La confesión de Mireia Boya

Para mí, el asunto del ‘procés‘ más relevante de la semana ha sido la confesión de Mireia Boya  ante el Tribunal Supremo. Una declaración que puede tener el efecto -creo que lo tiene- de anular cualquier estrategia de defensa de los demás investigados por el Tribunal Supremo.

Los subvencionados digitales acogieron con gran alborozo y alegría que Boya dijese ante el Magistrado instructor de la causa que la declaración de independencia tenía intención de ser efectiva. Sirva como ejemplo, y por todos, este épico artículo de Bernat Dedéu.

La cuestión es que esa firmeza de Mireia Boya choca, por ejemplo, con el recurso de amparo presentado ante el Tribunal Constitucional por Oriol Junqueras (pdf del ARA), en el que se defiende (página 25), que la meritada declaración de independencia “…no fue seguida de actos jurídicos que la materializasen…” (según Boya, a causa de la aplicación del artículo 155 de la Constitución; es decir, que sin dicha aplicación sí que se habría materializado) y no tenía “…otra aspiración de juridicidad que la de ejercer la democracia y la libertad de expresión“.

La cosa es clara: Junqueras quiere salir de prisión y afirma que la declaración de independencia no tenía carácter efectivo alguno, ni era su intención (o sea, que el público secesionista fue engañado, una vez más), mientras que Boya contradice, de forma total y rotunda, a Junqueras.

Si la causa contra Junqueras y demás se sigue porque el Magistrado y el Fiscal creen que sí que había intención de hacerla real, al margen de todo procedimiento, para llegar a controlar todo el territorio catalán, imaginad a quién le van a hacer más caso (además de todo el material incriminatorio que pueda existir en los autos): a Junqueras o a Boya. De libro, claro.

El tema va un poco más allá. Si soy Oriol Junqueras, o su abogado, no estaría muy contento con Boya, a quien sin duda los palmeros subvencionados le han otorgado un papel que nunca tuvo en la película separatista. Esto lo pensaba yo anoche desde mi perspectiva más o menos jurídica: qué papel le correspondía en la “organización”. No podía ser más que muy secundario (si es que tenía alguno de manera efectiva), puesto que, como es lógico, los primeros contra quienes se dirigió la acción penal por rebelión fueron las personas que ostentaban puestos ejecutivos y no una mera diputada que, en la actualidad, ya ni siquiera lo es. Con mucha más gracia, y el mismo ojo clínico, lo ha visto -una vez más- Albert Soler, el periodista de Diari de Girona, en su pieza “La pel·lícula de la Boya“.

Las tres primeras frases son especialmente lapidarias: “La Boya és tan poca cosa que ni sap que és poca cosa, i per tant ignora que la seva citació al jutjat no era contra ella, sinó contra els peixos grossos del procés. Així que, ufanosa, li diu al jutge que tot anava de debò, que res de simbolisme, que totes les maniobres que es van fer durant els deu dies que feren riure el món es dirigien a trencar Espanya. Creia, pobreta, que així mostrava valentia, quan en realitat mostrava idiotesa: la seva declaració servirà per acusar els que de debò importen, i per mantenir a presó els que ja hi són“.

La mezcla entre concepción infantil de la secesión e irresponsabilidad manifiesta del conjunto de personas que se han puesto al frente del ‘procés’ le impidieron darse cuenta de que se ha convertido en la mejor testigo del Fiscal. Porque ya veremos si, el día que toque acusar para ir a juicio (me atrevo a afirmar que lo habrá), a Mireia Boya nadie la acusa de delito alguno y la citan a declarar en calidad de testigo. Os explico la negrita de testigo: un investigado, o acusado, puede decir lo que quiera, sea verdad o mentira; un testigo tiene obligación de decir verdad.

Claro que siempre podría declarar en juicio como testigo y decir que, cuando declaró como investigada, mintió… (obsérvese la ironía ínsita en los puntos suspensivos).

