviar-nos, quan sigui l’hora, haver de desobeir cap llei-. Aquesta és la independència més ben preparada de la història mundial, com ja reconeixen tots els observadors internacionals.

2. La síndrome de l’ai, ai, ai…, de 24.10.2017: “Però a molts catalans ens falta acabar de fer el darrer pas: tenir la convicció que, si ho volem, ho tindrem. Que és realment a les nostres mans. Que som capaços de fer-ho perquè és la independència més ben preparada de la història. Que en el moment de la veritat tindrem prou coratge per aconseguir-ho. Que això ja és imparable“.

CONCLUSIÓN. Mantener un “prudente escepticismo ante las afirmaciones contundentes“, dice el artículo de hoy de Cardús.

Cualquiera diría que el autor critica abiertamente a quien escribe frases que invitan a la confianza ciega, como “es recomendable estar alerta con las invitaciones a la desconfianza” o frases contundentes como “un trabajo ingente y discreto de preparación de la desconexión para ahorrarnos, cuando sea la hora, tener que desobedecer ley alguna“. Por no decir nada de la “independencia mejor preparada de la historia mundial“, reconocida por “TODOS, no algunos, TODOS los observadores internacionales” (aquí ya me permito licencias con la traducción)”; y acabada con otra frase que no admite discusión: “Que esto ya es imparable“.

Pregunto: ¿es posible mantener un “prudente escepticismo” frente a las afirmaciones contundentes de uno mismo? ¿Puedo ser “imparable” y, a la vez, escéptico con dicha cualidad?

Si eso es así, ¿cómo voy a ser imparable si yo mismo me lo cuestiono? A poco que recordéis Filosofía de COU, tendréis presente, ni que sea de forma vaga, los problemas filosóficos que generaba la frase “Soy imparable, luego existo“, así que no entraré en ese nivel de disquisición, que nos ocuparía hasta el verano…

¿O será que la “imparabilidad” solo se podrá comprobar empíricamente y, por tanto, a posteriori? Pero, claro, en tal caso no puedo afirmar de manera rotunda que soy imparable. Y si hay que mantener un “prudente escepticismo” con las frases contundentes, ¿cómo había que valorar los textos de Cardús del año pasado?

Una de dos: o esto es un lío, o se trata de un texto autoparódico.

74 comentarios en “Textos autoparódicos

  1. Yo me voy a poner en abogado del diablo. No culpo tanto a Cardús & Cia., porque es cierto que existió una parafernalia infernal alrededor del Procés que daba la sensación de algo preparado con una calibración milimétrica. Las leyes de las que no se hablaba para no poner sobre aviso al enemigo; la administración 100% informatizada que no se desvelaba para no alertar a los hackers de la pérfida España; los planes de control del Prat y las fronteras que no se divulgaban para, una vez más, no permitir la contraofensiva bárbara de Madrit… todo eso parecían cosas que realmente existían y estaban a punto para ser implementadas en el mágico momento en que el Parlament, con su poderosa motosierra legislativa, seccionara el yugo colonialista.

    Yo, que aborrezco cualquier noción de unilateralidad, llegué a creérmelo. Llegué a pensar que realmente mi IRPF sería desviado automáticamente a las arcas procesistas a través del hábil software separata, y tuve flashes de funcionarios del Prat abandonando sus cabinas con las cabezas gachas y siendo reemplazados por separatistas de pro con matasellos de la República Catalana. ¿Es extraño entonces que quienes deseaban todo aquello, aquellos a quienes les iba su raison d’être en la independencia, también lo creyeran? Cardús no está siendo paródico. Sin decirlo explícitamente, está reconociendo que emosido engañado.

