Archivos Mensuales: agosto 2017

Una Ley de cara a la galería

La cosa va más o menos así:

ESCENA 1. JuntspelSí y la CUP presentan antes de las vacaciones, el día 31 de julio, una Proposición de Ley de Referéndum, solicitando su tramitación por el procedimiento de urgencia extraordinaria.

Tanta prisa no debe tener el asunto, porque hasta la fecha no se ha iniciado la tramitación de la Ley, lo cual me da a pensar que se trata de un fraude. Que yo sepa, nadie de JuntspelSí (la CUP come aparte, como se verá a continuación) ha presentado una queja formal por el retraso en la tramitación de la Ley, ni ha denunciado a Carme Forcadell por retraso malicioso de su trabajo ni, tampoco, ha pedido la remoción de Forcadell de su cargo ante su manifiesta dificultad para comprender el contenido de la Ley, tal y como ella adujo para no tramitarla de primeras.

Todo esto hace pensar, en cuanto a la Ley del supuesto Referéndum, que:

ESCENA 2. Los rehenes de la CUP, es decir, JuntspelSí, se ven obligados a presentar de manera precipitada la Ley de la Mecánica Cuántica Jurídica y Fundación de Isaac Asimov tras alguna pataleta. Esta Ley se presenta única y exclusivamente de cara a la galería, para simular que la cosa va en serio. Pero tampoco se tramita y tampoco se sabe cuándo se va a hacer. No parece que en JuntspelSí exista gran preocupación por el tema -funcionan por astucias-, aunque parece que surgen algunos problemas o dudas con la tramitación, porque hoy hemos leído algo de que gana enteros la posibilidad del Decreto-Ley, que ya sería la risa padre.

Como habréis leído gran cantidad de artículos y comentarios a lo largo del día, me limito a unas cuantas observaciones personales sobre la Ley:

a. La precipitación. Dice la Exposición de Motivos de la Ley del supuesto referéndum: “L’aprovació d’aquesta Llei és la màxima expressió, doncs, del mandat democràtic sorgit de les eleccions del 27 de setembre de 2015 en què, en la decisió que pren el Parlament de Catalunya de culminar el procés amb la convocatòria del referèndum d’autodeterminació...

Si la Ley del Supuesto Referéndum es la culminación, ¿cómo vas a aprobar una Ley, aunque sea “condicionada”, que presupone el resultado del referéndum? [Risas, por favor]

Si, además, nos leemos la Exposición de Motivos de la Ley de la Mecánica Cuántica Jurídica y ZzzZzzz, vemos, por ejemplo, redactados como este, cuyos tiempos y usos verbales revelan que estaban preparados para un hipotético (y fantasioso) momento posterior a la proclamación de la secesión: “Per concloure cal reiterar la voluntat de Catalunya, ara ja en qualitat d’Estat sobirà i independent…“. En fin, no hace falta perder más tiempo explicando y argumentando la cuestión que se entiende sola.

b. La copia de artículos de la Constitución Española. Mira que han tenido tiempo para urdir un texto distinto, pero se conoce que la Constitución Española es un texto insuperable, porque el artículo 1 de la LTJ (dejo la denominación chistosa) copia sustancialmente el artículo 1.1 de la Constitución (lo comenté cuando se supo el redactado previsto de este primer artículo), mientras que el artículo 2 LTJ es copia literal del 1.2 CE.

Art.2 LTJ: “La sobirania nacional rau en el poble de Catalunya, del qual emanen tots elspoders de l’Estat

Artículo 1.2 CE: “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”.

No me digáis si no apreciáis una cierta vagancia a la hora de redactar la Ley.

c. La nacionalidad. Este asunto, a estas alturas, me aburre. Me siguen despertando gran ternura los separatistas que defienden su nacionalidad española o la portada de ElPuntAvui destacando “Doble nacionalitat“, signo evidente de que la nacionalidad española debe otorgar ventajas y privilegios que no estarían al alcance de una supuesta nacionalidad catalana. En cualquier caso, el tema de la nacionalidad aquí lo expliqué para dummies y aquí en el artículo más completo que puedas leer sobre la materia (doy por supuesto que la mayoría los habéis leído). Aquí, una serie de preguntas y respuestas.