CONCLUSIÓN. La confesión de Mireia Boya ha hundido casi cualquier estrategia de defensa de los principales implicados, como mínimo a la hora de establecer los hechos. La calificación jurídica y si luego son inocentes o culpables, constituyen una cuestión distinta que en su día se dilucidará. Pero los hechos, ay, los hechos han quedado perfectamente fijados con la confesión de Mireia Boya.

nuevos antiguos
Notifícame
Raimon Parés Viader
Guest
Raimon Parés Viader

Que violencia ha habido para que se sustente la acusación de rebelión?

Abraham
Guest

Falsa dicotomía. Puede haber violencia por las dos partes, y de hecho la hubo. La diferencia es que la violencia de la turba fue ilegal, y la de la policía fue legal, aunque desproporcionada, lo cual espero que también sea juzgado por los tribunales.

Obstruir el paso de la autoridad cuando intenta cumplir una sentencia judicial entiendo que es una forma de violencia. Quizá los letrados del blog nos lo puedan aclarar.

Hablás de “voluntad mayoritaria” de los catalanes. El separatismo está estancado en el 47,5% de los votos. Eso no parece mayoritario.

En cuanto a los “prorreferéndum”, hay una trampa en considerar que si una persona vota un partido que incluye el referéndum en su plataforma está votando a favor del referéndum. Esto es particularmente cuestionable en el caso de CeC. Sus votantes adhieren a su agenda social, y les resbala olímpicamente la cuestión del referéndum. De hecho, cuando a algún líder de CeC se le ha ocurrido mencionar el tema de la independencia en un mitin, invariablemente ha sido recibido con un frío glacial por parte de la concurrencia.

La verdadera cifra de apoyo a un referéndum es de 49,8%. En otras palabras, los que quieren un referéndum son básicamente los independentistas. Aquí están los guarismos:

http://myword.es/wp-content/uploads/2017/11/Informe-de-resultados-ObSERvatorio-noviembre-2017.pdf

Javier
Guest

Siguiendo con el tema Boya. Me entero por e-noticies que Mireia Boya no tuvo valor de acusar en la cara al Magistrado de esto:
“11. Amb tot això, Llarena potser ha empresonat a Forn com a favor a Cospedal, per venjança per l’agost. Vergonyes d’un Estat disposat a utilitzar qualsevol mètode per parar l’independentisme. La presó és silenci. La violència no és nostra, és seva. #LlibertatPresosPolitics”.”
https://politica.e-noticies.cat/la-teoria-de-la-conspiracio-de-mireia-boya-115802.html

Qué valiente, escribiendo en Twitter. Y mira que tuvo la oportunidad de hacerlo el otro día en persona. Además, se cree que con el “potser” lo que ha escrito no es una calumnia como una catedral.
Y como siempre: hilos delirantes a los que no se aporta una sola prueba y sí lo que les gusta creer. Qué tropa.

Juan
Guest
Juan

La realidad una vez más supera a la ficción. Ni un equipo completo de guionistas de Hollywood urdiendo tramas intrincadas puede acercarse a los giros inesperados de esta historia real… empiezo a ver analogías con el otro golpe de estado vivido por muchos de nosotros: ¿os acordáis cómo según se acercaba el juicio del 23-F, cada vez era más difícil entender nada de lo que había pasado ante nuestros ojos? y mira que aquello fue sencillo, con golpistas clásicos conspirando en los cuarteles, asalto al congreso, ocupación de Prado del Rey y carros de combate por las calles de Valencia… nada que ver con el golpe posmoderno de ahora, que nos mantendrá tan ocupados con la discusión “violencia sí/violencia no”, como ya vemos en los comentarios de esta misma entrada.

Aunque sé que por su natural modesto Javier nos pide que ahorremos elogios hacia el blog, no puedo dejar de constatar que en su nuevo papel de más interpretación de los sucesos (y menos desenmascarar falsedades, aunque siempre cae alguna de añadidura) es un lujo leer las entradas, la mayoría de los comentarios y la selección de links clave. Como archivo para la historia esta página web será una mina para los historiadores del futuro que escriban tesis doctorales sobre lo que está pasando. Y ahora que lo pienso, no descartemos que sean historiadores catalanes que justifiquen un relato épico de cómo nació la República entre largos dolores de parto.