    1. De acuerdo, Abraham. Pero ocurre que de toda esa “parafernalia infernal”, de todo ese engaño bien armado y planificado en el que, efectivamente, era fácil pensar que “realmente existía”… era parte esencial el propio Cardús. Él, y otros como él, no eran simples observadores ingenuos que se lo creían, o fieles que se lo tragaban de buen grado, eran mucho más: eran partícipes de peso en la construcción del relato.
      Y quiero añadir una observación al margen. Todo esta ensalada de contradicciones flagrantes y de piruetas autoparódicas es posible por la aceleración bestial del mundo de la información y por la saturación creciente de sociedad mediática que vivimos. La gente sigue las noticias al segundo, y cada vez más de manera superficial y volatil (modelo twitter). La información del momento es sepultada al momento siguiente por nueva información.
      Así puede “colar” en la opinión pública estándar el que uno se contradiga a sí mismo con pocas semanas de diferencia. O el que uno pueda tranquilamente criticar la opinión de “aquellos” que decían lo que él mismo decía, como hace Cardús en su autoparodía.
      Es importante sacarlo a la luz (gracias una vez más, Javier) para intentar que cuele menos, o que cuele entre menos gente.

      1. Escena de película: pueblo del Far West. Llega el vendedor del crecepelo milagroso, de la pócima curalotodo. ¿Porqué la gente le cree? Porque aparece otro tío que dice que sí, que funciona, que él antes era cojo y bizco y ahora…

        Cardús es el compinche necesario. El que da credibilidad.

        El político no tiene ninguna credibilidad, todos lo sabemos. Sus promesas, él mismo lo dice, son para no cumplirlas, su programa electoral no pasa de ser una declaración de intenciones y además el elector no debe creerlo.

        Pero aparecen Cardús y otros diciendo es verdad, yo lo he visto, yo antes era inválido de una mano, y.. de repente el charlatán es un verdadero genio.

        Cardús et al. son parte actora fundamental en el engaño, sin su participación no hubiera habido tal.

        Y sin duda políticos y carduses estudiaron qué papel tenían que representar.

        De hecho, me atrevería a decir que lo que más nos cabrea a todos de todo este asunto es que los Cardús et al. se vayan de rositas.

        1. De acuerdo con lo que comentáis los dos. Es cierto que el papel de Cardús se asemeja al del “cooperador necesario”, quien sin ser autor presta una ayuda o papel imprescindible.
          Cabe recordar que Cardús estaba en primera fila cuando Artur Mas vuelve de Madrid después de reunirse con Mariano Rajoy en septiembre de 2012. O que formaba parte del CATN, órgano que supongo que ahora se dirá que era simbólico, como sus informes.

          Y muy de acuerdo con la observación de Joan respecto de la velocidad de las noticias, que permite decir hoy una cosa y mañana la contraria sin que nadie parezca haber registrado la información. O, también como apunta Abraham, las ganas de creer provocan que se acepte una afirmación y, a continuación, la contraria porque se trata de creer.
          Particularmente, desde que me “he quitado” de Twitter, recibo menos información y estoy menos “al día”, menos al segundo. A cambio, me fijo en las informaciones de manera más completa.

          Por acabar: hoy me han dicho, con todo el convencimiento, que la declaración de independencia fue simbólica. Y que un día “abrirás los ojos“. Así estamos.

        2. Pero el problema es que el tipo calvo de la mesa de al lado no se levanta y pregunta, ¿como se yo que vosotros dos no estáis compinchados y me queréis (que justo, jejeje) tomar el pelo?

          ¿Cuantas veces hemos escuchado entrevistas en TV3, CatRadio, RAC1 en donde han llegado los charlatanes de turno, han soltado su discurso y NADIE, excepto algún tertuliano (obviamente tildado de facha) expresaba la más mínima duda sobre lo que el charlatan explicaba?

          Aquí es donde está el problema, en que la gente no ha sido autocrítica y se ha creído todo lo que los charlatanes y sus compinches han dicho. Jordi Basté, la Terribas, periodistas varios de TV3, son personas muy queridas y seguidas por una cantidad ingente de independentistas y no independentistas. De ellos se espera, en teoría, que sean mínimamente autocríticos, y no lo han sido. En 5 años de proces los líderes independentistas no han tenido que hacer frente a periodistas “de la casa” críticos, han tenido un espacio electoral gratuito en los medios públicos, donde soltar su discurso a millones de personas.

          Como muchos me dicen a mí, existe el contrapunto de T5, A3, laSexta, etc, pero eso no vale, porque se les considera periodistas del “otro país”, “fachas encubiertos”, “mentirosos y metemierdas”.

          ¿Cuantas veces habéis oído por boca de independentistas que dejáramos de ver T5 o laSexta, que nos estaban comiendo el coco, que lo único que nos hacen es mentir, mientras TV3 es una ejemplo de pluralidad?

          Pues eso, mientras la gente no sea autocrítica, los charlatanes y sus compinches seguirán vendiendo ungüentos mágicos a creyentes aferrimos, y estos seguirán comprándolos a pesar de ver que con el paso de los años, uno sigue siendo calvo.

      2. Sobre esto que comentas del flujo de la información, personalmente lo que a me parece alucinante por lo que atañe al separatismo es el cómo a partir de hechos relativamente insignificante se han llegado a construir ultrajes inaceptables y una sensación de vivir realmente oprimidos. Es decir, la brecha (que es para mí el verdadero ‘acontecimiento’ de esta pseudorevolución posmoderna) que se ha constatado entre condiciones -por así decirlo- objetivas para la rebelión y deseos de rebelarse…

        Digamos que hubo un tiempo, tal vez mítico, en el que la indignación se regía por sólidos principios mecánicos; de manera que a una ofensa X le correspondían tantos Kilovatios de indignación, en una correlación más o menos razonable. El proceso, por el contrario, se ha establecido sobre una fórmula en el que la indignación, más que una respuesta al ‘dato’, es una función de los megabites de información consumida… medida por toneladas diarias, en este caso. De manera que al final una mariposa españolista agitaba en Hong Kong las alas y en las comarcas gironinas parecía un puñetero tsunami…

        Esto creo que explica ciertas bipolaridades del proceso. Cómo, por ejemplo, ese característico desdoblamiento entre seres de luz y democracia y trolls xenófobos que se suele producir cuando vemos a algunos procesistas oscilando de lo abstracto a lo concreto…

        1. No, la explicación de la bipolaridad del proceso es mucho más fácil y te la podía decir cualquier castellano viejo: Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

    1. Amb l’expedient que li han obert al Guardiola, el Regne Unit, anteriorment una democràcia modèlica que permetia votar als escocesos, ha passat a ser una dictadura totalitària que prohibeix el color groc. Ja hi ha indepes recordant a Twitter la suspensió de l’autonomia d’Irlanda del Nord, o l’expulsió dels habitants de l’illa de Diego García.

  2. No sé cómo se habrá tomado Partal, gobernador absoluto de la ínsula Contundencia, este artículo de Cardús. Seguramente por lo personal… Mucho me temo que a Junior le va a tocar escribir a rebato otra de sus pastorales futuristas para rehabilitar el concepto ‘impareibol’, un tanto deteriorado tras su abrupto choque con la realidad.

  3. Reflexiones de lo más interesante: coincido con la mayoría de las aportaciones.
    Desde luego la inmediatez vertiginosa y la calidad de palimpsesto de la información hacen muy difícil cualquier reflexión sosegada: las últimas noticias “tapan” rápidamente a las anteriores, que se vuelven obsoletas en cuestión de horas. En ese ambiente manipular a un colectivo numeroso (=identificable por sus preciosos lacitos amarillos en la solapa) que quiere ver ofensas constantes resulta tremendamente sencillo… y mucho más si los manipuladores profesionales no destacan precisamente por su rigor ni sus principios. Nos resulta obsceno verles maniobrar sin escrúpulos entre lo que decían hace poco (“la revolución mejor preparada de la vía lactea y galaxias adyacentes”) y lo que afirman ahora (“todo era simbólico-pacífico-político”… y es que los jueces del PP no tienen sentido del humor ni aceptan una mediación para resolver los conflictos…).
    Hay ejemplos a patadas. Pongo uno sencillo: desde el otro día en que se retiraron unas fotografía de Arco tenemos que escuchar prácticamente a diario que la peor censura del franquismo ha vuelto para impedir la libertad de expresión y creación de los sojuzgados catalanes, por culpa evidentemente del 155… pero nadie parece recordar otras casos anteriores que no dejan precisamente en buen lugar al colectivo secesionista:
    http://www.abc.es/cultura/arte/abci-censura-no-empieza-acaba-arco-201802250156_noticia.html

  4. Estos comentarios son correctos ya que estamos hablando del discurso de la sinrazón… (justificar algo y su contrario o llevar a la hipérbole de la ofensa el mas nimio de los detalles).
    El prusés era una sofisticada forma de propaganda cuyo único propósito era poder negociar con Madrid de manera mas fuerte y (digamos) en un momento dado se les fué de las manos… (por eso creo que no se deja emplear armas a deficentes mentales).

    A esto añadamos las compañías de viaje… y la capacidad crítica media del consumidor del prusés…
    El prusés alimentaba (a veces hasta la exaltación) ciertas pasiones y paranoias, firmemente ancladas, impulsos atávicos, sentimientos de pertenencia a un grupo, etc.
    En medios públicos a todas horas…
    Si hay larvada una psicosis paranoide, esto es gasolina para el fuego…

    1. Hipérbole. Justo… Sensación de opresión exagerada generada al hilo del consumo de información hipercalórica en régimen 24/7.

      Y hablando de regímenes, conozco gente de los de segunda residencia en la costa y finde esquiando en la montaña que me asaltan por la escalera de tanto en tanto con críticas al ‘régimen’ que parecen sacadas de rimas de Pablo Hasel. Y me refiero al mismo nivel. De elaboración y rabia… Vamos, que esta ‘hormonada informacional’ sana no es.

  5. Antológica pieza de Cristian Campos con varios ejemplos de cómo los oprimidos viven en perpetua zozofra ante las ofensas constantes y la represión que no cesa:

    https://www.elespanol.com/opinion/columnas/20180228/corea-independentista/288351166_13.html

    Me han impactado las imágenes (tan profundamente desasosegantes!!!) de la infancia desvalida reconociendo en sus juegos la dura realidad en la que viven, intentando eludir a la Gestapo=155 sin ceder ni un ápice de su inmensa dignidad…

    (No me resisto a copiar la cita de un tweet y su comentario, que casi me hace caer de la silla con las carcajadas)

    Tweet: “Al meu fill mai li he parlat de politica i l’altre dia em deia que millor no trucar a la policia si passa alguna cosa perque potser ens peguen…. No viuen en una bombolla, parlen entre ells, senten coses i treuen les seves conclusions.”

    Comentario: “Observen cómo el protagonista ya no llora aquí por la perspectiva de ser encarcelado de por vida en una prisión de máxima seguridad castellana, sino que mantiene sesudos debates con otros churumbeles de la guardería acerca del requisito de la violencia en el delito de rebelión a partir de un detallado análisis de la obra de Curzio Malaparte sobre la técnica de los golpes de Estado. Tras lo cual los mencionados mocosos siguen lamiendo tizas, masticando gomas de borrar y meándose encima como si fueran vulgares niños y no catedráticos de Derecho constitucional de cinco años.”

  6. Ya nos hemos hecho risas con esos artículos de Cardús, ahora nos llaman a la reflexión profunda. Van a devenir clásicos contemporáneos por su riqueza de interpretaciones.
    No sé si habéis leído la nueva propuesta de acuerdo para formar, no uno sino dos gobiernos, es bastante gracioso a estas alturas. Lo que no tengo claro (lo demás ya sé que es un cuento) es que un país de la UE permita, en su territorio, actividades contra el gobierno de otro país UE. Imagino que algo habrá en los tratados.

  7. Sospecho que esa “referencia vaga a la declaración de independencia” va a ser un nuevo texto humorístico. Más o menos así:
    “El Parlament de Cataluña, respondiendo al mandato democrático del Poble (y bla, bla, bla) se retrotrae solemnemente a la decisión irrevocable tomada en conciencia y suspendida sin tomarse que, no teniendo efectos legales ni prácticos, nos llena el corazón henchido de sentimientos republicanos inefables e intangibles. ¡Visca Catalunya!”
    O algo por el estilo.

    1. Otra vez faroleando. Y hay que creerse que esta vez va en serio y que el pueblo no les dejará ni un paso atrás. Bla bla bla. Como dijo aquel : el procés se da una vez como farsa y cientos como farsa también. O algo así.

  8. Pues menos mal que se rebaja la tensión, que yo ya estaba en un sin vivir por las terribles amenazas de represión contra la Mesa del Parlament, de las que ayer avisó el Gobierno. Recordemos quien es el Vice de dicha institución: el nostre ben estimat i mai prou ponderat jurisconsulto. Ya me imaginaba uno de los éxitos de ventas (de ficción) del próximo Sant Jordi: “O presó o presó”.

  9. Esto tiene toda la pinta de una “cita falsa”, o por lo menos, de un titular desbocado: https://politica.elpais.com/politica/2018/02/28/actualidad/1519840596_258792.html
    Ya es extraño que ni La Vanguardia, ni la prensa del régimen que he mirado, amplifiquen la noticia.
    Luego, leyendo el artículo de El País, se observa que no hay ninguna acción pública ni carta colectiva de los cónsules (casi todos ellos “honorarios”, por cierto), como cabría esperar del titular. Sólo la afirmación del interesado de que “todos me apoyan en privado” y una carta de la decana a la Embajada de Finlandia, comunicando que el tal Albert es buen chico.
    Mientras se aclare la noticia, parece que el periodista, o el “titulador”, se han columpiado.

      1. Gracias, Kasfel. Me refería (y tus enlaces me confirman mi rápido vistazo) a la supuesta acción de “respaldo” y solidaridad de los 94 cónsules con el cesado Albert Ginjaume, como titula El País.
        Si fuera cierto un mínimo movimiento en ese sentido, la prensa del règim habría echado las campanas al vuelo como el advenimiento, largamente anunciado, de la internacionalización del “prusés”. El que ni lo citen, es garantía de que no ha existido tal cosa.

        1. Si, tienes toda la razón, Joan. Todos los medios llepasubvens recogen la versión de Ginjaume. Ningún otro cónsul honorario ha hecho declaraciones. Y realmente el titular de El Pais es “bastante exagerado” versus el cuerpo del artículo. No se, quizás su autor, Javier Casqueiro, es amigo de Ginjaume 😁

  10. Pérez Royo 💃💃💃http://m.eldiario.es/zonacritica/Prevaricacion-democracia_6_745135522.html

    1. Habría que leer el informe completo para entrar en matices.
      Pero, por los fragmentos que se citan en el artículo, queda la duda más que razonable de si los Mossos estaban presentando una “advertencia”, o más bien un “plan de acción”

      1. Bien visto. Además la excusa de “el auto del juez dice que se preserve la convivencia” también peligra.

        1. A ver, ante los últimos y malísimos giros de guion del anteriormente llamado ‘procés’, alguien más al día que yo (fijaos si me aburre que hoy escuchaba un rato RAC1 y Catalunya Ràdio, explicaban el lío de las enmiendas, transacciones, etc, y he cambiado a una emisora donde no dieran ‘procés’) que me pueda ilustrar sobre:
          1. Lo bien que funcionan las puertas giratorias en la imaginaria república catalana. Si te haces con la plaza de presidente de la ANC, acabas de Presidenta del Parlamento o de candidato a Presidente.
          2. Sànchez no saldrá de la cárcel para un debate de investidura, así que ya pueden empezar a rasgarse las vestiduras. No hace falta que esperen a la decisión del Magistrado del Supremo.
          3. Yo no sé si es consciente, pero cada vez que Puigdemont hace un discurso de los suyos, el “prisiónmetro” sube. Y que conste que no soy partidario de hacer bromitas con la situación de prisión de nadie, pero es un dato objetivo que lo único que hace es confirmar el sentido de la instrucción judicial.

          1. Jordi Borrás en la tarde de Cat Radio, con el habitual equipo de lastimosos palmeros procesistas, hablando con voz de curilla de pueblo sobre la putrefacción democrática del Estado mientras nos endilgas su última ocurrencia de merchandaising sobre el 1O, porque sólo le falta ya sacar el perfume del referéndum, eau de urna, te lo explica todo ahora mismito en directo Javier…

            Titular: ‘Un día que durará años’. Y tanto. Años, y puede que hasta siglos. Qué cruz…

              1. Uy, voy a Twitter a ver si hay pressingCUP o no porque no hay nadie con la cara tan dura como para defender que es el único camino y eso. Palos en las ruedas. Palomitas

                1. Eso es para darle un poco de tensión a la trama antes del próximo acuerdo. Ese cliffhanger ya lo he visto, y sé cómo termina: en full de rutas y ases (léase también, por el reverso, en catalán), viento en popa simbólica a la República, y golpe maestro. No cuela…

                  Ya lo dije, pero lo recuerdo… Cuando Rocambole viose encerrado en una caja fuerte, etcétera, despedieron a Pierre Alexis Ponson du etcétera, contrataron a dos guionistas que le salían al periódico más baratos que el creador, pero que a la postre no supieron cómo sacar al bueno de Rocambole de la caja, y finalmente recontrataron a Pierre Alexis, que el siguiente capítulo de la serie lo comenzó diciendo: ‘Habiendo salido Rocambole de la caja fuerte…’.

                  Y eso…

                  1. Eso es verdad.
                    Porque estamos hablando de la CUP. Esos tan y tan serios y firmes que proponían una enmienda que, según Rahola, era un “terremoto” y, al final, quedó en un maullido de un lindo gatito.

                    1. Bueno, se puede proponer una asamblea urgente de CUPeros y conseguir así un empate exacto (con los míticos 1.515 votos cada opción*) entre el sí y el no para apoyar la investidura del Jordi de turno (no sería la primera vez que el suspense se prolonga varios días… ni en un guión de Hitchcock)

                      * Huuumm, 1515 recuerda mucho al 155. ¿casualidad? no lo creop… Además de psiquiatras, a este paso necesitaremos expertos en cabalística pitagórica y numerología

                    2. … y qué podemos decir de las filtraciones del Confidencial con Marta Rovira en plan pitonisa desvelando los planes de invasión del ejército (franquista, se entiende)?… pues eso, que ya aburre tanta sangre a punto de verterse

                    3. Las declaraciones de Marta Rovira solo se pueden describir de una manera: humillantes.

                    4. Parece que el ser de un partido político de tendencias opuestas le permite ser razonablemente objetivo. ¡Ah, si lo hubieran sido cuando jugaron a revolucionarios!

    1. Como venimos diciendo, esto es una fase de descomposición. Puigdemont dice no sé qué y la reacción que causa es…:”…oh, bueno, claro, no, no se puede hacer, pero qué aburrimiento, oiga…; sí, que es una farsa, pero déme algo bueno, algo mejor…”
      Por otra parte, veo que ERC también dice algo que pensaba yo ayer: “¿Y por qué no Junqueras?”. Jajaja.

    1. Lo he leído esta mañana y me ha gustado especialmente lo de ““la firme voluntad de mantener la legitimidad blablablá”, indicativo de la pesadez del asunto.
      Coincido también con que existe una doble vía: la de los ‘procesistas’ y los demás. Los primeros, intentan llamar la atención; los segundos, estamos hartos.

    1. Gracias por el enlace. Recuerdo muy vagamente las discusiones sobre la reforma. Tras una breve averiguación, veo que en especial se dirigían a los casos típicos de multirreincidentes, que de vez en cuando salen en medios de comunicación, como los carteristas y pequeños hurtos (fulanito detenido 23 veces y sale del Juzgado casi antes de que se vaya la policía, etc).
      Sea como fuere, es cierto que proponían esta extensión de la prisión provisional para infracciones penalmente menores; muy molestas para quien las sufre (recuerdo haber leído a un policía contar -y no es difícil imaginárselo- que lo peor de que te roben la cartera no es el dinero que lleves, sino toda la documentación que hay que anular, reproducir, denunciar, etc), pero menores penalmente al fin y al cabo. Derecha progresista y no dogmática, he leído en alguna parte.
      Aprovechando tu enlace, he navegado un poco y he caído en un par de entrevistas de interés, también de Crónica Global:
      – Josep Joan Moreso. https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/conversaciones-sobre-cataluna/moreso-soberanismo-realidad-alternativa-matrix_124802_102.html
      – Carlos Aragonés. https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/conversaciones-sobre-cataluna/aragones-nacionalismo-espanol-ciudadania_117533_102.html

      1. ¿Se podría interpretar como una evolución de una ley de la Segunda República? https://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_vagos_y_maleantes En lugar de actuar de manera indiciaria o a priori, actuar a posteriori.

        En todo caso, es un problema bastante molesto que viene de lejos, un dolor de cabeza al que no se le ha inventado aspirina. Supongo que habrá bastante literatura de teoría jurídica al respecto.

    1. Otro que comienza a recoger velas y también recurre a la “autoparodia” como si nada, sin el menor pudor, y sin que se le caiga la cara de vergüenza.

        1. De hecho, el problema de esos seguidores es que han tragado con todo. Y ahora, así les va.
          En cuanto a Tardà… ay, Tardà. Todos estos que ahora hacen como que no pasaban por allí… El espectáculo es indigno de ser visto. Por eso me compraré el libro de Santi Vila, quien, como escribe Rius, también es responsable de todo esto.
          Por cierto, y desde una cierta distancia como la que la mayoría de los seguidores habituales del blog podemos llegar a tener con Joan Coscubiela a la hora de afrontar el ‘procés’ (él se viene a definir como una suerte de equidistante), me he leído la primera parte de su libro “Empantanados” y su crónica de los plenos del 6-7 de septiembre.
          Aun manteniendo la distancia, la crónica es muy similar a lo que opinábamos, veíamos y considerábamos desde aquí en esas fechas; más que nada lo menciono por comprobar el “contraste” (en este caso, muy poco) entre posiciones distintas.

          1. ¡Ah! Y leer a Esther Vera, Directora del ARA, escribir en marzo de 2018: “…Els ciutadans hi són i es mereixen que els parlin sense eufemismes…” también tiene su aquel.

          2. De Santi Vila el pedacito que publicó ayer la Vanguardia de su libro, extremadamente herético, poniendo incluso a Rajoy como un tipo amable, válgame Dios, en lugar de como un facha full time comeniños catalanes, directo al top tres de renegados de la causa, con López Tena y Xavier Rius.

            Ha sido un movimiento tan asfixiante, tan totalizante, tan cansino, tan fanatizado, tan convencido de su inherente bondad y de la maldad intrínseca del vecino, esencialista, obcecado e impermeable, que en cuanto uno descorcha un pero y cata esa nota de fundamentalismo dominante se convierte casi instantáneamente en el más despiadado crítico. Conocerlo de cerca es amarlo.

            1. Cada renegado del Procés vale por diez izquierdistas que ven la luz y se incorporan al separatismo. Vila no va a obtener una lucrativa carrera de tertuliano a partir de su conversión como Albano, Cotarelo o Talegón.

      1. 😂😂😂😂
        Extraordinario… leer lo bien que se lo pasan jugando los niños en la “casa de la República” me hace volver a la infancia, cuando mis hermanos y yo también jugábamos a “oficinas” con mobiliario viejo y artículos escolares y de papelería. El modelo en aquellos oscuros años (final del franquismo y principios de la democracia) eran las películas de cine negro americano que echaban por la tele: nos montábamos unas estupendas oficinas de detectives privados para recibir a los clientes que nos encargaban sus casos para investigar…

        (los guionistas del Polonia deberían reclamar por intrusismo: es que ya les dan los sketches listos!!)

        1. – Y dice usted que tiene una casa en Waterloo desde donde se controlará el Gobierno. Siga, siga, que tomo nota.

    1. Lo he leído. Sean indulgentes conmigo: aún no me he recuperado, pero si no lo suelto reviento.

      Lo primero que he notado es que la república no sé cómo será, pero cargos públicos va a tener un montón. Está claro que es lo que pide la ciudadanía.

      Lo segundo es que montarán un departamento diplomático de qualité, como corresponde. Y lo financiarán con aportaciones voluntarias de quien quiera aportar. Esto me tranquiliza, porque conozco a mis paisanos, pero me pregunto si se han planteado porqué suelen existir límites a las aportaciones pecunarias que personas privadas pueden hacer a los políticos.

      También me ha hecho gracia que la transparencia en la gestión de ese fondo será total. Supongo que se refieren a que cuando alguien coja el cofre del Tesoro y lo ponga a la luz notará que es transparente, que la luz pasa… como si estuviese vacío. Como antecendetes: su “ministerio” de Asuntos exteriores y Transparencia fue el más opaco de todos. ¡Anda que nos van a explicar qué hacen con el dinero que cojan y qué rendimiento tienen sus acciones!

      Lo malo fue que el artículo se me hizo demasiado largo, y tras los primeros párrafos, en los que parecía un articulo de ElMundoToday, me cansé y ya no pensaba en lo que leía sino en el redactor del artículo. Imaginemos que es Partal, por ponerle un nombre.

      ¿De da cuenta, Partal, de lo que está contando? ¿Tan, tan ingenuo es? ¿Tan poca experiencia de la vida tiene? Esto me lo tiene que explicar algún psiquiatra, porque no puedo creer que el tipo crea que loque dice es verdad.

      Ahora imagino que no, que el tipo sabe que está contando una milonga para incautos. ¿Es el mismo tipo, el mismo medio, que hace no mucho clamaba que había que contar las cosas como son, no engañar al poble, etc. etc.?

      En serio, ¿qué le pasa a este tío?

      ¿Y si fuera al revés? ¿Y si unos partidos politicos, pongamos C’s, PP y Vox, deciden que ellos a partir de ahora se reunirán quién sabe dónde, montarán ellos una nueva constitución para todos y establecerán que el gobierno sea un títere de ellos, y que Partal no podrá decir esta boca es mía? Ah, pero tranquilo, Partal, habrá unos tipos (nadie sabrá quienes) que mantendrán económicamente al comité tripartito. Eso ya nos tranquiliza del todo.

      ¡Ah, cuántas páginas de gloria daría un comentario de texto sobre el artículo!

      Para acabar, me quedo con dos detalles:

      1: “… i intentar liderar les accions d’aquesta majoria de ciutadans de Catalunya que va votar per la independència al referèndum d’autodeterminació i a les eleccions convocades il·legalment per Mariano Rajoy.” Está claro que el tipo no tiene ninguna credibilidad. NI los que votaron en el referéndum fueron la mayoría de los ciudadanos de Cataluña, ni los que votaron al tripartito en las ilegales elecciones de Rajoy fueron mayoría de ciudadanos. ¡Ay, amigo, quitando este clavo se te desmonta todo el armazón!

      2: “Rere el nerviosisme espanyol hi ha la consciència, cada vegada més assumida, que el procés judicial contra el govern català és un error de conseqüències monumentals. Viola tots els principis de la separació de poders…”. ¿De dónde se ha sacado que existe esa consciencia? ¿Tiene fuentes, hechos contrastables, algo? ¿Quién, cree él, se está dando cuenta del error? Supongo que no se referirá a Rajoy, porque entonces si admitimos (él lo hace) que no hay separación de poderes no se ve el problema: rajoy dice pelillos a la mar, y listos.

      En definitiva, y por mucho que tengamos calado a Partal y su troupe, creo que alguien tendría que enseñarles sus recientes artículos sobre la necesidad de encarar correctamente la realidad, no hacer las cuentas de la lechera y todas esas cosas.

      O mejor, que alguien le enseñe el artículo de Cardús que pretexta esta entrada. Lo de “mantenir un prudent escepticisme davant les afirmacions contundents”, y todo eso.

      Como diría Romanones,…

    1. Certera observación, Quirze.
      Resulta evidente el aroma napoleónico de la imagen, y la cara de loco.
      Sospecho que la Edelstein, gran fotógrafa y además sudafricana, ha calado a Puigdemont y le ha “retratado” con toda la intención.

Los comentarios están cerrados.