Como escribí en el artículo de mayor extensión, citando a Don Francisco Rubio Llorente: “como expuso Francisco RUBIO LLORENTE con relación al informe nº10 del CATN, que apuntaba a la figura de la doble nacionalidad: “…esa doble nacionalidad no es producto de la generosidad de quien la otorga, sino remedio al que este acude para evitar un mal propio…”; para acabar señalando que “…me atrevo a afirmar que ni la Constitución ni el Código Civil obligan al Estado español a otorgar la doble nacionalidad a los nacionales de un nuevo Estado. Tal vez yo esté equivocado, pero aunque lo estuviera, ¿cómo forzar al Estado español a cumplir su obligación? ¿Acudiendo al Tribunal Constitucional?”.”

c.1. Edito, que me lo había dejado: Apartado de Derechos. Artículo 22.1Fins a l’aprovació de la Constitució catalana, es garanteixen com a drets fonamentals els drets reconeguts en la Constitució espanyola i en l’Estatutd’Autonomia de Catalunya“. Habráse visto mayor vagancia: ni siquiera han redactado un capítulo que copie los derechos fundamentales detallados por la Constitución Española, al menos para ahorrarnos el mal trago de tener que articular recursos que denuncien la infracción de derechos fundamentales basados en ¡¡la Constitución Española!!! No costaba nada copiar, por lo menos, los artículos 14 a 29 de la Constitución (Derecho a la igualdad y Derechos Fundamentales) y hacerlos pasar por “catalanes”.

d. La mayoría cualificada para aprobar la supuesta Constitución. Dice el artículo 88.2 de la LTJ que el texto de la supuesta Constitución debería ser aprobado por las tres quintas partes de los miembros de la Asamblea Constituyente. ¿CÓMOOOOOOOO? ¿Pero no es suficiente con un voto más que los contrarios? ¿Qué es eso de las mayorías cualificadas? ¿Cómo puede tolerarse que una minoría pueda bloquear la aprobación de la Constitución? ¿No es eso darle más poder a la minoría que a la mayoría? INACEPTABLE. Aclaro: esto ha sido una cuestión (mayorías cualificadas o reforzadas) a la que en el blog se le ha dado vueltas del derecho y del revés, con numerosos artículos, citas de textos, libros y no sé cuántas cosas más; de forma yo diría que casi agotadora se analizó en su momento. Usualmente, la versión secesionista siempre ha defendido que con la mayoría simple es suficiente para decretar la secesión, mientras que la postura del blog es que una decisión importante, tan importante como una secesión, requiere mayorías reforzadas. ¿Por qué ahora el separatismo sí que aceptaría la mayoría cualificada para aprobar la Constitución? Si es que me da la risa.

Un contraargumento que a veces he leído es que el poder constituyente, omnímodo a la hora de redactar la Constitución, puede establecer las mayorías reforzadas que considere necesarias. Claro, el poder constituyente. Un Parlamento autonómico como el que quiere aprobar la Ley de la Mecánica Cuántica Jurídica no es un poder Constituyente, esto se resuelve así de sencillo. Así que ya me pueden venir ahora a decir eso de que solo con un voto más y abracadabra, pata de cabra, ¡secesión!

e. Por supuesto, la Ley presentada no merece un análisis jurídico serio, por la sencilla razón de que nada en el Prusés es serio y, de hecho, la impresión que me ha generado el vistazo dado ha sido esta:

CONCLUSIÓN. Una Ley de cara a la galería. Si es la galería cuatro o la galería trece, eso queda en manos del Alcaide de la Penitenciaría.

La cita falsa religiosa

La espiral enloquecida que ha seguido a los atentados de Barcelona y Cambrils (recordemos, 16 personas asesinadas, decenas de heridos, vidas destrozadas para siempre) en medios de comunicación y redes sociales constituye una radiografía muy precisa del separatismo. Insisto: separatismo, que es diferente de independentismo e, incluso, de secesionismo. Los habituales, conocéis la definición de separatismo: corriente radical que domina el discurso independentista.

La falta de sentido crítico ante cualquier información es absoluta y cuela absolutamente todo. Estos días, todavía más. No es necesario documentar, ni argumentar. Tú publica cualquier información o frase que sabes que agradará a tu público y tendrás el éxito asegurado.

Me hallaba entretenido en la documentación de una minúscula entrada sobre una cita falsa de Ramon Tremosa (esa frase manipulada de Josep Pla en ‘Quadern Gris’, que supuestamente dice: “el que s’assembla més a un espanyol de dretes és un espanyol d’esquerres“; cuando en realidad el texto es: “…el que s’assembla més a un home d’esquerra, en aquest país, és un home de dreta“; si tenéis el libro a mano, consultad el 28 de septiembre) cuando me encuentro esto:

1.Ramon Tremosa retuitea a un usuario (lo borro porque la identidad del usuario es indiferente; si a alguien le interesa, lo encuentra fácil) que cita un hilo de alguien que dice que “cuando una mezquita contrata a un imán tiene que avisar a la policía

Esa información me sorprende porque, aun cuando no tengo demasiada idea de la regulación sobre asuntos religiosos, en la prensa había leído que el registro de un imán es “potestativo“. Por ejemplo, así se explicaba en esta noticia de La Vanguardia y en esta de e-noticies. Este último medio explica con relación a la Ley de libertad religiosa y de culto: “Segons aquesta llei, i d’acord amb el reial decret que regula el Registre d’Entitats Religioses, les entitats no tenen cap obligació d’inscriure als seus “ministres de culte”.”

Sigue leyendo La cita falsa religiosa

Un ¿artículo? en The Guardian

Apuntaba en mi último artículo y en los comentarios que no pensaba decir nada sobre el asunto de los atentados, salvo alguna cosa suelta. La razón fundamental radica, como señalé, en que lo principal son los quince muertos, las decenas de heridos y las vidas destrozadas. Todo lo demás, para mí, que soy un ignorante de la técnica de información, investigación y actuación policial, me queda muy lejos. Sí, existen algunos datos objetivos (solamente los objetivos) sobre los que podría opinar, pero creo que es irrelevante.

Eso sí, la propaganda que hay que soportar es tremenda. Hasta niveles extremos, como habréis visto en los últimos comentarios, a raíz de una aportación de Marc Sanz (¡gracias!) sobre la que he investigado un poco y, como siempre (#comsempre), sale la basura acostumbrada, entre quienes no dudan en utilizar la muerte y el dolor para sus objetivos.

El tema se desarrolla así:

1. Luke Stobart publica en The Guardian un ¿artículo? de opinión con este llamativo titular: “Catalonia’s response to terror shows it is ready for independence“.

2. La caverna subvencionada celebra en masa la publicación del ¿artículo?

Así en Vilaweb destacan el ¿artículo? con este primer párrafo: “Com més va, més mitjans internacionals destaquen el lideratge de les institucions catalanes en la gestió i la investigació dels atemptats de Barcelona i Cambrils. Luke Stobart, en un article d’opinió al diari britànic The Guardian, s’afegeix a aquest punt de vista. Diu que la ‘dignitat’ que han demostrat els catalans enfront del terror dels atemptats, els acredita per a agafar les regnes del seu país.

Sigue leyendo Un ¿artículo? en The Guardian

Las miserias de la intelectualidad

Los terribles sucesos de esta semana empequeñecen en grado sumo muchas de las nimiedades a las que uno da importancia, como el ‘prusés™‘. Después de leer y escuchar tanta ponzoña como la que muchos llevan dentro, más vale volver al ‘prusés™‘, el separatismo y sus miserias.

Hace unos días comentábamos el asunto del informe encargado por el Ayuntamiento de Sabadell y el elemento angular sobre el que versó la polémica, centrada en Antonio Machado. Lo esencial ya se dijo: se trata de una tendencia del nacionalismo de carácter profundo y estructural. Todo aquello que no casa con su ideario debe ser rechazado y, si puede ser, eliminado. Un artículo muy acertado de Joan Coscubiela, con frases inapelables: “Aquesta polèmica no és més que expressió d’una tendència de fons, de naturalesa reaccionària, que fa temps s’està instal·lant en sectors de la societat catalana“.

Por otra parte, una vez más, se identifica la misma y repetida actuación del separatismo, que consiste en lo siguiente:

Sigue leyendo Las miserias de la intelectualidad

El debate secesionista de la ¿participación?

A la espera de ver si se tramita o no por los cauces normales la Ley del Referéndum secesionista, pocas cosas hay para comentar sobre el proceso separatista.

Entre lo poco que hay, sí que existe un goteo constante de artículos publicados en medios y canales secesionistas sobre los mínimos de participación supuestamente exigibles a su referéndum, que se solapa, también desde el secesionismo, con una paradójica promoción de la participación dirigida a los contrarios a su antidemocrático, inmaduro e ilegal proceso separatista, que no son necesariamente los mismos que los “contrarios a la secesión“.

El asunto carece de excesiva importancia, ya que se trata de crear un argumentario de autoayuda entre su público, puesto que es bien sabido y conocido que, de forma abrumadora, solo se sienten concernidos por el supuesto referéndum separatista los partidarios de la causa separatista. Este hecho, nada difícil de percibir, pretende ser revertido por el secesionismo con argumentos poco elaborados, del tipo “no hace falta establecer un mínimo de participación, con lo que si no vienes a votar, será tu problema” o “si los contrarios a la secesión sois más, lo tenéis muy sencillo: venid a votar y demostradlo”.

A partir de aquí, la proliferación de artículos, algunos más elaborados, otros menos, con los que se quiere inocular a los más entregados a la causa el argumentario de autojustificación: la participación no es elemento a tener en cuenta en un referéndum de secesión.

Empecemos por mi argumento principal: y a mí qué más me da si se fija o no un mínimo de participación en un referéndum ilegal y antidemocrático. Y también inmaduro, porque si, desde el mismo secesionismo, alguien se plantea todavía a estas horas la necesidad o no de fijar mínimos de participación significa que no han pensado suficiente sobre la cuestión. Que la tienen un poco verde. Porque si tú has pensado y debatido en profundidad, esto sería una cuestión resuelta que no pasaría de lo marginal. Se conoce, sin embargo, que no se ha pensado ni debatido. Ni mucho ni poco. Nada.

Sigue leyendo El debate secesionista de la ¿participación?

El “derecho de excepción”, según Josep Rull

Afirmar que el discurso secesionista está dominado por la demagogia y la ignorancia puede resultar molesto para algunos y muy cierto para otros.

Hace unos días, escuchaba una entrevista al Conseller Josep Rull, quien aludía, como base legitimadora de la Ley del supuesto referéndum, al derecho internacional. Citaba el principio democrático y un misterioso principio – derecho (no tengo claro si es un principio o un derecho, tras escuchar a Rull) denominado “derecho de excepción. Según Rull, tal derecho es invocable cuando, supuestamente, uno ha intentado de buena fe, de todas las maneras posibles, conforme al derecho interno [en este caso, español], “poner las urnas”. Si la respuesta, se entiende, ha sido negativa, entonces surge el supuesto habilitante para crear “una ley propia” que permita “poner esas urnas”.

Literalmente, esto es lo que dijo Rull en RAC1:

“(…) Haurà d’obeir a una llei, insisteixo, emanada d’un Parlament, que és un Parlament legítim, i un parlament democràtic, incorporant dos principis de dret internacional: el principi democràtic per una banda i el dret d’excepció. Quan tu has provat de bona fe, de totes les maneres possibles, d’acord amb el dret intern espanyol, de poder posar les urnes, aleshores tu estàs legitimat, per d’acord amb una llei pròpia, posar aquestes urnes”.

[“Tendrá que obedecer a una ley, insisto, emanada de un Parlamento, que es un Parlamento legítimo, y un Parlamento democrático, incorporando dos principios de derecho internacional: el principio democrático, por un lado, y el derecho de excepción. Cuando tú has intentado de buena fe, de todas las maneras posibles, de acuerdo con el derecho interno español, poder poner las urnas, entonces tú estás legitimado para de acuerdo con una ley propia, poner estas urnas”.]

Sigue leyendo El “derecho de excepción”, según Josep Rull