Quirze de Montpalau
Guest
Quirze de Montpalau

Parlant de declaracions”valentes”davant dels jutges, que me’n dieu de les del cervell jurídic del “prusés”, Carles Viver Pi Sunyer?
Porta cinc anys vivint del “cuentu”, cobrant un sou que no és precisament el salari mínim, exercint la jurisprudència creativa,… i ara va i diu que ell només era un simple assessor que feia el que li manaven.
Quina barra, no?

Joan
Guest
Joan

“Dura lex, sed lex”; “dura” sí, y mucho más que un muro hecho de piedras. Se sabe desde los romanos ¿sus iluminados líderes no se habían enterado todavía?
Y ni la justicia ni la ley están para “dialogar”. Debían haberlo pensado antes de lanzarse de cabeza contra ellas.

Fco. Javier
Guest
Fco. Javier

Gracias por esta entrada Javier.
Me has aclarado bastante la “metedura de pata” de Mireia Boia (a nivel de estrategia de defensa) y el “Dilema de Junqueras” (que afecta a los acusados): O digo que todo era una gran mentira,patraña y farsa (y por lo tanto engañé a mis votantes) o me como el marrón (que NO deseo).

La actitud de Mireia Boia me trae un montón de anécdotas y situaciones parecidas a la cabeza pero la que mejor la define (pensando en la CUP como aliados del “prusés”) es el refrán de “Quien con críos se acuesta, meado se levanta”

Luis
Guest
Luis

Sigo sin entender como a muchos independentistas se les están meando en la cara, y siguen diciendo que llueve agua.
Todos los que tienen algo que perder están rectificando, matizando o directamente rehusando cualquier tipo de acusación sobre la aplicación jurídica de la DUI. Si estos, que son los “líderes del pruces” (Rai dixit) no se quieren jugar su pan y su buena vida, ¿en serio el independentista de a pié se va a jugar su pan, su patrimonio y el de su familia?
Disculparme por el lenguaje, pero hay que estar muy loco, o muy t..to directamente.

papitufo
Guest
papitufo

La verdad es que se pasa un rato agradable leyendo las discusiones entre los habituales y una voz discrepante. Aunque como dicen Killerman y otros, Rai es un ejemplo palmario de lo que Javier (y los comentarios subsiguientes) vienen planteando: No cuestionan a sus líderes, todo lo que hacen está bien y si hubiera algo que criticar, en todo caso, sería comprensible por su búsqueda de un bien superior y, también en cualquier caso, lo que hace el Estado para defenderse (ese ente que Rai llama PPSOEC,s) es infinitamente peor.

Fuera del entorno separatista, nadie les da la razón en nada, salvo los 4 palmeros (los Suso de Toro, Talegón, Elpidio Silva y demás) que han encontrado acomodo tras sentirse repudiados por una parte significativa de su círculo social. No se reconoce la existencia de presos políticos, no se reconoce a España como un régimen autoritario, nadie encuentra legítimas sus aspiraciones de independencia. Una única muesca en su haber, las cargas policiales del 1-O, ya exprimidas hasta la saciedad y que, en el caso de que recaigan sentencias sobre alguno de los policías a los que, sin duda, se les fue la mano, terminará en vía muerta.

Pero ellos erre que erre, repiten los mismos mantras que tienen asimilados desde hace años. Me pregunto si Rai ha leído todos, bastantes/algunos de los post de Javier, donde un “líder” dice A y él demuestra que en realidad en C. Me pregunto si tan siquiera se le ha pasado por la cabeza que, en infinidad de cosas, le han tomado el pelo. La última que todos, absolutamente todos, los “líderes” investigados (en el sentido judicial) han reculado de sus declaraciones grandilocuentes sobre la voluntad del pueblo, la proclamación de la república y demás palabrería populista.

Mucho me temo que sí, que alguna chispa le salto en el cerebro, pero rápidamente apartó esos pensamientos malignos de su mente. Todo vale en pro de Catalunya, nuestros “líderes” saben lo que hacen, ellos nos conducirán a Ítaca.

Pues a mí todo este rollo sectario, en lugar de a épica, me suena a otra cosa: